Humahuaca

Por qué ir

Porque además de ser uno de los pueblos más importantes de la Quebrada, aún conserva su parte autóctona: todavía se puede encontrar una numerosa población quechua que mantiene las costumbres de sus antepasados y su riqueza cultural.

Por su aspecto colonial caracterizado por sus callecitas, monumentos y su famoso reloj torre del que todos los mediodías sale una imagen tamaño real de San Francisco Solano.

Por su fiestas tradicionales, especialmente su carnaval. Allí la mixtura de lugareños y los turistas, es un espectáculo digno de vivir. Se destacan las comparsas por las calles y grupos de locales tocando los instrumentos típicos de la quebrada el aire libre.

Para tener en cuenta

Mejor época: Verano | Primavera | Invierno | Otoño
Cantidad de días: 4 días | 2 días
Para ir: En familia | Con amigos | Solo | En pareja
Plan: Cultural | Relax

Imperdibles

  1. Uquía
  2. Huichaira
  3. Casabindo
  4. Iruya

Tips

  • » Es recomendable disponer de 5 o 6 días para recorrer los alrededores.
  • » Llevar ropa liviana para soportar durante el día las altas temperaturas y un buen abrigo, rompevientos y campera polar abrigada para sortear el frío de la noche. Hay gran amplitud térmica en la zona.
  • » No exigirse físicamente e ingerir comidas livianas y abundantes líquidos es fundamental para contrarrestar los efectos de la altura, sobre todo para aquellos que viven en ciudades de llanura.

Tips de Viajeros

No hay tips de Viajeros en este destino. ¡Sé el primero en dejar tu tip!

subí tu tip »

Para dejar tu tip es necesario estar registrado a lugaresdeviaje.com

Registrate sin cargo o ingresá tu usuario y clave.

No hay crónicas de Viajeros en este destino. ¡Sé el primero en subir tu crónica! Subí tu crónica

Está cerca de...

  • Purmamarca
    77 km
  • Tilcara
    42 km
  • San Salvador de Jujuy
    126 km
 
abrir / cerrar Debug
 
<xml>
<configuration>
<skin>
<iphone>0</iphone>
<name>Basic skin</name>
<version>1.0</version>
<author>FrooIT.com</author>
<website>Lugares de Viaje</website>
<domain>http://www.lugaresdeviaje.com</domain>
<header>
<title>Lugares de Viaje</title>
<keywords>Lugares de Viaje, viajes, destinos, hoteles, restaurantes, mapas, cómo viajar, paseos y excursiones, datos útiles, Argentina, destinos internacionales, viajar con chicos, alojamiento, escapadas, turismo rural, tango, shopping, deportes, turismo aventura</keywords>
<description>Guía de viajes online con la recomendación de la revista LUGARES y la valoración y la experiencia de los usuarios. Todo lo que necesitás para armar tu próximo viaje</description>
<favicon>
<skinpath/>
/default/static/images/icons/favicon.ico
</favicon>
<css>
<skinpath/>
/default/static/css/main_v10.css
</css>
<jquery/>
<rss name="Lugares" active="1"/>
</header>
</skin>
<regiones_locations>
<location id="2" name="Buenos Aires" url="buenos-aires" order="2" parent="1"/>
<location id="3" name="Patagonia" url="patagonia" order="2" parent="1"/>
<location id="4" name="Norte" url="norte" order="2" parent="1"/>
<location id="5" name="Cuyo" url="cuyo" order="2" parent="1"/>
<location id="6" name="Centro" url="centro" order="2" parent="1"/>
<location id="7" name="Litoral" url="litoral" order="2" parent="1"/>
<location id="8" name="Internacional" url="internacional" order="2" parent="1"/>
</regiones_locations>
<destinos_locations>
<location id="50" name="Cachi" url="cachi" order="3" parent="4"/>
<location id="48" name="Cafayate" url="cafayate" order="3" parent="4"/>
<location id="72" name="Catamarca" url="catamarca" order="3" parent="4"/>
<location id="16" name="Humahuaca" url="humahuaca" order="3" parent="4"/>
<location id="49" name="Molinos" url="molinos" order="3" parent="4"/>
<location id="51" name="Purmamarca" url="purmamarca" order="3" parent="4"/>
<location id="1090" name="Rio Hondo" url="rio-hondo" order="3" parent="4"/>
<location id="21" name="Salta" url="salta" order="3" parent="4"/>
<location id="791" name="San Salvador de Jujuy" url="san-salvador-de-jujuy" order="3" parent="4"/>
<location id="46" name="Tafí del Valle" url="tafi-del-valle" order="3" parent="4"/>
<location id="52" name="Tilcara" url="tilcara" order="3" parent="4"/>
<location id="45" name="Tucumán" url="tucuman" order="3" parent="4"/>
</destinos_locations>
<navigation>
<item display="Cronicas" name="cronicas">
<subitem name="Listar" url="action=list"/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Home" name="home">
<subitem name="Listar" url=""/>
</item>
<item display="Destinos" name="destinos">
<subitem name="Listar Destinos" url=""/>
<subitem name="Crear Destinos" url="action=add"/>
<subitem name="Listar Locations" url="action=list_locations"/>
<subitem name="Crear Locacion" url="action=add_location"/>
<subitem name="Listar Transportes" url="action=list_transportes"/>
<subitem name="Crear Transporte" url="action=add_transporte"/>
</item>
<item display="Paginas" name="pages">
<subitem name="Listar" url=""/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Comentarios" name="comentarios">
<subitem name="Esperando moderacion" url="action=list"/>
<subitem name="Moderados" url="action=list|filter=moderados"/>
<subitem name="Rechazados" url="action=list|filter=rechazados"/>
<subitem name="Todos" url="action=list|filter=todos"/>
</item>
<item display="Hoteles" name="hoteles">
<subitem name="Listar" url=""/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Notas" name="notas">
<subitem name="Listar Notas" url=""/>
<subitem name="Crear Nota" url="action=add"/>
</item>
<item display="Albums" name="fotos">
<subitem name="Albums" url="action="/>
<subitem name="Todas las fotos" url="action=listFotos"/>
<subitem name="Crear Album" url="action=albumadd"/>
</item>
<item display="Restaurants" name="restaurants">
<subitem name="Listar" url=""/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Usuarios" name="users">
<subitem name="Listar" url=""/>
</item>
<item display="Categorias" name="categorias">
<subitem name="Listar" url="action=list"/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Revista" name="revista">
<subitem name="Listar" url="action=list"/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
</navigation>
</configuration>
<content>
<destino id="44" keywords="" url="humahuaca" clima="HUMAHUACA" google="Humahuaca, Jujuy" destacado="0" location_id="16" map_x="114" map_y="64" votos_positivos="0" votos_negativos="0" estado_id="1">
<nombre>Humahuaca</nombre>
<descripcion/>
<porqueir><p>Porque además de ser uno de los pueblos más importantes de la Quebrada, aún conserva su parte autóctona: todavía se puede encontrar una numerosa población quechua que mantiene las costumbres de sus antepasados y su riqueza cultural.<br /><br />Por su aspecto colonial caracterizado por sus callecitas, monumentos y su famoso reloj torre del que todos los mediodías sale una imagen tamaño real de San Francisco Solano.<br /><br />Por su fiestas tradicionales, especialmente su carnaval. Allí la mixtura de lugareños y los turistas, es un espectáculo digno de vivir. Se destacan las comparsas por las calles y grupos de locales tocando los instrumentos típicos de la quebrada el aire libre.</p></porqueir>
<imperdibles><ol> <li>Uquía</li> <li>Huichaira</li> <li>Casabindo</li> <li>Iruya</li> </ol></imperdibles>
<datosutiles><p><strong>Alquiler de autos</strong><br />Humahuaca no posee ninguna empresa que alquile vehículos, por lo tanto se recomienda al turista que si desea estar movilizado en el lugar procure alquilar en Jujuy un auto.<br /><br />Earth<br />Aeropuerto Internacional de San Salvador de Jujuy<br />T: (0388) 491-2734<br /><a href="http://www.earthargentina.com.ar" target="_blank">www.earthargentina.com.ar</a><br /><br />Avis Rent a Car<br />Güemes 864<br />T: (0388) 424-9800<br /><a href="mailto:jujuy@avis.com.ar" target="_blank">jujuy@avis.com.ar</a><br /><a href="http://www.avis.com.ar" target="_blank">www.avis.com.ar</a><br /><br />Sudamerics<br />Belgrano 601<br />T: (0388) 422-9034 / C: (0388) 15-414-3048<br /><a href="mailto:sudamericsjujuy@argentina.com" target="_blank">sudamericsjujuy@argentina.com</a><br /><br /><strong>Remises</strong><br />El Cardón<br />T: (03887) 42-1813<br /><br /><strong>Cajero Automático</strong><br /><br />Banelco: en Banco Macro<br /><br /><strong>Bancos</strong><br />Banco Macro <br />Jujuy 327<br />T: (03887) 42-1026<br /><br /><br /><strong>Hospitales</strong><br /><br />Hospital Manuel Belgrano <br />Tierra del Fuego s/n<br />T : (03887) 42-1009<br /><br />Primeros auxilios<br />Chaco, esq. Neuquén (Barrio San Cayetano)<br /><br /><br /><strong>Información Turística</strong><br /><br />Municipalidad de Humahuaca.<br />T: (03887) 42-1375<br />Encargada: Alejandra- T: (0388) 15-438-3795<br /><br /><strong>Seguridad</strong><br /><br />Policía- Seccional 15<br />Belgrano 600<br />T: (03887) 42-1017</p></datosutiles>
<fotos>
<foto foto_id="19446" privacy="0" views="58" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Humahuaca. Autor: Soledad Gil.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Jujuy, Humahuaca, el pueblo</tags>
<file>/content/cache/1/19446</file>
<date>2010-06-29 18:12:29</date>
</foto>
<foto foto_id="23993" privacy="0" views="19" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="0">
<titulo>Humahuaca. Autor: Soledad Gil.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Jujuy, Humahuaca, el pueblo</tags>
<file>/content/cache/1/23993</file>
<date>2011-07-08 17:34:38</date>
</foto>
<foto foto_id="23994" privacy="0" views="109" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Humahuaca. Autor: Soledad Gil.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Jujuy, Humahuaca, el pueblo</tags>
<file>/content/cache/1/23994</file>
<date>2011-07-08 17:34:46</date>
</foto>
</fotos>
<categorias>
<categoria id="162" url="cultural" parent="10">
<nombre>Cultural</nombre>
</categoria>
<categoria id="69" url="en-familia" parent="65">
<nombre>En familia</nombre>
</categoria>
<categoria id="68" url="con-amigos" parent="65">
<nombre>Con amigos</nombre>
</categoria>
<categoria id="67" url="solo" parent="65">
<nombre>Solo</nombre>
</categoria>
<categoria id="66" url="en-pareja" parent="65">
<nombre>En pareja</nombre>
</categoria>
<categoria id="65" url="para-ir" parent="2">
<nombre>Para ir</nombre>
</categoria>
<categoria id="63" url="4-dias" parent="5">
<nombre>4 días</nombre>
</categoria>
<categoria id="62" url="2-dias" parent="5">
<nombre>2 días</nombre>
</categoria>
<categoria id="16" url="relax" parent="10">
<nombre>Relax</nombre>
</categoria>
<categoria id="9" url="verano" parent="4">
<nombre>Verano</nombre>
</categoria>
<categoria id="8" url="primavera" parent="4">
<nombre>Primavera</nombre>
</categoria>
<categoria id="7" url="invierno" parent="4">
<nombre>Invierno</nombre>
</categoria>
<categoria id="6" url="otono" parent="4">
<nombre>Otoño</nombre>
</categoria>
<categoria id="4" url="mejor-epoca" parent="2">
<nombre>Mejor época</nombre>
</categoria>
</categorias>
<hoteles/>
<restaurants>
<restaurant id="1558">
<nombre>Kallapurca</nombre>
<descripcion><p>Frecuentado restó-bar con música en vivo. La especialidad son los platos con quinoa y carne de llama. Todos los días, mediodía y noche.</p></descripcion>
<direccion>Av. Belgrano 210.</direccion>
<telefono>T: (03887) 42-1463.</telefono>
<email/>
<website/>
</restaurant>
<restaurant id="1559">
<nombre>Matías Tejerina</nombre>
<descripcion><p>Tradicional restaurante (más conocido como “Matías”), frecuentado por locales y turistas que se entusiasman con el ambiente que le otorgan los manteles de goma, las paredes de color fuerte y las gaseosas de litro. Minutas. Mediodía y noche. Cierra domingos por la noche.</p></descripcion>
<direccion>Av. Belgrano 346.</direccion>
<telefono>(0388) 15-419-5836.</telefono>
<email/>
<website/>
</restaurant>
<restaurant id="1560">
<nombre>Comedor Mikunayoc</nombre>
<descripcion><p>Tradicional comedor de la familia Mendoza (dueños del Hostal El Caucillar de Iruya y del Transporte Mendoza que arrima a esa localidad). Sirven muy sabrosas minutas, todos los días al mediodía. En alta temporada, también por la noche.</p></descripcion>
<direccion>Corrientes y Tucumán. </direccion>
<telefono>T: (03387) 42-1163.</telefono>
<email/>
<website/>
</restaurant>
<restaurant id="1561">
<nombre>La Cacharpaya</nombre>
<descripcion><p>Típicas comidas regionales del norte con el plus de espectáculos folklóricos para amenizar el almuerzo. Frente a la plaza principal. Especialidad: locro, cazuela y empanadas.</p></descripcion>
<direccion>Jujuy, esq. Santiago del Estero (frente a la plaza principal).</direccion>
<telefono>T: (03887) 42-1016.</telefono>
<email/>
<website/>
</restaurant>
<restaurant id="1562">
<nombre>La Terminal</nombre>
<descripcion><p>Este restaurante se encuentra el la terminal de Humahuaca. Se trata de un salón amplio, decorado con estilo colonial con elementos típicos de la región como tapices, cuero y faroles. Abre todos los días, de 8.30 a 01 hs.</p></descripcion>
<direccion>Av. Belgrano esq. Entre Ríos.</direccion>
<telefono>T: (03887) 42-1397.</telefono>
<email/>
<website/>
</restaurant>
<restaurant id="1563">
<nombre>El Rosedal</nombre>
<descripcion><p>Sorprende su claro estilo colonial donde se destacan sus amplias puertas con arcos. El lugar se distingue por su jardín interno donde abundan las rosas y donde el comensal puede disfrutar de un almuerzo o cena al aire libre. Abre todos los días desde las 8 a 23. Especialidad: cabrito al horno con papas doradas y lomo de llama a la mostaza.</p></descripcion>
<direccion>Buenos Aires 175.</direccion>
<telefono>(03887) 42-1318.</telefono>
<email/>
<website/>
</restaurant>
<restaurant id="1564">
<nombre>Casavieja</nombre>
<descripcion><p>Restaurante de cocina regional montado en antigua casona con puerta esquinera. Platos de llama y cabrito. Suele abrir para eventos y grupos.</p></descripcion>
<direccion>Buenos Aires esq. Salta.</direccion>
<telefono>(03887) 42-1181.</telefono>
<email/>
<website/>
</restaurant>
<restaurant id="1565">
<nombre>Peña de Fortunato Ramos</nombre>
<descripcion><p>Dirigida al turismo masivo, además de respetar el menú autóctono de la zona, esta casona antigua tiene un escenario en donde tocan folklore en vivo y una pantalla grande, en donde pasan videos culturales.</p></descripcion>
<direccion>Jujuy, esq. San Luis.</direccion>
<telefono>(03887) 42-1040.</telefono>
<email/>
<website/>
</restaurant>
<restaurant id="1566">
<nombre>El Fortín</nombre>
<descripcion><p>Comida regional + copetín al paso.</p></descripcion>
<direccion>Buenos Aires s/n.</direccion>
<telefono>(0388) 15-488-2721.</telefono>
<email/>
<website/>
</restaurant>
<restaurant id="1567">
<nombre>Camino del Inca</nombre>
<descripcion><p>El restaurante de la hostería Camino del Inca cuenta con un menú a la carta. Los platos más pedidos son: lomo a la frontera y suprema de pollo. Abre al público en general, todos los días de 08:30 a 22:30.</p></descripcion>
<direccion>Ejército del Norte s/n.</direccion>
<telefono>(03887) 42-1136.</telefono>
<email>hosteriainca@imagine.com.ar</email>
<website>www.noroestevirtual.com.ar</website>
</restaurant>
<restaurant id="1568">
<nombre>Las Señoritas</nombre>
<descripcion><p>Olga Romero y su marido, un militar retirado natural de este pueblito de la Quebrada, empezaron hace unos años a servir comida. Agrandaron la casa, pusieron quinta y un frambuesal. De la huerta salen las verduras con las que Olga cocina. Quien pase por este restó bar pensando en saciar apetito y seguir, se equivoca: primero descubrirá los platos hogareños de Olga y segundo, no podrá dejar de zambullirse en los tejidos de su mini boutique. Hay además un sencillo alojamiento de dos ambientes (una cama matrimonial y 4 individuales) y baño compartido.</p></descripcion>
<direccion>Viltipoco s/n, Uquía.</direccion>
<telefono>(03887) 49-0511.</telefono>
<email/>
<website>cerrolassenoritas-resto.blogspot.com</website>
</restaurant>
</restaurants>
<transportes>
<transporte id="429" categoria_id="53">
<nombre>Flecha Bus - Jujuy</nombre>
<datos><p>En <a title="Jujuy" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/san-salvador-de-jujuy">San Salvador de Jujuy</a>, T: (0388) 424-2318. <br />En <a title="Buenos Aires" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/ciudad-de-buenos-aires">Buenos Aires</a>, T: (011) 4000-5200. <br />En <a title="Rosario" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/rosario">Rosario</a>, T: (341) 440-4389. <br />En <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/notas/destino/salta" target="_blank">Salta</a>, T: (0387) 431-2819.<br /><br /> <br /></p></datos>
<website>www.flechabus.com.ar </website>
<email/>
<categoria>Bus</categoria>
</transporte>
<transporte id="430" categoria_id="53">
<nombre>Andesmar - Jujuy</nombre>
<datos><p>En <a title="Jujuy" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/san-salvador-de-jujuy">San Salvador de Jujuy</a>, T: (0388) 422-3293 <br />En <a title="Buenos Aires" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/ciudad-de-buenos-aires">Buenos Aires</a>, T: (011) 6385-3031<br />En <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/notas/destino/mendoza" target="_blank">Mendoza</a>, T: (0261) 405-4300<br />En <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/notas/destino/salta" target="_blank">Salta</a>, T: (0387) 431-0263</p></datos>
<website>www.andesmar.com </website>
<email/>
<categoria>Bus</categoria>
</transporte>
<transporte id="431" categoria_id="53">
<nombre>Balut - Jujuy</nombre>
<datos><p>T: 0800-888-2258 <br />En <a title="Jujuy" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/san-salvador-de-jujuy">San Salvador de Jujuy</a>, T: (0388) 422-2134 <br />En <a title="Buenos Aires" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/ciudad-de-buenos-aires">Buenos Aires</a>, T: (011) 4314-2048 <br />En <a title="Córdoba" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/cordoba">Córdoba</a>, T: (0351) 425-1950<a title="Rosario" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/rosario"><br /> </a></p></datos>
<website>www.balutsrl.com.ar </website>
<email/>
<categoria>Bus</categoria>
</transporte>
<transporte id="432" categoria_id="53">
<nombre>El Rápido Internacional - Jujuy</nombre>
<datos><p>En <a title="Jujuy" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/san-salvador-de-jujuy">San Salvador de Jujuy</a>, T: (0388) 424-0240 <br />En <a title="Buenos Aires" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/ciudad-de-buenos-aires">Buenos Aires</a>, T: (011) 6385-3031<br />En <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/notas/destino/salta">Salta</a>, T: (0387) 15-457-9444 <br />En <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/notas/destino/mendoza" target="_blank">Mendoza</a>, T: (0261) 429-5095</p></datos>
<website>www.elrapidoint.com.ar </website>
<email/>
<categoria>Bus</categoria>
</transporte>
<transporte id="433" categoria_id="53">
<nombre>La Veloz del Norte - Jujuy</nombre>
<datos><p>T: 0-800-444-8356<br />En <a title="Jujuy" href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/san-salvador-de-jujuy">San Salvador de Jujuy</a>, T: (0388) 423-4409 <br />En <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/notas/destino/tucuman" target="_blank">San Miguel de Tucumán</a>, T: (0381) 400-0138</p></datos>
<website>www.lavelozcallcenter.com.ar</website>
<email/>
<categoria>Bus</categoria>
</transporte>
<transporte id="528" categoria_id="54">
<nombre>Aerolíneas Argentinas - Jujuy</nombre>
<datos><p>Belgrano 153<br />T: (0388) 422-2575<br />En Buenos Aires, T: (011) 4320-2000<br />T: 0810-222-86527</p></datos>
<website>www.aerolineas.com.ar </website>
<email>informes@aerolineas.com.ar</email>
<categoria>Avión</categoria>
</transporte>
<transporte id="529" categoria_id="54">
<nombre>Andes Líneas Aéreas - Jujuy</nombre>
<datos><p>San Martín 1283<br />T: (0388) 431-0279/78/76 <br />T: 0800-777-26337<br /><br />En Buenos Aires, T: (11) 4508-6750 /58 /59</p></datos>
<website>www.andesonline.com </website>
<email/>
<categoria>Avión</categoria>
</transporte>
<transporte id="530" categoria_id="53">
<nombre>Evelia S.A. - Humahuaca</nombre>
<datos><p>Entre Ríos 110<br />T: (03887) 42-1376 <br /><br />En  Jujuy, T: (0388) 423-6975</p></datos>
<website/>
<email/>
<categoria>Bus</categoria>
</transporte>
<transporte id="531" categoria_id="53">
<nombre>El Quiaqueño - Humahuaca</nombre>
<datos><p>Belgrano y Entre Ríos s/n. <br />En Jujuy, T: (0388) 42-24860.</p></datos>
<website/>
<email/>
<categoria>Bus</categoria>
</transporte>
<transporte id="532" categoria_id="53">
<nombre>Balut - Humahuaca</nombre>
<datos><p>Belgrano y Entre Ríos s/n.<br />T: (03887) 42-1551. <br /><br />En Jujuy, T: (0388) 424-2883.<br />T: 0800-888-2258.</p></datos>
<website>www.balutsrl.com.ar</website>
<email/>
<categoria>Bus</categoria>
</transporte>
<transporte id="533" categoria_id="53">
<nombre>El Panamericano</nombre>
<datos><p>En Jujuy, T: (0388) 423-7330</p></datos>
<website/>
<email/>
<categoria>Bus</categoria>
</transporte>
<transporte id="535" categoria_id="53">
<nombre>Transportes Iruya</nombre>
<datos><p>Belgrano y Entre Ríos s/n, Humahuaca.<br />T: (03887) 42-1174/ 1442.<br />De domingo a viernes, desde Humahuaca a Iruya a las 8.20, 10.30 y 15; sábados sólo 8.30 y 10.30<br />Regresa desde Iruya a las 6, 13 y 15.15; domingo sólo 13 y 15.15</p></datos>
<website/>
<email/>
<categoria>Bus</categoria>
</transporte>
</transportes>
<tips>
<tip>
<tip_id>525</tip_id>
<destino_id>44</destino_id>
<usuario_id>1</usuario_id>
<usuario_nickname>Lugares de Viaje</usuario_nickname>
<tip_contenido>Es recomendable disponer de 5 o 6 días para recorrer los alrededores.</tip_contenido>
</tip>
<tip>
<tip_id>524</tip_id>
<destino_id>44</destino_id>
<usuario_id>1</usuario_id>
<usuario_nickname>Lugares de Viaje</usuario_nickname>
<tip_contenido>Llevar ropa liviana para soportar durante el día las altas temperaturas y un buen abrigo, rompevientos y campera polar abrigada para sortear el frío de la noche. Hay gran amplitud térmica en la zona.</tip_contenido>
</tip>
<tip>
<tip_id>523</tip_id>
<destino_id>44</destino_id>
<usuario_id>1</usuario_id>
<usuario_nickname>Lugares de Viaje</usuario_nickname>
<tip_contenido>No exigirse físicamente e ingerir comidas livianas y abundantes líquidos es fundamental para contrarrestar los efectos de la altura, sobre todo para aquellos que viven en ciudades de llanura.</tip_contenido>
</tip>
</tips>
<destinos_cercanos>
<destino id="29" url="purmamarca" estado="1">
<nombre>Purmamarca</nombre>
<distancia>77 km</distancia>
<fotos>
<foto foto_id="873" privacy="0" views="62" usuario_id="1" votos_positivos="1" votos_negativos="0" location_id="51">
<titulo>Calle de Purmamarca con el Cerro de los Siete Colores detrás.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Cerro de los Siete Colores, Purmamarca.</tags>
<file>/content/cache/1/873</file>
<date>2009-11-23 13:25:39</date>
</foto>
</fotos>
</destino>
<destino id="30" url="tilcara" estado="1">
<nombre>Tilcara</nombre>
<distancia>42 km</distancia>
<fotos>
<foto foto_id="1559" privacy="0" views="50" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="52">
<titulo/>
<descripcion/>
<tags>Norte, Tilcara, portada</tags>
<file>/content/cache/1/1559</file>
<date>2009-12-10 16:01:17</date>
</foto>
</fotos>
</destino>
<destino id="127" url="san-salvador-de-jujuy" estado="1">
<nombre>San Salvador de Jujuy</nombre>
<distancia>126 km</distancia>
<fotos>
<foto foto_id="18251" privacy="0" views="103" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="791">
<titulo/>
<descripcion/>
<tags/>
<file>/content/cache/1/18251</file>
<date>2010-05-17 16:07:31</date>
</foto>
</fotos>
</destino>
</destinos_cercanos>
<cronicas>
<cronica id="352" fecha_creacion="2010-03-14 13:08:54" votos_positivos="4" votos_negativos="2" usuario_id="583886" location_id="44">
<titulo>IMPERDIBLE</titulo>
<contenido><p>Salimos con la expectativa de conocer el Valle de la  Luna en San Juan. Ya que estamos paseando fuimos por Cordoba para entrar por arriba a San Juan, en el lìmite con La Rioja. Llegando en la "frontera" con La Rioja, el policia que hacìa verificaciòn nos pregunto nuestro destino, dije Valle de la Luna, y me preguntò: conocen Talampaya ???  preguntamos donde queda  y alli fuimos, y fue una genial experiencia. Es un lugar M A R A V I L L O S O !!! Ojala todo el mundo pueda conocerlo. Allì volvimos a sentir con mi esposa, cuan pequeños somos ante la inmensidad de la naturaleza.Desde luego tambien fuimos al Valle de la Luna, pero obnubilados por semejante belleza, no nos parecio tan buena, aunque si lo es.</p></contenido>
<resumen>VALLE DE LA LUNA Ischigualasto -TALAMPAYA</resumen>
<usuario usuario_id="583886" sexo="M" anio="1960" pais="12" provincia="1" ranking="13">
<nickname>bigpm22</nickname>
<email>bigpm22@yahoo.com.ar</email>
</usuario>
<fotos>
<foto foto_id="10762" privacy="0" views="44" usuario_id="583886" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="44">
<titulo/>
<descripcion/>
<tags/>
<file>/content/cache/583886/10762</file>
<date>2010-03-14 13:08:54</date>
</foto>
<foto foto_id="10772" privacy="0" views="72" usuario_id="583886" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="44">
<titulo/>
<descripcion/>
<tags/>
<file>/content/cache/583886/10772</file>
<date>2010-03-14 13:08:55</date>
</foto>
<foto foto_id="10782" privacy="0" views="83" usuario_id="583886" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="44">
<titulo/>
<descripcion/>
<tags/>
<file>/content/cache/583886/10782</file>
<date>2010-03-14 13:08:56</date>
</foto>
<foto foto_id="10792" privacy="0" views="46" usuario_id="583886" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="44">
<titulo/>
<descripcion/>
<tags/>
<file>/content/cache/583886/10792</file>
<date>2010-03-14 13:08:57</date>
</foto>
<foto foto_id="10802" privacy="0" views="132" usuario_id="583886" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="44">
<titulo/>
<descripcion/>
<tags/>
<file>/content/cache/583886/10802</file>
<date>2010-03-14 13:08:58</date>
</foto>
</fotos>
</cronica>
</cronicas>
<que_hacer>
<nota id="1511" url="/nota/iruya" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2011-07-13 17:07:50" fecha_creacion="2010-06-29 17:49:08" estado_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
<volanta/>
<titulo>Iruya</titulo>
<keywords>Iruya, Abra del Cóndor, Pucará de Titiconte, San Isidro, San Juan, Chiyayoc, Rodeo Colorado</keywords>
<resumen><p>Joyita salteña a la que se accede por Jujuy, su iglesia escondida entre los cerros se ha convertido en postal del Noroeste argentino.</p></resumen>
<contenido><p>A este poblado salteño que vive como colgado de los cerros sólo se puede acceder a través de Jujuy, más exactamente tomando la RP 13 (de ripio) que nace en la RN 9, <strong>25 km al norte de Humahuaca</strong>. En total son 75 km por un impresionante camino de cornisa, que en transporte público toma tres horas a puro zigzag, y algo menos en 4x4 de turismo o vehículo particular. A medida que se va ganando altura se aprecian sembradíos, el río que corre paralelo al camino y pequeños puestos entre los cerros de colores; se pasa el <strong>Abra del Cóndor</strong>, a 4000 metros de altura. Al llegar, sorprende la postal de la iglesia blanca, que parece al borde del precipicio. Conviene quedarse aunque sea una noche para disfrutar de la paz del lugar sin el aluvión turístico del mediodía. Si hay tiempo y muchas ganas de andar, se puede conocer también los alrededores, como el <strong>Pucará de Titiconte</strong> y pueblitos aún más chicos, que casi no figuran en los mapas: <strong>San Isidro, San Juan, Chiyayoc, Rodeo Colorado</strong>, a los que sólo se llega tras varias horas a pie o a lomo de mula. En el pueblo, César Luis ofrece trekkings guiados.<br />El primer domingo de octubre se festeja la fiesta patronal del pueblo; vale la pena ver las procesiones y misachicos.<br /><br /><br /><strong>Guía local César Luis</strong><br />T: (0387) 15-593-2576<br /><a href="mailto:cesardluis@gmail.com" target="_blank">cesardluis@gmail.com</a></p></contenido>
<fotos>
<foto foto_id="520" privacy="0" views="194" usuario_id="1" votos_positivos="2" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>La cùpula azul celeste de la Iglesia de la Virgen del Rosario de Iruya, todo un símbolo en las alturas del este salteño.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/520</file>
<date>2009-11-13 13:48:21</date>
</foto>
<foto foto_id="19432" privacy="0" views="137" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Cementerio de Iruya. Autor: Nacho Calonge</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Salta, Iruya, Humahuaca, cementerio</tags>
<file>/content/cache/1/19432</file>
<date>2010-06-29 17:49:35</date>
</foto>
<foto foto_id="19434" privacy="0" views="84" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Camino a San Isidro. Autor: Nacho Calonge</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, norte, salta, humahuaca, Iruya, san isidro, cabalgata</tags>
<file>/content/cache/1/19434</file>
<date>2010-06-29 17:51:44</date>
</foto>
<foto foto_id="19436" privacy="0" views="51" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>En la entrada de la Iglesia de Iruya, hay una explanada donde se celebran las fiestas religiosas. Autor: Nacho Calonge</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, note, jujuy, humahuaca, salta, Iruya, iglesia</tags>
<file>/content/cache/1/19436</file>
<date>2010-06-29 17:51:58</date>
</foto>
</fotos>
<url>/nota/1511/iruya</url>
</nota>
<nota id="1510" url="/nota/serranias-orientales-coctaca-cianzo-aparzo-palca-de-aparzo-y-santa-ana" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2011-07-08 15:40:14" fecha_creacion="2010-06-29 17:42:31" estado_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
<volanta/>
<titulo>Serranías orientales : Coctaca, Cianzo, Aparzo, Palca de Aparzo y Santa Ana</titulo>
<keywords>Humahuaca, Coctaca, Abra de Cruz, Palca de Aparzo, Abra de Zenta, Santa Ana, Parque Nacional Calilegua</keywords>
<resumen><p>Accidentes geográficos y ruinas preincaicas en los alrededores de Humahuaca.</p></resumen>
<contenido><p>Desde <strong>Humahuaca </strong>se abren varios caminos de ripio que suben las sierras orientales, cruzando el Río Grande. Uno de ellos va hasta la quebrada y la población de <strong>Coctaca</strong>, a 9 km, donde hay también un importante yacimiento arqueológico de la cultura omaguaca; a lo largo de hectáreas, inmensos andenes de cultivo testimonian las avanzadas técnicas de agricultura preincaicas.<br />Del mismo cruce sale también la RP 73, que sube 28 km hasta la pequeña población aborigen de <strong>Aparzo </strong>y luego hasta <strong>Palca de Aparzo</strong>, pasando por el <strong>Abra de Cruz</strong>, a 4.100 metros de altura; en los alrededores hay lagunas de agua de lluvia color verde esmeralda. Por el camino acompaña la serranía del <strong>Hornocal</strong>, grandes cerros de colores de 8 km de largo. En el puente de Zenta quedan restos de una fortaleza inca. El camino sigue hasta el<strong> Abra de Zenta</strong>, a 4.450 metros; desde allí, la RP 83, un camino de cornisa con fuertes pendientes en bajada, lleva hasta la comunidad de Cianzo, con sus particulares pocos, cardones de un solo brazo y flor roja. Otra opción es continuar casi 100 km más hasta <strong>Santa Ana</strong>, ya en el camino hacia las yungas del <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/parque-nacional-calilegua" target="_blank"><strong>Parque Nacional Calilegua</strong></a>, donde las mujeres de la comunidad agrícola todavía llevan rebozos bordados rojos o azules, que cambian de color una vez al año.<br /><br /><br /><strong>Ser andino</strong><br />Jujuy 393, Humahuaca.<br />T: (03887) 42-1659<br /><a href="serandinotravesias@yahoo.com.ar " target="_blank">serandinotravesias@yahoo.com.ar </a><br /><a href="http://www.serandino.com.ar" target="_blank">www.serandino.com.ar</a></p></contenido>
<fotos>
<foto foto_id="19425" privacy="0" views="18" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Paisaje típico de Aparzo. Autor: Nacho Calonge</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Norte, Jujuy, Humahuaca, serranías, Aparzo</tags>
<file>/content/cache/1/19425</file>
<date>2010-06-29 17:43:00</date>
</foto>
<foto foto_id="19427" privacy="0" views="46" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Iglesia de Aparzo. Autor: Nacho Calonge</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Norte, Jujuy, Humahuaca, serranías, Aparzo, iglesia</tags>
<file>/content/cache/1/19427</file>
<date>2010-06-29 17:43:11</date>
</foto>
<foto foto_id="19428" privacy="0" views="27" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Cactus enormes y serranías en Aparzo. Autor: Nacho Calonge</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Norte, Jujuy, Humahuaca, serranías, Aparzo, vegetación, cactus</tags>
<file>/content/cache/1/19428</file>
<date>2010-06-29 17:43:23</date>
</foto>
<foto foto_id="19429" privacy="0" views="35" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Capilla de Aparzo. Autor: Nacho Calonge</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Norte, Jujuy, Humahuaca, serranías, Aparzo, iglesia, interior</tags>
<file>/content/cache/1/19429</file>
<date>2010-06-29 17:43:45</date>
</foto>
<foto foto_id="19430" privacy="0" views="53" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Una vista de Aparzo. Autor: Kiki Boccarelli</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Norte, Jujuy, Humahuaca, serranías, Aparzo</tags>
<file>/content/cache/1/19430</file>
<date>2010-06-29 17:43:56</date>
</foto>
<foto foto_id="19431" privacy="0" views="222" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Andenes de cultivo en Coctaca. Autor: Kiki Boccarelli</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Norte, Jujuy, Humahuaca, serranías, Coctaca</tags>
<file>/content/cache/1/19431</file>
<date>2010-06-29 17:44:07</date>
</foto>
</fotos>
<url>/nota/1510/serranias-orientales-coctaca-cianzo-aparzo-palca-de-aparzo-y-santa-ana</url>
</nota>
<nota id="1509" url="/nota/iglesia-cuzquena-de-uquia" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2011-07-08 15:44:31" fecha_creacion="2010-06-29 17:34:43" estado_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
<volanta/>
<titulo>Iglesia cuzqueña de Uquía</titulo>
<keywords>Uquía, San Francisco de Paula, Los ángeles arcabuceros, Los nueve ángeles caballeros</keywords>
<resumen><p>Resabios de la antigüedad, Uquía cuenta con un valor testimonial expresado en sus pinturas y en su Iglesia.</p></resumen>
<contenido><p>Unos 12 km al sur por la RN 9, esta pequeña población se destaca por su iglesia, <strong>San Francisco de Paula</strong>, construida en 1691 y también declarada Monumento Histórico Nacional. De estilo americano y con influencia jesuítica, <strong>guarda el retablo más antiguo de la región</strong>, de madera dorada a la hoja, y un tesoro difícil de igualar: una serie de pinturas conocida como "<a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/que-se-sabe-de-los-angeles-arcabuceros" target="_blank"><strong>Los ángeles arcabuceros</strong></a>", o "Los nueve ángeles caballeros", de origen cuzqueño, que están allí desde mediados del siglo XVIII. Los ángeles se representan vestidos tal como se vestían los militares españoles en la época de Carlos II.<br /><br /><strong>Iglesia de Uquía</strong><br />Abre de 10 a 12 y de 14 a 16 hs.</p></contenido>
<fotos>
<foto foto_id="19421" privacy="0" views="37" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Iglesia de Uquía. Autor: Maxi Failla</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, norte, jujuy, humahuaca, uquía, iglesia</tags>
<file>/content/cache/1/19421</file>
<date>2010-06-29 17:35:11</date>
</foto>
<foto foto_id="19422" privacy="0" views="95" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Interior de la Iglesia. Autor: Maxi Failla</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, norte, jujuy, humahuaca, uquía,iglesia, interior</tags>
<file>/content/cache/1/19422</file>
<date>2010-06-29 17:35:26</date>
</foto>
<foto foto_id="19423" privacy="0" views="42" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Retratos de arte cuzqueño. Autor: Maxi Failla</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, norte, jujuy, humahuaca, uquía, iglesia, interior, arte cusqueño</tags>
<file>/content/cache/1/19423</file>
<date>2010-06-29 17:35:38</date>
</foto>
<foto foto_id="19424" privacy="0" views="79" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Cerámicas del taller de San Jerónimo. Autor: Maxi Failla</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, norte, jujuy, humahuaca, uquía, cerámicas</tags>
<file>/content/cache/1/19424</file>
<date>2010-06-29 17:35:49</date>
</foto>
</fotos>
<url>/nota/1509/iglesia-cuzquena-de-uquia</url>
</nota>
<nota id="1508" url="/nota/vuelta-al-pueblo-de-humahuaca" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2012-02-14 18:06:12" fecha_creacion="2010-06-29 17:27:19" estado_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
<volanta/>
<titulo>Vuelta al pueblo de Humahuaca</titulo>
<keywords>San Francisco Solano, Monumento a los Héroes de la Independencia</keywords>
<resumen><p>Un recorrido por el casco histórico, la bendición de San Francisco Solano y el Monumento a los Héroes de la Independencia.</p></resumen>
<contenido><p>A casi 3000 metros sobre el nivel del mar, <strong>Humahuaca </strong>es el pueblo más grande de la Quebrada, el que más participó en las batallas por la Independencia y el último mojón antes de entrar en la <strong>Puna</strong>. <br />Restauración y declaración de la Unesco mediante, se conserva casi como en los tiempos coloniales, con calles empedradas, paredes blancas, puertas esquineras y faroles de hierro. <br />En la plaza, los artesanos ofrecen su trabajo y los chicos cantan coplas a los turistas. Enfrente está el <strong>Palacio Municipal</strong> (ex Cabildo), con un antiguo reloj del que cada mediodía, a las 12 en punto, sale cual cucú una imagen en tamaño natural de <strong>San Francisco Solano</strong> a dar su bendición a los visitantes. <br />Del otro lado de la plaza se ubica la <strong>Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Candelaria </strong>y<strong> San Antonio</strong>, también Monumento Histórico Nacional, en pie desde fines del siglo XVI. En su interior hay dos retablos, de los siglos XVII y XVIII respectivamente; también la serie de pinturas "Doce profetas", realizada por el artista cuzqueño Marcos Sapaca en 1764.<br />Al lado de la iglesia nace una escalera de 150 metros y 103 escalones, que sube la colina de Santa Bárbara hacia el <strong>Monumento a los Héroes de la Independencia</strong>. Desde allí hay una muy buena vista panorámica del pueblo y los cerros de los alrededores.</p> <h2>Un monumento con historia</h2> <p>La idea de crear un monumento a la memoria del comportamiento heroico de las poblaciones del valle de Humahuaca durante la guerra de Independencia, entre 1810 y 1823, germinó en la mente del gobernador de Tucumán, el federalista Ernesto Padilla (1873 -1951), enamorado de tradiciones argentinas. <br />En 1925 se presentó en el Congreso de la Nación el proyecto de levantar en Humahuaca el <strong>Monumento Nacional a la Independencia</strong>, su fundamento se centró en que fue el lugar dónde más se combatió en defensa de la Nación, con un total de 14 batallas combatidas por los gauchos y nativos, dicho proyecto fue aprobado por unanimidad.<br />Como consecuencia se realizó un concurso de proyectos, donde el ganador  fue el olavarriense Ernesto Soto Avendaño (1886 – 1969), quien inmediatamente se abocó al comienzo de las obras. Su construcción empezó en el año 1933, y fue inaugurado recién en el año 1950. El prestigioso escultor, se graduó en la Academia Nacional de Bellas Artes en 1914; a lo largo de su carrera realizó numerosas exposiciones individuales y colectivas, donde fue premiado tres veces y finalmente recibió el Premio Presidente de la Nación en 1951 por su magnifica obra Monumento a los Héroes de la Independencia.<br />La obra fue emplazada donde originalmente se encontraba la torre de Santa Bárbara que fue corrida unos 50 metros a su izquierda, la escultura está compuesta por piedra y unas 70 toneladas de bronce las cuales se dividieron en cuatro partes, la principal que está dada por el grupo escultórico (de 9 metros de alto), que representa al aborigen Socompa, quién se dice que fue el que transmitió la noticia de Libertad; sin embargo muchos aseguran que la figura correspondería a Diego Viltipoco, cacique que ayudó a Belgrano en la lucha. En la Escultura, se vislumbran tres imágenes que representa, a los grupos originarios, la otra imagen a los gauchos y finalmente la imagen que muestra la batalla que libraron los nativos en conjunto a los gauchos en contra de los realistas. <br />Fuente: <a href="http://www.cienaniosdeturismo.gov.ar" target="_blank">www.cienaniosdeturismo.gov.ar</a></p> <h2>La Feria</h2> <p>A unos 500 metros, cruzando las vías del tren, hay una importante feria que concentra artesanías, pero también alimentos y productos frescos.<br />Si luego se cruza el puente sobre el<strong> Río Grande</strong>, una senda lleva a la sencilla ascensión hasta <strong>Piedras Blancas</strong>, desde donde hay una vista maravillosa de todo Humahuaca y buena parte de la Quebrada. La subida no toma más de media hora, pero tiene tramos pronunciados.</p></contenido>
<fotos>
<foto foto_id="19414" privacy="0" views="11" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Típica callecita humahuaqueña. Autor: Kiki Boccarelli</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Norte, Jujuy, Humahuaca, callecita</tags>
<file>/content/cache/1/19414</file>
<date>2010-06-29 17:28:04</date>
</foto>
<foto foto_id="19415" privacy="0" views="7" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Humahuaca desde lo alto. Autor: Kiki Boccarelli</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Norte, Jujuy, Humahuaca, vista</tags>
<file>/content/cache/1/19415</file>
<date>2010-06-29 17:28:34</date>
</foto>
<foto foto_id="19417" privacy="0" views="9" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Monumentoa los Héroes de la Independencia Autor: Soledad Gil </titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Norte, Jujuy, Humahuaca, monumento a los héroes de la Independencia</tags>
<file>/content/cache/1/19417</file>
<date>2010-06-29 17:28:47</date>
</foto>
<foto foto_id="19419" privacy="0" views="18" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Municipalidad de Humahuaca. Autor: Soledad Gil </titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Norte, Jujuy, Humahuaca, municipalidad</tags>
<file>/content/cache/1/19419</file>
<date>2010-06-29 17:29:21</date>
</foto>
<foto foto_id="19420" privacy="0" views="66" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Todavía hoy se pueden encontrar en la Quebrada hombres y mujeres hilando en sus telares. Gentileza Lugares Edición Especial 2006.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Norte, Jujuy, Humahuaca, teleros</tags>
<file>/content/cache/1/19420</file>
<date>2010-06-29 17:29:45</date>
</foto>
</fotos>
<url>/nota/1508/vuelta-al-pueblo-de-humahuaca</url>
</nota>
</que_hacer>
<notas_relacionadas>
<nota id="121" url="/nota/la-puna-jujena" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 11:48:06" fecha_creacion="2009-11-13 13:54:14" estado_id="1" votos_positivos="6" votos_negativos="0">
<volanta/>
<titulo>La Puna jujeña</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Casi nadie conoce las lagunas altiplánicas de Pululos y Vilama. Ni siquiera los habitantes de la Puna que las tienen al lado. Para aproximarnos a ellas hilvanamos rutas y caminos del oeste de Jujuy, rastreando pueblos donde escasea la gente, pero sobran los paisajes coloridos, signados por la riqueza mineral de esta tierra mágica, hermética y profunda.</p></resumen>
<contenido><p>Hay que saber descubrir la <strong>Puna</strong>. El ritmo salteño, nuestro punto de partida, es vértigo puro comparado con el no-tiempo de las alturas jujeñas. Y no es una cuestión de muchos días: bastaron apenas tres hojitas del calendario para vivir una experiencia intensa y diferente. Sólo dos noches allá arriba configuraron este verdadero y extraordinario viaje.<br />La excusa fue la <strong>laguna Vilama</strong>, en el extremo noroeste, adonde nunca antes había podido llegar la revista <strong>LUGARES</strong>. El guía, Federico Norte, de <strong>Norte Trekking Expeditions</strong>, experto profesional todoterreno que aceptó ser una vez más nuestro cicerone puneño. <br /><br />Tras un rápido repaso de la hoja de ruta, cargamos la camioneta con lo indispensable para esta travesía: un par de bolsas de coca, unas cuantas botellas de agua, tanque lleno de combustible más dos bidones extra (<strong>Susques</strong> y<strong> La Quiaca</strong> son los únicos lugares con estaciones de servicio y a veces ni siquiera hay nafta), y un tubo de oxígeno al que juramos no recurrir.<br /><br />Desde <strong>Salta</strong> tomamos la RN 51, siguiendo el trazado del <strong>Tren a las Nubes</strong>, entre sus viaductos, puentes y zig-zags. Como el célebre convoy, fuimos ganando altura por la <strong>Quebrada del Toro</strong>, mientras asomaban los primeros cardones por las laderas de los cerros.<br />El ripio se hizo asfalto a la altura de <strong>Chorrillos</strong>, y en <strong>Alfarcito</strong> hicimos el primer alto. Una capilla simpática rodeada de álamos es lo más vistoso de este paraje que cobró nuevos bríos desde que el padre <strong>Chifri</strong>, un cura inquieto que anda en cuatriciclo y da misa con títeres, lo dotó de un centro de capacitación en artesanías –con venta al público– y un museo. <br /><br />En un tirón más trepamos hasta <strong>Santa Rosa de Tastil</strong>. Se trata de un poblado de calles curvas que convergen en una plaza donde los lugareños venden tejidos. Amén de las ruinas preincaicas y un museo que rescata la cultura andina que prosperó en la zona, la razón por la que muchos se acercan hasta aquí es la presencia de un curandero, conocido como <strong>Don Ramón</strong>. Espere su turno en silencio, reza el cartel junto a su consultorio, que también cuenta con sala de espera donde sirven café. <br /><br />Más allá divisamos el <strong>Nevado del Acay</strong> (5.950 metros), considerada una de las cumbres sagradas de <strong>Salta</strong>. De repente volvió el ripio y la vegetación se fue reduciendo a unos pastos achaparrados y amarillentos.<br /><br /><strong>Cuesta arriba</strong><br /><br />Pasando <strong>Abra Blanca</strong>, Fede anunció con tono de hazaña que estábamos ya en la <strong>Puna</strong>. Un viento frío y seco nos recibió en <strong>San Antonio de los Cobres</strong>, donde almorzamos algo más que digno en la <strong>Hostería de las Nubes</strong>, antes de seguir subiendo. <br /><br />Podíamos empalmar con la ex ruta 40 hasta las <strong>Salinas Grandes</strong>, pero nuestro guía insistió en que nos desviáramos un poco hacia el oeste para pasar por el viaducto <strong>La Polvorilla</strong>. <br />El camino fue mostrando de a retazos la vida puneña: un pastor de poncho verde arreando su rebaño de ovejas, algunos ranchos de adobe que parecían emerger de la tierra misma y varios montículos de piedras o apachetas, homenajes a la <strong>Pachamama</strong>.<br /><br />Paramos en el famoso viaducto, la postal más conocida del tren, a 4.200 metros de altura. Sacamos las fotos de rigor y seguimos viaje, siempre por ripio, por un cañón de piedra bastante angosto que se vuelve intransitable los días de lluvia. El desmoronamiento de los bloques de basalto, tan temido por los conductores, dibuja un paisaje sorprendente de geoformas rarísimas, colosales, a veces cubiertas por yaretas (una planta típica de esta región cuya resina es usada como combustible). Aunque no había ningún cartel ni líneas divisorias, supimos que en algún momento entramos en la provincia de <strong>Jujuy</strong>. <br /><br />Desde la ruta se ve sobresalir el pico nevado del <strong>volcán Tuzgle</strong> (5.700 metros), una de las mecas del andinismo norteño. A sus pies se encuentra <strong>Puesto Sey</strong>, donde hicimos una parada que incluyó participación activa en una clase de música andina de la única escuela de la zona. <br /><br />Unas nubes negras amenazaban con descargar su cupo anual de agua sobre nosotros. Los truenos se hicieron escuchar con una intensidad abrumadora. Volamos a la camioneta y cayeron apenas dos o tres gotas. Nada de qué preocuparse; la tormenta siguió su rumbo y nosotros el nuestro. <br /><br /><strong>Hacia Susques<br /></strong><br />Un corto desvío nos condujo al paraje de <strong>Pastos Chicos</strong>. Casi todos sus habitantes –no más de 20– se asomaron desde sus casitas de adobe cuando escucharon el ruido del motor. Un grupo de chicos suspendió su picadito para observar cómo intentábamos fotografiar a unas llamas despeinadas. La exposición nos produjo cierto pudor, así que preferimos dejar al pueblo con su calma habitual y nos marchamos.<br /><br />Al llegar a <strong>Susques</strong>, entre curvas y contracurvas, nos alcanzó la tormenta. Los rayos parecían rajar la tierra y, al caer detrás de los cerros, se ramificaban como una telaraña. Lo que empezó como unas chispitas de agua, se convirtió en gotones tipo flechazos, para concluir en una clara granizada. <br /><br />La <strong>hostería El Unquillar</strong> fue nuestro refugio del vendaval. Una vez que desensillamos creímos que ya no nos moveríamos de ahí pero, de pronto, la lluvia se detuvo. Lo que siguió fue un atardecer soñado, de esos con pinceladas anaranjadas y arcoiris incluido. Así que cambiamos de idea y nos dispusimos a dar una vuelta por el pueblo.<br /><br />Conocido como <strong>pórtico de los Andes</strong>, <strong>Susques</strong> se encuentra sumergido en una especie de hoyo entre mesetas, a 3.675 metros de altura. Es, junto con <strong>La Quiaca</strong>, y por decirlo de alguna manera, el pueblo más <strong>cosmopolita</strong> de la <strong>Puna</strong>, ya que es parada obligada de quienes cruzan a <strong>Chile</strong> por el <strong>Paso de Jama</strong>, a 124 km: aquí funcionan <strong>Aduana</strong> y <strong>Migraciones</strong>. Trámites aparte, la iglesia de <strong>Nuestra Señora de Belén</strong>, que data del siglo XVI, es motivo más que suficiente para justificar una visita. <br /><br />El pueblo mantiene su encanto pese al constante movimiento de camiones y micros. Un bulevar atraviesa sus tres calles de tierra, donde no faltan almacenes, un par de casas que ofrecen comidas caseras, un locutorio y hasta un cajero automático. También hay un hospital nuevo, reluciente, inaugurado sólo pour la gallerie  porque todavía carece de agua potable, de manera que la atención se sigue concentrando en la vieja salita de primeros auxilios. El cementerio, ubicado sobre una lomada justo en el centro del pueblo, no le aporta ningún morbo. Más bien lo embellece. Está cercado por un muro de adobe que deja ver las flores de colores que adornan las cruces. <br /><br />Mientras buscábamos algo para comer pasamos por la <strong>hostería La Vicuñita</strong>, donde una lugareña les servía calapurca  –una sopa de carne de llama trozada, caldo, maíz y orégano– a un grupo de geólogos de la<strong> Universidad de Roma</strong>.“Se come en los velorios y en las fiestas, a las 6 de la mañana”, les explicaba. Los romanos observaban entre asqueados y embobados cómo la mujer echaba unas piedras calientes dentro del caldo, que ya empezaba a burbujear. “Es para que tenga más sabor”, agregó. Nosotros preferimos el complejo turístico <strong>Pastos Chicos</strong> (el único con Wi-Fi), donde comimos algo bien liviano (una máxima anti- apunamiento) y palpitamos lo que sería el día siguiente. <br /> <br /><strong>Lagunas de Vilama </strong><br /><br />Ni un rayito de luz había cuando nos despertamos. El objetivo era llegar lo más temprano posible a las lagunas altiplánicas, el plato fuerte de este viaje. La gente de la hostería nos salvó con unos sándwiches para el camino (la única posibilidad de conseguir algo si no lleva vianda es desviándose hacia Liviara).<br /><br />Rumbeamos por la nueva <strong>RN 40</strong> (ex 74), pasando por el <strong>Salar de Olaroz</strong>. Tras vadear algunos arroyos se deja atrás <strong>Coranzulí </strong>y se distingue el <strong>volcán Granada</strong>. El siguiente pueblo es<strong> Mina Pirquitab</strong>. Pueblo es un decir, porque la silueta de la planta minera y el predio que la rodea se parece bastante a una ciudad. Allí se producen concentrados de plata, estaño y zinc. Su actividad es una realidad polémica que choca con la conservación de la naturaleza, aunque tiene otra cara: la fuente de trabajo y progreso que representa para muchas de estas comunidades. De hecho, la mina es quizás la principal razón por la que se apura el asfalto de la 40, bautizada en este tramo como <strong>Corredor Minero</strong>.  <strong><br /></strong><br />La ruta es relativamente transitable hasta el pueblo de <strong>Pirquitas</strong>, a 5 km de la mina. De ahí en adelante, ni hablar; es sólo tierra de expertos (es conveniente consultar el estado del camino en la dependencia policial). A poco de empezar a trepar una vía estrecha y ausente en los mapas, nos topamos con una tranquera y un cartel que decía: Dejar cerrada al entrar o salir. Si no será notificado ante la autoridad. La advertencia nos resultó graciosa, sobre todo considerando las dos o tres almas que deben transitar por este lugar a diario.  <br /><br />Lo que tenía forma de senda más o menos delimitada, se transformó en una huella casi imperceptible que pudimos seguir gracias al GPS, aliado perfecto en estas situaciones. <br />De a poco, se nos fue presentando la fauna local. Primero fue una tropilla de vicuñas y, más adelante, otra de suris y un par de guayatas (gansos andinos). <br /><br />Una superficie musgosa advirtió la cercanía de algo de humedad. Y así fue: un poco más allá nos acercamos a la <strong>laguna Pululos</strong> (4.570 m). Bajamos y caminamos unos 500 metros padeciendo el aire un poco enrarecido por la altura. La recompensa fue grande cuando llegamos a la orilla y vimos a un grupo de parinas que casi ni se mosquearon al enterarse de que tenían visitas. Unos burros hacían lo suyo ahí nomás, pero nuestro foco de atención seguían siendo las parinas que, súbitamente, desplegaron sus alas rosadas y negras, y remontaron vuelo. Moraleja: es necesario llevar binoculares si se quiere observar estas aves por un rato.<br /><br />La propia <strong>laguna Vilama</strong> nos esperaba al final del camino, al pie del cordón montañoso fronterizo con <strong>Bolivia</strong> y un poco más al este del límite con<strong> Chile</strong> (cerca del <strong>cerro Zapaleri</strong>, el hito tripartito). Su aspecto salitroso entre turquesa y verde nos sedujo desde el primer momento. A lo lejos distinguimos una bandada de flamencos que aparecían y se esfumaban, como en un espejismo. El impulso fue lanzarse por la amplia planicie pedregosa que rodea la laguna para admirarla de cerca. Normalmente hace mucho frío (hasta 20º bajo cero, en invierno), pero ese día el clima acompañó y hasta estuvimos tentados de darnos un chapuzón, aunque la escasa profundidad nos lo habría impedido. Así que la caminamos literalmente por el medio, saltando de isla en isla.<br /><br />Con una extensión de 157.000 hectáreas, ésta es la más grande de las lagunas de altura y la que reviste mayor interés para los científicos. Tamaño tesoro fue declarado <strong>sitio Ramsar </strong>en el año 2000 y prioritario en la preservación de las aves acuáticas altoandinas. <br />Antes de partir, hicimos un picnic en una roca enorme cubierta de yaretas y, de tan extasiados por el paisaje, casi ni emitimos palabra. La situación era inmejorable, pero debíamos volver. Teníamos unas duras tres horas de viaje por un camino igualmente duro, y ninguna intención de que nos agarrara la noche.  <br /><br /><strong>Cusi Cusi o Alegría Alegría<br /></strong><br />Por fin pudimos conversar con alguien en <strong>Lagunillas del Farallón</strong>, una pequeña comunidad que se nutre enteramente de energía solar. El asombro de los locales cuando les contamos lo que acabábamos de ver en <strong>Vilama</strong> era tan grande como el nuestro por su total desconocimiento de ese paraíso que tienen a pocos kilómetros. En el pueblo, un monumento, una avenida y una canción recuerdan a Guillermo Llampa, un niño que murió congelado cuando volvía de la escuela. <br /><br />Desde aquí, el trayecto siguió descendiendo y serpenteando entre cerros hasta que, <br />después de mucho tiempo, apareció un cartel advirtiendo –enhorabuena– sobre una curva peligrosa. <br /><br />El nombre técnico con el que los geólogos conocen al cordón montañoso que aparece a ambos lados de la ruta, llegando a<strong> Cusi Cusi</strong>, es <strong>formación Yacoraite</strong>. Para el común mortal, no es más que una inmensidad deslumbrante de texturas y colores. Similar sorpresa causa encontrarse, a pocos kilómetros, con el rojizo<strong> Valle de la Luna</strong> jujeño, que se luce mucho más por la tarde, cuando el sol le da de frente, que por la mañana.<br /><br />Una sucesión de ranchos de adobe, una plaza diminuta con un San Martín despintado, un locutorio y una capilla antigua definen la fisonomía de <strong>Cusi Cusi</strong>, que en lengua quechua significa <strong>Alegría Alegría</strong>. Cuando llegamos, a mediados de febrero, el pueblo se preparaba para recibir el carnaval. Charlando con la gente supimos que unos cuantos trabajan en <strong>la muni</strong>, otros tantos se dedican a sembrar quinoa y que la gran mayoría de los más jóvenes aprovecha el verano para trabajar en <strong>Mina Pirquitas</strong>, regresando a Cusi cuando empiezan las clases.  <br /><br />Nosotros logramos acomodarnos en el albergue de <strong>Don Hipólito Quispe</strong>, el único del pueblo. Allí conocimos a un topógrafo que nos ayudó a armar el rompecabezas del famoso proyecto de asfaltar la nueva ruta 40. El pavimento, nos aseguró, llegará pronto hasta el paraje <strong>Ciénega</strong>. <br /><br />A la hora de la cena, fuimos tocando puerta a puerta hasta que la simpática Benita Llampa respondió a nuestra súplica alimentaria. Compartimos la mesa con su familia, tan hipnotizada como nosotros con una novela mexicana que estaban dando en la tele. El menú, bien casero: milanesa de llama y ensalada.<br /><br /><strong>De yapa</strong><br /><br />Cuando el sol comenzaba a despuntar, abandonamos <strong>Cusi Cusi</strong> para estrenar el recientemente modificado trazado de la<strong> RN 40</strong>. Se debe vadear el<strong> río Granadas</strong> para llegar a <strong>Paicone</strong>, el siguiente pueblo. A esa altura decidimos hacer un pequeño cambio de libreto. Recordamos la charla con el topógrafo y quisimos ir a conocer <strong>Ciénega</strong>, donde se supone que muere la legendaria ruta. Se trata de un paraje pegado a la frontera con <strong>Bolivia</strong>, hasta ahora aislado por un camino intransitable la mayor parte del año. Por eso sus habitantes – que según el último censo, no llegan a 100– consideran la promesa del asfalto como la llave de la integración con otras zonas más desarrolladas.   <br /><br />Una vez allí, teníamos dos opciones: o seguir hasta <strong>Santa Catalina</strong>, según lo pautado, o continuar más hacia el norte. Por puro vicio nos inclinamos por la segunda. Ascendimos por un camino de cornisa bastante complicado que se interrumpe parcialmente detrás de una curva. Desde ese punto, pudimos distinguir una huella de tierra roja que se perdía más abajo, entre los cerros. Un tirón más y estábamos en Bolivia. ¿Encaramos?, preguntó Fede. ¿Por qué no? Y allá fuimos.<br /><br />Hay que reconocer que la aventura nos despertó más de un susto. El barro posterior a la lluvia dificultaba el avance de la camioneta y, por un momento, pensamos en dar marcha atrás. Pero no. Al fin logramos llegar al límite, anunciado por un cartel que decía simplemente<strong> Bienvenidos a Bolivia</strong> y las banderitas de los dos países. No hay un paso marcado, ni puesto fronterizo, ni nada que se le parezca. Apenas una construcción medio en ruinas donde se realiza una feria de intercambio cada tres meses.<br /><br /><strong>Todo concluye al fin</strong><br /><br />La tarde nos encontró en <strong>San Juan de Oros</strong>, un pueblo desierto donde el mayor rastro de vida son unos perros que ladran a los autos que pasan para visitar la capilla, un punto blanco en medio de la enormidad arenosa. “Se fueron todos a<strong> Misa Rumi</strong>”, nos explicó más adelante una señora, mientras cargaba unos baldes de agua. La mencionada localidad se encuentra a 5 km y es otra de las que se sumó a la movida ecológica del aprovechamiento integral de la energía solar.<br /><br />Para seguir, es necesario descender e internarse en un cañadón, donde la ruta se confunde con el cauce de un río. Fue uno de los tramos más impresionantes del viaje; cada metro superaba en belleza al anterior. Decidimos rendirnos ante la gloria del paisaje que teníamos delante y hacer todas las paradas para fotos que fueran necesarias: laderas de colores, cardones, y la silueta solitaria de la queñoa, el único árbol que crece en la<strong> Puna</strong>.<br />Así demoramos unas dos horas para llegar a<strong> Santa Catalina</strong>, nuestra última escala. <br /><br />Descubrir una localidad mediana con calles de piedra, oficinas y una FM local fue como un shock urbano. Una buena noticia para los que decidan recalar por aquí es que desde 2008 tienen una nueva hostería para pasar la noche, además del albergue municipal. <br /><br />Los guiños de ciudad se intensificaron cuando nos fuimos arrimando a<strong> La Quiaca</strong> por la ruta 5, que corre paralela al límite con <strong>Bolivia</strong>. Controles policiales, más y más autos y la llegada al asfalto confirmaron que era el principio del regreso. Y todo lo lejos que uno puede llegar en apenas tres días.<br /><br /><br />Por Cintia Colangelo <br />Fotos de Xavier Martín<br /><br /><br />Publicado en Revista LUGARES 156. Abril 2009.</p></contenido>
<fotos>
<foto foto_id="526" privacy="0" views="60" usuario_id="1" votos_positivos="2" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Camino a Cusi Cusi y la grandeza de los cerros.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/526</file>
<date>2009-11-13 13:55:36</date>
</foto>
<foto foto_id="523" privacy="0" views="47" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>En medio de la nada, a 4.600 metros s.n.m., la laguna de Vilama es un oasis para las aves de altura que viven en la aridez extrema de la Puna.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/523</file>
<date>2009-11-13 13:54:49</date>
</foto>
<foto foto_id="524" privacy="0" views="37" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Bloques de basalto al pie del volcán Tuzgle.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humuahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/524</file>
<date>2009-11-13 13:55:06</date>
</foto>
<foto foto_id="525" privacy="0" views="40" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Una llama bebé disfruta del día soleado.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/525</file>
<date>2009-11-13 13:55:20</date>
</foto>
</fotos>
<url>/nota/121/la-puna-jujena</url>
</nota>
<nota id="120" url="/nota/secretos-de-iruya" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 11:47:34" fecha_creacion="2009-11-13 13:47:30" estado_id="1" votos_positivos="10" votos_negativos="0">
<volanta/>
<titulo>Secretos de Iruya </titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Desde un alto escarpado del noroeste de Salta, la cúpula celeste de su iglesia es un imán para los viajeros de todas partes. En sus alrededores, la montaña esconde otros poblados aún más inaccesibles.</p></resumen>
<contenido><p>El camino comienza en <strong>Salta capital</strong>, a donde llegamos al atardecer de un día de marzo en un vuelo de <strong>Andes</strong>, la nueva línea aérea que une <strong>Buenos Aires</strong> con <strong>la linda</strong>. Con un auto alquilado que, nos aseguran, podrá trepar los cerros como una cabra, partimos. Todavía no sabemos que las lluvias de verano transformaron los 56 km de ripio y cornisas que unen la ruta 9 con <strong>Iruya</strong> en un lodazal escabroso. <br /><br />A la mañana siguiente y después de un desayuno soleado en el precioso hotel Papyrus, partimos. La ruta 9 nos llevará a través de<strong> Jujuy</strong> hasta el norte de <strong>Salta</strong>; así vamos subiendo por valles y montañas que combinan los ocres, verdes, púrpuras y azules de los minerales con festones de cactus y algunas arboledas. Pasamos por un cementerio lleno de flores y colores, el primero que nos recuerda que aquí la celebración de la muerte tiene otros significados. <br />Son poco más de 280 km de asfalto –y sólo un peaje– que nos tientan a detenernos a cada rato en <strong>Maimará</strong>, <strong>Purmamarca</strong>, <strong>Tilcara</strong>, <strong>Huacalera</strong>, <strong>Uquía</strong>, <strong>Humahuaca</strong>. <br /><br />Por si nunca fue o por si se le olvidó, recuerde llenar el tanque del auto en la estación de servicio de <strong>Tilcara</strong>; ya no habrá otra hasta la vuelta. Si no va con vehículo propio, de <strong>Humahuaca</strong> sale el <strong>Mendoza</strong>, colectivo con destino a <strong>Iruya</strong> por 11 pesos y poca comodidad.<br /><br />Pasado el hito de los cuatro mil metros sobre el nivel del mar y Jujuy, volvemos a entrar a <strong>Salta</strong>. Muy pronto nos topamos con un cartel que anuncia  <strong>Iturbe 6 km</strong>, <strong>Iruya 53</strong>. Llegó el momento de abandonar la comodidad y zambullirse en lo desconocido; otros paisajes y otras culturas aguardan más allá.<br /><br />Tomamos el camino de tierra a la derecha, nos encomendamos a la <strong>Pachamama</strong>. El cielo plomizo amenaza lluvia y cumple. Hasta <strong>Iturbe</strong>, el camino se deja llamar <strong>ripio</strong> y los arroyos son nimios desafíos para sortear con el auto. Después, los cerros se nos hacen murallones que nos obligan a conducir en primera perpetua. Atardece y en los siguientes 100 metros tratamos de ver entre la niebla las vueltas del camino de piedra, los precipicios, las luces de las camionetas 4x4 o del <strong>Mendoza</strong> que no afloja. Son 50 km pero el tiempo se hace eterno. ¿Cómo puede llevarnos dos horas hacer un puñadito de kilómetros? Atravesamos un túnel, dejamos el último abismo y aparece la iglesia de cúpula celeste y paredes claras, que parece colgada de un barranco. Es el sello de <strong>Iruya</strong>. <br /><br />Le pedimos un esfuerzo más al auto para subir las empinadas callecitas empedradas hasta llegar al punto más alto, donde se erige la <strong>Hostería Provincial de Iruya</strong>, construida sobre el flanco de un cerro, nuestro hogar durante los siguientes cuatro días. <br /><br />Entrar al hotel y sentirse en casa es todo uno. Desde los grandes ventanales se tiene una imagen del pueblo, allá abajo, encajonado entre cuatro montañas de paredes abruptas, y cortado por los <strong>ríos Milmihuasi</strong> y <strong>Colanzulí</strong>. Eso significa <strong>Iruya</strong>, en quechua, <strong>confluencia entre ríos</strong>, una circunstancia que las lluvias del verano convierten en torrentes de lodo, y cierran el acceso al pueblo.<br /><br />En lengua aymará sin embargo, el nombre Iruya a la aparición de la <strong>virgen del Rosario</strong> entre las pajas (irus), donde hoy se levanta el pequeño templo. El silencio se impone aquí arriba, reino de cóndores y un apreciable número de voluntades humanas. <br /><br />La enorme recepción de la hostería fue redecorada en un estilo minimalista con muebles diseñados por arquitectos jujeños, de la firma Unos. Los <strong>puffs</strong> redondos de madera, los sillones de acero y tiento, el bar con piedras de la región, el catre antiguo y los ponchos, mantas y otros tejidos realizados por artesanos locales invitan a sumergirse en una cultura diferente, a contemplarla y disfrutarla.<br />Las 14 habitaciones, sencillas y amplias, no tienen televisión ni teléfono, porque aquí son recursos innecesarios. La infusión de coca, en cambio, es vital para reacomodar los desajustes que la altura provoca (lo indicado es llegar ya <strong>coqueado</strong>, sino, el efecto del té es muy relativo); aquí estamos a 2.780 metros.<br />La terraza, balcón espectacular al río y el entorno montañoso, es el lugar para desayunar o ver las estrellas, en especial la <strong>Cruz del Sur</strong>, aún venerada por los herederos de esta tierra. <br /><br />La comida es otro atractivo de la hostería, que ofrece un menú de delicias basadas en productos muy típicos de la zona. Carne de llama, semillas de quinua con hongos y queso de cabra, papines de diferentes colores y sabores, dulces de cayote, sopas reconfortantes a la noche y ensaladas fresquísimas para el almuerzo, panes y hasta pastas hechas a mano, que se acompañan con vinos salteños. <br /><br />Aquí hay buen clima y todos actúan como si se conocieran. Un 40% de los huéspedes es extranjero. En la hostería no se permite fumar ni se puede pagar con tarjeta de crédito.<br /><br />Alfredo Cernusco, gerente de la cadena <strong>Maresur</strong>, que tiene la concesión de esta hostería y la de <strong>San Antonio de los Cobres</strong>, explica que la idea de la empresa es integrar el hotel a la cultura del lugar; por ejemplo, apoya el proyecto de una pareja anglo argentina para enseñar fotografía digital en una de las escuelas primarias. <br /><br />Hay que bajar al pueblo para usar el teléfono (el único que tiene la telefónica), chequear un mail en el nuevo ciber, probar algo sustancioso en el comedor vecinal de <strong>Tina</strong> a precios muy económicos, o tomar algo en la <strong>Hostería Federico III</strong>, cuya propietaria, Gloria Federico es todo un personaje de <strong>Iruya</strong>, con quien las conversaciones no tienen desperdicio.<br /><br />En Iruya hay un correo, algunos hospedajes económicos, un <strong>Concejo Deliberante</strong>, escuelas primaria y secundaria, cancha de fútbol y voley, un hospital que pide a gritos equipamiento, médicos especialistas y tantas otras necesidades, mulas que van tranquilamente al paso por las callejuelas y ovejas berreando su encierro. <br /><br />Si llega a Iruya un viernes <strong>de pago</strong> (cuando cobran las jubilaciones), el pueblo bulle de gente que baja desde los cerros. Entonces se arma en la plaza una feria donde se vende de todo (zapatillas, relojes, ollas, remeras, discos de cumbia, choclos y tamales, buzos a la moda, verduras e incluso reproductores de mp3 truchos) menos artesanías. Es normal, los compradores son en su mayoría kollas que vienen a aprovisionarse hasta el próximo mes, cuando tengan que volver a cobrar, caminando kilómetros por los cerros. <br /><br />El resto del tiempo<strong> Iruya </strong>es un pueblo tranquilo que respeta a rajatabla la hora de la siesta. La acción gira en torno de la llegada y salida de los colectivos <strong>Mendoza</strong>, la visita a la iglesia, la telefónica, la despensa, los comedores y, algunas noches, las peñas donde se escuchan las coplas correspondientes a la época del año (en <strong>Pascua </strong>cambian) y según la procedencia del músico. <br /><br />Los lunes es obligada la visita al colorido cementerio, que está pegadito a la hostería. Los iruyanos les llevan agua en botellas de plástico a los que <strong>viajaron</strong>; les prenden una vela y les comentan las novedades de la familia y la comunidad.<br />Fundado alrededor de 1790, aislado durante siglos, hoy Iruya es el hogar de unas 1.300 personas y no obstante la dificultad de acceso, es uno de los centros turísticos más solicitados de <strong>Salta</strong>. Sus pobladores conservan costumbres heredadas de sus ancestros indígenas que, pese a estar entremezcladas con las tradiciones que <strong>España</strong> aportó, todavía perduran con arraigo singular, como se manifiesta en sus ropas y en sus alimentos sobre todo. Para los iruyanos, <strong>Bolivia</strong> está más cerca que la capital salteña; el respeto a su intimidad es una exigencia tácita que se lleva bastante mal con el turismo de masas, un tesoro aquél que para algunos todavía es innegociable.<br /><br /><strong>En 4x4, a mula, a caballo<br /></strong><br />Hay un mundo aún más secreto y bello en las afueras de <strong>Iruya</strong>. Para descubrirlo vamos con Alfredo Cernusco en la camioneta de la hostería, por senderos angostos y caminos de cornisa. Esas montañas muestran cultivos de papas, habas, ocas y hasta trigo en terrazas o en lo que los nativos llaman <strong>campitos</strong>, que no son otra cosa que planicies pequeñas en las escarpadas alturas. Se trata de lugares invisibles para cualquiera que no sea de la zona, por eso es necesario ir con guía. Aquí y allá se ven corrales de pirca donde se guarda el ganado; las pastoras suelen cambiarlos de lugar cada dos meses, siempre en busca de pastos frescos, y ellas acompañan, durmiendo en refugios.<br /><br />Para entrar a <strong>Pueblo Viejo</strong>, a 3.400 metros de altura, es preciso abrir una tranquera. Luego aparecen las casas construidas con piedra, cuyos techos son de adobe y caña. Hay una iglesia con dos campanarios celestes. Las callecitas de tierra son angostas y la comunicación con los habitantes del lugar requiere paciencia y mucho respeto. Verónica, 55 años, cultiva maíz, habas, papas; también encarga ponchos de llama a las tejedoras que vende a los turistas. La descubrimos con un atado colorido en la espalda mientras va recogiendo ramitas para utilizar como leña. Los paneles solares son el único rasgo de modernidad en este poblado lleno de flores amarillas y miradas huidizas. <br /><br />Siguiendo un poco más arriba, aparecen los techos colorados de<strong> Colanzulí</strong>, cuyas casas distan tanto entre sí que cuesta imaginarlo como un pueblo de 200 habitantes. Es domingo y alguien ha muerto, así que la mayoría bebe y come asado o charqui en honor al difunto. Sólo Miguel contesta al golpear la puerta roja de una casa de adobe; tímidamente ofrece una ruana de llama, que volverá conmigo a <strong>Buenos Aires</strong>. Muy cerca, el <strong>Cerro Morado</strong> impresiona por su color y sus 4.960 metros que rozan las nubes. <br /><br />Para el otro lado del camino, el poblado de <strong>Capilla</strong> está habitado por apenas 12 familias y todas llevan el apellido López. “Mi tatarabuelo Jesús María López hizo la primera choza al lado de una vertiente, después de llegar a<strong> Perú </strong>huyendo de la guerra y bajar a pie por Bolivia. Luego se casó con una pastora y tuvo muchos hijos varones, mientras criaban animales y sembraban tubérculos”, relata Adelina López, bibliotecaria de la escuela de <strong>Iruya</strong>, catequista y miembro del consejo aborigen. “Hasta hoy es una vida muy dura allá arriba, sin luz ni comodidades. Mi papá fue a la zafra durante mucho tiempo y luego fue minero. Mi mamá se la pasaba pastoreando lejos de nosotros. Yo me fui a <strong>Buenos Aires</strong> de jovencita, pero volví con mis tres hijas y terminé el secundario en el año 2000, aquí en Iruya”, dice esta morocha vivaz de 32 años que no hace mucho instaló el hospedaje <strong>El Anaco</strong> para aprovechar el creciente turismo. Su hermano Jesús, conocido como <strong>el duende de Iruya</strong> acaso por su estilo amanerado, también puso un restaurante y hospedaje en Iruya. “Nos representamos como kollas, pero no somos una etnia única, somos criollos mestizos”, aclara Adelina.<br /><br />Otra historia es <strong>San Isidro</strong>. Aislado en un alto cerro desde antes de la llegada de los españoles e incluso de los incas, el pueblo no tiene luz pero sí cancha de fútbol, escuela y una casa de la cultura, cuyo objetivo es recuperar las costumbres y tradiciones ancestrales. Fundada por Bernabé Montellanos –es uno de los personajes de la película <strong>Río Arriba</strong>–, la Casa de los Abuelos y los Niños (<strong>AwAwa</strong>) se distingue por la bandera de la comunidad kolla (<strong>whalala</strong>). <br /><br />Con la valiosísima guía de Bernabé y la de Pablo Harvey (un <strong>gringo</strong> que se ganó el cariño y la confianza de la comunidad) hicimos las dos rutas posibles para llegar a <strong>San Isidro</strong>. Ellos consiguieron que Aldo, primo hermano de Bernabé, nos guiara a caballo por el lecho de piedra del <strong>río La Cueva</strong> para atravesar sus crecidas aguas en un par de horas. Por el sendero alternativo de la montaña, a pie, la caminata lleva unas tres horas. <br /><br />El paisaje es absolutamente increíble. Inmensas paredes minerales, algunas revestidas de terciopelo verde, otras de arcilla roja, se descubren durante la travesía. Una vez en <strong>San Isidro</strong>, la comida de Elvira y su hospedaje invitan a pasar una noche a la luz de las estrellas, escuchando la música de los pobladores, sus historias y sus leyendas de cóndores, carnavales y bailes en círculo al compás de cajas e instrumentos de viento.<br /><br />Los chicos de San Isidro van a la precaria escuela desde el jardín de infantes; después se juntan a jugar al fútbol o van a la casa de Bernabé, para que les recuerde de dónde proceden y cuál es la cultura que los identifica, el poder de la Cruz del Sur y su vínculo con la Pachamama. <br /><br />Hay 25 comunidades aborígenes en el departamento de Iruya. San Isidro tiene excelentes hilanderas y tejedoras, como la tía Clementina; sin dudas, Emiterio Gutiérrez es el mejor artesano del telar, cuya casa no es fácil de encontrar pero bien vale el esfuerzo con tal de verlo trabajar en su larguísimo telar con una destreza única. Su esposa, Elisa, baja a <strong>la playa </strong>(la orilla del río) a lavar los vellones de oveja y llama antes de transformarlos en hilos de distintos grosores huso mediante. Su hijo César, mientras tanto, sigue a pie juntillas sus enseñanzas. “Mi hijo es más rápido, pero yo todavía soy mejor”, se ríe Emiterio, al tiempo que demuestra temor por la posible baja en los pedidos de ponchos, mantas y otras maravillas que sus manos saben tejer, y ello lo obligue a abandonar su ancestral oficio. <br /><br />No hay que perderse la visita al cementerio en altura de <strong>San Isidr</strong>o, ni desperdiciar la posibilidad de charlar con Bernabé. <br /><br />Después, tarde o temprano, habrá que decirle hasta pronto a Iruya y pegar la vuelta para desandar el largo camino que vinculan este apacible pueblito de calles empinadas con el resto del mundo.<br /><br /><br />Texto de Alejandra Folgarait<br />Fotos de Nacho Calonge<br /><br /><br />Publicado en Revista LUGARES 135. Julio 2007.</p></contenido>
<fotos>
<foto foto_id="519" privacy="0" views="55" usuario_id="1" votos_positivos="3" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Con el río crecido por las lluvias de verano, la única forma de ?bajar? a Iruya desde los pueblitos de montaña de Colanzulí, San Isidro, Pueblo Viejo y Capilla es a caballo o mula.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/519</file>
<date>2009-11-13 13:48:05</date>
</foto>
<foto foto_id="520" privacy="0" views="194" usuario_id="1" votos_positivos="2" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>La cùpula azul celeste de la Iglesia de la Virgen del Rosario de Iruya, todo un símbolo en las alturas del este salteño.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/520</file>
<date>2009-11-13 13:48:21</date>
</foto>
<foto foto_id="521" privacy="0" views="60" usuario_id="1" votos_positivos="1" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>A San Isidro, en mula y por el lecho seco del río, un programón que descubre, al paso, rincones increíbles.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/521</file>
<date>2009-11-13 13:48:38</date>
</foto>
<foto foto_id="522" privacy="0" views="41" usuario_id="1" votos_positivos="2" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Animal y hombre inventan una unidad en los caminos de Iruya; las mulas so las que más peso cargan y mejor se desplazan en los escarpados caminos de montaña.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/522</file>
<date>2009-11-13 13:48:50</date>
</foto>
</fotos>
<url>/nota/120/secretos-de-iruya</url>
</nota>
<nota id="119" url="/nota/al-norte-por-la-40" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 11:47:18" fecha_creacion="2009-11-13 13:08:08" estado_id="1" votos_positivos="3" votos_negativos="0">
<volanta/>
<titulo>Al norte por la 40</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>El nuevo trazado de la legendaria ruta que une la Argentina de norte a sur nos incentivó a volver a la puna jujeña. Desde San Antonio de los Cobres hasta La Quiaca &#8722;pasando por Santa Catalina&#8722;, llegamos por primera vez hasta El Angosto, el pueblo más septentrional del país.</p> <p> </p></resumen>
<contenido><p>La noticia de la declaración de la independencia de 1810 llegó a la <strong>Puna de Atacama</strong> en forma bastante amortiguada. Solo el paso del<strong> Ejército del Norte</strong> llevó algún indicio de cambio a la región, que tuvo la desgracia de caer entre dos fuegos: por un lado los patriotas que venían desde <strong>Salta</strong> y <strong>Jujuy </strong>y por otro los españoles que bajaban desde el norte del altiplano, el <strong>Alto Perú</strong>. <br /><br />El fin del dominio español y el surgimiento de <strong>Bolivia</strong> como país independiente no significó que las guerras terminaran. Hacia 1840, el territorio de la puna era compartido por la <strong>Argentina</strong> y<strong> Bolivia</strong>. La frontera pasaba por las <strong>Sierras de Incahuasi</strong>, <strong>Cobres </strong>y <strong>Pastos Grandes</strong>, y respondía sobre todo a los límites de las haciendas más grandes. El oeste (los departamentos de <strong>Susques</strong> en <strong>Jujuy</strong>, <strong>Los Andes </strong>en<strong> Salta</strong> y <strong>Antofagasta de la Sierra</strong> en<strong> Catamarca</strong>) pertenecía a <strong>Bolivia</strong>, que ejercía una soberanía muy tenue sobre estas lejanas tierras. La <strong>Argentina</strong>, por su parte, no dejaba de reclamar su posesión. <br /><br />Como resultado de la derrota boliviana en la <strong>Guerra del Pacífico</strong> en 1884, todo el sector pasó a manos de <strong>Chile</strong>; quien a su vez  aprovechó el estallido de cólera en las provincias del norte argentino para avanzar sobre ellas con la excusa de establecer un cordón sanitario. <br /><br />Entre idas y vueltas, tratados y pactos, el litigio argentino-chileno se solucionó recién 1899 con un árbitro internacional, que dispuso que de los 75 mil km2 del territorio en disputa, 64 mil km2 (85% del total) quedaran para la Argentina, y 11 mil (15%) para Chile. Pocos territorios han tenido tantos conflictos, cambios de dependencia administrativa y de soberanía. Luego de años y años de reclamos y luchas por conquistar la <strong>Puna</strong>, ésta quedaba finalmente anexada al país. Pero tras clasificar la zona y archivarla con el nombre de <strong>Gobernación de Los Andes</strong>, los argentinos se olvidaron tranquilamente de ella hasta que en 1943 se decretó su disolución. El territorio se anexó a las provincias limítrofes: el departamento de <strong>Susques</strong> a <strong>Jujuy</strong>, los departamentos de<strong> Pastos Grandes</strong> y <strong>San Antonio de los Cobres</strong> a <strong>Salta</strong> y el de <strong>Antofagasta de la Sierra </strong>a <strong>Catamarca</strong>. <br /><br />En los primeros 50 años del siglo XX fue atravesada por ferrocarriles y explotada por empresas mineras, pero ni uno ni otras cambiaron el destino de olvido de la puna que se fue despoblando poco a poco y sin remedio.<br /><br /><strong>Volver a empezar<br /></strong><br />Si la ruta 40 se caracterizó siempre por su extensión y recorrido cordillerano tan próximo a la aventura, la porción norte del nuevo trazado sí que redobla la apuesta. En un intento por crear una vía turística que saque a los pueblos puneños del anonimato, la flamante 40 se desplazó varios kilómetros al oeste. Ya no corre desde <strong>San Antonio de los Cobres</strong>, en <strong>Salta</strong>, por las <strong>Salinas Grandes </strong>hasta fundirse con la RN 9 cerca de <strong>Abra Pampa</strong>. En 2006 se resolvió cambiar casi todo este último tramo para hilvanar y dar a conocer muchos de esos caseríos desconocidos, cementerios multicolores, ruinas abandonadas e iglesias antiguas. Y cuando de novedades norteñas se trata, ahí sale <strong>LUGARES</strong> a explorar.<br /><br />Con este nuevo trazado como base, nos lanzamos a recorrer el camino. Convocamos otra vez a Federico Norte de <strong>Norte Trekking Expeditions</strong>, experto guía, conocedor y amante de la puna tanto como la revista. <br /><br />Con la camioneta 4x4 cargada de bolsos, mochilas, agua, mate y manteca de cacao contra labios resecos, salimos a la aventura. A poco de andar, descubrimos que gracias a la sed de siempre querer llegar un poquito más lejos de <strong>LUGARES</strong> íbamos a tener que hacer algunos desvíos, aunque no quiero adelantarme…<br /><br /><strong>I PARTE</strong><br /><br /><strong>De San Antonio de los Cobres a Cusi Cusi</strong><br /><br /><strong>El Mojón</strong><br /><br />Sobre la ahora ex ruta 40, a sólo 35 km al norte de <strong>San Antonio de los Cobres</strong>, hay un maravilloso paraje con museo y todo, creado especialmente para que los viajeros se aproximen a la vida en la puna.<br /><br />Allí nos recibieron y guiaron Victoria y Sandro Llampa; padres de una de las cinco familias emparentadas que viven en el lugar. En <strong>El Mojón</strong>, los Llampa tienen horno solar y comedor (con  muebles construidos con bloques de sal), iglesia, granja con ovejas y criadero de conejos, huerta e invernadero, regados a través de un sistema de 20 km de cañerías que traen agua de las montañas. No obstante, la estrella es el <strong>Museo de la Puna</strong>, en cuyas paredes colgaron fotos de fiestas y costumbres de la zona, más un glosario de palabras regionales. También guardaron vestidos de los abuelos, viejas tinajas de barro, piedras para moler sal y maíz, antiguos materiales y utensilios de hogar. En el centro de la sala reprodujeron además una típica vivienda puneña de hace unos 30 años: un pozo cavado en la tierra con espacio para el fogón, cercado con maderas y ramas secas, que servían a la vez de protección contra el viento y los animales.<br /><br /><strong>Puesto Sey y Huancar<br /></strong><br />Desde<strong> San Antonio de los Cobres</strong> la nueva 40 toma la ex 74, pasando por debajo del viaducto<strong> La Polvorilla</strong>. El camino avanza por el fondo de un cañadón y zigzaguea entre enormes  rocas caídas de lo alto de las montañas, subiendo más y más hasta sobrepasar los 4.000 metros, y sale luego a una gran meseta de pastos secos y amarillentos, coronada por el magnífico <strong>volcán Tuzgle</strong>.<br /><br /><strong>Puesto Sey</strong> y <strong>Huancar </strong>son los dos poblados de calles de tierra roja y casas de adobe que la ruta literalmente atraviesa antes de llegar a <strong>Susques</strong>. En ambos encontramos la mayoría de las casas cerradas; en época de pastoreo, hombres, mujeres y niños salen <strong>al campo</strong> con la hacienda (ovejas, llamas y cabras) y no regresan hasta terminada la <strong>señalada</strong>, ceremonia en la que marcan a sus animales, agujereándoles las orejas y atándoles lanas de colores. <br /><br /><strong>Susques</strong><br /><br />Es un nudo en donde confluyen varios caminos. El más importante –hasta ahora– es la ruta 52, que se dirige al <strong>Paso de Jama al oeste</strong> (gracias a lo cual el pueblo está invadido de camiones que hacen trámites aduaneros), y hacia las <strong>Salinas Grandes</strong> y <strong>Purmamarca</strong> por el este. Sobre esta ruta están además los hoteles y restaurantes. Nos acomodamos en el agradable <strong>hotel El Unquillar</strong>, donde tras una rica cena nos fuimos a dormir temprano.<br />La pequeña<strong> iglesia de Susque</strong>s es probablemente la más antigua de toda la región. La última vez que <strong>LUGARES</strong> pasó por aquí, don Fausto Cruz era el encargado de guardar las llaves de tamaña reliquia. “Pero don Fausto trabaja en el registro civil, ya es mayor y no puede atender siempre a los turistas”, nos confió su sobrina, doña Matea Vázquez. Dicho esto y sin más ceremonias, buscó las llaves en su casa y nos abrió el portón de entrada. <br /><br />La construcción data de fines del siglo XVI, y tiene techo de madera de cardón –sostenida por tirantes atados con tientos de cuero crudo– sobre el cual se apoya la paja despeinada que se ve en el exterior. El piso es de tierra apisonada, y las paredes están decoradas con pinturas de santos y santas realizadas con pigmentos naturales de la zona. La patrona de la iglesia es Nuestra Señora de Belén, cuya imagen, cuentan, fue encontrada por los antiguos pobladores debajo de grandes piedras detrás de la iglesia. <br /><br /><strong>El Toro</strong><br /><br />Para subir hasta<strong> Mina Pirquitas</strong> hay que seguir por la ex 74, pero nos avisaron que el primer tramo estaba casi intransitable, así que salimos por la 16 para retomarla más arriba, y de paso, apreciar la vista del Salar de Olaroz. De todas formas, algo antes del cruce nos tentó explorar un trayecto desconocido para la revista, y en lugar de dirigirnos a<strong> Coranzulí</strong>, nos desviamos al oeste, a <strong>El Toro</strong>, una pequeña población instalada en una hoyada entre los cerros, lejos de toda ruta transitada. <br /><br />En el pueblo dimos con la vivienda de don Puca, descendiente de la primera familia que se instaló en la zona. Su casa se encuentra a unos siete kilómetros, al lado de las ruinas de una antiquísima iglesia de piedra. Nadie sabe a ciencia cierta de cuándo data esa construcción, aunque muchos arriesgan que es de memoria jesuítica. Él la utiliza como cementerio &#8722;donde entierra a los suyos&#8722; de lado de adentro, y como una de las paredes del corral de sus cabras del lado de afuera. <br /><br />A don Puca poco le importó quiénes éramos ni qué estábamos haciendo, pero a cambio de $2 aceptó sacarse algunas fotos con su manada de ovejas ataviadas con pedacitos de celofán. Nosotros pensamos que se los ponía para no perderlas en las montañas; pero él nos desasnó: el celofán es su sistema para espantar zorros. Y dice que funciona.<br /><br /><strong>De nuevo en la 40</strong><br /><br />A pesar del pésimo estado del camino alternativo que elegimos, valió la pena. Atravesando arroyos y riachos llegamos a la <strong>iglesia de Rosario de Susques</strong>, abandonado tesoro al costado de la ruta en un paraje de ranchitos igualmente abandonados. <br /><br />Luego recorrimos una verde meseta a más de 4.700 metros, donde la ruta se bifurca hacia la laguna de<strong> Vilama</strong>, al pie del cordón montañoso fronterizo con <strong>Bolivia</strong>. Por esa vez decidimos mantener el rumbo. Una tormenta eléctrica nos andaba persiguiendo y no teníamos ninguna intención de que nos tomara desprevenidos en tremendo descampado. Así, nos acercamos a <strong>Mina Pirquitas</strong>, volviendo a aparecer sobre la 40. La ruta no entra al pueblo sino que pasa cerca, y continúa hacia Orosmayo y Liviara, donde está la bifurcación que lleva hacia <strong>Cusi Cusi</strong>, por un lado, y a <strong>Rinconada </strong>y <strong>Abra Pampa</strong>, por el otro. <br /><br />Desde aquí el camino comenzó a descender y serpentear suavemente, bordeando montañas de distintos colores y texturas hasta que finalmente llegamos al <strong>Valle de la Luna </strong>jujeño. Versión reducida del sanjuanino, se trata de una gran hoyada formada por coloridos acantilados que van del verde al gris y del gris al blanco, predominando el rojo por todos lados. Acordamos que mejor le vendría el nombre de Valle de Marte, y que, tal y como lo indica su cartel de punto panorámico, es parada indefectible para fotos.<br /><br />Con las últimas luces del día llegamos a <strong>Cusi Cusi</strong>, agotados pero felices y extasiados de tantos paisajes.<br /><br /><br /><strong>II PARTE</strong><br /><br /><strong>De Cusi Cusi a La Quiaca</strong><br /><br /><strong>Cusi Cusi <br /></strong><br />El pueblo actual tiene unos pocos años, aunque en el fondo de la quebrada existe, solitaria, una capilla muy antigua. El único alojamiento de <strong>Cusi </strong>estaba cerrado; el dueño, Hipólito Quispe, se había ido al campo (por eso es mejor siempre llamar por teléfono con anticipación a la cabina del pueblo para avisar de la visita). Por suerte, no tuvimos problema para acomodarnos en la municipalidad –a pesar del tremendo ruido de la usina– y cenar en casa de Benita Llampa, simpática lugareña y excelente cocinera. <br />Al otro día resultó que no logramos sacarle la timidez a la gente y finalmente el único que se quedó quieto y firme para la foto fue el colorido busto de San Martín, ubicado en el centro de la plaza.<br /><br />Para apuntar el dato, volvimos a pasar por el <strong>Valle de la Luna</strong> y nos encontramos con que todos los colores que maravillosamente brillaban la tarde anterior se encuentran absolutamente a oscuras y faltos de atractivo por la mañana. <br /><strong><br />San Juan de Oros y Misa Rumi</strong><br /><br />El siguiente pueblo fue<strong> Paicone, </strong>rodeado de coloridos cerros. Hasta aquí llega hoy la<strong> RN 40</strong>. Lo que sigue pertenece a una segunda parte que tiene, sí, un final anunciado: <strong>La Quiaca</strong>. Y si bien cuesta que a uno le <strong>suene</strong> Paicone como final del recorrido, es aquí donde hoy termina la ruta. Basta avanzar unos kilómetros para comprender que la desolación de la región hace difícil darle carácter de nacional a los próximos intransitados caminos. <br /><br />Hasta hace unos cuatro años, <strong>San Juan de Oros</strong> era un pueblo fantasma con una hermosa capilla. Esta vez, en cambio, encontramos a un grupo de personas en plena esquila de ovejas, a la antigua usanza, cuchillo en mano.<br /><br /><strong>Misa Rumi</strong> se encuentra a escasos cinco kilómetros. Esta pequeña población se hizo popular a principios de los 2000 cuando el programa de televisión <strong>Sorpresa y media</strong> les construyó la escuela. Por otra parte, Misa Rumi tiene la particularidad de ser un <strong>pueblo ecológico</strong>. Cuentan con grandes paneles solares que usan en cocinas y hornos, un gran tanque de agua de 50 litros y un invernadero con regadío, lo que les permite contar con productos caros y exóticos: verduras frescas.<br /><br /><strong>Rinconada </strong></p> <p><br />Desde el acceso a <strong>San Juan de Oros</strong> y <strong>Misa Rumi</strong>, el trazado de la futura <strong>RN 40</strong> coincidirá con el de la<strong> RP 65 </strong>para internarse en la <strong>Quebrada de Oros</strong> por un camino transitable la mayor parte del año. A la salida del valle se llega a un pueblo denominado Oros, rodeado de altos cerros, y luego la ruta asciende en forma brusca, sale a un abra y atraviesa <strong>Timón Cruz</strong>. Desde allí corre hacia el norte, a <strong>Oratorio</strong>, y sigue recto por una planicie hasta <strong>Santa Catalina</strong>, en donde hay que tomar al este por la <strong>RP 5 </strong>hasta <strong>La Quiaca</strong>, y así llegar al punto final del recorrido. <br /><br />“Transitable la mayor parte del año” es sinónimo de “intransitable en verano, época de lluvias”. Como nuestro viaje ocurría en febrero, en <strong>Misa Rumi</strong> tomamos un camino de huella hacia el sureste, a <strong>Rinconada</strong>, que por momentos se nos perdía entre piedras y pastizales. Finalmente como camino no resultó la mejor opción, pero los paisajes de cerros y formaciones rocosas no nos decepcionaron.<br /><br /><strong>Rinconada</strong> es uno de los pueblos más altos de la zona (3.950 metros), y mantiene el aspecto de haber sido próspero alguna vez. No por nada se autodenomina rincón aurífero de la patria, según el cartel frente a la plaza del pueblo. Como reflejo de la riqueza de la región, muchísimos parajes de la zona llevan el mineral en su nombre: <strong>Rinconada de Oro</strong>, <strong>Orosmayo</strong>, <strong>San Juan de Oros</strong>… pero fue en Rinconada donde, en la década del 30, se encontró la pieza más grande del país. Pesaba alrededor de siete kilos y era del tamaño de una papa.<br /><br />Las orillas de muchos cursos de agua en la comarca contienen oro aluvial que todavía lavan pequeñas empresas y esperanzados lugareños con fuentones. Los pobladores sacan del río algunas pepitas minúsculas que compran y venden en<strong> Villazón</strong>,<strong> Bolivia</strong>. Eso sí, antes de empezar a trabajar, nunca olvidan hacer una ofrenda de coca, vino o cerveza a la <strong>Pachamama</strong>. Doña Prima Esquivel, por ejemplo, conservaba hasta hace poco en su almacén la balanza que utilizaba en sus tiempos de próspera comerciante. Con un dejo de melancolía y un poco de frustración nos contó que ya no se saca casi nada, apenas unas chispas que se llevan directamente a la frontera boliviana.<br /><br /><strong>Laguna de Pozuelos<br /></strong><br />La enorme cuenca de la <strong>Reserva de Pozuelos</strong> llega hasta el límite con <strong>Bolivia</strong> y alberga la conocida laguna declarada <strong>Monumento Natural</strong>, con sus más de 40 especies de aves. El ingreso está a pocos kilómetros de <strong>Rinconada</strong>, pero el camino para pasar con vehículo se corta mucho antes de llegar al espejo de agua. <br /><br />Para aproximarnos tuvimos que dejar la camioneta y caminar unos dos kilómetros cruzando una pampa verde con llamas y vicuñas, que observaban cómo nos acercábamos. Acercarse es un decir: ya caminar en el pantanoso suelo no resulta nada fácil y a medida de que uno avanza los famosos flamencos disimuladamente se alejan más y más. Lo más recomendable es llevar binoculares para instalarse horas a disfrutar de la inmensa naturaleza del lugar.<br /><br />Como a lo lejos amenazaba tormenta eléctrica otra vez, nos apuramos a llegar hasta <strong>La Quiaca </strong>por la ruta 69, bordeando la laguna. Nos alojamos en el <strong>Hotel de Turismo</strong>, y después de cenar abundantemente, nos fuimos a dormir, arrullados con el ruido de la lluvia.<br /><br /><br /><strong>III PARTE</strong><br /><br /><strong>De Yavi a El Angosto</strong><br /><br /><strong>Yavi<br /></strong><br />Sobre ruta de asfalto (¡al fin!), al cabo de 17 km al este de <strong>La Quiaca</strong> se llega al <strong>Histórico Pueblo de Yavi</strong>. El poblado de casitas de adobe tiene apenas unas cinco cuadras de largo y dos de ancho, y parece absolutamente detenido en el tiempo. <br />La llave de la iglesia la guarda Lidia, que vive enfrente y quien nos pidió expresamente respetar los horarios de visita (nos ganó el entusiasmo y llegamos 15 minutos antes de las 9). Se dice que la <strong>iglesia de Yavi</strong> es la más linda de la ruta 9, y cuando finalmente pudimos verla por dentro entendimos la razón. La construcción data de 1690, y tiene dos retablos de madera laminados en oro, además del de la capilla de la familia Ovando. En lo alto del retablo principal hay una imagen flamenca de la <strong>Virgen con el niño</strong>, la única proveniente de <strong>Europa </strong>y la más antigua (del 1500).  Las paredes están decoradas con pinturas cuzqueñas y las ventanas, cubiertas con piedra ónix.<br /><br />Frente a la iglesia se encuentra la gran casona colonial del marqués, convertida en museo con biblioteca, de donde hace algunos años robaron un antiguo ejemplar de <strong>Don Quijote</strong> <strong>de la Mancha</strong>. Allí también funciona una escuela de arte (ver nota aparte).<br />Pueblo chico, corazón grande, <strong>Yavi </strong>recibe cada año más visitas, y de a poco se va aggiornando. Sobre el boulevard se abrieron algunos nuevos alojamientos para jóvenes y mochileros. Tal es el caso de <strong>La Casona de Mónica</strong> y de Quetzal, de Mónica Calizaya y su hijo, respectivamente. La novedad es la <strong>hostería Pachama</strong>, en la entrada del pueblo, con restaurante donde sirven almuerzo y cena. <br /><br /><strong>Santa Catalina, “cofre de virtudes y tradiciones”</strong><br /><br />Al oeste de<strong> La Quiaca</strong>, la ruta 5 corre casi en paralelo al límite con <strong>Bolivia</strong>, y de vez en cuando se atisban los hitos fronterizos.<strong> Santa Catalina</strong> es una encrucijada de caminos que irradian hacia<strong> El Angosto</strong>, <strong>La Ciénaga</strong>, <strong>Cienaguillas</strong> y <strong>Oratorio</strong> (la futura<strong> RN 40</strong>). <br />Es una población grande y antigua, ubicada en un lugar habitado continuamente desde el siglo XVIII, con cancha de fútbol y tribuna donde se organizan torneos contra equipos de todo el departamento. Se destaca también el paseo artesanal con el nombre de Mercedes Sosa, homenaje a la “embajadora cultural y máximo exponente del folclore argentino” (honor que le otorgaron tras el concierto del año 2000, que tuvo revolucionado al pueblo durante varios meses). Al lado está la hostería municipal que recibe turistas y sirve almuerzo y cena, si se avisa con antelación.  <br /><br />Frente a la plaza –rodeada de un cerco de madera pintada de celeste y blanco– se encuentra la secretaría parroquial, donde se guarda la llave de la iglesia cuando ésta se encuentra cerrada, para no molestar a doña Pascuala, quien todavía conserva una copia. La iglesia es de alrededor del 1700 y su decoración impacta. Es diferente de todas las anteriores: el altar es rojo furioso, y los laterales están atestados de pequeñas imágenes que se tallaban en el pueblo y que lo abuelos de las actuales generaciones dejaron allí como donación. <br /><br /><strong>El norte del norte</strong><br /><br />Después de días de andar y andar, todavía estábamos con ganas de un poquito más. Como la última vez que un equipo de <strong>LUGARES</strong> anduvo por estos pagos no se pudo llegar hasta <strong>El Angosto</strong> por el estado del camino; se nos ocurrió que esa era una excelente manera de completar el itinerario.<br /><br />Volvimos a vadear arroyos y atravesar ríos, transitamos por un peligroso camino de cornisa con un precipicio que daba vértigo, otra vez trepamos a más de 4.000 metros, y desde allí, un inmenso paisaje nos mostró una cadena de altas montañas de distintos colores; atrás, <strong>Bolivia</strong>; al pie, se suponía <strong>El Angosto</strong>. <br /><br />No había letreros, carteles ni indicaciones de ninguna clase, pero seguimos adelante hasta que del filo de la montaña, el camino comenzó a descender en curvas y contracurvas. Abajo se convirtió en una huella de tierra roja que se perdía entre los espinillos. Callados y algo nerviosos, decidimos seguir hasta que de la nada aparecimos en el pueblo, tan sorprendidos y contentos que casi gritamos de emoción.<br /><br />Lo hicimos. Finalmente llegamos al último (o el primero), de los pueblos del país. <br />Nos recibió Javier Huallar, sorprendidísimo, quien nos contó que allí viven unas 40 familias, y que rara vez alguien entra o sale de allí. En realidad, los únicos forasteros que pasan por El Angosto son bolivianos con sus caravanas de llamas, acortando camino antes de volver a entrar a su país. <br /><br />Asentado al borde del <strong>Río Grande</strong>, <strong>El Angosto </strong>es autosuficiente, tiene un microclima que le permite poseer algunas plantaciones como maíz, papas y girasol, y mantener la hacienda. Tras probar una deliciosa humita con queso de cabra, y con la promesa de un cabrito al asador para la próxima, emprendimos la vuelta. <br /><br /><strong>Mas y más puna</strong><br /><br />De <strong>Santa Catalina</strong> a<strong> El Angosto</strong> hay sólo 30 km, pero el camino fue tan complicado que la visita nos robó más de tres horas entre ida y vuelta. Así y todo, quisimos exprimir el tiempo que nos quedaba y comenzamos a bajar nuevamente a la laguna de<strong> Pozuelos</strong> desde <strong>Cienaguillas</strong>, esta vez por la ruta 7, para dar la vuelta completa a la<strong> Reserva</strong>. <br /><br />Pasamos por el puesto –cerrado– del guardaparques y seguimos camino para salir a la ruta 9 por <strong>Abra Pampa</strong> y llegar ya con noche cerrada a <strong>Tilcara</strong>, donde nos esperaba Nourredine Zaouali en el<strong> hotel Cerro Chico</strong>.<br /><br />Nourredine es “el francés” para todo el mundo; un claro ejemplo de los tantos extranjeros que se enamoraron de la zona, su gente y su cultura, y que decidieron quedarse para siempre. <br /><br />En <strong>Tilcara</strong> construyó su hotel, que lleva el mismo nombre que el cerro en donde está ubicado, a dos kilómetros del pueblo. Las siete habitaciones están separadas y casi mimetizadas con el paisaje; todas son de adobe y piedra, con vistas maravillosas a la quebrada y con decoración regional, rústica, y acogedora. <br /><br />Después de tanto viaje, en <strong>Cerro Chico</strong> nos instalamos finalmente a descansar, con un cielo limpio salpicado de estrellas. <br /><br />El recorrido nos dejó a todos exhaustos, 100% agotados. Así y todo, la puna volvió a conquistarnos, su inagotable inmensidad y su mágico no sé qué se nos metió adentro, y la verdad, la verdad, nos daba mucha pena terminar el viaje. Tengo que confesar que, a falta de fuentes, tiré una piedrita en la piscina del hotel. A ver si me toca volver. <br /><br /><br />Por Lucía Jutard<br />Fotos de Santiago Porter<br /><br /><br />Publicado en Revista LUGARES 132. Abril 2007.</p></contenido>
<fotos>
<foto foto_id="515" privacy="0" views="82" usuario_id="1" votos_positivos="5" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Magnífica vista del Valle de la Luna jujeño, casi en la entrada de Cusi Cusi.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/515</file>
<date>2009-11-13 13:09:00</date>
</foto>
<foto foto_id="513" privacy="0" views="83" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Pastora con su cabrito en la zona del volcán Tuzgle.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/513</file>
<date>2009-11-13 13:08:39</date>
</foto>
<foto foto_id="514" privacy="0" views="189" usuario_id="1" votos_positivos="6" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Rosario de Susques es una paraje abandonado de ensueño. Detrás, la cumbre nevada del volcán Granada, de 4.777 metros.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/514</file>
<date>2009-11-13 13:08:51</date>
</foto>
<foto foto_id="516" privacy="0" views="67" usuario_id="1" votos_positivos="1" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Flamencos rosados en la laguna de Pozuelos.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/516</file>
<date>2009-11-13 13:09:06</date>
</foto>
<foto foto_id="517" privacy="0" views="36" usuario_id="1" votos_positivos="1" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>El impactante retablo de Santa Catalina.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/517</file>
<date>2009-11-13 13:09:23</date>
</foto>
<foto foto_id="518" privacy="0" views="67" usuario_id="1" votos_positivos="2" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Tormenta eléctrica con encendido rayo en la Laguna de Pozuelos.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/518</file>
<date>2009-11-13 13:09:28</date>
</foto>
</fotos>
<url>/nota/119/al-norte-por-la-40</url>
</nota>
</notas_relacionadas>
</destino>
<destinos>
<destino id="44" keywords="" url="humahuaca" clima="HUMAHUACA" google="Humahuaca, Jujuy" destacado="0" location_id="16" map_x="114" map_y="64" votos_positivos="0" votos_negativos="0" estado_id="1">
<nombre>Humahuaca</nombre>
<descripcion/>
<porqueir><p>Porque además de ser uno de los pueblos más importantes de la Quebrada, aún conserva su parte autóctona: todavía se puede encontrar una numerosa población quechua que mantiene las costumbres de sus antepasados y su riqueza cultural.<br /><br />Por su aspecto colonial caracterizado por sus callecitas, monumentos y su famoso reloj torre del que todos los mediodías sale una imagen tamaño real de San Francisco Solano.<br /><br />Por su fiestas tradicionales, especialmente su carnaval. Allí la mixtura de lugareños y los turistas, es un espectáculo digno de vivir. Se destacan las comparsas por las calles y grupos de locales tocando los instrumentos típicos de la quebrada el aire libre.</p></porqueir>
<imperdibles><ol> <li>Uquía</li> <li>Huichaira</li> <li>Casabindo</li> <li>Iruya</li> </ol></imperdibles>
<datosutiles><p><strong>Alquiler de autos</strong><br />Humahuaca no posee ninguna empresa que alquile vehículos, por lo tanto se recomienda al turista que si desea estar movilizado en el lugar procure alquilar en Jujuy un auto.<br /><br />Earth<br />Aeropuerto Internacional de San Salvador de Jujuy<br />T: (0388) 491-2734<br /><a href="http://www.earthargentina.com.ar" target="_blank">www.earthargentina.com.ar</a><br /><br />Avis Rent a Car<br />Güemes 864<br />T: (0388) 424-9800<br /><a href="mailto:jujuy@avis.com.ar" target="_blank">jujuy@avis.com.ar</a><br /><a href="http://www.avis.com.ar" target="_blank">www.avis.com.ar</a><br /><br />Sudamerics<br />Belgrano 601<br />T: (0388) 422-9034 / C: (0388) 15-414-3048<br /><a href="mailto:sudamericsjujuy@argentina.com" target="_blank">sudamericsjujuy@argentina.com</a><br /><br /><strong>Remises</strong><br />El Cardón<br />T: (03887) 42-1813<br /><br /><strong>Cajero Automático</strong><br /><br />Banelco: en Banco Macro<br /><br /><strong>Bancos</strong><br />Banco Macro <br />Jujuy 327<br />T: (03887) 42-1026<br /><br /><br /><strong>Hospitales</strong><br /><br />Hospital Manuel Belgrano <br />Tierra del Fuego s/n<br />T : (03887) 42-1009<br /><br />Primeros auxilios<br />Chaco, esq. Neuquén (Barrio San Cayetano)<br /><br /><br /><strong>Información Turística</strong><br /><br />Municipalidad de Humahuaca.<br />T: (03887) 42-1375<br />Encargada: Alejandra- T: (0388) 15-438-3795<br /><br /><strong>Seguridad</strong><br /><br />Policía- Seccional 15<br />Belgrano 600<br />T: (03887) 42-1017</p></datosutiles>
<fotos>
<foto foto_id="19446" privacy="0" views="58" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Humahuaca. Autor: Soledad Gil.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Jujuy, Humahuaca, el pueblo</tags>
<file>/content/cache/1/19446</file>
<date>2010-06-29 18:12:29</date>
</foto>
<foto foto_id="23993" privacy="0" views="19" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="0">
<titulo>Humahuaca. Autor: Soledad Gil.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Jujuy, Humahuaca, el pueblo</tags>
<file>/content/cache/1/23993</file>
<date>2011-07-08 17:34:38</date>
</foto>
<foto foto_id="23994" privacy="0" views="109" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Humahuaca. Autor: Soledad Gil.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Paseos, Jujuy, Humahuaca, el pueblo</tags>
<file>/content/cache/1/23994</file>
<date>2011-07-08 17:34:46</date>
</foto>
</fotos>
<region id="4" name="Norte" url="norte" order="2" parent="1"/>
</destino>
</destinos>
<destinos_mas_valorados>
<destino id="55" url="villa-general-belgrano">
<nombre>Villa General Belgrano</nombre>
</destino>
<destino id="49" url="tandil">
<nombre>Tandil</nombre>
</destino>
<destino id="84" url="delta">
<nombre>Delta</nombre>
</destino>
<destino id="28" url="cachi">
<nombre>Cachi</nombre>
</destino>
<destino id="42" url="rosario">
<nombre>Rosario</nombre>
</destino>
</destinos_mas_valorados>
<destinos_mas_vistos/>
<cronicas_ultimas>
<cronica id="808" fecha_creacion="2013-04-04 16:47:01" votos_positivos="1" votos_negativos="0" usuario_id="1707994" location_id="16" cant_comentarios="1">
<titulo>Carnavales en el Noreste argentino</titulo>
<contenido><p> <p class="MsoNormal">Para quienes buscan <strong><em>viajar en familia</em></strong> este es un destino que sorprende. La tradición de los carnavales del norte argentino se diferencia de los carnavales celebrados en otras regiones de Argentina. Se comparten características con las tradiciones de Perú, ya que de allí se han tomado costumbres ancestrales incas, a las que han fusionado con los nuevos elementos.</p> <p class="MsoNormal">Los hitos más importantes dentro de las ceremonias de carnaval son el desentierro y el entierro del diablo de carnaval.</p> <p class="MsoNormal">Una semana antes al a la llegada del carnaval comienzan a desarrollarse carnavalitos y bailecitos, en con bailes y danzas tradicionales. Durante la celebración del carnaval grande quienes participan acompañan a las comparsas y se congregan en los alrededores de los pueblos para llevar a cabo la ceremonia llamada  "desentierro del carnaval", una semana más tarde, con la llegada del carnaval chico (el entierro).</p> <p class="MsoNormal">Los participantes suelen reunirse alrededor de mojones de piedra ubicados en las afueras de la ciudad dónde se realiza la tradición de desentierro del diablo carnavaleo, símbolo del rojo sol, que según la creencia es quien fecunda a la pacha mama (madre tierra), dando así origen a las semillas, raíces, troncos, follajes y frutos de la región.</p> <p class="MsoNormal">Los diablos aparecen antes del comienzo de la ceremonia y una vez finalizada los participantes bajan cantando canciones, se tiran agua, harina, talco y serpentinas. Luego realizan un recorrido por las casa con cantos tradicionales.</p> <p class="MsoNormal">La finalización del festejo consiste en una ceremonia donde se entierra al diablo, que volverá a su escondite con hojas de coca, alcohol y cigarros para permanecer enterrado durante un año.</p> <p class="MsoNormal"><strong>Carnaval en Humahuaca.</strong></p> <p class="MsoNormal">En la Quebrada de Humahuaca se puede apreciar ese clima tan especial sinónimo de la llegada de los festejos de carnaval. Sus calles se ven más alegres, adornadas con guirnaldas y lamparitas de colores, en conjunto con el paisaje otorga un marco pintoresco, sinónimo de Carnaval en estas tierras.</p> <p class="MsoNormal">Las comparsas van llegando hasta el mojón (que se encuentra situado en las afueras del pueblo), este consiste en piedra regada con tierra, hojas de coca, cigarros, alcohol, más la decoración típica de lana, flores y guirnaldas de colores. Así se representa el sitio donde se encuentra enterrando el llamado “diablito”, símbolo del Carnaval y la representación de la libertad que durante estos días pondrá una pausa sobre los buenos modales y las restricciones cotidianas.</p> <p class="MsoNormal">El llamado “diablo mayor” llega con las comparsas y es es el encargado de hacer un pozo al lado del mojón, aromatizarlo con incienso, romero y coca para ahuyentar la mala suerte y así hacer pedidos a la <a href="http://es.wikipedia.org/wiki/Pachamama">Pachamama</a> por un carnaval lleno de prosperidad y felicidad.</p> <p class="MsoNormal"> </p> <p class="MsoNormal">Con el desentierro se da comienzo a la fiesta. Las máscaras utilizadas les permiten actuar con mayor desenfreno, ocultándose detrás de los rostros de diablitos y todo danza al compás de alegres carnavalitos, al tiempo que la chicha y el vino acompañan las danzas con pequeños y constantes saltitos. Todo un <a href="http://www.pasaporte3.com/america/aventura/america-del-sur"><strong><em>viaje multiaventura</em></strong></a> ¿te animas a descubrirlo?</p> </p></contenido>
<resumen>Un carnaval diferente en el NOA</resumen>
<usuario usuario_id="1707994" sexo="" anio="" pais="0" provincia="0" ranking="118">
<nickname>laura_sestari</nickname>
<email>laurita1978@rocketmail.com</email>
</usuario>
<fotos/>
</cronica>
</cronicas_ultimas>
<cronicas_mas_valoradas>
<cronica id="808" fecha_creacion="2013-04-04 16:47:01" votos_positivos="1" votos_negativos="0" usuario_id="1707994" location_id="16" cant_comentarios="1">
<titulo>Carnavales en el Noreste argentino</titulo>
<contenido><p> <p class="MsoNormal">Para quienes buscan <strong><em>viajar en familia</em></strong> este es un destino que sorprende. La tradición de los carnavales del norte argentino se diferencia de los carnavales celebrados en otras regiones de Argentina. Se comparten características con las tradiciones de Perú, ya que de allí se han tomado costumbres ancestrales incas, a las que han fusionado con los nuevos elementos.</p> <p class="MsoNormal">Los hitos más importantes dentro de las ceremonias de carnaval son el desentierro y el entierro del diablo de carnaval.</p> <p class="MsoNormal">Una semana antes al a la llegada del carnaval comienzan a desarrollarse carnavalitos y bailecitos, en con bailes y danzas tradicionales. Durante la celebración del carnaval grande quienes participan acompañan a las comparsas y se congregan en los alrededores de los pueblos para llevar a cabo la ceremonia llamada  "desentierro del carnaval", una semana más tarde, con la llegada del carnaval chico (el entierro).</p> <p class="MsoNormal">Los participantes suelen reunirse alrededor de mojones de piedra ubicados en las afueras de la ciudad dónde se realiza la tradición de desentierro del diablo carnavaleo, símbolo del rojo sol, que según la creencia es quien fecunda a la pacha mama (madre tierra), dando así origen a las semillas, raíces, troncos, follajes y frutos de la región.</p> <p class="MsoNormal">Los diablos aparecen antes del comienzo de la ceremonia y una vez finalizada los participantes bajan cantando canciones, se tiran agua, harina, talco y serpentinas. Luego realizan un recorrido por las casa con cantos tradicionales.</p> <p class="MsoNormal">La finalización del festejo consiste en una ceremonia donde se entierra al diablo, que volverá a su escondite con hojas de coca, alcohol y cigarros para permanecer enterrado durante un año.</p> <p class="MsoNormal"><strong>Carnaval en Humahuaca.</strong></p> <p class="MsoNormal">En la Quebrada de Humahuaca se puede apreciar ese clima tan especial sinónimo de la llegada de los festejos de carnaval. Sus calles se ven más alegres, adornadas con guirnaldas y lamparitas de colores, en conjunto con el paisaje otorga un marco pintoresco, sinónimo de Carnaval en estas tierras.</p> <p class="MsoNormal">Las comparsas van llegando hasta el mojón (que se encuentra situado en las afueras del pueblo), este consiste en piedra regada con tierra, hojas de coca, cigarros, alcohol, más la decoración típica de lana, flores y guirnaldas de colores. Así se representa el sitio donde se encuentra enterrando el llamado “diablito”, símbolo del Carnaval y la representación de la libertad que durante estos días pondrá una pausa sobre los buenos modales y las restricciones cotidianas.</p> <p class="MsoNormal">El llamado “diablo mayor” llega con las comparsas y es es el encargado de hacer un pozo al lado del mojón, aromatizarlo con incienso, romero y coca para ahuyentar la mala suerte y así hacer pedidos a la <a href="http://es.wikipedia.org/wiki/Pachamama">Pachamama</a> por un carnaval lleno de prosperidad y felicidad.</p> <p class="MsoNormal"> </p> <p class="MsoNormal">Con el desentierro se da comienzo a la fiesta. Las máscaras utilizadas les permiten actuar con mayor desenfreno, ocultándose detrás de los rostros de diablitos y todo danza al compás de alegres carnavalitos, al tiempo que la chicha y el vino acompañan las danzas con pequeños y constantes saltitos. Todo un <a href="http://www.pasaporte3.com/america/aventura/america-del-sur"><strong><em>viaje multiaventura</em></strong></a> ¿te animas a descubrirlo?</p> </p></contenido>
<resumen>Un carnaval diferente en el NOA</resumen>
<usuario usuario_id="1707994" sexo="" anio="" pais="0" provincia="0" ranking="118">
<nickname>laura_sestari</nickname>
<email>laurita1978@rocketmail.com</email>
</usuario>
</cronica>
</cronicas_mas_valoradas>
<cronicas_mas_vistas/>
<cantidad_cronicas>
<cantidad total="419"/>
</cantidad_cronicas>
</content>
<context>
<clima>
<ciudad>
<nombreciudad>HUMAHUACA</nombreciudad>
<fecha>2010-02-15</fecha>
<hora>06:00</hora>
<dias>
<dia>
<nombredia>LUNES</nombredia>
<manana>
<icono>15</icono>
<texto>NUBOSIDAD VARIABLE. VIENTOS MODERADOS DEL SECTOR OESTE.</texto>
</manana>
<noche>
<icono>15</icono>
<texto>NUBOSIDAD VARIABLE. VIENTOS MODERADOS DEL SECTOR OESTE.</texto>
</noche>
<tempmin>9</tempmin>
<tempmax>20</tempmax>
<tempnocturna> --- </tempnocturna>
<tempminsub> --- </tempminsub>
<radiacion> --- </radiacion>
</dia>
<dia>
<nombredia>MARTES</nombredia>
<manana>
<icono>15</icono>
<texto>NUBOSIDAD VARIABLE</texto>
</manana>
<noche>
<icono>12</icono>
<texto>INESTABLE</texto>
</noche>
<tempmin>12</tempmin>
<tempmax>18</tempmax>
<tempnocturna> --- </tempnocturna>
<tempminsub> --- </tempminsub>
<radiacion> --- </radiacion>
</dia>
<dia>
<nombredia>MIERCOLES</nombredia>
<manana>
<icono>15</icono>
<texto>NUBOSIDAD VARIABLE</texto>
</manana>
<noche>
<icono>15</icono>
<texto>NUBOSIDAD VARIABLE</texto>
</noche>
<tempmin>12</tempmin>
<tempmax>16</tempmax>
<tempnocturna> --- </tempnocturna>
<tempminsub> --- </tempminsub>
<radiacion> --- </radiacion>
</dia>
<dia>
<nombredia>JUEVES</nombredia>
<manana>
<icono>8</icono>
<texto>NUBOSIDAD EN AUMENTO</texto>
</manana>
<noche>
<icono>12</icono>
<texto>INESTABLE</texto>
</noche>
<tempmin>13</tempmin>
<tempmax>20</tempmax>
<tempnocturna> --- </tempnocturna>
<tempminsub> --- </tempminsub>
<radiacion> --- </radiacion>
</dia>
</dias>
</ciudad>
</clima>
<sidebar>
<home_objects>
<home_object home_object_id="5" home_id="2" url="/nota/alguna-vez-hiciste-dedo-o-llevaste-a-alguien-que-lo-hacia-como-fue-la-experiencia" home_object_type_id="1" element_id="2636" foto_id="">
<name>CONSIGNA DEL DIA</name>
<home_object_title>¿Alguna vez hiciste dedo o llevaste a alguien que lo hacía? ¿Cómo fue la experiencia?</home_object_title>
<content id="2636" url="/nota/alguna-vez-hiciste-dedo-o-llevaste-a-alguien-que-lo-hacia-como-fue-la-experiencia" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="0000-00-00 00:00:00" fecha_creacion="2014-09-23 12:09:15" estado_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" cant_comentarios="0">
<volanta/>
<titulo>¿Alguna vez hiciste dedo o llevaste a alguien que lo hacía? ¿Cómo fue la experiencia?</titulo>
<keywords/>
<resumen/>
<contenido/>
<fotos/>
<categorias>
<categoria id="49" url="tipo-nota-consigna" parent="48">
<nombre>Tipo Nota Consigna</nombre>
</categoria>
</categorias>
<notas_relacionadas/>
<destinos_relacionados/>
<locations/>
<object_title>¿Alguna vez hiciste dedo o llevaste a alguien que lo hacía? ¿Cómo fue la experiencia?</object_title>
</content>
</home_object>
</home_objects>
</sidebar>
</context>
</xml>