Clima » Esteros del Iberá

El clima en

Esteros del Iberá

Hoy
°C min
°C max

EL PRONÓSTICO EN OTROS DESTINOS

Pronóstico próximos días

     
    abrir / cerrar Debug
     
    <xml>
    <configuration>
    <skin>
    <iphone>0</iphone>
    <name>Basic skin</name>
    <version>1.0</version>
    <author>FrooIT.com</author>
    <website>Lugares de Viaje</website>
    <domain>http://www.lugaresdeviaje.com</domain>
    <header>
    <title>Lugares de Viaje</title>
    <keywords>Lugares de Viaje, viajes, destinos, hoteles, restaurantes, mapas, cómo viajar, paseos y excursiones, datos útiles, Argentina, destinos internacionales, viajar con chicos, alojamiento, escapadas, turismo rural, tango, shopping, deportes, turismo aventura</keywords>
    <description>Guía de viajes online con la recomendación de la revista LUGARES y la valoración y la experiencia de los usuarios. Todo lo que necesitás para armar tu próximo viaje</description>
    <favicon>
    <skinpath/>
    /default/static/images/icons/favicon.ico
    </favicon>
    <css>
    <skinpath/>
    /default/static/css/main_v10.css
    </css>
    <jquery/>
    <rss name="Lugares" active="1"/>
    </header>
    </skin>
    <regiones_locations>
    <location id="2" name="Buenos Aires" url="buenos-aires" order="2" parent="1"/>
    <location id="3" name="Patagonia" url="patagonia" order="2" parent="1"/>
    <location id="4" name="Norte" url="norte" order="2" parent="1"/>
    <location id="5" name="Cuyo" url="cuyo" order="2" parent="1"/>
    <location id="6" name="Centro" url="centro" order="2" parent="1"/>
    <location id="7" name="Litoral" url="litoral" order="2" parent="1"/>
    <location id="8" name="Internacional" url="internacional" order="2" parent="1"/>
    </regiones_locations>
    <destinos_locations>
    <location id="63" name="Colón" url="colon" order="3" parent="7"/>
    <location id="73" name="Corrientes" url="corrientes" order="3" parent="7"/>
    <location id="762" name="Esquina" url="esquina" order="3" parent="7"/>
    <location id="60" name="Esteros del Iberá" url="esteros-del-ibera" order="3" parent="7"/>
    <location id="143" name="Formosa" url="formosa" order="3" parent="7"/>
    <location id="47" name="Gualeguaychú" url="gualeguaychu" order="3" parent="7"/>
    <location id="53" name="Iguazú" url="iguazu" order="3" parent="7"/>
    <location id="61" name="Paraná" url="parana" order="3" parent="7"/>
    <location id="59" name="Posadas" url="posadas" order="3" parent="7"/>
    <location id="742" name="Resistencia" url="resistencia" order="3" parent="7"/>
    <location id="64" name="Rosario" url="rosario" order="3" parent="7"/>
    <location id="62" name="Victoria" url="victoria" order="3" parent="7"/>
    </destinos_locations>
    <navigation>
    <item display="Cronicas" name="cronicas">
    <subitem name="Listar" url="action=list"/>
    <subitem name="Crear" url="action=add"/>
    </item>
    <item display="Home" name="home">
    <subitem name="Listar" url=""/>
    </item>
    <item display="Destinos" name="destinos">
    <subitem name="Listar Destinos" url=""/>
    <subitem name="Crear Destinos" url="action=add"/>
    <subitem name="Listar Locations" url="action=list_locations"/>
    <subitem name="Crear Locacion" url="action=add_location"/>
    <subitem name="Listar Transportes" url="action=list_transportes"/>
    <subitem name="Crear Transporte" url="action=add_transporte"/>
    </item>
    <item display="Paginas" name="pages">
    <subitem name="Listar" url=""/>
    <subitem name="Crear" url="action=add"/>
    </item>
    <item display="Comentarios" name="comentarios">
    <subitem name="Esperando moderacion" url="action=list"/>
    <subitem name="Moderados" url="action=list|filter=moderados"/>
    <subitem name="Rechazados" url="action=list|filter=rechazados"/>
    <subitem name="Todos" url="action=list|filter=todos"/>
    </item>
    <item display="Hoteles" name="hoteles">
    <subitem name="Listar" url=""/>
    <subitem name="Crear" url="action=add"/>
    </item>
    <item display="Notas" name="notas">
    <subitem name="Listar Notas" url=""/>
    <subitem name="Crear Nota" url="action=add"/>
    </item>
    <item display="Albums" name="fotos">
    <subitem name="Albums" url="action="/>
    <subitem name="Todas las fotos" url="action=listFotos"/>
    <subitem name="Crear Album" url="action=albumadd"/>
    </item>
    <item display="Restaurants" name="restaurants">
    <subitem name="Listar" url=""/>
    <subitem name="Crear" url="action=add"/>
    </item>
    <item display="Usuarios" name="users">
    <subitem name="Listar" url=""/>
    </item>
    <item display="Categorias" name="categorias">
    <subitem name="Listar" url="action=list"/>
    <subitem name="Crear" url="action=add"/>
    </item>
    <item display="Revista" name="revista">
    <subitem name="Listar" url="action=list"/>
    <subitem name="Crear" url="action=add"/>
    </item>
    </navigation>
    </configuration>
    <content>
    <clima/>
    <destinos_clima>
    <destino id="69" url="el-calafate">
    <nombre>El Calafate</nombre>
    </destino>
    <destino id="71" url="ushuaia">
    <nombre>Ushuaia</nombre>
    </destino>
    <destino id="72" url="esquel">
    <nombre>Esquel</nombre>
    </destino>
    <destino id="44" url="humahuaca">
    <nombre>Humahuaca</nombre>
    </destino>
    <destino id="49" url="tandil">
    <nombre>Tandil</nombre>
    </destino>
    <destino id="50" url="mar-del-plata">
    <nombre>Mar del Plata</nombre>
    </destino>
    <destino id="51" url="pinamar">
    <nombre>Pinamar</nombre>
    </destino>
    <destino id="128" url="bariloche">
    <nombre>Bariloche</nombre>
    </destino>
    <destino id="129" url="mar-de-las-pampas">
    <nombre>Mar de las Pampas</nombre>
    </destino>
    <destino id="14" url="salta">
    <nombre>Salta</nombre>
    </destino>
    <destino id="45" url="malargue">
    <nombre>Malargüe</nombre>
    </destino>
    <destino id="10" url="san-martin-de-los-andes">
    <nombre>San Martín de los Andes</nombre>
    </destino>
    <destino id="52" url="villa-gesell">
    <nombre>Villa Gesell</nombre>
    </destino>
    <destino id="53" url="san-antonio-de-areco">
    <nombre>San Antonio de Areco</nombre>
    </destino>
    <destino id="54" url="cordoba">
    <nombre>Córdoba</nombre>
    </destino>
    <destino id="57" url="mina-clavero">
    <nombre>Mina Clavero</nombre>
    </destino>
    <destino id="60" url="merlo">
    <nombre>Merlo</nombre>
    </destino>
    <destino id="61" url="villa-la-angostura">
    <nombre>Villa La Angostura</nombre>
    </destino>
    <destino id="66" url="el-bolson-y-comarca-andina">
    <nombre>El Bolsón y Comarca Andina</nombre>
    </destino>
    <destino id="24" url="tafi-del-valle">
    <nombre>Tafí del Valle</nombre>
    </destino>
    <destino id="47" url="gualeguaychu">
    <nombre>Gualeguaychú</nombre>
    </destino>
    <destino id="77" url="catamarca">
    <nombre>Catamarca</nombre>
    </destino>
    <destino id="78" url="corrientes">
    <nombre>Corrientes</nombre>
    </destino>
    <destino id="80" url="puerto-deseado">
    <nombre>Puerto Deseado</nombre>
    </destino>
    <destino id="83" url="rio-gallegos">
    <nombre>Río Gallegos</nombre>
    </destino>
    <destino id="30" url="tilcara">
    <nombre>Tilcara</nombre>
    </destino>
    <destino id="46" url="iguazu">
    <nombre>Iguazú</nombre>
    </destino>
    <destino id="33" url="san-rafael">
    <nombre>San Rafael</nombre>
    </destino>
    <destino id="140" url="rio-hondo">
    <nombre>Río Hondo</nombre>
    </destino>
    <destino id="36" url="barreal">
    <nombre>Barreal</nombre>
    </destino>
    <destino id="37" url="posadas">
    <nombre>Posadas</nombre>
    </destino>
    <destino id="39" url="parana">
    <nombre>Paraná</nombre>
    </destino>
    <destino id="42" url="rosario">
    <nombre>Rosario</nombre>
    </destino>
    <destino id="43" url="ciudad-de-buenos-aires">
    <nombre>Ciudad de Buenos Aires</nombre>
    </destino>
    <destino id="92" url="chascomus">
    <nombre>Chascomús</nombre>
    </destino>
    <destino id="102" url="resistencia">
    <nombre>Resistencia</nombre>
    </destino>
    <destino id="23" url="tucuman">
    <nombre>Tucumán</nombre>
    </destino>
    <destino id="125" url="santa-rosa">
    <nombre>Santa Rosa</nombre>
    </destino>
    <destino id="126" url="neuquen">
    <nombre>Neuquén</nombre>
    </destino>
    <destino id="130" url="carilo">
    <nombre>Cariló </nombre>
    </destino>
    <destino id="131" url="capilla-del-monte">
    <nombre>Capilla del Monte</nombre>
    </destino>
    <destino id="132" url="san-marcos-sierras">
    <nombre>San Marcos Sierras</nombre>
    </destino>
    <destino id="133" url="san-luis">
    <nombre>San Luis</nombre>
    </destino>
    <destino id="134" url="formosa">
    <nombre>Formosa</nombre>
    </destino>
    <destino id="136" url="san-clemente-del-tuyu">
    <nombre>San Clemente del Tuyú</nombre>
    </destino>
    <destino id="137" url="la-plata">
    <nombre>La Plata</nombre>
    </destino>
    </destinos_clima>
    <destino id="38" keywords="Esteros del Iberá, corrientes, hoteles, guía, alojamiento, restaurantes, datos útiles, recomendados, más buscados, ofertas, más baratos, turismo, vacaciones, viaje, viaje en auto, escapadas" url="esteros-del-ibera" clima="" google="Esteros del Iberá, Corrientes, Argentina" destacado="0" location_id="60" map_x="144" map_y="122" votos_positivos="35" votos_negativos="15" estado_id="1">
    <nombre>Esteros del Iberá</nombre>
    <descripcion>Esteros del Iberá: guía de hoteles, restaurantes, paseos, rutas, tips de viaje, fotos, datos útiles, clima, los imperdibles, crónicas y fotos de los usuarios y toda la información necesaria para planificar tu viaje</descripcion>
    <porqueir><p>Porque el impresionante humedal conserva un ecosistema único, con esteros, lagunas, embalsados y una fascinante diversidad de aves, animales y flores. <br /><br />Por sus atardeceres calmos de aguas rojas, sin duda entre los mejores del país.</p></porqueir>
    <imperdibles><ul> <li><a title="Esteros" href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/esteros">Avistaje de fauna en la Reserva Natural del Iberá </a></li> <li>Paseo nocturno por la laguna </li> <li>Cabalgata por los palmares </li> </ul></imperdibles>
    <datosutiles><p><strong>Código Postal</strong><br />3470<br /><br /><strong>Discado Directo Nacional</strong><br />03773<br /><br /><strong>Discado Directo Internacional</strong><br />0054 3773 <br /> <br /><strong>Remises y transfers</strong><br /> <br />Alberto Ortiz<br />T: (03773) 15 46-7644 <br /><a title="Alberto Ortiz" href="mailto:lino.a.o@hotmal.com" target="_blank">lino.a.o@hotmal.com</a><br /><br />Hugo Boccalandro<br />T: (03773) 15-62-8823 <br /><br />Trans Beto   <br />T: (03773) 15 51-5862  <br /><a title="Trans Beto" href="beto.ebartz@hotmail.com " target="_blank">beto.ebartz@hotmail.com </a><br /><br />Ricardo Acuña<br />T: (03773) 15 51-1527<br /><a title="Ricardo Acuña" href="mailto:transfer_ricardo@hotmail.com" target="_blank">transfer_ricardo@hotmail.com</a> <br /><br />Itá Pucú <br />Belgrano 473.  <br />T: (03773) 42-2222 <br /> <br />El Gaucho <br />Alvear 680. <br />T: (03773) 42-0003 <br /> <br /><strong>Cajeros automáticos </strong><br /><br />No hay en Colonia Carlos Pellegrini. Lo más cercano es Mercedes.<br /><br /> <br /><strong>Bancos </strong><br /><br />No hay en Carlos Pellegrini.<br /><br />En Mercedes <br /><br />Banco de la Nación Argentina<br />Rivadavia esq San Martín.<br />T: (03773) 42-0063  <br /><br />Banco de Corrientes <br />Pedro Ferré 603<br />T: (03773) 42-0354 <br /><br />Nuevo Banco de Entre Ríos <br />Sarmiento 575.<br />T: (03773) 42-0094 <br /><strong><br />Hospitales </strong><br /><br />En Carlos Pellegrini<br /> Hospital de Carlos Pellegrini<br />Aguará y Timbó. <br />T: (03773)-15-43-8851 <br /><br />En Mercedes<br /> <br />Hospital Las Mercedes <br />Av. Valentín Virasoro s/n. <br />T: (03773) 42-0031<br /> <br />Sanatorio y Maternidad Mercedes <br />Alvear 600. <br />T: (03773) 42-0983 / 42-0004 <br /><br /><strong>Información Turística </strong><br /><br />Dirección de Turismo de Carlos Pellegrini <br />Mbiguá y RP 40. <br />T: (03773) 15-62-9656 (Municipalidad) <br /><a title="Dirección de Turismo de Carlos Pellegrini" href="municipalidad.pellegrini@gmail.com " target="_blank">municipalidad.pellegrini@gmail.com </a><br /><a title="Dirección de Turismo de Carlos Pellegrini" href="http://www.coloniapellegrini.gov.ar " target="_blank">www.coloniapellegrini.gov.ar </a><br /> <br />Dirección Municipal de Turismo Mercedes <br />José María Gómez y Caa Guazú. <br />T: (03773) 420-0200 <br /> <br /><strong>Seguridad </strong><br /> <br />En Carlos Pellegrini<br /><br />Policía <br />Aguará y Timbó <br /> <br />En Mercedes<br />Policía<br />San Martín 768<br />T: (03773) 42-0051</p></datosutiles>
    <fotos>
    <foto foto_id="2733" privacy="0" views="59" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Esteros del Iberá</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros del Iberá</tags>
    <file>/content/cache/1/2733</file>
    <date>2010-01-11 19:04:42</date>
    </foto>
    </fotos>
    <categorias>
    <categoria id="69" url="en-familia" parent="65">
    <nombre>En familia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="68" url="con-amigos" parent="65">
    <nombre>Con amigos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="66" url="en-pareja" parent="65">
    <nombre>En pareja</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="65" url="para-ir" parent="2">
    <nombre>Para ir</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="62" url="2-dias" parent="5">
    <nombre>2 días</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="16" url="relax" parent="10">
    <nombre>Relax</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="13" url="romantico" parent="10">
    <nombre>Romántico</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="10" url="plan" parent="2">
    <nombre>Plan</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="8" url="primavera" parent="4">
    <nombre>Primavera</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="7" url="invierno" parent="4">
    <nombre>Invierno</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="6" url="otono" parent="4">
    <nombre>Otoño</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="5" url="dias-sugeridos" parent="2">
    <nombre>días sugeridos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="4" url="mejor-epoca" parent="2">
    <nombre>Mejor época</nombre>
    </categoria>
    </categorias>
    <hoteles>
    <hotel id="570" cant_habitaciones="6" cant_cabanas="0" precio="4" destacado="0" premio="0" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <nombre>Hostería Rincón del Socorro</nombre>
    <descripcion><p>Propiedad de los conservacionistas estadounidenses Douglas y Kris Tompkins, la estancia se extiende por unas 12 mil hectáreas de campo. El casco, de estilo típicamente correntino, fue construido en 1896 y remodelado con discreta elegancia. Además de las 6 habitaciones de la casa principal, hay tres cabañas independientes. El restaurante ofrece alta cocina orgánica, con verduras de la propia huerta.</p></descripcion>
    <direccion>RP 40, km 85</direccion>
    <datos/>
    <email>ibera@delsocorro.com</email>
    <website>www.rincondelsocorro.com</website>
    <telefono>(03782) 49-7172</telefono>
    <categorias>
    <categoria id="19" url="" parent="3">
    <nombre>categorías de hoteles</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="24" url="" parent="3">
    <nombre>permiten</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="25" url="ninos" parent="24">
    <nombre>Niños</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="26" url="" parent="3">
    <nombre>recomendado para</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="27" url="" parent="26">
    <nombre>Parejas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="29" url="servicios" parent="3">
    <nombre>Servicios</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="31" url="" parent="29">
    <nombre>Restaurante</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="32" url="" parent="29">
    <nombre>Estacionamiento</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="33" url="" parent="29">
    <nombre>Piscina</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="43" url="" parent="19">
    <nombre>Estancia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="56" url="" parent="26">
    <nombre>En familia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="74" url="room-service" parent="29">
    <nombre>Room service</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="76" url="pension-completa" parent="29">
    <nombre>Pensión completa</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="78" url="calefaccion" parent="29">
    <nombre>Calefacción</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="79" url="transfers" parent="29">
    <nombre>Transfers</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="82" url="muelle-propio" parent="29">
    <nombre>Muelle propio</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="83" url="cabalgatas" parent="29">
    <nombre>Cabalgatas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="89" url="parque" parent="29">
    <nombre>Parque</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="98" url="quincho" parent="29">
    <nombre>Quincho</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="101" url="servicios-turisticos" parent="29">
    <nombre>Servicios turísticos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="102" url="juegos-infantiles" parent="29">
    <nombre>Juegos infantiles</nombre>
    </categoria>
    </categorias>
    <fotos>
    <foto foto_id="2766" privacy="0" views="3" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="0">
    <titulo>Rincón del Socorro</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Rincón del Socorro</tags>
    <file>/content/cache/1/2766</file>
    <date>2010-01-12 11:30:38</date>
    </foto>
    </fotos>
    </hotel>
    <hotel id="571" cant_habitaciones="5" cant_cabanas="0" precio="4" destacado="0" premio="0" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <nombre>Estancia San Alonso </nombre>
    <descripcion><p>De los mismos dueños de la hostería Rincón del Socorro,  la estancia comprende 56 mil hectáreas a orillas de la laguna Paraná, y sólo es accesible en 4x4 o avioneta. En 1996 fue comprada por el conservacionista estadounidense Douglas Tompkins para proteger su medio ambiente. Es el mejor lugar para conocer a fondo la naturaleza virgen de los esteros; desde allí se puede llegar en bote al famoso río Carambola. La cocina es tan cuidada como en la otra estancia de Tompkins.</p></descripcion>
    <direccion>Laguna Paraná</direccion>
    <datos/>
    <email>info@delsocorro.com</email>
    <website>www.rincondelsocorro.com </website>
    <telefono>(03782) 49-7172 / (03782) 49-7073</telefono>
    <categorias>
    <categoria id="19" url="" parent="3">
    <nombre>categorías de hoteles</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="24" url="" parent="3">
    <nombre>permiten</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="25" url="ninos" parent="24">
    <nombre>Niños</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="26" url="" parent="3">
    <nombre>recomendado para</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="27" url="" parent="26">
    <nombre>Parejas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="29" url="servicios" parent="3">
    <nombre>Servicios</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="31" url="" parent="29">
    <nombre>Restaurante</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="33" url="" parent="29">
    <nombre>Piscina</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="43" url="" parent="19">
    <nombre>Estancia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="56" url="" parent="26">
    <nombre>En familia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="74" url="room-service" parent="29">
    <nombre>Room service</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="76" url="pension-completa" parent="29">
    <nombre>Pensión completa</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="78" url="calefaccion" parent="29">
    <nombre>Calefacción</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="79" url="transfers" parent="29">
    <nombre>Transfers</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="82" url="muelle-propio" parent="29">
    <nombre>Muelle propio</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="89" url="parque" parent="29">
    <nombre>Parque</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="101" url="servicios-turisticos" parent="29">
    <nombre>Servicios turísticos</nombre>
    </categoria>
    </categorias>
    <fotos/>
    </hotel>
    <hotel id="572" cant_habitaciones="8" cant_cabanas="0" precio="3" destacado="0" premio="0" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <nombre>Posada de la Laguna </nombre>
    <descripcion><p>El emprendimiento fue pionero en la zona. Elsa Güiraldes, dueña y anfitriona, recibe y organiza con dedicación los paseos en lancha, las cabalgatas y caminatas. Desde la fresca galería se ve el muelle rodeado de palmeras caranday que termina en la laguna Iberá. En invierno, el mejor lugar es el living con hogar a leña. Buena cocina casera.</p></descripcion>
    <direccion>Guasuvirá s/n</direccion>
    <datos/>
    <email>reservas@posadadelalaguna.com</email>
    <website>www.posadadelalaguna.com</website>
    <telefono>(0373) 49-9413 // (011) 4797-7449 </telefono>
    <categorias>
    <categoria id="19" url="" parent="3">
    <nombre>categorías de hoteles</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="24" url="" parent="3">
    <nombre>permiten</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="25" url="ninos" parent="24">
    <nombre>Niños</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="26" url="" parent="3">
    <nombre>recomendado para</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="27" url="" parent="26">
    <nombre>Parejas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="28" url="" parent="26">
    <nombre>Solos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="29" url="servicios" parent="3">
    <nombre>Servicios</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="30" url="" parent="29">
    <nombre>Wifi</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="31" url="" parent="29">
    <nombre>Restaurante</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="32" url="" parent="29">
    <nombre>Estacionamiento</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="33" url="" parent="29">
    <nombre>Piscina</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="42" url="" parent="19">
    <nombre>Hostería</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="56" url="" parent="26">
    <nombre>En familia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="60" url="" parent="26">
    <nombre>Amigos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="74" url="room-service" parent="29">
    <nombre>Room service</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="76" url="pension-completa" parent="29">
    <nombre>Pensión completa</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="79" url="transfers" parent="29">
    <nombre>Transfers</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="82" url="muelle-propio" parent="29">
    <nombre>Muelle propio</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="83" url="cabalgatas" parent="29">
    <nombre>Cabalgatas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="89" url="parque" parent="29">
    <nombre>Parque</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="101" url="servicios-turisticos" parent="29">
    <nombre>Servicios turísticos</nombre>
    </categoria>
    </categorias>
    <fotos>
    <foto foto_id="2767" privacy="0" views="4" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="0">
    <titulo>Posada de la Laguna</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Posada de la Laguna</tags>
    <file>/content/cache/1/2767</file>
    <date>2010-01-12 11:35:28</date>
    </foto>
    </fotos>
    </hotel>
    <hotel id="573" cant_habitaciones="12" cant_cabanas="0" precio="3" destacado="0" premio="0" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <nombre>Posada Aguapé </nombre>
    <descripcion><p>Es la primera posada de los esteros: abrió en 1997. Los doce cuartos en suite dan a un parque muy verde que se extiende hasta la costa de la laguna Iberá. El gran living oficia de playroom para los que llegan con niños. Hay canoas, kayacs y bicis a disposición, y hamacas paraguayas para hacer fiaca. La cocina es casera, dedicada y con toques de autor, a medida de los huéspedes.</p></descripcion>
    <direccion/>
    <datos/>
    <email>aguape@iberaesteros.com.ar</email>
    <website>www.iberaesteros.com.ar</website>
    <telefono>(03773) 49-9412 // (011) 4742-3015 </telefono>
    <categorias>
    <categoria id="19" url="" parent="3">
    <nombre>categorías de hoteles</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="24" url="" parent="3">
    <nombre>permiten</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="25" url="ninos" parent="24">
    <nombre>Niños</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="26" url="" parent="3">
    <nombre>recomendado para</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="27" url="" parent="26">
    <nombre>Parejas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="28" url="" parent="26">
    <nombre>Solos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="29" url="servicios" parent="3">
    <nombre>Servicios</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="30" url="" parent="29">
    <nombre>Wifi</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="31" url="" parent="29">
    <nombre>Restaurante</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="32" url="" parent="29">
    <nombre>Estacionamiento</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="33" url="" parent="29">
    <nombre>Piscina</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="42" url="" parent="19">
    <nombre>Hostería</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="56" url="" parent="26">
    <nombre>En familia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="60" url="" parent="26">
    <nombre>Amigos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="76" url="pension-completa" parent="29">
    <nombre>Pensión completa</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="79" url="transfers" parent="29">
    <nombre>Transfers</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="82" url="muelle-propio" parent="29">
    <nombre>Muelle propio</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="83" url="cabalgatas" parent="29">
    <nombre>Cabalgatas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="85" url="tv" parent="29">
    <nombre>TV</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="87" url="dvd" parent="29">
    <nombre>DVD</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="89" url="parque" parent="29">
    <nombre>Parque</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="101" url="servicios-turisticos" parent="29">
    <nombre>Servicios turísticos</nombre>
    </categoria>
    </categorias>
    <fotos>
    <foto foto_id="2768" privacy="0" views="3" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="0">
    <titulo>Aguapé</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Aguapé</tags>
    <file>/content/cache/1/2768</file>
    <date>2010-01-12 11:38:06</date>
    </foto>
    </fotos>
    </hotel>
    <hotel id="574" cant_habitaciones="4" cant_cabanas="0" precio="3" destacado="0" premio="0" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <nombre>Rancho de los Esteros</nombre>
    <descripcion><p>Maita y Julio Dreher reciben en su rancho, construido en barro, en un estilo rústico pero con confort y detalles de buen gusto. Maita se ocupa de la cocina, elaborada con hierbas y verduras de la propia huerta, y Julio de los asados, los buenos tragos y las anécdotas. Hay lanchas y canoas a disposición.</p></descripcion>
    <direccion>Ñangapirí y Yacaré s/n</direccion>
    <datos/>
    <email>ranchodelosesteros@gmail.com</email>
    <website>www.ranchodelosesteros.com.ar</website>
    <telefono>(03773) 15 49 3041</telefono>
    <categorias>
    <categoria id="19" url="" parent="3">
    <nombre>categorías de hoteles</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="24" url="" parent="3">
    <nombre>permiten</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="25" url="ninos" parent="24">
    <nombre>Niños</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="26" url="" parent="3">
    <nombre>recomendado para</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="27" url="" parent="26">
    <nombre>Parejas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="28" url="" parent="26">
    <nombre>Solos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="29" url="servicios" parent="3">
    <nombre>Servicios</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="30" url="" parent="29">
    <nombre>Wifi</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="31" url="" parent="29">
    <nombre>Restaurante</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="32" url="" parent="29">
    <nombre>Estacionamiento</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="33" url="" parent="29">
    <nombre>Piscina</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="42" url="" parent="19">
    <nombre>Hostería</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="56" url="" parent="26">
    <nombre>En familia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="60" url="" parent="26">
    <nombre>Amigos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="76" url="pension-completa" parent="29">
    <nombre>Pensión completa</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="78" url="calefaccion" parent="29">
    <nombre>Calefacción</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="82" url="muelle-propio" parent="29">
    <nombre>Muelle propio</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="83" url="cabalgatas" parent="29">
    <nombre>Cabalgatas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="89" url="parque" parent="29">
    <nombre>Parque</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="101" url="servicios-turisticos" parent="29">
    <nombre>Servicios turísticos</nombre>
    </categoria>
    </categorias>
    <fotos>
    <foto foto_id="2769" privacy="0" views="4" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="0">
    <titulo>Rancho de los Esteros</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Rancho de los Esteros</tags>
    <file>/content/cache/1/2769</file>
    <date>2010-01-12 11:41:28</date>
    </foto>
    </fotos>
    </hotel>
    <hotel id="576" cant_habitaciones="4" cant_cabanas="0" precio="3" destacado="0" premio="0" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <nombre>Estancia San Lorenzo</nombre>
    <descripcion><p>Ubicada en sobre la laguna Galarza, es una típica casa correntina, atendida por la familia Vizcaychipi. Su particular ubicación permite visitas únicas a las lagunas Galarza y De Luna, y particular intimidad con la fauna. Tiene todo el confort que un lugar tan aislado puede dar, con luz eléctrica por generador y agua caliente.</p></descripcion>
    <direccion>RP 41 s/n, a 80 km de Gobernador Virasoro</direccion>
    <datos/>
    <email>info@estanciasanlorenzo.com </email>
    <website>www.estanciasanlorenzo.com</website>
    <telefono>(03756) 48-1292 / (03756) 15-44-7049</telefono>
    <categorias>
    <categoria id="19" url="" parent="3">
    <nombre>categorías de hoteles</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="24" url="" parent="3">
    <nombre>permiten</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="25" url="ninos" parent="24">
    <nombre>Niños</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="26" url="" parent="3">
    <nombre>recomendado para</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="27" url="" parent="26">
    <nombre>Parejas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="29" url="servicios" parent="3">
    <nombre>Servicios</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="32" url="" parent="29">
    <nombre>Estacionamiento</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="43" url="" parent="19">
    <nombre>Estancia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="56" url="" parent="26">
    <nombre>En familia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="76" url="pension-completa" parent="29">
    <nombre>Pensión completa</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="82" url="muelle-propio" parent="29">
    <nombre>Muelle propio</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="83" url="cabalgatas" parent="29">
    <nombre>Cabalgatas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="89" url="parque" parent="29">
    <nombre>Parque</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="101" url="servicios-turisticos" parent="29">
    <nombre>Servicios turísticos</nombre>
    </categoria>
    </categorias>
    <fotos/>
    </hotel>
    <hotel id="575" cant_habitaciones="5" cant_cabanas="0" precio="2" destacado="0" premio="0" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <nombre>Posada Ypa Sapukai</nombre>
    <descripcion><p>Atendida por sus  dueños, Claudia y Pedro Noailles, cuenta con habitaciones amplias, media hectárea de parque sobre la laguna, un embarcadero y un establecimiento rural, llamado La Esperanza, para pasar un día de campo o andar a caballo.</p></descripcion>
    <direccion>Yacaré y Mburucuyá</direccion>
    <datos/>
    <email>info@ypasapukai.com.ar</email>
    <website>www.ypasapukai.com.ar</website>
    <telefono>(03773) 42-0155 / (03773) 15-62-9536 </telefono>
    <categorias>
    <categoria id="19" url="" parent="3">
    <nombre>categorías de hoteles</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="24" url="" parent="3">
    <nombre>permiten</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="25" url="ninos" parent="24">
    <nombre>Niños</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="26" url="" parent="3">
    <nombre>recomendado para</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="27" url="" parent="26">
    <nombre>Parejas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="28" url="" parent="26">
    <nombre>Solos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="29" url="servicios" parent="3">
    <nombre>Servicios</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="30" url="" parent="29">
    <nombre>Wifi</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="31" url="" parent="29">
    <nombre>Restaurante</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="32" url="" parent="29">
    <nombre>Estacionamiento</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="33" url="" parent="29">
    <nombre>Piscina</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="42" url="" parent="19">
    <nombre>Hostería</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="56" url="" parent="26">
    <nombre>En familia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="60" url="" parent="26">
    <nombre>Amigos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="76" url="pension-completa" parent="29">
    <nombre>Pensión completa</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="78" url="calefaccion" parent="29">
    <nombre>Calefacción</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="79" url="transfers" parent="29">
    <nombre>Transfers</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="82" url="muelle-propio" parent="29">
    <nombre>Muelle propio</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="89" url="parque" parent="29">
    <nombre>Parque</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="101" url="servicios-turisticos" parent="29">
    <nombre>Servicios turísticos</nombre>
    </categoria>
    </categorias>
    <fotos>
    <foto foto_id="2770" privacy="0" views="1" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="0">
    <titulo>Ypa Sapukai</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Ypa Sapukai</tags>
    <file>/content/cache/1/2770</file>
    <date>2010-01-12 11:43:44</date>
    </foto>
    </fotos>
    </hotel>
    <hotel id="577" cant_habitaciones="5" cant_cabanas="0" precio="2" destacado="0" premio="0" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <nombre>Rancho Iberá</nombre>
    <descripcion><p>La posada fue diseñada como una antigua casa de campo, donde se destaca su decoración sencilla y cálida. Cuenta con una amplia galería con vista al parque y una cómoda sala de estar; es posible alojarse allí o en una cabaña independiente.</p></descripcion>
    <direccion>Caraguatá y Aguará</direccion>
    <datos/>
    <email>ranchoibera@hotmail.com</email>
    <website> www.posadaranchoibera.com.ar</website>
    <telefono>(03773) 15-41-2040</telefono>
    <categorias>
    <categoria id="19" url="" parent="3">
    <nombre>categorías de hoteles</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="24" url="" parent="3">
    <nombre>permiten</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="25" url="ninos" parent="24">
    <nombre>Niños</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="26" url="" parent="3">
    <nombre>recomendado para</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="27" url="" parent="26">
    <nombre>Parejas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="29" url="servicios" parent="3">
    <nombre>Servicios</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="30" url="" parent="29">
    <nombre>Wifi</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="31" url="" parent="29">
    <nombre>Restaurante</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="32" url="" parent="29">
    <nombre>Estacionamiento</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="33" url="" parent="29">
    <nombre>Piscina</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="35" url="" parent="29">
    <nombre>Spa</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="42" url="" parent="19">
    <nombre>Hostería</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="56" url="" parent="26">
    <nombre>En familia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="59" url="mascotas" parent="24">
    <nombre>Mascotas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="60" url="" parent="26">
    <nombre>Amigos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="73" url="solarium" parent="29">
    <nombre>Solarium</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="76" url="pension-completa" parent="29">
    <nombre>Pensión completa</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="78" url="calefaccion" parent="29">
    <nombre>Calefacción</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="80" url="aire-acondicionado" parent="29">
    <nombre>Aire acondicionado</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="83" url="cabalgatas" parent="29">
    <nombre>Cabalgatas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="85" url="tv" parent="29">
    <nombre>TV</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="89" url="parque" parent="29">
    <nombre>Parque</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="101" url="servicios-turisticos" parent="29">
    <nombre>Servicios turísticos</nombre>
    </categoria>
    </categorias>
    <fotos/>
    </hotel>
    <hotel id="578" cant_habitaciones="8" cant_cabanas="0" precio="2" destacado="0" premio="0" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <nombre>Posada Tupasy</nombre>
    <descripcion><p>Atención familiar, naturaleza y confort en esta agradable posada, ideal para los que quieran conocer la magia del Iberá con un presupuesto moderado.</p></descripcion>
    <direccion>Yaguareté e Ysipo s/n</direccion>
    <datos/>
    <email>posadatupasy@yahoo.com</email>
    <website> www.posadatupasy.com.ar</website>
    <telefono>(03773) 42-1965</telefono>
    <categorias>
    <categoria id="19" url="" parent="3">
    <nombre>categorías de hoteles</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="24" url="" parent="3">
    <nombre>permiten</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="25" url="ninos" parent="24">
    <nombre>Niños</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="26" url="" parent="3">
    <nombre>recomendado para</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="27" url="" parent="26">
    <nombre>Parejas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="28" url="" parent="26">
    <nombre>Solos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="29" url="servicios" parent="3">
    <nombre>Servicios</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="31" url="" parent="29">
    <nombre>Restaurante</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="32" url="" parent="29">
    <nombre>Estacionamiento</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="42" url="" parent="19">
    <nombre>Hostería</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="56" url="" parent="26">
    <nombre>En familia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="60" url="" parent="26">
    <nombre>Amigos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="76" url="pension-completa" parent="29">
    <nombre>Pensión completa</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="83" url="cabalgatas" parent="29">
    <nombre>Cabalgatas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="89" url="parque" parent="29">
    <nombre>Parque</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="101" url="servicios-turisticos" parent="29">
    <nombre>Servicios turísticos</nombre>
    </categoria>
    </categorias>
    <fotos/>
    </hotel>
    <hotel id="579" cant_habitaciones="0" cant_cabanas="0" precio="1" destacado="0" premio="0" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <nombre>Camping Municipal de Colonia Carlos Pellegrini</nombre>
    <descripcion><p>Ubicado a orillas de la laguna Iberá y bellamente forestado, el camping es la mejor opción para aquellos que quieran vivir la aventura del Iberá con bajo presupuesto. Fue recientemente reacondicionado con mesas, quinchos, parrillas y 16 baños con agua caliente. Queda en el borde del pueblo, de modo que es posible ir caminando a todas partes. <br /></p></descripcion>
    <direccion>Mbiguá y RP 40</direccion>
    <datos/>
    <email>municipalidad.pellegrini@gmail.com</email>
    <website>www.coloniapellegrini.gov.ar</website>
    <telefono>(03773) 15-62-9656/ 15-40-8474</telefono>
    <categorias>
    <categoria id="19" url="" parent="3">
    <nombre>categorías de hoteles</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="24" url="" parent="3">
    <nombre>permiten</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="25" url="ninos" parent="24">
    <nombre>Niños</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="26" url="" parent="3">
    <nombre>recomendado para</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="27" url="" parent="26">
    <nombre>Parejas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="29" url="servicios" parent="3">
    <nombre>Servicios</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="46" url="" parent="19">
    <nombre>Camping</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="56" url="" parent="26">
    <nombre>En familia</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="60" url="" parent="26">
    <nombre>Amigos</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="82" url="muelle-propio" parent="29">
    <nombre>Muelle propio</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="83" url="cabalgatas" parent="29">
    <nombre>Cabalgatas</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="91" url="parrilla" parent="29">
    <nombre>Parrilla</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="96" url="proveeduria" parent="29">
    <nombre>Proveeduría</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="97" url="sanitarios" parent="29">
    <nombre>Sanitarios</nombre>
    </categoria>
    <categoria id="98" url="quincho" parent="29">
    <nombre>Quincho</nombre>
    </categoria>
    </categorias>
    <fotos/>
    </hotel>
    </hoteles>
    <restaurants>
    <restaurant id="500">
    <nombre>Yacarú Porá</nombre>
    <descripcion><p>La única parrilla del pueblo, en un amplio local con techo de paja, brinda asado criollo y cordero, pero también canelones, tartas, milanesas, hamburguesas, pizzas y empanadas. Reciben Silvia Galmarello y Jorge Martín.</p></descripcion>
    <direccion>Yaguareté y Caraguatá, Colonia Pellegrini</direccion>
    <telefono>(03773) 15-412365</telefono>
    <email/>
    <website/>
    </restaurant>
    <restaurant id="501">
    <nombre>Don Marcos</nombre>
    <descripcion><p>Este pintoresco comedor funciona hace siete años en la entrada del pueblo. Tiene una bonita pérgola con una enredadera debajo de la cual ubican algunas mesas, y donde sirven una variedad de platos. La tortilla de papas y otras verduras (zanahorias, arvejas, cebolla de verdeo) es de las más demandadas. También hay fideos y ravioles caseros, churrasco, milanesas, y asado de vaca y cordero los domingos, este último a pedido. Los platos son de buen tamaño, por lo general vale compartir.</p></descripcion>
    <direccion>RP 40 y Guasuvirá, Colonia Pellegrini.</direccion>
    <telefono>(03773) 15-45-7697 </telefono>
    <email/>
    <website/>
    </restaurant>
    <restaurant id="">
    <nombre/>
    <descripcion/>
    <direccion/>
    <telefono/>
    <email/>
    <website/>
    </restaurant>
    <restaurant id="503">
    <nombre> Santa Rita</nombre>
    <descripcion><p>Vicenta Pera sirve en su patio tartas, milanesas, empanadas, pizza, pastelitos, café, té y postres caseros.</p></descripcion>
    <direccion>Curupí y Tuyuyú, Colonia Pellegrini. </direccion>
    <telefono>(03773) 15-41-1053</telefono>
    <email/>
    <website/>
    </restaurant>
    <restaurant id="1630">
    <nombre>El Esquinazo</nombre>
    <descripcion><p>Los locales recomiendan las pizzas de este lugar.</p></descripcion>
    <direccion>Calle Guazú Virá y Curupí.</direccion>
    <telefono>(03773)15-400223</telefono>
    <email/>
    <website/>
    </restaurant>
    </restaurants>
    <transportes>
    <transporte id="186" categoria_id="55">
    <nombre>Trenes del Litoral - Iberá</nombre>
    <datos><p>En <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/posadas">Posadas</a>, T: (03752) 43-6076 <br />En <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/ciudad-de-buenos-aires">Buenos Aires</a>, T: (011) 4554-8010 <br /><br />El semidirecto sale sólo los viernes a las 22. Tarda 20 horas hasta el paraje La Cruz, a 130 km de Colonia Pellegrini. Se puede arreglar con las hosterías o los transfers de Colonia Pellegrini para ser buscado allí.<br /></p></datos>
    <website>www.trenesdellitoral.com.ar</website>
    <email>info@trenesdellitoral.com.ar</email>
    <categoria>Tren</categoria>
    </transporte>
    <transporte id="554" categoria_id="290">
    <nombre>Trans Beto - Colonia Carlos Pellegrini</nombre>
    <datos><p>T: (03773) 15-51-5862  <br /></p></datos>
    <website/>
    <email>beto.ebartz@hotmail.com</email>
    <categoria>Transfers</categoria>
    </transporte>
    <transporte id="555" categoria_id="290">
    <nombre>Hugo Boccalandro - Colonia Carlos Pellegrini </nombre>
    <datos><p>T: (03773) 15-62-8823</p></datos>
    <website/>
    <email/>
    <categoria>Transfers</categoria>
    </transporte>
    <transporte id="556" categoria_id="53">
    <nombre>Terminal de Ómnibus de Mercedes</nombre>
    <datos><p>Juan Alfredo Ferreira 600 <br />T: (03773) 42-0165<br /><br /><strong>Desde Mercedes a Colonia Carlos Pellegrini:</strong><br />Se pueden contratar servicios de transfer privados (camionetas 4X4) para quienes arriben a la ciudad de Mercedes en transporte público.</p></datos>
    <website/>
    <email/>
    <categoria>Bus</categoria>
    </transporte>
    <transporte id="557" categoria_id="53">
    <nombre>Crucero del Norte - Iberá</nombre>
    <datos><p>En Mercedes, T: (03773) 42-3237 <br />En <a title="Iguazú" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/iguazu">Puerto Iguazú</a>, T: (03757) 42-1916   <br />En <a title="Ciudad de Buenos Aires" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/ciudad-de-buenos-aires">Buenos Aires</a>, T: (011) 5258-5000 <br />En <a title="Tucumán" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/tucuman">San Miguel de Tucumán</a>, T: (0381) 400-0884 <br /></p></datos>
    <website>www.crucerodelnorte.com.ar</website>
    <email>info@crucerodelnorte.com.ar</email>
    <categoria>Bus</categoria>
    </transporte>
    <transporte id="558" categoria_id="53">
    <nombre>Flecha Bus - Iberá</nombre>
    <datos><p>En Mercedes, T: (03773) 42-2209<br />En <a title="Córdoba" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/cordoba">Córdoba</a>, T: (0351) 423-6386 <br />En <a title="Ciudad de Buenos Aires" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/ciudad-de-buenos-aires">Buenos Aires</a>, T: (011) 4000-5200</p></datos>
    <website>www.flechabus.com.ar</website>
    <email/>
    <categoria>Bus</categoria>
    </transporte>
    <transporte id="559" categoria_id="53">
    <nombre>Rápido San José - Iberá</nombre>
    <datos><p>En Mercedes, T: (03773) 42-2415 <br />En <a title="Paraná" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/parana">Paraná</a>, T: (0343) 434-3404 <br />En <a title="Córdoba" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/cordoba">Córdoba</a>, T: (0351) 423-6386 <br />En <a title="Ciudad de Buenos Aires" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/ciudad-de-buenos-aires">Buenos Aires</a>, T: (011) 4313-0488</p></datos>
    <website>www.empresasanjose.com</website>
    <email/>
    <categoria>Bus</categoria>
    </transporte>
    <transporte id="560" categoria_id="53">
    <nombre>Águila Dorada Bis - Iberá</nombre>
    <datos><p>En Mercedes, T: (03773) 42-3220 <br />En <a title="Ciudad de Buenos Aires" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/ciudad-de-buenos-aires">Buenos Aires</a>, T: (011) 4311-3700/3080</p></datos>
    <website/>
    <email/>
    <categoria>Bus</categoria>
    </transporte>
    <transporte id="561" categoria_id="290">
    <nombre>Alberto Ortiz</nombre>
    <datos><p>T: (03773)15-46-7644</p> <p>Tiene también un colectivo que circula de lunes a domingo. Sale de Mercedes a las 15 hs y regresa a las 3 a.m</p></datos>
    <website/>
    <email>lino.a.o@hotmal.com</email>
    <categoria>Transfers</categoria>
    </transporte>
    <transporte id="562" categoria_id="290">
    <nombre>Transporte Iberá Bus</nombre>
    <datos><p>T: (03773) 15-46-2836<br /><br /> Salida de Mercedes, lunes a jueves 12 hs. regresando de C.C. Pellegrini a las 5 de la mañana. Viernes: de Pellegrini 17 hs. a Mercedes y el sábado a las 10 hs.</p></datos>
    <website/>
    <email/>
    <categoria>Transfers</categoria>
    </transporte>
    <transporte id="563" categoria_id="290">
    <nombre>Rayo Bus</nombre>
    <datos><p>T: (03773) 42-0184<br />Camioneta para cinco pasajeros de Manuco Monzón. Sale 11 hs. de Mercedes y regresa a las 14 hs. hacia Mercedes. De lunes a sábado.</p></datos>
    <website/>
    <email/>
    <categoria>Transfers</categoria>
    </transporte>
    <transporte id="564" categoria_id="54">
    <nombre>Aeropuerto de Posadas "Libertador General San Martín"</nombre>
    <datos><p>RN 12 Km 1336,5 <br />T: (03752) 45-7413</p></datos>
    <website/>
    <email/>
    <categoria>Avión</categoria>
    </transporte>
    <transporte id="565" categoria_id="54">
    <nombre>Aerolíneas Argentinas - Iberá</nombre>
    <datos><p>Ayacucho 1728 <br />T: 0810-222-VOLAR (86527) <br />En <a title="Posadas" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/posadas">Posadas</a>, T: (03752) 42-2036 <br />En <a title="Ciudad de Buenos Aires" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/ciudad-de-buenos-aires">Buenos Aires</a>, (MARCAR LINK) T: (011) 4320-2000</p></datos>
    <website>www.aerolineas.com.ar</website>
    <email/>
    <categoria>Avión</categoria>
    </transporte>
    </transportes>
    <tips>
    <tip>
    <tip_id>192</tip_id>
    <destino_id>38</destino_id>
    <usuario_id>1</usuario_id>
    <usuario_nickname>Lugares de Viaje</usuario_nickname>
    <tip_contenido>A primera hora de la mañana y al atardecer los animales despliegan mayor actividad; son los mejores horarios para observarlos.</tip_contenido>
    </tip>
    <tip>
    <tip_id>191</tip_id>
    <destino_id>38</destino_id>
    <usuario_id>1</usuario_id>
    <usuario_nickname>Lugares de Viaje</usuario_nickname>
    <tip_contenido>Los restaurantes de las posadas y estancias de los esteros son los sitios más recomendables para comer. En el pueblo hay sólo cuatro comedores, con comidas sencillas.</tip_contenido>
    </tip>
    <tip>
    <tip_id>190</tip_id>
    <destino_id>38</destino_id>
    <usuario_id>1</usuario_id>
    <usuario_nickname>Lugares de Viaje</usuario_nickname>
    <tip_contenido>Los Esteros se visitan desde la Colonia Carlos Pellegrini, un pueblo muy chico; no hay bancos, cajeros automáticos ni farmacias. Llevá todo lo que vayas a necesitar.</tip_contenido>
    </tip>
    </tips>
    <destinos_cercanos>
    <destino id="39" url="parana" estado="1">
    <nombre>Paraná</nombre>
    <distancia>562 Km.</distancia>
    <fotos>
    <foto foto_id="2554" privacy="0" views="102" usuario_id="1" votos_positivos="1" votos_negativos="0" location_id="61">
    <titulo>Paraná</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Paraná</tags>
    <file>/content/cache/1/2554</file>
    <date>2010-01-07 18:02:15</date>
    </foto>
    </fotos>
    </destino>
    <destino id="41" url="colon" estado="1">
    <nombre>Colón</nombre>
    <distancia>547 Km.</distancia>
    <fotos>
    <foto foto_id="3196" privacy="0" views="142" usuario_id="1" votos_positivos="2" votos_negativos="0" location_id="63">
    <titulo>Colón</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Colón</tags>
    <file>/content/cache/1/3196</file>
    <date>2010-01-26 18:15:24</date>
    </foto>
    </fotos>
    </destino>
    </destinos_cercanos>
    <cronicas>
    <cronica id="576" fecha_creacion="2010-07-24 22:56:59" votos_positivos="3" votos_negativos="0" usuario_id="1639233" location_id="38">
    <titulo>Un sueño hecho realidad</titulo>
    <contenido><p>despues de muchos años me decidi a viajar en invierno al sur argentino para conocer la nieve!</p> <p>me aloje en la HOSTERIA CUYEN CO, ubicada sobre el hermosisimo lago Correntoso, y mi eleccion no pudo ser mas acertada. La calida atencion de sus dueños, Jorgelina y Roberto, junto con sus comidas caseras y su hogar a leña hacen de esta hosteri aun lugar entrañable.</p> <p>La verdad que con el frio que hacia afuera, lo que hice durante esos dias fue sentarme en el living y disfrutar de un libro.</p></contenido>
    <resumen>conoci la nieve en villa la angostura !</resumen>
    <usuario usuario_id="1639233" sexo="F" anio="1963" pais="0" provincia="0" ranking="7">
    <nickname>gracarazo</nickname>
    <email>leandromanu@hotmail.com</email>
    </usuario>
    <fotos/>
    </cronica>
    <cronica id="575" fecha_creacion="2010-07-24 22:56:55" votos_positivos="0" votos_negativos="0" usuario_id="1639233" location_id="38">
    <titulo>Un sueño hecho realidad</titulo>
    <contenido><p>despues de muchos años me decidi a viajar en invierno al sur argentino para conocer la nieve!</p> <p>me aloje en la HOSTERIA CUYEN CO, ubicada sobre el hermosisimo lago Correntoso, y mi eleccion no pudo ser mas acertada. La calida atencion de sus dueños, Jorgelina y Roberto, junto con sus comidas caseras y su hogar a leña hacen de esta hosteri aun lugar entrañable.</p> <p>La verdad que con el frio que hacia afuera, lo que hice durante esos dias fue sentarme en el living y disfrutar de un libro.</p></contenido>
    <resumen>conoci la nieve en villa la angostura !</resumen>
    <usuario usuario_id="1639233" sexo="F" anio="1963" pais="0" provincia="0" ranking="7">
    <nickname>gracarazo</nickname>
    <email>leandromanu@hotmail.com</email>
    </usuario>
    <fotos/>
    </cronica>
    <cronica id="548" fecha_creacion="2010-05-28 18:13:47" votos_positivos="4" votos_negativos="1" usuario_id="1369281" location_id="38">
    <titulo>Ahora x las villas: Traful y Angostura</titulo>
    <contenido>Luego de disfrutar en “Encantador Junín de los Andes” partimos tempranito hacia destinos ya conocidos y que eran dignos de volver, como Villa Traful y Villa La Angostura. El tiempo de la primera quincena de marzo es lindísimo, pues parece primavera y los días se pueden aprovechar plenamente. Esta de mas decir q la ruta 234 además de estar en muy buen estado, es un placer transitarla, pues tiene unos paisajes maravillosos, uno va rodeado de montañas (las más altas con sus picos nevados) y lagos de diferentes características, pues no son todos iguales como algunos pensaran, hay de aguas verdes, otros azul petróleo, otros q son espejos perfectos. Es importante destacar q en esta época, al lado de la ruta ya no hay muchos lupinos en flor, pero lo q si está en su esplendor es un arbusto o yuyo, con una flor seca en forma de estrellita, q al bajar se me pego en las zapatillas, zoquetes y jogging y fue imposible sacarla y menos viajar con ella x lo q pincha, tuve q abrir la valija y cambiarme de ropa en plena ruta. Hicimos escala en San Martin de los Andes para tomar unos mates a orillas del Lago Lacar y luego seguimos el desvío hacia Traful. Este camino es hermosísimo pues se comienza rodeado de la vegetación del lugar, predomina la lenga y los coihues de un tamaño altísimo, para seguir serpenteando la montaña y comenzar a ver el Lago Traful en todo su esplendor. Villa Traful posee una población de aproximadamente 500 habitantes, es muy tranquila y pintoresca. Nos alojamos en el Hotel Marinas Puerto Traful, q se encuentra sobre la costa del lago y donde fuimos muy bien atendidos por su encargado Armando y por Silvina (ambos oriundos de Mendoza). Las habitaciones son muy bonitas, con un baño bastante amplio y con un deck, donde es muy lindo sentarse a observar los atardeceres sobre el lago con el marco de los rosales del hotel. También disponían de servicio de cena, con precios muy accesibles y cocina simple y cuidada, servida por una encantadora moza oriunda de Buenos Aires. También se come muy bien en el restaurant Ñancu Lahuen, un lugar pequeño y bonito y de muy buena cocina con platos abundantes (No dejar de observar el piso, realizado sobre circunferencias de troncos de árboles, súper pintoresco). Es muy bonita la Capilla (pedir la llave en el restaurant antes mencionado), a la que se llega por una escalera rodeada de lavandas, también tiene subida para auto. Es muy sencilla, los bancos y el altar son de troncos y con una hermosa imagen de Nuestra Señora de Traful. Imperdibles: visitar el mirador del Traful, un acantilado de origen glaciar q cae de pique sobre el lago , y también, saborear los alfajores “Del Montañes”.. Un lugar para obviar, la visita al cementerio (Muchos pensaran para que visitar el cementerio, no?, pero a mi entender habla de la cultura del pueblo), se encuentra en un predio al lado del lago, pero está totalmente descuidado. Un detalle a tener en cuenta para casos de urgencias, es q, de acuerdo a las consultas realizadas, la villa cuenta con un medico permanente y una enfermera, y en caso de una emergencia se realiza el traslado del paciente hacia Bariloche, pero por la ruta a Confluencia, q es de mejor y más rápido acceso. Bueno, luego de disfrutar caminatas alrededor del lago y juntar piedras (mi debilidad), nos fuimos de esta pequeña y pintoresca villa y llegamos a nuestro destino final Villa La Angostura. En nuestra anterior visita nos habíamos alojado en Cabañas Quetrihue, y como teníamos una excelente experiencia en ellas, volvimos al mismo lugar. Es un complejo de 6 cabañas preciosas y muy completas, a orillas del lago Nahuel Huapi, que cuenta con un detalle muy piola, q es un ascensor de montaña, muy importante cuando se viaja con adultos mayores o cardiacos. Fuimos recibidos por los nuevos responsables del lugar: Ignacio y Luz, una joven y agradable pareja, oriundos de Mendoza y q se instalaron con sus hijos en esta hermosa villa buscando mejor calidad de vida, y gracias a Dios la encontraron. En esta oportunidad, disfrutamos mucho la cabaña, dado q ya conocíamos los vericuetos de la villa, entonces son inolvidables los asaditos en el deck de la cabaña, con la vista del lago Nahuel Huapi y las montañas, además el tiempo se porto muy bien y hasta pudimos disfrutar de la pileta climatizada enclavada en este maravilloso paisaje. Quizás también, esta segunda vuelta a la villa nos ayudo a conocer gente encantadora, además de Luz y de Ignacio, se agrega Tomas Orellana Cornejo, un personaje interesante, de nacionalidad chilena, amante del jazz, joven pero con conocimientos tan antiguos de figuras argentinas que quedamos sorprendidos, muy simpático y servicial, o sea, q x todo lo expuesto: estoy ansiosa de volver a disfrutar otra estadía en Quetrihue. Hemos caminado alrededor del lago Correntoso, un lago mucho más chico pero no menos hermoso q el Nahuel Huapi, al cual se une por medio del rio Correntoso, q es uno de los ríos más pequeños del mundo, no llega a los 300 mts. Por último, y como cereza del postre, el día anterior al regreso, Ignacio nos invito a un paseo en su gomon, y cruzamos todo el lago hasta un lugar inhabitado por gente, solo por animales y con una hermosa vegetación, desde aquí observamos la villa de la vereda de enfrente y quisimos tener grabada esta imagen para q nos acompañe al volver. </contenido>
    <resumen>II parte de la cronica iniciada como "Encantador Junin de los Andes"</resumen>
    <usuario usuario_id="1369281" sexo="F" anio="1961" pais="12" provincia="2" ranking="85">
    <nickname>meripink</nickname>
    <email>meripink@hotmail.com</email>
    </usuario>
    <fotos>
    <foto foto_id="18610" privacy="0" views="14" usuario_id="1369281" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="38">
    <titulo/>
    <descripcion/>
    <tags/>
    <file>/content/cache/1369281/18610</file>
    <date>2010-05-28 18:13:47</date>
    </foto>
    <foto foto_id="18611" privacy="0" views="39" usuario_id="1369281" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="38">
    <titulo/>
    <descripcion/>
    <tags/>
    <file>/content/cache/1369281/18611</file>
    <date>2010-05-28 18:13:47</date>
    </foto>
    <foto foto_id="18612" privacy="0" views="74" usuario_id="1369281" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="38">
    <titulo/>
    <descripcion/>
    <tags/>
    <file>/content/cache/1369281/18612</file>
    <date>2010-05-28 18:13:48</date>
    </foto>
    <foto foto_id="18613" privacy="0" views="46" usuario_id="1369281" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="38">
    <titulo/>
    <descripcion/>
    <tags/>
    <file>/content/cache/1369281/18613</file>
    <date>2010-05-28 18:13:49</date>
    </foto>
    <foto foto_id="18614" privacy="0" views="113" usuario_id="1369281" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="38">
    <titulo/>
    <descripcion/>
    <tags/>
    <file>/content/cache/1369281/18614</file>
    <date>2010-05-28 18:13:50</date>
    </foto>
    </fotos>
    </cronica>
    <cronica id="92" fecha_creacion="2010-02-12 01:28:44" votos_positivos="3" votos_negativos="1" usuario_id="1577557" location_id="38">
    <titulo>Para no perderse</titulo>
    <contenido><p>No hay que irse de Villa la Angostura sin degustar una taza de chocolate con una porción de torta casera de la Casa de Té Les Pommiers, en Bahía Manzano. Queda sobre la calle Los Pinos, frente al hotel Casa del Bosque. El lugar es como una casita de cuento, unos jardines frente al Lago Nahuel Huapi increíbles. El Lemmon Pie más rico que comí en mi vida, lejos. Y la atención de sus dueños, espectacular. Altamente recomendable.</p></contenido>
    <resumen>Una taza de chocolate caliente con tortas artesanales exquisitas</resumen>
    <usuario usuario_id="1577557" sexo="F" anio="1969" pais="0" provincia="0" ranking="7">
    <nickname>karinacom69</nickname>
    <email>karinacom69@hotmail.com</email>
    </usuario>
    <fotos>
    <foto foto_id="3770" privacy="0" views="61" usuario_id="1577557" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="38">
    <titulo/>
    <descripcion/>
    <tags/>
    <file>/content/cache/1577557/3770</file>
    <date>2010-02-12 01:28:44</date>
    </foto>
    <foto foto_id="3771" privacy="0" views="71" usuario_id="1577557" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="38">
    <titulo/>
    <descripcion/>
    <tags/>
    <file>/content/cache/1577557/3771</file>
    <date>2010-02-12 01:28:47</date>
    </foto>
    </fotos>
    </cronica>
    </cronicas>
    <que_hacer>
    <nota id="405" url="/nota/mercedes" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-11 22:59:50" fecha_creacion="2010-01-11 22:55:23" estado_id="1" votos_positivos="3" votos_negativos="0">
    <volanta/>
    <titulo>Mercedes</titulo>
    <keywords>Mercedes, corrientes, esteros del iberá</keywords>
    <resumen><p>Una ciudad con historia y leyendas.</p></resumen>
    <contenido><p>Con más de 35 mil habitantes, <strong>Mercedes</strong> es la quinta ciudad de <strong>Corrientes</strong>, una provincia tradicional de raigambre gauchesca. Para quienes llegan a los esteros por tierra, desde el sur o el oeste, es paso obligado. Quien viaje en ómnibus deberá bajar allí para subir a una combi hacia <strong>Colonia Pellegrini</strong>. <br />La zona más interesante de la ciudad es el sector antiguo. La arquitectura del siglo XIX dejó su sello en elegantes fachadas de estilo neoclásico y neocolonial. El punto central es la <strong>plaza 25 de Mayo</strong>, de estilo francés, adornada con una estatua del <strong>General San Martín</strong>, una réplica de la <strong>Estatua de la Libertad</strong>, y el <strong>Paseo de los Mártires</strong>, un recordatorio de los mercedinos caídos en la guerra de <strong>Malvinas</strong>. Frente a la plaza se encuentra el <strong>Palacio Municipal</strong>, construido en 1932 con motivo del centenario del pueblo. Del otro lado se destaca la <strong>Iglesia Nuestra Señora de la Merced</strong>, construida en piedra rosada; en la planta alta funciona un museo de arte sacro.<br />La calle Juan Pujol concentra bares y restaurantes. El mejor lugar para encontrar buenas artesanías es la <strong>Fundación Manos Correntinas</strong>, donde los artesanos locales venden sus obras.<br />Como muchas otras ciudades del <strong>Litoral</strong>, <strong>Mercedes </strong>se viste de fiesta para el <strong>Carnaval</strong>. En el sambódromo <strong>Cani Zárate</strong>, con capacidad para nueve mi personas, desfilan las comparsas; las más populares son <strong>Itá Pucú</strong>, <strong>Purajhey Porá</strong> y <strong>Villa Samba Show</strong>.<br />Saliendo por la <strong>RN 123</strong>, 7 km al oeste de la ciudad se divisa un lugar adornado con banderas coloradas: es el santuario del mítico <strong>Gauchito Gil</strong>. Según la leyenda, allí habría sido ejecutado este personaje épico, convertido por sus fieles en santo popular con supuestas capacidades curativas. Sobre el misterio de la vida <strong>Gauchito Gil</strong> se han tejido numerosas historias; la más consensuada lo identifica como un desertor del ejército en la época de las batallas entre celestes y colorados. Cada 8 de enero, en el aniversario de su muerte, miles de personas se acercan al santuario para rendirle homenaje.<br /><br /><strong>Fundación Manos Correntinas</strong><br />San Martín 487, Mercedes<br />T: (03773) 42-0252 / C: (03773) 15 62-7398<br /><a title="Fundación Manos Correntinas" href="mailto:manos_correntinas@hotmail.com" target="_blank">manos_correntinas@hotmail.com</a><br /><br /><strong>Iglesia Nuestra Señora de las Mercedes</strong><br />Juan Pujol y Sarmiento</p></contenido>
    <fotos>
    <foto foto_id="2759" privacy="0" views="12" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="0">
    <titulo>Santuario del Gauchito Gil en Mercedes. Autor: Guillermo Prat</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Santuario, Gauchito Gil, Mercedes, esteros del iberá</tags>
    <file>/content/cache/1/2759</file>
    <date>2010-01-11 23:00:14</date>
    </foto>
    </fotos>
    <url>/nota/405/mercedes</url>
    </nota>
    <nota id="404" url="/nota/colonia-carlos-pellegrini" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2012-05-02 12:38:30" fecha_creacion="2010-01-11 20:12:14" estado_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <volanta/>
    <titulo>Colonia Carlos Pellegrini</titulo>
    <keywords>Colonia Carlos Pellegrini, esteros del iberá</keywords>
    <resumen><p>Un pueblito con tonada guaraní y costumbres gauchas, a pura paz.</p></resumen>
    <contenido><p>Unos 120 km (de ripio) al noreste de la ciudad de <strong>Mercedes</strong>, esta pequeña pero pintoresca localidad rural es la mejor base para descubrir la maravillosa vida de los <strong>Esteros del Iberá</strong>. Allí hay una decena de hosterías y posadas, algunos hospedajes, un camping y unos pocos comedores. Es un poblado tranquilo, para dejarse llevar por las calles de arena con nombres guaraníes, apreciar las construcciones de adobe típicamente correntinas o disfrutar sin apuro de un atardecer soñado a orillas de la laguna. También se puede recorrer la Colonia en bicicleta, o incluso en carros tirados a caballo, con la compañía de un guía local que cuenta la historia del pueblo y señala la flora y la fauna de los alrededores.<br />La zona comparte con el resto de <strong>Corrientes</strong> una rica y muy peculiar tradición gauchesca mezclada con ciertos usos y costumbres heredados de la cultura guaraní. Los hombres de campo se visten con colores vivos y andan a caballo descalzos. La división entre liberales (de pañuelo celeste) y autonomistas (rojo) se mantiene casi intacta desde el siglo XIX, y genera pasiones irreconciliables que se transmiten de generación en generación. Esta identificación acompaña a los correntinos por siempre: vale la pena visitar el cementerio para ver las tumbas, divididas entre celestes y coloradas. <br />Para saber más de la historia cultural y natural del entorno, se puede conocer el <strong>Museo Regional del Sistema del Iberá</strong>, que brinda información sobre el legado guaranítico de la región.</p> <p><strong>Paseos en carro</strong><br />Yaguareté y Mburucuyá<br />T: (03773) 15 40-6357 / (03773) 15 43-1667</p></contenido>
    <fotos>
    <foto foto_id="2747" privacy="0" views="21" usuario_id="1" votos_positivos="1" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Artesanías. Autor: Mariana Eliano.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Artesanías, esteros del iberá, colonia carlos pellegrini</tags>
    <file>/content/cache/1/2747</file>
    <date>2010-01-11 20:13:11</date>
    </foto>
    <foto foto_id="2748" privacy="0" views="21" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Pueblo. Autor: Mariana Eliano.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Pueblo, esteros del iberá, colonia carlos pellegrini</tags>
    <file>/content/cache/1/2748</file>
    <date>2010-01-11 20:13:14</date>
    </foto>
    <foto foto_id="2749" privacy="0" views="14" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Artesanos. Autor: Mariana Eliano.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Artesanos, esteros del iberá, colonia carlos pellegrini</tags>
    <file>/content/cache/1/2749</file>
    <date>2010-01-11 20:13:17</date>
    </foto>
    <foto foto_id="2750" privacy="0" views="9" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Flores silvestres en Carlos Pellegrini. ¿Argentina, tierra de paisajes?</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Flores silvestres, esteros del iberá, Carlos Pellegrini</tags>
    <file>/content/cache/1/2750</file>
    <date>2010-01-11 20:13:21</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26171" privacy="0" views="175" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Plaza de Carlos Pellegrini. Autor: Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Plaza, Carlos Pellegrini, Corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/26171</file>
    <date>2012-05-02 12:36:26</date>
    </foto>
    </fotos>
    <url>/nota/404/colonia-carlos-pellegrini</url>
    </nota>
    <nota id="403" url="/nota/esteros" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2012-05-02 12:31:45" fecha_creacion="2010-01-11 20:01:39" estado_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <volanta/>
    <titulo>Esteros</titulo>
    <keywords>Esteros del Iberá, Corrientes</keywords>
    <resumen><p>La Reserva Natural Iberá guarda un tesoro de agua y vida que se multiplica en aves, animales y flores.</p></resumen>
    <contenido><p>Los <strong>Esteros del Iberá</strong>, ubicados en el centro de la provincia de <strong>Corrientes</strong>, componen uno de los humedales más grandes y ricos del mundo, un reservorio de agua dulce muy valioso y un ecosistema acuático único, que merece ser admirado y cuidado. Este complejo de lagunas, esteros, bañados, camalotales y embalsados ocupa el 14 por ciento del territorio correntino. Es un sitio de naturaleza única, donde se refugian miles de especies animales y vegetales; debe su nombre a la laguna Iberá, situada en la zona centro oriental del área. Iberá es un vocablo guaraní que significa <strong>agua que brilla</strong>, y su elección se entiende en cada puesta de sol sobre estos mágicos escenarios. En 1983, una zona de 13.000 km2 fue declarada R<strong>eserva Natural Provincial</strong> para proteger la biodiversidad; desde ese momento, las especies autóctonas se multiplicaron llamativamente, en especial en la laguna Iberá. <br /><br /><strong>Venados, garzas, yacarés e irupés</strong><br />Puede verse gran cantidad de especies, muchas de ellas amenazadas, como el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas, el carpincho, el aguará guazú, el yacaré negro y el overo, la boa curiyú, el lobito de río (declarado <strong>Monumento Natural Provincial</strong>) y el mono aullador o carayá. Una enorme variedad de aves hacen a la zona perfecta para los aficionados al avistaje: con mucha facilidad puede encontrarse garzas (brujas, moras y chiflón), cigüeñas americanas, ibis, ipacaás, patos de todo tipo y color, carpinteros, algún martín pescador, monjitas, lavanderas, benteveos... Incluso, con paciencia y dedicación, puede verse el tordo amarillo, el yetapá de collar, la monjita dominicana y el cardenal amarillo, difíciles de encontrar en otros sitios. Y entre los peces se destacan los dorados, surubíes, pacús, palometas, mojarras, tarariras y armados. <br />Entre la vegetación de los esteros hay especies acuáticas como el camalote, los pirizales y el irupé, que provoca el fenómeno de los embalsados, islas flotantes que embellecen el paisaje de las lagunas. <br /><br /><strong>Por tierra o por agua </strong><br />El primer <strong>Centro de Interpretación</strong> de la reserva se encuentra justo antes del puente que lleva a <strong>Colonia Pellegrini</strong>, el pueblo cabecera para visitar los<strong> Esteros </strong>(hay otro centro de interpretación recién inaugurado en <strong>Laguna Galarza</strong>). Tiene salones de exposición que informan acerca de la geografía, la historia, el clima y la diversidad biológica del parque. De allí parten algunos senderos; hay guías baqueanos que ofrecen sus servicios para hacer más provechosa la visita, ya que ellos orientan la mirada para encontrar animales entre el follaje. <br />Sin embargo, dado que los esteros son un ecosistema principalmente acuático, la mejor opción para conocer de cerca su paisaje y sus habitantes es embarcarse. Las excursiones en lancha o canoa por la laguna Iberá bajo la guía de un baqueano permiten espiar de cerca la vida de yacarés, lobitos y ciervos, hacer safaris fotográficos y hasta caminar sobre los embalsados.<br />Para tener un panorama diferente de los esteros, vale la pena navegar el <strong>río Miriñay</strong>. Su costa poblada de palmeras, lapachos e ibirás pitá ofrecen otra postal de la selva paranaense. Otra alternativa es hacerse una escapada hasta el <strong>río Corriente</strong>, desagüe de la <strong>Laguna Iberá</strong>, que recorre una geografía serena de pastizales hasta llegar al <strong>Paraná</strong>.  <br /><strong><br />Cabalgatas, pesca y paseos nocturnos </strong><br />Por la noche el cielo superpoblado de estrellas y la luna también invitan a pasear. Decenas de ojos colorados aparecen en la oscuridad cuando se ilumina el agua con un reflector; los sonidos nocturnos son otros, y vale la pena explorarlos, en el agua o también en la tierra, en una caminata guiada.<br />Otra opción es recorrer a caballo los palmerales y bañados de los alrededores, en la mejor tradición gauchesca de <strong>Corrientes</strong>. Y además, de octubre a abril es posible sumarse a la pesca del dorado.<br />Todas las excursiones pueden contratarse desde <strong>Colonia Pellegrini</strong>; algunas se contactan exclusivamente desde las posadas, pero otras pueden tomarse de manera independiente.<br /><br /><br /><strong>Centro de Interpretación Reserva Natural Provincial Iberá</strong><br />RP 40 y Laguna Iberá<br />Abierto de 7,30 a 11,30 hs. y de 14,30 a 18,30 hs.<br /><br /><strong>Iberá Spirit </strong><br />Juan Pujol 865, Mercedes<br />T: (03773) 42-2320<br />C: (03773) 15-40-4435<br /><a title="Iberá Spirit" href="mailto:info@iberaspirit.com.ar" target="_blank">info@iberaspirit.com.ar</a><br /><a title="Iberá Spirit" href="http://www.iberaspirit.com.ar" target="_blank">www.iberaspirit.com.ar</a><br /><br /><strong>Iberá Expediciones</strong><br />Yaguareté y Pindó, Colonia Carlos Pellegrini<br />T: (03773) 44-3602 <br />C: (03773) 15-40-1405 <br /><a title="Iberá Expediciones" href="iberaexpediciones@hotmail.com " target="_blank">iberaexpediciones@hotmail.com </a><br /><a title="Iberá Expediciones" href="http://www.iberaexpediciones.com" target="_blank">www.iberaexpediciones.com</a><br /><br /><strong>Rodrigo Fracalossi </strong><br />T: (03773) 15-40-7314<br />Paseos en lancha<br /><br /><strong>Roque Pera </strong><br />T: (03773) 15-40-0929 / (03773) 15-62-8763 <br />Paseos en lancha. Su lancha suele estar en el muelle del Camping Municipal.</p></contenido>
    <fotos>
    <foto foto_id="2742" privacy="0" views="21" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Esteros atardecer. Autor: Mariana Eliano.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros del Iberá, Corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/2742</file>
    <date>2010-01-11 20:08:02</date>
    </foto>
    <foto foto_id="2744" privacy="0" views="20" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Yacaré. Autor: Mariana Eliano.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Yacaré, esteros del iberá, corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/2744</file>
    <date>2010-01-11 20:08:06</date>
    </foto>
    <foto foto_id="2745" privacy="0" views="16" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Inmensidad de los Esteros.Mariana Eliano.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros del iberá, corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/2745</file>
    <date>2010-01-11 20:08:09</date>
    </foto>
    <foto foto_id="2746" privacy="0" views="19" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Yacaré e los Esteros. Autor: Mariana Eliano.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Yacaré, esteros del iberá, corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/2746</file>
    <date>2010-01-11 20:08:12</date>
    </foto>
    <foto foto_id="2743" privacy="0" views="6" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Bote. Autor: Mariana Eliano.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Bote, Esteros del Iberá, Corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/2743</file>
    <date>2010-01-11 20:08:04</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26169" privacy="0" views="73" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Mono aullador. Autor: Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Mono aullador, Esteros del Iberá, Corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/26169</file>
    <date>2012-05-02 12:07:23</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26168" privacy="0" views="58" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Laguna Iberá. Autor: Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Laguna Iberá, Esteros del Iberá, Corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/26168</file>
    <date>2012-05-02 12:07:21</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26167" privacy="0" views="88" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Laguna Iberá. Autor: Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Laguna Iberá, Esteros del Iberá, Corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/26167</file>
    <date>2012-05-02 12:07:20</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26166" privacy="0" views="69" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Lagarto overo. Autor: Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>lagarto, esteros del iberá, corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/26166</file>
    <date>2012-05-02 12:07:18</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26165" privacy="0" views="43" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Jacuna en la Laguna Iberá. Autor: Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Jucuna, laguna, esteros del iberá, corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/26165</file>
    <date>2012-05-02 12:07:16</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26163" privacy="0" views="36" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Hembra de ciervo de los pantanos. Autor: Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>ciervo, pantanos, esteros del iberá, corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/26163</file>
    <date>2012-05-02 12:07:15</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26162" privacy="0" views="50" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Chajá con sus crías en la Laguna Iberá. Autor: Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Chajá, laguna, esteros del iberá, corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/26162</file>
    <date>2012-05-02 12:07:13</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26161" privacy="0" views="33" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Centro de Interpretación Reserva Natural Provincial Iberá. Autor: Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Centro de Interpretación, Reserva Natural Provincial Iberá,Esteros del Iberá, Corrientes </tags>
    <file>/content/cache/1/26161</file>
    <date>2012-05-02 12:07:12</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26160" privacy="0" views="25" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Atardecer en la Laguna Iberá. Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>atardecer, laguna iberá, esteros del iberá, corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/26160</file>
    <date>2012-05-02 12:07:09</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26159" privacy="0" views="22" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Esteros del Iberá. Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>esteros del iberá, corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/26159</file>
    <date>2012-05-02 12:07:08</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26158" privacy="0" views="36" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Esteros del Iberá. Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>esteros del iberá, corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/26158</file>
    <date>2012-05-02 12:06:59</date>
    </foto>
    <foto foto_id="26170" privacy="0" views="142" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Senderos de los Monos. Autor: Nacho Calonge.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Senderos de los Mono, esteros del iberá, corrientes</tags>
    <file>/content/cache/1/26170</file>
    <date>2012-05-02 12:07:24</date>
    </foto>
    </fotos>
    <url>/nota/403/esteros</url>
    </nota>
    </que_hacer>
    <notas_relacionadas>
    <nota id="102" url="/nota/encuentros-cercanos-en-el-ibera" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-27 12:08:43" fecha_creacion="2009-11-12 10:08:33" estado_id="1" votos_positivos="3" votos_negativos="0">
    <volanta/>
    <titulo>Encuentros cercanos en el Iberá</titulo>
    <keywords/>
    <resumen><p>Esta es la experiencia de una joven familia numerosa que viajó a Corrientes para descubrir que la naturaleza viva de los esteros puede ser una fascinación compartida. La base fue Aguapé, confortable posada junto a la Laguna que le da nombre a todo el ecosistema de esa Reserva Natural.</p></resumen>
    <contenido><p>María Paz Galmarini, dueña de una posada de ensueño sobre la <strong>Laguna Iberá</strong>, se nos acerca con expectativa, trayendo en sus manos unos cuadernillos diseñados por su hija Martina y una canasta repleta de lápices flamantes. Pone los útiles a disposición de nuestros hijos menores, Miguel y José, y promete que volverá luego a preguntarles su opinión. <br /><br />No se trata de que María Paz dude de su oficio de anfitriona, porque <strong>Aguapé</strong> funciona desde 1996, y lleva acumulada suficiente experiencia. Tampoco es que sospeche que el escenario correntino puede ser poco atractivo para los niños, porque su propia niñez, así como la de sus tres hijos, está marcada por los recuerdos y relatos increíbles de esta tierra exuberante, donde flora y fauna parecen extraídos de una imaginación infantil. <br /><br />La preocupación de María Paz es otra: cómo conjugar el imperturbable ambiente pacífico y silencioso que atrae a tantos observadores de la naturaleza (la mitad, extranjeros), con el desafío de permitir que niños pequeños se alojen en Aguapé y descifren a su modo –ni pacífico ni, mucho menos, silencioso– el mensaje que los esteros tiene para ellos. Por eso ensayará la fórmula de mantener el refugio para mayores de 11 o 12 casi todo el año; es decir, desde nuestro Pedro en adelante, que ya se adapta a las esperas, sigue con atención y pregunta durante las explicaciones. La excepción: las semanas de vacaciones escolares, cuando serán bienvenidos los niños más chicos y ululantes, a quienes estará esperando con una programación de excursiones especiales, y los cuadernos de dibujo que probaron nuestros hijos y Diana. <br /><br />Diana es la sonriente y juvenil Diana Fretes, quien, cuando no está entreteniendo con historias a los huéspedes menudos de Aguapé, custodia el <strong>Museo Y-Yará</strong>, una modesta casa de tres ambientes que fue comisaría, correo, depósito y ahora atesora los retazos del pasado de<strong> Colonia Carlos Pellegrini</strong>.<br />La visita al museo fue nuestro último paso del viaje. Debió ser el primero; éste y el cementerio local, con sus tumbas pintadas de azul o rojo, según sean liberales o autonomistas los difuntos. Así hubiéramos entrado a este mundo donde reina lo salvaje a través de historias simples y cotidianas. <br /> <br /><strong>La mejor entrada</strong><br /><br />Nuestra llegada fue a lo grande. El <strong>Iberá es Reserva Natural Provincial</strong> desde hace 25 años, y pasó de ser un centro de caza a un santuario donde los guardafaunas (muchos de ellos cazadores reconvertidos) son la autoridad y cada habitante que conocimos, un celoso custodio de las cuatro mil especies de animales y plantas que guarda este territorio de agua de 1.300.000 hectáreas.<br />Durante el viaje de ida, nuestras hijas mayores, Luisa (16) y Teresa (14), habían soportado el rodar por las rutas a fuerza de IPod; Pedro (11) y Miguel (6) gastaron juegos de mesa, y José (4) alternó su aburrimiento entre libritos, dibujos y alguna siesta. Después de 930 km, antes de entrar a <strong>Colonia Carlos Pellegrini</strong>, nos detuvimos para que los guardafaunas nos orientaran en el mapa; los chicos aprovecharon y se escabulleron y ahí, frente a sus narices, se encontraron con unos carpinchos retozando mansamente; a renglón seguido, seis, siete o tal vez más yacarés se lanzaban a las aguas de <strong>la laguna Iberá</strong>. <br /><br />Sin duda, habíamos recuperado el entusiasmo de la audiencia. Con energía renovada, pasamos frente al impecable <strong>Centro de Interpretación </strong>(que luego visitaríamos), cruzamos por el <strong>piedraplén</strong> (sic) y el <strong>puente Bailey</strong>, que después nos contarían se hizo en forma provisoria y allí quedó, dimos algunas vueltas de más por el pueblo y llegamos a<strong> Aguapé</strong>. <br /><br />Nos recibió Rafael Muzio, administrador de la posada, que se convirtió en nuestro guía, compañero de pesca, memorioso relator de historias de sobremesa, socio de padecimientos de mi marido Paul en los partidos de River y hasta niñera, cuando fue necesario una mano extra. Íbamos a pasar tres días recorriendo la segunda laguna más grande de los Esteros, <strong>la Iberá</strong>, ubicada en el flanco oriental del ecosistema. El plan incluía dos o tres excursiones por día, tamizadas con un excelente menú, al que le precedía una campanada, y momentos de relax y lectura. <br /><br />Tardamos diez minutos en sentirnos tan cómodos como en casa, pero fue de la mano de Rafael, María Paz y los guías Naldo y Sebastián que empezamos a descubrir primero los animales pintorescos que pueblan la costa, los embalsados y bañados; después, a diferenciar algunas de sus 350 especies de aves, sus cantos y colores; a entender los hábitos de quienes viven acá, nacidos o llegados, y, por fin, comenzamos a registrar los cambios constantes de un paisaje que vibra y está siempre en movimiento.<br /><strong><br />Anécdotas verdaderas </strong><br /><br />He aquí un goteo de datos y relatos, con las que sin darnos cuenta se fue descorriendo el velo de nuestros sentidos, atontados por la sordina de la ciudad.   <br /><br /><strong>*</strong> “¡Un bebé de bestia salvaje!” aulló José, de 4 años, la tarde que llegamos a los esteros. Nuestra vista siguió la dirección que señalaba su dedito hasta reparar en la cría de cuis y su mamá, un animal que sin duda jamás aspiró a semejante calificativo. Un día después, José buscaba y perseguías ipacáas y otras aves, encontraba carpinchos entre la vegetación y los saludaba con naturalidad y hasta pretendía acariciar los yacarés. Los demás también nos fuimos familiarizando con el entorno. En los paseos por el <strong>Sendero de los Monos</strong> y por la zona del <strong>Arroyo Corriente</strong>, nuestros ojos escudriñaban el paisaje hasta detectar las siluetas de los monos carayá, carpinchos y yacarés. Buscamos infructuosamente lobitos de agua, boas curiyú y sapos cururú, pero cuando ya creímos que no encontraríamos al famoso ciervo de los pantanos vimos, no uno, sino trece, que giraron cabezas y sus ornamentas hacia nuestra lancha, desde donde los mirábamos embelesados.</p> <p><br /><strong>*</strong> “Esto no es tierra, es un embalsado”, dijo Naldo, el guía. Quería decir que estábamos sobre un colchón flotante y móvil de materia orgánica, sobre el que había crecido la flora del lugar. Difícil saber si era cierto, allí donde agua, vegetación y animales se confunden. ..hasta que Naldo saltó y el piso rebotó. Comprendida la lección, ya no hubo manera de detener a los chicos, que siguieron saltando mientras terminábamos la recorrida, subíamos a la lancha y les gritábamos una y otra vez que era hora de irse. En cambio, fue inútil tratar de imaginar el bañado en los <strong>esteros de Aguará</strong>, muy cerca de ahí, que por la sequía no tenía una gota de agua y se asemejaba a un paisaje lunar, sin pájaros, sin ruidos y con palmeras secas como brazos en alto.<br /><br /><strong>* </strong>Pesca, en su sentido ortodoxo, no es. La pesca de palometas en la naciente del río Miriñ y admite el más insolente bochinche entre los pescadores, que se enreden las tanzas y que a cada pique le siga un aullido, no de alegría sino de espanto, donde todos se alejan de la presa. Para entender la reacción hay que verle los dientes a la palometa, un tipo de piraña. El programa se completa con la pesca de sombreros de los chicos y, cada tanto, el retirar las boyas del agua ante la amenaza de un yacaré molesto con la invasión.<br /><br /><strong>*</strong> Entre los programas, uno se destacaba: canoa canadiense. No está muy claro si es estrictamente el estilo que se practica en ese país del Norte al que alude el adjetivo, porque nos cuentan en Aguapé que un huésped oriundo de <strong>Canadá</strong> se ofreció a corregir el error con una lección sobre cuál es la verdadera canoa canadiense. Lo cierto es que, más allá de la nomenclatura, el equipamiento nos resultó óptimo para, divididos en dos embarcaciones, una de mujeres y otra de hombres, adentrarnos silenciosamente en el paisaje, palpar de cerca la costa y sus accidentes y…remar a toda velocidad de regreso en una competencia tácita entre sexos. Ganaron los varones y no olvidaron hacerlo notar el resto de la estadía. <br /><br /><strong>*</strong> Por utilizar artilugios similares a las de los cazadores de mariscos en <strong>España</strong>, los llamaron mariscadores. Los cazadores fueron los más estables habitantes de los esteros y, algunos de ellos, sus principales guardianes desde que se convirtió en <strong>Reserva Natural</strong>, en 1983. El primer mapa lo hizo uno de ellos, Pedro Cabrera, y su hijo hoy es guardafauna. La gente del lugar cambió muchas de sus costumbres, pero todavía yace el eco de sus historias, que une a aquellos hoscos nómadas que subsistían merced a un comercio de pieles que no comprendían con los lugareños que hoy venden artesanías en las puertas de sus casas y aprenden inglés.<br /><br />* <strong>El americano</strong>, como lo llama Naldo, podría ser una especie más dentro de la fauna de atractivo turístico. Se trata de Douglas Tompkins, el filántropo norteamericano dueño de 300 mil hectáreas en los <strong>Esteros</strong>, algunas de las que están justo frente a <strong>la laguna Iberá</strong>. Tiene un bastión de resistencia en <strong>Mercedes</strong>, la ciudad más cercana, que desconfía de su propósito; pero en la <strong>Colonia Carlos Pellegrini</strong> nadie lo critica: acaba de liberar los primeros ejemplares de oso hormiguero criados en cautiverio, un animal que se había extinguido. Y dicen que podría recuperar al yaguareté si encuentran la forma de que no se alimente de la hacienda. <br /><br />* Lo comprobamos navegando por la <strong>Laguna Iberá</strong> o caminando por <strong>Aguará</strong>: el atardecer hipnotiza a los adultos, jóvenes y pequeños. Al que lleva 40 años viéndolos y al que debuta en los esteros. Cada quien describe la experiencia a su manera, pero indefectiblemente, durante esos minutos de puesta del sol, el lugar parece caer en un hechizo. Hasta que oscurece y el grito del chajá nos trae de vuelta.<br /><br />Y hablando de regreso, pasaron los tres días y llegó el momento de partir. Ya en <strong>Entre Ríos</strong>, almorzábamos en silencio en una parrilla al costado de la ruta; al fondo sonaba un televisor y la comida sabía a aceite. Habíamos pasado cinco horas de viaje y nos faltaban al menos cinco horas más.<br /><br />¿Quién quiere volverse ya a los esteros? –preguntó Paul. <br />Cinco manos se elevaron al instante. Las de las chicas, que habían olvidado su rebeldía adolescente para dejar lugar a la curiosidad más pura; las de los varones menores que habían aprendido, disfrutado y agotado sus energías. Vi sus caras despejadas y felices y levanté mi mano. <br /><br /><br /><strong>Por Encarnación Ezcurra.<br />Fotos de Maxi Failla</strong><br /><br /><br />Publicado en Revista LUGARES 158. Junio 2009.</p></contenido>
    <fotos>
    <foto foto_id="446" privacy="0" views="43" usuario_id="1" votos_positivos="3" votos_negativos="1" location_id="60">
    <titulo>Instructiva salida en canoa canadiense.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros, Iberá.</tags>
    <file>/content/cache/1/446</file>
    <date>2009-11-12 10:09:55</date>
    </foto>
    <foto foto_id="443" privacy="0" views="24" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Palmeras caranday.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros, Iberá.</tags>
    <file>/content/cache/1/443</file>
    <date>2009-11-12 10:09:20</date>
    </foto>
    <foto foto_id="442" privacy="0" views="44" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>La embarcación hace un alto para la observación de un yacaré.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros, Iberá.</tags>
    <file>/content/cache/1/442</file>
    <date>2009-11-12 10:09:11</date>
    </foto>
    <foto foto_id="445" privacy="0" views="20" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Ciervo de los Pantanos.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros, Iberá.</tags>
    <file>/content/cache/1/445</file>
    <date>2009-11-12 10:09:42</date>
    </foto>
    <foto foto_id="444" privacy="0" views="64" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>El yacaré es la gran estrella de la fauna de los esteros.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros, Iberá.</tags>
    <file>/content/cache/1/444</file>
    <date>2009-11-12 10:09:31</date>
    </foto>
    </fotos>
    <url>/nota/102/encuentros-cercanos-en-el-ibera</url>
    </nota>
    <nota id="101" url="/nota/naturaleza-viva-del-ibera" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 11:20:38" fecha_creacion="2009-11-12 09:58:26" estado_id="1" votos_positivos="1" votos_negativos="0">
    <volanta/>
    <titulo>Naturaleza viva del Iberá</titulo>
    <keywords/>
    <resumen><p>Tierra de atardeceres oníricos, de palmerales, de bañados y de espesos camalotales. Iberá ha vuelto a ser el refugio natural de la vida salvaje.</p></resumen>
    <contenido><p>En<strong> Iberá </strong>el agua tiene una sensualidad verde y espesa que se extiende a través del gran humedal argentino, una larga sucesión de esteros, lagunas, bañados y embalsados.<br /><br />Aquí uno podría pensar que los alarmantes anuncios de la <strong>UNESCO</strong> por la escasez que afecta al planeta son una exageración. Sin embargo, ocurre –me ocurrió– todo lo contrario. En este lugar la conciencia ecológica se despierta, quizá por instinto de supervivencia, quizá por el deseo egoísta de preservar para siempre tanta belleza.<br /><br /><strong>De cazadores a ecologistas</strong><br /><br />Puerta de entrada a los<strong> Esteros del Iberá</strong>, <strong>Carlos Pellegrini</strong> fue en sus inicios un pueblo de cazadores; eran criollos de sangre guaraní que vivían de los animales autóctonos, valiosos por su piel.<br /><br />En 1983, cuando el área se convirtió en <strong>Reserva Natural Provincial</strong>, muchos se trasformaron en guarda fauna. Algunos, como Domingo Cabrera, aún trabajan en el <strong>Centro de Interpretación</strong>. “Yo no odiaba a los animales pero tenía doce hijos que alimentar”, señala con la lógica contundente de la supervivencia. Ahora, está feliz con un sueldo mensual y su tarea de cuidador.<br /><br />Carlos Pellegrini está ubicado a orillas de la laguna Iberá y desde allí se accede a los esteros; en el resto de la reserva se complica, ya sea porque los ingresos están dentro de propiedades privadas o bien porque no existe centro de servicios para el turista.<br /><br />Gracias a la implementación de un proceso de conservación y control, que lleva varios años, en la <strong>laguna Iberá</strong> se ve una cantidad y variedad de animales como en pocas otras áreas de la Reserva, donde el proceso de preservación lleva menos tiempo o se ha puesto en marcha con pocas exigencias.<br /><br /><strong>Vida animal</strong><br /><br />Llegamos a <strong>Carlos Pellegrini</strong> un mediodía de junio y nos alojamos en<strong> La Posada de Laguna</strong>, una de las primeras en abrir sus puertas en el lugar, hace diez años. Elsa Güiraldes, dueña y anfitriona, recibe al recién llegado y organiza la estadía con un variado menú de actividades. La posada tiene seis confortables cuartos, número que asegura un clima de intimidad. Desde la galería que da al gran jardín se puede ver el muelle rodeado de <strong>palmeras Caranday</strong>; más allá, la laguna se pierde en el horizonte correntino.<br /><br />Después de almorzar salimos en lancha con Máximo Ojeda, nuestro guía, para realizar el primer recorrido. Navegamos a motor y después a fuerza de botador, que permite acercarse en silencio a la costa. Avanzamos entre los embalsados (ver recuadro) que a veces forman verdaderas costas flotantes y se confunden con la tierra firme.<br /><br />Con su pinta de animal prehistórico, los yacarés aparecen por decenas apiñados sobre la orilla, bajo el sol de la tarde. Las enormes fauces dejan entrever unos afilados dientes que le dan un aspecto de chico malo. Los animales de gran porte indican que la prohibición de cazarlos ha dado sus frutos: estos reptiles son de crecimiento lento y tardan años en alcanzar los dos metros de longitud de la edad adulta.<br />Aquí y allí, están los carpinchos, unos roedores regordetes que pasan el día husmeando y comiendo hierbas. Cuanto más lo miro, más me parece un hámster que creció demasiado. Ojo, dicho con todo cariño…<br /><br />Un poco más adelante vemos unos ciervos de los pantanos, el más grande en su especie de toda <strong>Sudamérica</strong>. Se trata de una madre con su cría joven. Para no espantarlos, los observamos con binoculares y a cierta distancia porque son muy asustadizos.<br /><br />Si hay algo que comprendí durante este viaje, es la pasión de los observadores de pájaros. Antes me parecían unos desvelados que viajaban por el mundo con el objetivo de marcar una especie más en su guía de ornitología: una cruz y misión cumplida. Mis disculpas.<br />En <strong>Iberá</strong> los pájaros se ven a montones; se los digo yo que viví tres años en <strong>Costa Rica</strong>, paraíso de birdwatchers. Quizá porque verlos es fácil y no requiere de horarios especiales, ni preámbulos, ni prácticas exóticas, el lugar entusiasma a los aficionados y seduce a los profesionales de todas partes.<br /><br />Garzas (brujas, moras y chiflón), cigüeñas americanas, ibis, ipacaás, patos de todo tipo y color, carpinteros, los Martín pescador, monjitas, lavanderas, benteveos... la lista es interminable. Incluso, con paciencia y dedicación, puede verse el tordo amarillo, el yetapá de collar, la monjita dominicana y el cardenal amarillo, difíciles de encontrar en otros sitios.<br /><br />Para tener un panorama diferente de los esteros, vale la pena navegar el<strong> rió Miriñay</strong>. Su costa poblada de palmeras, lapachos e ibirás pitá, nos muestran un postal de la selva paranaense. Otra alternativa, es hacerse una escapada hasta el <strong>río Corriente</strong>, desagüe de la <strong>laguna del Iberá</strong> que recorre una geografía serena de pastizales hasta llegar al<strong> Paraná</strong>.<br /><br />Junto al <strong>Centro de Interpretación</strong>, el sendero de los monos propone una caminata agradable –siempre y cuando lleve repelente– y permite ver de cerca una familia de monos carayá.<br /><br /><strong>La laguna y más allá</strong><br /><br />Los esteros también se pueden recorrer a caballo. José Martín organiza salidas por los palmerales y bañados de los alrededores y matiza las cabalgatas con relatos que pintan los entretelones de la vida en el campo.<br /><br />De paso por el cementerio, José nos cuenta que el enfrentamiento que divide a los correntinos se traduce también en el color de las tumbas: celeste para los liberales y rojo para el autonomistas; también está el blanco que define el sentir peronista y el verde que identifica a los radicales.<br /><br />Por la noche el cielo superpoblado de estrellas y la luna en cuarto creciente nos invitan a una nueva navegación. Decenas de ojos colorados aparecen en la oscuridad cuando iluminamos el agua con un reflector; son los yacarés listos para salir de caza. Un par de garzas brujas se pelean en la costa de enfrente; a lo lejos un chajá grita destemplado, en señal de protesta.<br /><br />A la mañana siguiente nos mudamos a la <strong>posada Aguapé</strong>, de María Paz Galmarini. Helena y Rafael Muzio, los anfitriones, nos esperan y organizan para nosotras un paseo en canoa para ver las boas curiyú. Partimos a todo remo guiados por Sebastián González que está empeñado en encontrar algún ejemplar asoleándose en la costa. No tenemos suerte y como este ofidio muda de piel en esta en época, nos conformamos con un retazo de su piel abandonado en la orilla. <br /><br />De regreso nos esperan con unos ñoquis soufflé, riquísimos, y un final dulce de menta y chocolate en forma de tarta: muy apropiado para recuperar energías y seguir adelante.<br /><br />Hacemos un poco de fiaca junto a la piscina que da a la laguna y aprovechamos para recorrer la posada, que fue diseñada en dos módulos y cuenta con trece cuartos. Hace poco inauguraron un amplio living que oficia de play room, ideal para las familias con niños.<br /><br />A media tarde partimos con Rafael hacia los <strong>Esteros del Aguará</strong>. Una vez allí dejamos la camioneta y seguimos a pie. Una manada de caballos salvajes pasta alrededor del bañado; un poco más lejos, los malezales avanzan entre las <strong>palmeras Caranday</strong> que intentan sobrevivir a las sucesivas inundaciones. Otras no lo lograron; sus troncos erguidos, secos y cenicientos se recortan contra el cielo del atardecer. <br /><br /><strong>Rincón del Socorro</strong><br /><br />El casco de 1896 aparece en medio de un parque rodeado por ñandubays, timbós y lapachos. La estancia ocupa 12 mil hectáreas es una de las tantas propiedades de Douglas y Kris Tompkins y forma parte de un ambicioso proyecto conservacionista (ver recuadro). <strong>El Socorro</strong>, además, está abierta al turismo y queda a 30 km de <strong>Carlos Pellegrini</strong>.<br /><br />Ni bien entramos en la casa principal se percibe una atmósfera de discreta elegancia: el living con piso de baldosas en damero y los comodísimo sillones tapizados en tonos naturales y tierras. Hay libros de arte, de cine, de ecología a disposición del huésped. Sobre las paredes cuelgan enormes fotografías en sepia, enmarcadas en pinotea, muestran los animales de la región. Una vez aquí, es imposible imaginar que sus antiguos dueños (los Blaquier) usaban el lugar como granero.<br /><br />Una galería vidriada funciona como jardín de invierno para continuar la costumbre del relax; más allá, piscina y después el campo. <br /><br />Afuera, los ñandúes se pasean orondos como si nada y se ven carpinchos que llegan desde un tajamar vecino. Aquí ya no hay perros ni ganado, eso es historia antigua.<br /><br />Las seis habitaciones de la casa principal fueron acondicionadas con idéntico buen gusto, lo mismo que las tres cabañas dispuestas en el parque. <br /><br />Valeria y Leslie Cook son los encargados de recibir a los viajeros que eligen vivir los esteros desde un ambiente más exclusivo, con atmósfera de estancia.<br /><br />Por la mañana Leslie organiza una larga caminata. Empezamos por un sendero abierto en la selva detrás de las huellas de carpinchos y guazunchos (corzuelas); también se nota el paso de los chanchos salvajes, una especie exótica que alguna vez habitó un campo vecino y ahora crece a su aire. Entre las copas de los árboles se adivinan los monos carayás. Al final se abre la gran sabana correntina que nos lleva hasta el estero. <br /><br />En una lomada nos detenemos junto a una gran palmera seca para ver el nido abandonado de una cigüeña jabirú –la de mayor porte del mundo– y ahora ocupado por un grupo de cotorras que lo convirtieron en un verdadero conventillo. Desde allí, binoculares en mano, contamos 15 ciervos que pastan en el borde del bañado.<br /><br />El almuerzo nos sorprende con la mesa preparada por Ramona Godoy, que elabora sus recetas con productos de la huerta orgánica y un criterio muy particular que la lleva a mixturar conceptos de la cocina gourmet con espíritu correntino.<br /><br />Por la tarde vamos a visitar a doña Tolencha Quintana que vive a varios kilómetros de la estancia, en el <strong>paraje Ubaí</strong>. Piso de tierra, paredes de adobe y paja, así es su <strong>ranchito</strong>.<br /><br />Entre mate y mate nos cuenta el secreto para conseguir que las zanahorias crezcan y después nos muestra con orgullo la huerta, el gallinero y el corral con el rebaño ovejas. <br /><br />Por la noche salimos con la ilusión de encontrar un aguará guazú, una mezcla de lobo y zorro. Verlo ha sido la suerte de unos pocos y hoy no es nuestro caso. Entonces, nos alegramos cuando aparecen unos carpinchos trasnochados, varios zorritos y las vizcachas que, aquí, llevan una vincha blanca sobre la cara.<br /><strong><br />San Alonso</strong><br /><br />Para llegar, la única alternativa es volar en avioneta sobre la inmensidad verde y acuática de los esteros. Desde el aire vemos como la tierra desaparece y reaparece cientos de cientos de veces en el agua. Los ciervos corren diminutos allá abajo y cuando estamos por aterrizar, una jabirú levanta vuelo.<br /><br />Ubicada a orillas de<strong> la laguna Paraná</strong>,<strong> San Alonso</strong> es la otra estancia de los Tompkins y desde lo alto se asemeja a un gigante islote de 56 mil hectáreas. Está completamente aislada y esto le confiere un atractivo especial.<br /><br />La propiedad fue un gran emprendimiento ganadero; así lo cuenta Omar Rojas que llegó hace 22 años y trabajó como capataz. Ahora, con su mujer Antonia y su sobrino Olegario, reciben a los turistas y se ocupan de las pocas vacas que el nuevo <strong>patrón</strong> les permite mantener en el campo.<br /><br />En los viejos tiempos, sacar el ganado fuera de la estancia era una odisea. Dos veces al año marchaban con 500 a 800 vacas a puro nado por un canal de los esteros y tardaban dos jornadas en llegar a destino.<br /><br />La casa tiene un aspecto isleño y está rodeada por añosos árboles que crean un entorno fresco. Los cuartos están ambientados con calidez y el buen gusto que caracteriza a los emprendimientos Tompkins.<br /><br />Tenemos la laguna para nosotros solos y salimos a navegarla en compañía de Omar. En algunos sectores hay tantos aguapés que parece un verdadero jardín flotante. Antes que oscurezca intentamos llegar hasta el <strong>río Carambola</strong> y regresamos para ver el atardecer desde el muelle.<br /><br /> El cielo se vuelve rosado y al final se enciende de un rojo tan intenso que tiñe las aguas. De repente, cientos de patos biguás aparecen desde el fondo de la laguna y vuelan en círculo sobre nuestras cabezas una y otra vez como si fuera parte de un antiguo ritual.<br /><br />El aire se impregna de una extraña energía. Unos minutos más tarde descienden por grupos sobre el montecito de árboles y desaparecen entre las copas. Anochece.<br /><br /><strong>Geografía pura </strong></p> <p><br />La <strong>Reserva Provincial del Iberá</strong> tiene unos 13 mil km2 y ocupa el 14% del territorio de <strong>Corrientes</strong>. Es una red de humedales independiente que se formó sobre antiguos cauces abandonados del <strong>río Paraná</strong>. La integran lagunas, esteros, embalsados y bañados y hasta donde se sabe, toda el agua proviene de las lluvias.<br /><strong><br />Para entender sus diferentes formaciones, aquí va un mini glosario:</strong><br /><br /><strong>Embalsados</strong>. Se originan en los camalotales, un entretejido vegetal acuático, sobre el cual se deposita la tierra que arrastra el viento y el agua. Los embalsados flotan y se desplazan de manera imperceptible por la laguna. A veces pueden confundirse con tierra firme y es peligroso caminar sobre ellos por su escasa estabilidad.<br /><br /><strong>Esteros</strong>. Son un gran depósito de agua estancada de uno a tres metros de profundidad cubierta por plantas acuáticas; en Iberá ocupa grandes extensiones.<br /><br /><strong>Bañados</strong>. Es la acumulación temporaria de agua sobre los terrenos más bajos. Cuando este fenómeno se da sobre tierras casi planas, el drenaje se dificulta y da origen al malezal que se ve como montículos de tierra sobre el campo. <br /><strong><br />Un parque para el futuro</strong> <br /><br />El proyecto <strong>Iberá </strong>es el nuevo desafío de <strong>The Conservation Land Trust</strong>, la asociación fundada por Douglas Tompkins en 1992 con el objetivo de adquirir áreas de alto valor ecológico para convertirlas en parques naturales. <strong>Pumalín</strong> en <strong>Chile</strong> y <strong>Monte León</strong> en nuestro país, son algunos ejemplos. <br /><br />En <strong>Iberá</strong>, la tarea de Tompkins se inició en 1998 con la compra de tierras para promover la conservación de los ecosistemas de los esteros y establecer una reserva estricta; ésta será donada al gobierno nacional o provincial.<br /><br />Sofía Heinonen, integrante del grupo de biólogos que trabaja en este proyecto con sede en <strong>Rincón del Socorro</strong>, cuenta que el proceso llevará unos 20 años. Durante ese tiempo se implementarán varios programas para actuar sobre el medio natural pero también sobre el factor humano. <br /><br />En este sentido la idea del <strong>TCLT</strong> es colaborar con el <strong>gobierno de Corrientes</strong> en la construcción de puestos de guarda parques, senderos para turistas y capacitación del personal en sitios estratégicos de la reserva. Otras iniciativas están dirigidas al trabajo con la comunidad, especialmente la local, para crear conciencia de la conservación y buscar un mecanismo de acercamiento con el gobierno, de cara a la futura transferencia de tierras.<br /><br />En otro plano se trabaja en la restauración de los ambientes propiedad del <strong>TCLT</strong>, para revertir los efectos negativos de la actividad ganadera, agrícola y forestal. <br /><br />En este sentido, el sistema de cultivo del arroz en tierras de la reserva es hoy uno de los puntos más complicados, porque el cultivo resulta sumamente contaminante para el área.  <br /><br />La recuperación de especies extinguidas en la zona es otra de las grandes metas. Actualmente están focalizados en la reintroducción del oso hormiguero y ya tienen todo listo para traer a estos animalitos de regreso a los esteros. Sólo están a la espera del visto bueno del gobierno correntino.<br /><br /><br />Por Gabriela Pomponio<br />Fotos de Mariana Eliano<br /><br /><br />Publicado en Revista LUGARES 124. Agsoto 2006.</p></contenido>
    <fotos>
    <foto foto_id="441" privacy="0" views="23" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>El día termina sobre la laguna Paraná.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros, Iberá.</tags>
    <file>/content/cache/1/441</file>
    <date>2009-11-12 09:59:09</date>
    </foto>
    <foto foto_id="438" privacy="0" views="28" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Bajo el sol del mediodía, el yacaré se asolea.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros, Iberá.</tags>
    <file>/content/cache/1/438</file>
    <date>2009-11-12 09:58:57</date>
    </foto>
    <foto foto_id="439" privacy="0" views="39" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Al anochecer, un zorro ronda por Rincón del Socorro.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros, Iberá.</tags>
    <file>/content/cache/1/439</file>
    <date>2009-11-12 09:59:02</date>
    </foto>
    <foto foto_id="440" privacy="0" views="18" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>El vuelo de una garza mora.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros, Iberá.</tags>
    <file>/content/cache/1/440</file>
    <date>2009-11-12 09:59:05</date>
    </foto>
    </fotos>
    <url>/nota/101/naturaleza-viva-del-ibera</url>
    </nota>
    <nota id="97" url="/nota/cuatro-estancias-correntinas" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 11:19:39" fecha_creacion="2009-11-11 13:41:07" estado_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
    <volanta/>
    <titulo>Cuatro estancias correntinas</titulo>
    <keywords/>
    <resumen><p>De Yapeyú a Esquina, el campo descubre  una particular idiosincrasia litoraleña entre arreadas, pingos, avistajes en los  esteros y elatuendo  colorido del mencho.</p></resumen>
    <contenido><p>Tienen santos propios y deidades que ninguna iglesia reconoce. Fueron políticamente indómitos y aún hoy sostienen principios de flagrante anacronismo: los liberales usan pañuelo celeste al cuello y el de los federalistas es colorado. Sus mitos y leyendas impregnan el aire en los territorios rurales como el único oxígeno posible. El guaraní es su lengua y el chamamé, una expresión de identidad regional que se sintetiza en ese grito viril llamado sapukay. Los correntinos son la encarnación de la ley aparte, una bandera de talante independista que flamea orgullosa en el corazón de la <strong>Mesopotamia</strong>. Por una vez, la rectilínea división fronteriza establecida por voluntad de los hombres –con <strong>Misiones</strong> al norte y <strong>Entre Ríos al sur</strong>–, coincide con una realidad geográfica y cultural específicas.  <br /><br />Compendio de historia argentina y de realismo fantástico, así es <strong>Corrientes</strong>. Tuvo revoluciones de comuneros –en el siglo XVIII– que derivaron en operativos antijesuíticos; en sus fueros brotó <strong>Curuzú Cuatiá</strong>, primer pueblo argentino post mayo de 1810;  fue, además de base mitrista en la <strong>Guerra de la Triple Alianza</strong> (1865-1870), cuna de un hombre grandioso, don <strong>José de San Martín</strong>, hijo pródigo de <strong>Yapeyú</strong>. También lo fue de algunos anónimos honorables que ganaron idéntica inmortalidad, como <strong>Juan Bautista Cabral</strong>, nacido en <strong>Saladas</strong>, granadero ascendido a sargento (1813) y catapultado al otro mundo cual soldado heroico cubriéndose de gloria al dar su vida por el general. Y cuna de otros, que por razones muy distintas pero igualmente consideradas patrióticas, se añaden a la lista de personajes correntinos. Empezando por <strong>Antonio Mamerto Gil Núñez</strong>, también mentado <strong>Curuzú Gil</strong> y conocido por todos como <strong>Gauchito Gil</strong>.<br /><br />A poco que se escarbe en la idiosincrasia popular, aflora el culto a este tipo de héroes; gauchos también ellos, de talante <strong>robinhoodiano</strong>, aunque de alcance más doméstico, sus nombres perviven en la memoria de la gente. Es el caso del autonomista Olegario Alvarez –el gaucho Lega– y del liberal San Antonio María, que además de repartir entre los pobres bienes que no le fueron propios, se hizo predicador de la fe cristiana en los pagos de <strong>Concepción</strong>. Este detalle piadoso, sin embargo, no lo salvó de morir decapitado, al estilo Gil.<br /><br />Del otro lado de las gestas históricas y las razones de los mártires populares están las fuerzas protectoras de <strong>San La Muerte</strong>, <strong>Santa Librada</strong>, del <strong>Santo Madero</strong>, de <strong>Itá-Pucú</strong>... Y está ese sedimento de creencias guaraníes que derivó en una numerosa y fantástica prole mesopotámica, integrada por un ser mutable (E-Yara se transforma en flamenco para seducir doncellas), animales de bizarras fusiones (una víbora con cabeza de perro –<strong>Mboi</strong>-<strong>yaguá</strong>– que habita en los esteros; un pez con cabeza de caballo –Pirá-nú– que ataca las embarcaciones), otros medio humanos (el <strong>Yaguareté-Abá</strong>, feroz hombre tigre), un gigante antropófago llamado Caá-Porá (que además fuma pipa hecha de un cráneo), un enano perturbador que anda desnudo (el rubio y barbudo <strong>Yaspí-yateré</strong>, raptor de niños y mujeres) y puede hacerse invisible gracias a un bastón ¡de oro! (Cabría preguntarse de dónde conocerían este metal precioso los guaraníes...). Tampoco falta el visitante de la siesta, un hombre peludo –<strong>Curupí</strong>– que tiene la manía de andar en cuatro patas y es capaz de enlazar a féminas e infantes –una vez más– con su desmesurado miembro. Y así sucesivamente.<br /><br />En nuestro largo viaje no nos topamos con especimen sobrenatural alguno ni en el más solitario de los recodos palustres. Nada hubo que alterara la profunda serenidad de las noches, ni el letargo de las tardes, ni las incursiones en los restañados esteros. Será porque esos encuentros improbables exigen requisitos que la mera curiosidad intelectual no puede suplantar, y nosotras, salvo mostrar fascinación por tales mitologías, no pudimos aspirar a más. Rescatamos, sí, la grandeza de ciertos momentos vividos junto a los menchos en sus horas de trabajo a pleno campo, y al anochecer en alguna matera donde, amargos mediante, el fuego solía incitar a la palabra; entonces los aspectos mágicos de la existencia aparecían como al pasar, pero sólo después de haber transitado la conversación por todos los aspectos concernientes al estado del tiempo y la familia. <br /><br />De esa y otras conversaciones, además, surgieron las peculiaridades de una lengua pluralista con palabras como bendito (techo de paja a dos aguas, así llamado por las manos unidas en el rezo), tapera (un argentinismo que, sépalo, es la casa deshabitada del tape, aborigen del lugar), caracará (indígena preguaraní que habitaba en <strong>Corrientes</strong>), mencho (hombre –peón– de campo), y mariscador (cazador furtivo de los esteros que desaparece una vez promulgada la Ley 3.771/83, que declara el <strong>Iberá Reserva Natural</strong>), entre otras. <br /><br />Aquí los hombres de campo hacen sus manualidades –trabajo necesario– cuando la lluvia impide asomar la nariz afuera. Largo rato soportó un paisano que lo miráramos mientras tejía una cogotera (o fiador) para su caballo. Primero cortó de un cuero una tira larga y ancha, y después la hizo flecos de casi la mitad para una punta. Retorció la parte no cortada y la ablandó golpeándola con una mazeta –pieza de madera– de un lado y del otro; la pasó por la sobadora (otra pieza de madera con una hendidura profunda) para estirarla, y luego se puso a trenzar los tientos, tensándolos en cada vuelta: para hacerlo usó unos protectores de cuero tipo mitones pero sin dedos, que le cubrían palma y dorso de la mano, de manera que pudiera estirar con fuerza sin cortarse. Por último hizo el nudo, que formó con ayuda de una lezna (alezna, decía él) para ir pasando los tientos, y una tenaza para emparejar la forma y apretar. <br /><br />Así fue que con sabor a chipás recién horneados, sabrosa mandioca frita, guisos camperos, y algún escabeche de carne prohibida, cumplimos con un itinerario que arrancó en <strong>Yapeyú</strong>, junto al <strong>río Uruguay</strong>, siguió rumbo al norte para torcer a la izquierda en Virasoro e ir directo a los esteros; tras hacer una segunda escala en los esteros, en <strong>Loreto</strong>, el recorrido continuó descendiendo por el oeste hasta Esquina, a orillas del <strong>Paraná</strong>. En cuatro etapas, que se midieron en otras tantas estancias, cubrimos 2.200 generosos kilómetros. Fue una semana intensa en la que <strong>Corrientes</strong> se nos reveló tierra prometida, a la medida de los espíritus viajeros; una tierra inusual, hecha de agua y fauna salvaje, con pobladores la mar de cordiales y siempre dispuestos a posar encantados para la foto, sin temor a perder el alma ni la compostura. <br /> <br /><br /><strong>Yapeyú </strong><br /><br />Esta nueva tranquera que se abre al turismo a tiro de piedra del pueblito homónimo, marcó el feliz inicio de nuestro itinerario. La propiedad, de 2.500 hectáreas, la compró Jorge Monti hace seis años, quien además se encargó de reciclar la antigua casona; ésta supo ser almacén de ramos generales, de ahí las dimensiones de sus dependencias. Con patio incluido, ocupa 850 m2. La sala de estar con chimenea se abre a la derecha del hall, no bien se traspone el umbral. A la izquierda, es la galería y su holgura las que se adueñan del espacio, al que dan algunos de los cuartos. El comedor principal es amplio y concluyente: más allá está el afuera, una franja de parque y el quincho con asador. Al aludido comedor se conecta otro más pequeño y éste, a su vez, se vincula a una habitación con baño privado, con lo que este conjunto redunda en un ámbito ideal para hacer rancho aparte desde la hora del desayuno, en bata y pantuflas. <br /><br />Un patio interior –rectángulo amplio y descubierto ribeteado de tejas antiguas, prácticamente todas originales– es el marco para las tertulias y comidas del nocturno estival. Un placer bajo las estrellas.<br /><br />En las proximidades del casco destaca una prolija huerta, cuyas frescuras vegetales aparecen más tarde en el plato. <br /><br />En la estancia atienden Margarita, virtuosa cocinera, y su marido, Fabián. Esta joven pareja tiene el don del buen trato y la discreción; ambos lucen impecables a toda hora y da gusto verlos, en sus ratos libres, con su niñito de dos años, Sebastián.<br /><br />Recorrer el campo es parte del quehacer del visitante y aquí se encontrará con que en los bajos ya brotan los arrozales, un orden verde y quieto que se aprecia con plenitud en febrero; para los terrenos altos, en cambio, Jorge está pensando en la soja, cultivo en alza. El ítem fuerte de la estancia es la ganadería (cría e invernada), con dos mil cabezas que componen una cruza de británico con índico, esto es, Brangus –mezcla de Aberdeen Angus con Brahman (cebú)– y Braford –Hereford con Brahman–.<br /><br /><strong>Yapeyú</strong> llega hasta la costa del <strong>Uruguay</strong>; el paseo arrima a la desembocadura del <strong>Estingana</strong>, uno de los dos arroyos (el otro es el <strong>Aguapey</strong>) que tributa sus aguas a ese río después de pasar por la propiedad. La costa está jalonada de cina cina y en el suelo blando se van quedando varados incontables caracoles, enormes, alimento dilecto de las gallinetas. Una galería de selva subtropical de especies nativas sigue la línea del Estingana, inspiradora de merodeos a caballo entre la intrincada trama de lianas y troncos. El arroyo, que desagua angosto, aguas arriba se estira muy ancho, invita a remontarlo en canoa canadiense.<br /><br />Actividad fundamental en Yapeyú es, en palabras de Jorge Monti, la pesca. Oficia de guía Angel Bartlett, robusto encargado de la estancia, todo simpatía y mejor predisposición. <br /><br />Al día siguiente de nuestra llegada, la mañana había arrancado con lluvia y ésta no amainaba; no se había podido ensillar caballos ni preparar sulky, ni pasear en cuatriciclos y menos aún salir en lancha por el río. Así que decidimos ir a Yapeyú y Angel, orgulloso nativo de esa localidad, se ofreció a acompañarnos, y de paso, haría las compras para el asado de ese mediodía pasado por agua. Minutos antes de salir, bajo ese diluvio y por lo tanto calado hasta los güesos, había llegado el joven Salvador Sampallo, empilchado en sus coloridas polainas a rayas y en patas, como está mandado en el campo correntino. Salvador es hermano de otros 16, todos hijos de una madre a la que más tarde visitaríamos en su rancho, en un alto de la propiedad. En las proximidades hay un pequeño cementerio que fue privado; ahora es usado por familiares y amigos. Allí, dicen que dicen, está enterrada <strong>Rosa Guarú</strong>, la supuesta verdadera <strong>madre de San Martín</strong>.<strong><br /></strong><br /><strong>San Lorenzo</strong><br /><br />Con los Vizcaychipi, José padre e hijo, nos encontramos en la estación de servicio de Virasoro, y de entrada José I nos desalentó para salir esa misma noche hacia la estancia. “El camino está imposible, un lodazal tremendo, no habrá manera de pasarlo... Y menos con un vehículo como el que ustedes tienen... Mejor partimos mañana a primera hora, con luz de día es otra historia”, dijo el hombre casi como un ruego. Pero nuestra insistencia se radicalizó,  no aflojamos un tranco de pulga y al final partimos. José y su mujer, Marta Dassori, en la camioneta de ellos; José II, Kiki y yo, en la saeta del asfalto. Si en la cancha se ven los pingos –dijimos–, a ver cómo se porta la<strong> X3</strong> en el barro correntino. Porque éste era el punto (y aquí lo confieso con todas las mayúsculas del caso): <strong>BMW</strong> nos había ofrecido semejante joyita sin sospechar a qué exigencias la someteríamos. Nosotras tampoco.<br /><br />Ahora imaginen una argamasa mórbida y resbaladiza pero a la vez consistente, mezcla de arcilla colorada con clara de huevo sin batir. Fue pisarla y ladearse; fue querer enderezar las ruedas y deslizarse peligrosamente a la cuneta. En segundos, Marta y José se perdieron en la noche, mientras nosotros, con la súper automática X3 no hacíamos más que patinar de costado, sin lograr que la doble tracción se accionara. Kiki, ni corta ni perezosa, largó el volante y dijo: “Josecito, agarrala vos, con estas cubiertas lisas no voy ni para atrás ni para adelante”. Nunca mejor dicho. “Es como si quisieras caminar hacia una dirección y tus pies te llevan para el otro lado”, se decía Kiki en voz alta. Josecito, feliz. Desde que habíamos dejado Virasoro, no veía el momento de pilotear la situación.<br /><br />Al rato, la camioneta de sus padres reapareció en el camino y desde ese momento no nos separamos más; ellos precediéndonos y nosotros tratando de avanzar, a lo cangrejo y haciendo trompo, haciendo trompo y a lo cangrejo. Y cada dos por tres, un banquinazo a la izquierda, otro a la derecha. Para hacerla corta, diré que cubrir un tramo de 73 km nos tomó casi cuatro horas. Con frío, bajo una lluvia quieta y una noche sin luna, los José palearon, empujaron y se dejaron las botas enterradas en los huellones una y otra vez. Hubo un momento en el que José I casi claudica; harto de no avanzar más que meros centímetros en cada desatascada, dijo que “así no es posible seguir, hay que volver a Virasoro y mañana se verá”. Claro que tal como lo dijo, siguió insistiendo. Terco el barro, terco el hombre.<br /><strong><br />El campo y el agua</strong><br /><br />La <strong>X3</strong> no estará hecha para fangales, pero gracias a la buena muñeca de José (h) y su conocimiento del camino, resistió sin descalabrarse. Y llegamos. Los Vizcaychipi exhaustos, los vehículos enlodados hasta el portaequipajes, y nosotras aliviadas. Mientras José recuperaba la sonrisa y Marta preparaba una cena de urgencia, su hijo, orgullosísimo de haber salido airoso del trance, abría una botella de vino tinto a tiempo: todos necesitábamos un trago reparador.<br /><br />La mañana nos regaló la ilusión de unas horas claras y decidimos ir directo a observar animales salvajes. Daniel Leguiza, el capataz, estaba aplicado a algunas tareas de la huerta; su mujer lo observaba y  se paseaba junto al surco cultivado con Araceli –la última nieta– en brazos, una criatura celestial de pelitos rubios, piel blanquísima y ojos claros. Viven ahí mismo, patio de por medio, con dos hijas. Cristina es la más pequeña y ayuda a Marta en la cocina; Isabel, la mamá de Araceli, también suele prestar servicios a la casa y hace queso, una artesanía estacional que los huéspedes suelen tener en el desayuno y nosotras comimos de copetín.<br /><br />Oriundo de <strong>Santo Tomé</strong>, Daniel es pastor evangelista y los domingos da los discursos en la iglesia; no hay momentos de ocio para este hombre: esa misma tarde, a la vuelta de los esteros, lo encontraríamos haciendo una cogotera (como lo expliqué más arriba), mientras caía una pertinaz llovizna que se nos antojó eterna.<br /><br />Al llegar a la costa donde concluye el campo, la claridad del día ya viraba al claroscuro de la tormenta; embarcamos en una lancha para recorrer dos kilómetros de un estrecho canal abierto en un extenso embalsado, una trama perfecta que entretejen plantas acuáticas y raíces hasta tomar <strong>consistencia</strong> de gruesa alfombra. José clavó el remo entre la enmarañada vegetación para mostrarnos que ese aspecto de tierra firme es falso, que debajo de lo aparente todo es agua: el embalsado se hunde con la presión y cuando ésta cede, la alfombra se reacomoda. Nos acercamos a la boca del canal que de tan angosta casi no la vimos. Estaba todo lleno de papiros... ¡Y de arañas! Nubes de ellas. Viven en comunidad y hacen unas largas telas para cazar; es fácil que obstruyan la salida, pasándolas de lado a lado, detalle que a la vuelta nos obligó a echarnos en el fondo de la embarcación para no llevárnoslas puestas.<br /><br />El canal se hizo cuando se intentó, hace 40 años, plantar arroz sin éxito y quedó esa brecha que los Vizcaychipi aprovechan para conectarse con la <strong>Laguna Galarza</strong>. Este es el único acceso a la misma, privilegio que saboreamos mientras nos deslizábamos muy lentamente para ir observando el hábitat y sus criaturas. Nos dimos panzadas de yacarés overos (el más perseguido) a los que hubiésemos podido acariciar de tan cerca que los teníamos, pero nos abstuvimos de esa insensatez; se mira y no se toca el yacaré. Hasta vimos una madre con sus crías recién nacidas, tamaño llaverito. Comprobamos que la jacana (gallito de agua) es capaz de pastorear sobre unas pocas varas de junco seco sin hundirse; vimos un <strong>Martín Pescador</strong> chico que hizo honor a su nombre en una eficaz demostración; no faltaron las garzas que aparecían y desaparecían en silenciosa bandada, y hasta la llamada garza bruja desplegó su plumaje en un vuelo que nos dejó sin habla. <br /><br />El estrecho pasaje concluyó e ingresamos naturalmente a la laguna, respiro ancho y sereno. Después de cruzarla, nos adentramos en el <strong>arroyo I sirí</strong>, otra maravilla ubérrima de flora silvestre; el pehuajó, una planta de hojas alargadas, está por todas partes y comparte territorio con otras como la curupí, la ambaí (de la que se hacen pastillas para la tos), la sangre de drago (cuyas hojas verdes y coloradas tienen forma de corazón) y vaya usted a saber cuántas más. Dimos una vuelta entre manchones de islotes flotantes sobre los que crecen cantidad de árboles, y navegamos el I sirí hasta conectar con la<strong> Laguna de Luna</strong>, inmarcesible extensión de agua dulce que se pierde en su propio horizonte lacustre. Fuimos bordeando la orilla, pespunteada de matas de caraguatá, bromelácea de hojas aserradas y filiformes; no dijimos ni mu durante el trayecto, por temor a romper el sortilegio difundido sobre la meditación acuática. Pasó un biguá en vuelo rasante, y más alto, una garza mora aleteó en el aire gris de la mañana que ya concluía. <br /><br />Kiki no perdonó un pájaro. Un federal por aquí, un varillero congo en contraluz, otro federal pero pálido (el plumaje rojo de la cabeza era, en este caso, amarillo anaranjado) y hasta el pájaro lavandera (negro muy negro, de cabeza blanca muy blanca), así llamado porque lava los insectos antes de comérselos. Madre Natura nos regaló la aparición esquiva del ciervo de los pantanos, y por supuesto, la de algún que otro carpincho, no menos arisco.    <br /><br /><strong>La vuelta a la casa la consumamos piponas de flora y fauna</strong><br /><br />Mientras devorábamos el guiso humeante con que Marta nos había esperado, nos dedicamos a hablar de la estancia y sus circunstancias. Supimos así que la compra del campo data de 1977, que pertenecía a los Sychosky (los dueños de yerba Amanda y el <strong>Museo del Mate</strong> que está en <strong>Apóstoles</strong>,<strong> Misiones</strong>) y que entonces se canjeó campo de yerba (700 Ha) por éste, a portón cerrado, con mil cabezas. Ubicada sobre el flanco noreste de los esteros, la propiedad tiene tres mil hectáreas. Uno de los potreros es el que está junto al canal de acceso a la <strong>Laguna Galarza</strong>, y dentro de este potrero está el <strong>Paraje Galarza</strong>, donde viven alrededor de 40 personas. La <strong>Fundación Ecos Iberá</strong> presta ayuda a este paraje que cuenta con escuela, la iglesia evangelista (en la que oficia el capataz de la estancia) y una estación de guardaparque con Centro de Interpretación. <br /><br />Desde hace cinco años Marta y José reciben huéspedes en <strong>San Lorenzo</strong>. Aquí, la sencillez y el buen trato son valores primordiales; sus anfitriones se muestran como son, transparentes en su modo de ser y voluntariosos, decididos a que nadie se vaya con otras ganas que no sean las de volver.  José (h), por su parte, no disimula el entusiasmo que le provoca esta actividad; es una máquina de generar ideas tendientes a enchanchar el abanico de programas que pueden ofrecer en los esteros vecinos. <br /><br />Marta tuvo bisabuela germano-brasileña (por parte de madre) oriunda de <strong>San Borja</strong>, quien estuvo en la refundación de <strong>Santo Tomé</strong>. Los ancestros de José Vizcaychipi también son brasileños por vía materna, y por el lado paterno, uruguayos de origen vasco. Marta y José se casaron jovencísimos: ella 18 y él 23 años. Tuvieron tres hijos –el mentado José (ingeniero agrónomo), Marta Inés (diseñadora gráfica) y Pablo, todavía en la secundaria– y viven en Virasoro.<br />Cuando nos fuimos de San Lorenzo, el tiempo no había mejorado demasiado, sólo lo justo como para tomar coraje y desandar el barro. Era domingo a la mañana y ya estábamos a punto de empezar con el temible estilo trompo-cangrejo-cuneta, cuando divisamos a don Esteban ....., en sus pilchas de día de ocio y rumbo a alguna parte. Nos cruzamos el saludo de rigor, se dejó fotografiar y cuando le alabamos la yegua que montaba, casi se diría que se sonrojó el hombre. “Se llama La Paloma” –dijo, y siguió su rumbo al trotecito lento.   <br /><br /><strong>San Juan Poriahú</strong><br /><br />Sin contar el borde de los esteros, la estancia tiene 12.276 hectáreas. En sus campos se llevan a cabo las tareas de cría e invernada, y hay una considerable tropilla integrada por muy buenos pingos, disponibles para las cabalgatas. Ana María Meabe, perteneciente a una tradicional familia de la provincia, es la propietaria, y su hijo Marcos García Rams es quien la atiende y administra. Un abuelo de Marcos, don Ernesto, recibió el casco de regalo con cinco mil hectáreas, inesperado legado de su gran amigo Angel Fernández Blanco cuando éste falleció. Marcos está instalado en la estancia hace añares; venía aquí de vacaciones y tanto se le metió en el alma el embrujo del lugar, que no concibe otro destino en la <strong>Tierra para vivir</strong>.<br /><br />La historia de <strong>San Juan Poriahú</strong> arranca con los jesuitas, en el siglo XVII y a tiro de piedra de <strong>Loreto</strong>, antiguo pueblo depositario de algunos tesoros de la fe cristiana. Parece ser que los descendientes de los indios de las reducciones tuvieron en custodia las imágenes sacras que quedaron en los templos después de la expulsión de la<strong> Orden</strong>, quienes terminaron por cederla a su parroquia; de ahí tanta riqueza insospechada –incluidas una grandiosa <strong>Virgen de Loreto</strong> y otra de <strong>la Candelaria</strong>– en un enclave donde los habitantes ni arriman a 1.500. <br /><br />De la estirpe jesuítica de la estancia da fe el casco de adobe, tres veces centenario. Este espacio donde se reparten casas y dependencias, es tan generoso como las sombras que lo envuelven, y tan intensa el aura de melancolía que el viajero juraría haber retrocedido al pasado colonial por un encantamiento. Añosas arboledas, el sopor húmedo que prodiga la proximidad de los esteros, imán impostergable llenos de misterio; el aullido ronco de los carayás (monarcas absolutos de las tupidas copas), la polvareda que en las mañanas deja el ganado en cada arreo, los perros y sus ladridos, un lobito de agua a toda carrera por las galerías, las lagartijas en la cal de los muros, los aleros habitados por pájaros... Y Coquito, el loro estrella de la estancia, un perico muy confianzudo que se empeña en usar los hombros de la gente como pista de aterrizaje; vive en libertad Coquito, como todos sus congéneres, pero a la noche se va a dormir a una jaula –así queda a salvo de los depredadores nocturnos– y si está cerrada, a chillido limpio exige que se la abran.<br /><br />No hay detalle que quede excluido de esta atmósfera cargada de embrujo. En una pared de la oficina de Marcos señorea la caparazón de un tatú carreta, grandioso animal prácticamente extinguido. Todo confabula para crear un estado permanente de realismo fantástico, a despecho del clima de abandono que el tiempo y la incuria fueron proyectando, adobe adentro, sobre cada rincón, objetos, mobiliario de época...  <br /><br />Admito que la primera noche pasada en la estancia tuve mis objeciones. El servicio en la mesa resultó tipo express (la comida volvía a la cocina a la velocidad de la luz); más tarde, al entrar en el cuarto no sentí que el ambiente me <strong>recibiera</strong>; el baño afuera, además, ahondó el sentimiento de incomodidad. Pero al otro día, me bastó con la recorrida por los esteros para perdonarlo todo. <br /><br />En la estancia había un grupo familiar numeroso alojándose, así que salimos todos juntos rumbo a los esteros. El trayecto a la costa estuvo jalonado de encuentros con garzas y carpinchos, cigüeñas, aves rapaces y carroñeras... Marcos, un observador de la Naturaleza cuya curiosidad y entusiasmo parecen inagotables, no paraba de llamar nuestra atención señalando las múltiples apariciones, dándonos el nombre preciso de cada espécimen y hasta detalles de comportamiento.<br /><br />Embarcamos en medio de estado de mucha excitación y divertidísimos todos con la salida. Al rato empezó a circular el mate. A medida que nos adentrábamos en el dédado de islotes y embalsados, fuimos aplacando la vocinglería hasta limitarnos a susurrar apenas; no debíamos violentar ese frágil equilibrio natural ni siquiera con el ruido, ajeno al medio, de una voz humana. La tarde se había despejado para nosotros; Marcos movía la embarcación a botador y así nos fuimos adentrandos más y más en ese universo de agua; en un momento dado, el mundo circundante resplandeció con dorados que la luz derramaba sin restricciones. El final del merodeo se selló con la imagen de un enorme yacaré que tomaba sol en la punta de un embalsado, inmóvil, relumbrante de carácter áureo. Para nuestro regocijo, a su alrededor brincaban los capibaras (carpinchos), huidizos y al mismo tiempo curiosos, que aparecían y desaparecían. Mientras tanto, el sol redundaba en una bola trémula de rojos al filo de un horizonte que no tardó en encenderse. Las aguas se hicieron espesas a nuestras miradas; de vez en cuando, sólo un plic de algún lobito quizás sumergiéndose... Volvimos henchidos de serenidad, hechos una seda.    <br /><br />Esa noche, y después de una muy conversada sobremesa, salimos en la camioneta de Marcos a observar bichos. Nos encantó comprobar que en la negritud total los ojos de los yacarés son perfectas luces fluorescentes. ¡Y estaba repleto! Quedará para otra ocasión el encuentro –nada fácil– con el temible aguará-guazú, mezcla rara de perro con hiena (en lo que a aspecto concierne, aclaro) y de indomable temperamento, al punto que no se reproduce en cautiverio. Y también quedará para la próxima un tête-à-tête con la boa curiyú, otra de las criaturas salvajes con las que el experto Marcos tiene sobrada experiencia. <br /> <br /><strong><br />La Rosita</strong><br /><br />La 118, que flanquea los esteros por su orilla occidental, convirtió el trayecto con rumbo sur en un placer multiplicado por tres: la ruta está en perfecto estado, el paisaje que atraviesa es bellísimo y esa mañana la vida era puro sol. Era evidente que había llovido demasiados días seguidos; no hubo casa, rancho o ranchito que no luciera en la soga ropa colgada al por mayor. <br />Pasado el desvío de la 5 que conduce a <strong>Corrientes capital</strong>, el alrededor ganó en atractivos. Aunque para nada visible desde el camino, sabíamos que a cierta distancia se explayaba el <strong>Parque Nacional Mburucuyá</strong>, y entre éstos y el asfalto, fue insinuándose claramente el hábitat de los <strong>esteros del</strong> <strong>Santa Lucía</strong>. Un gran espejo de agua, manchones de palmeras, el cañaveral altísimo y tupido, verjas jalonadas de bananeros y mamón, e incontables tacurús, esos gigantescos hormigueros más o menos cónicos que los lugareños suelen arrancar del suelo y vaciarlos para usarlos como hornos. Grandiosos timbós todavía desnudos, mostraban las formas de un esqueleto que el follaje ocultará a partir de la primavera; y gente de a caballo, todo el tiempo, o en bicicleta, pero mucho menos.  <br /><br />Desde <strong>Saladas</strong>, nos fuimos hacia la costa del <strong>Paraná</strong> y enfilamos para <strong>Goya </strong>por la 27 –que a partir de aquí pasa a ser la 12– y para las nueve de la noche ya estábamos en <strong>Esquina</strong>.<br />Punto de encuentro infalible en este enclave orillero de casonas señoriales y veredas arboladas, es el casino. Ahí habíamos quedado con Alicia Cometta de Landgraff, propietaria de la estancia donde transcurriría nuestro último día.<br /><br />Llegar a <strong>La Rosita</strong> no es difícil (como pudimos corroborar al partir, con luz diurna), pero de noche todos los gatos son pardos, y el camino tiene sus artimañas, así que de corazón agradecimos el gesto de Alicia. El ingreso a la estancia pasó casi inadvertidamente porque la noche seguía menesterosa de luna, pero cuando pasamos la tranquera del casco, las figuras largas y multiformes de una apretada arboleda se recortaron con más intensidad y se impusieron, negras sobre el negro. Tuvo su momento de magia la llegada, y la casa se nos abrió con toda calidez. <br /><br />En la chimenea del living comedor crepitaba la leña encendida y de la cocina llegó el mimo de una panerita con chipás recién horneados, sabroso anticipo de lo que vendría. Al rato, entre comentarios sobre nuestro viaje y los planes para el día después, quedó claro que una de las aficiones de Alicia es la cocina. He de admitir que el pâté campagne con que se inició el menú, fue el modelo más cercano que he conocido del genuino francés, elaborado y devorado años ha en el campo (de allá); esa clásica rusticidad rural es deliciosa cuando está lograda y la de Alicia mereció más de un elogio. Kiki generó cierto pánico en la mesa con su tendencia a esquivar carnes rojas, pero se la vio tan feliz mordisqueando verduras y hortalizas (muy sabrosas) de las guarniciones, que al final nuestra anfitriona se resignó.<br /><br />Ocupé un cuarto reluciente de orden y limpieza, con su baño en idéntica condición. La felicidad que provocó palpar una cama bien vestida, se agrandó al encontrar al pie de ésta una funda con las toallas, una bata y ¡escarpines!, excelente recurso para deambular por la habitación como si se estuviera descalzo. <br /><br />La mañana se desperezó con olor a tostadas y café. Afuera, la bruma todavía no había despejado del todo y las figuras arbóreas recobraron su identidad; entre ellas, unos soberbios palos borrachos seculares. Hay molino embellecido por el abrazo tenaz de una enredadera y junto a él, en una loma, la pileta, dicha sin para en los meses del verano. <br /><br />Ese día nos aplicamos a seguir el ritmo de las actividades del campo. Con Oscar Pereira, el capataz, y un joven Camilo, con tarucho permanente entre los labios,  compartimos como observadoras el ordeñe de vacas (con parte de esa leche, Ema, mujer de Oscar, hace quesos, disponibles en la dieta del huésped cuando hay); los vimos pialar terneros y se nos erizó la piel cuando se mandaron una arreada de caballos, una explosión de energía animal que nos conmovió muy hondo. La tropilla que tienen acá es de 50 ejemplares, nada menos; no en vano la especialidad de La Rosita son las cabalgatas (LUGARES 99): la más corta es de un día. <br /><br />Es ésta una estancia tradicional de actividades rurales a la antigua, al punto que hasta hace poco se hacía la yerra como en los viejos tiempos. La propiedad data de 1890 y se dedica a la cría de ganado vacuno. Alicia y tres hermanos la heredaron de su padre.<br /><br />Recibir es un arte y nuestra anfitriona sabe ejercerlo. La casa está muy bien conservada; la tarea de mantenerla como luce, ordenadísima, recae en Silvia e Itatí, hijas del capataz.<br /><br />Cuando el buen tiempo lo permite, se puede tomar el té en cualquiera de las galerías o bien junto a un gran espejo de agua, en pleno campo, al que se va en sulky. Muy bucólico. No falta el quincho donde se celebran almuerzos e incluso las comidas a la noche si la temperatura ambiente lo permite. Nosotrasfuimos agasajadas con un locro cocido en olla de hierro fundido y fuego de leña, ahí, en la chimenea del quincho que se define junto a los árboles frutales. Fue un final casi perfecto (el casi es por la inminente, ineludible despedida) y sabroso con ganas.<br /><br /><br /><strong>Las pilchas del gaucho</strong><br /><br />Primero va el guardamonte a rayas, de vivos colores, que protege las bombachas: éstas siempre son lisas y de color nada llamativo. <br /><br />A veces sobre el guardamontes va una especie de delantal corto, de cuero; se llama tirador (o culero): el mejor, de ciervo.<br /><br />De la rodilla para abajo van las polainas, hechas de la misma tela rayada; cubren toda la pierna hasta la mitad del pie.<br /><br />Sobre las polainas, la goma cubre el interior de las pantorrillas.<br /><br />La tobillera calza en la parte trasera del pie y lo protege de los golpes, las espinas...  <br />De la tobillera sale una solapita que protege el tobillo del estribo, ya que éste calza entre el dedo gordo y el segundo. <br /><br /><br /><br />Por Rossana Acquasanta<br />Fotos: Kiki Boccarelli<br /><br /><br />Publicado en Revista LUGARES 103. Septiembre 2004.</p></contenido>
    <fotos>
    <foto foto_id="424" privacy="0" views="55" usuario_id="1" votos_positivos="2" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Avistaje de un yacaré.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros, Iberá.</tags>
    <file>/content/cache/1/424</file>
    <date>2009-11-11 13:42:56</date>
    </foto>
    <foto foto_id="423" privacy="0" views="14" usuario_id="1" votos_positivos="2" votos_negativos="0" location_id="0">
    <titulo>Gauchos en la estancia Yapeyú.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros, Iberá.</tags>
    <file>/content/cache/1/423</file>
    <date>2009-11-11 13:42:53</date>
    </foto>
    <foto foto_id="422" privacy="0" views="38" usuario_id="1" votos_positivos="3" votos_negativos="0" location_id="60">
    <titulo>Yacaré en primer plano.</titulo>
    <descripcion/>
    <tags>Esteros, Iberá.</tags>
    <file>/content/cache/1/422</file>
    <date>2009-11-11 13:42:50</date>
    </foto>
    </fotos>
    <url>/nota/97/cuatro-estancias-correntinas</url>
    </nota>
    </notas_relacionadas>
    </destino>
    <cantidad_cronicas>
    <cantidad total="418"/>
    </cantidad_cronicas>
    </content>
    <context>
    <sidebar>
    <home_objects>
    <home_object home_object_id="5" home_id="2" url="/nota/alguna-vez-hiciste-dedo-o-llevaste-a-alguien-que-lo-hacia-como-fue-la-experiencia" home_object_type_id="1" element_id="2636" foto_id="">
    <name>CONSIGNA DEL DIA</name>
    <home_object_title>¿Alguna vez hiciste dedo o llevaste a alguien que lo hacía? ¿Cómo fue la experiencia?</home_object_title>
    <content id="2636" url="/nota/alguna-vez-hiciste-dedo-o-llevaste-a-alguien-que-lo-hacia-como-fue-la-experiencia" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="0000-00-00 00:00:00" fecha_creacion="2014-09-23 12:09:15" estado_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" cant_comentarios="0">
    <volanta/>
    <titulo>¿Alguna vez hiciste dedo o llevaste a alguien que lo hacía? ¿Cómo fue la experiencia?</titulo>
    <keywords/>
    <resumen/>
    <contenido/>
    <fotos/>
    <categorias>
    <categoria id="49" url="tipo-nota-consigna" parent="48">
    <nombre>Tipo Nota Consigna</nombre>
    </categoria>
    </categorias>
    <notas_relacionadas/>
    <destinos_relacionados/>
    <locations/>
    <object_title>¿Alguna vez hiciste dedo o llevaste a alguien que lo hacía? ¿Cómo fue la experiencia?</object_title>
    </content>
    </home_object>
    </home_objects>
    </sidebar>
    </context>
    </xml>