Crónicas de Viaje

La República de los Niños no es Disney, pero...

Ver perfil del usuario

por: asieselcalor

Subí tu crónica
(2) (0)

El camino más rapido para llegar a la República de los Niños desde Capital Federal es ir hasta La Plata por la autopista y luego tomar por Camino Belgrano. La entrada cuesta $15 + $10 de estacionamiento.

Debo admitir que, en líneas generales, superó mis expectativas. Sabía de las etapas de deterioro progresivo que fue atravesando el predio a lo largo de las décadas pero, a junio de 2013, parece estar en mejores condiciones.

Lo primero que uno encuentra es una mini ciudad de estilo centroeuropeo que recuerda a algún cuento de hadas o a Villa General Belgrano (Córdoba). El mito es que Walt Disney lo visitó allá por los años 50 y le sirvió de inspiración para luego crear Disneyworld. Es muy probable que así haya sido pero (lamentablemente para nuestro ego nacionalista) no hay forma de comprobarlo.

Inaugurado en 1951 por Perón y Evita, apunta a que los niños conozcan cómo funcionan las instituciones republicanas de una democracia. Una idea original para esa época.

Tiene edificios inspirados en el Palacio Ducal de Venecia, otros en el Parlamento Inglés y otros en el Taj Mahal de India.
La calle principal se llama María Elena Walsh y tiene parlantes donde suena su música permanentemente. Funciona un trencito de madera a gasoil que, por $7, lleva a recorrer el predio y se mete en túneles que divierten a los niños.

El lugar es grande y está bien pensado paisajísticamente. Julieta Venegas grabó ahí el vídeo de su tema "Eres para mí". Por los $15 que cobran, da la sensación de estar subsidiado por la Municipalidad de La Plata. Aún así, hay algunos detalles de descuido: en el Parlamento, las sillas necesitan reparación y/o reemplazo, por ejemplo. Pero son detalles. En general, todo está bastante limpio y el pasto está cortado en todo el predio, por lo que muchos vecinos lo utilizan para ir a tomar mate y pasar la tarde.

Servicios: hay baños, una confitería, un restaurante, un kiosko, una tienda de juguetes y hasta una capilla donde se hacen misas y se ofician bautismos. Desde 1968 Funciona el museo internacional del muñeco, con marionetas que muestran los trajes típicos de todos los países del mundo. A mí me pareció interesante y lúgubre, al mismo tiempo.

Acá está el link a la agenda de talleres y espectáculos artísticos para niños:  http://www.fundacionvalorar.org.ar/republica2008/Actividades.asp

18 de Junio, 2014