abrir / cerrar Debug
 
<xml>
<configuration>
<skin>
<iphone>0</iphone>
<name>Basic skin</name>
<version>1.0</version>
<author>FrooIT.com</author>
<website>Lugares de Viaje</website>
<domain>http://www.lugaresdeviaje.com</domain>
<header>
<title>Lugares de Viaje</title>
<keywords>Lugares de Viaje, viajes, destinos, hoteles, restaurantes, mapas, cómo viajar, paseos y excursiones, datos útiles, Argentina, destinos internacionales, viajar con chicos, alojamiento, escapadas, turismo rural, tango, shopping, deportes, turismo aventura</keywords>
<description>Guía de viajes online con la recomendación de la revista LUGARES y la valoración y la experiencia de los usuarios. Todo lo que necesitás para armar tu próximo viaje</description>
<favicon>
<skinpath/>
/default/static/images/icons/favicon.ico
</favicon>
<css>
<skinpath/>
/default/static/css/main_v10.css
</css>
<jquery/>
<rss name="Lugares" active="1"/>
</header>
</skin>
<regiones_locations>
<location id="2" name="Buenos Aires" url="buenos-aires" order="2" parent="1"/>
<location id="3" name="Patagonia" url="patagonia" order="2" parent="1"/>
<location id="4" name="Norte" url="norte" order="2" parent="1"/>
<location id="5" name="Cuyo" url="cuyo" order="2" parent="1"/>
<location id="6" name="Centro" url="centro" order="2" parent="1"/>
<location id="7" name="Litoral" url="litoral" order="2" parent="1"/>
<location id="8" name="Internacional" url="internacional" order="2" parent="1"/>
</regiones_locations>
<destinos_locations>
<location id="58" name="Barreal" url="barreal" order="3" parent="5"/>
<location id="22" name="Malargüe" url="malargue" order="3" parent="5"/>
<location id="54" name="Mendoza" url="mendoza" order="3" parent="5"/>
<location id="56" name="San Juan" url="san-juan" order="3" parent="5"/>
<location id="55" name="San Rafael" url="san-rafael" order="3" parent="5"/>
<location id="44" name="Talampaya" url="talampaya" order="3" parent="5"/>
<location id="57" name="Valle de la Luna" url="valle-de-la-luna" order="3" parent="5"/>
</destinos_locations>
<categorias>
<categoria id="65" url="para-ir" parent="2">
<nombre>Para ir</nombre>
<categorias>
<categoria id="69" url="en-familia" parent="65">
<nombre>En familia</nombre>
</categoria>
<categoria id="68" url="con-amigos" parent="65">
<nombre>Con amigos</nombre>
</categoria>
<categoria id="67" url="solo" parent="65">
<nombre>Solo</nombre>
</categoria>
<categoria id="66" url="en-pareja" parent="65">
<nombre>En pareja</nombre>
</categoria>
</categorias>
</categoria>
<categoria id="10" url="plan" parent="2">
<nombre>Plan</nombre>
<categorias>
<categoria id="162" url="cultural" parent="10">
<nombre>Cultural</nombre>
</categoria>
<categoria id="17" url="vida-nocturna" parent="10">
<nombre>Vida nocturna</nombre>
</categoria>
<categoria id="16" url="relax" parent="10">
<nombre>Relax</nombre>
</categoria>
<categoria id="13" url="romantico" parent="10">
<nombre>Romántico</nombre>
</categoria>
<categoria id="11" url="aventura" parent="10">
<nombre>Aventura</nombre>
</categoria>
</categorias>
</categoria>
<categoria id="5" url="dias-sugeridos" parent="2">
<nombre>días sugeridos</nombre>
<categorias>
<categoria id="64" url="7-dias-o-mas" parent="5">
<nombre>7 días o más</nombre>
</categoria>
<categoria id="63" url="4-dias" parent="5">
<nombre>4 días</nombre>
</categoria>
<categoria id="62" url="2-dias" parent="5">
<nombre>2 días</nombre>
</categoria>
</categorias>
</categoria>
<categoria id="4" url="mejor-epoca" parent="2">
<nombre>Mejor época</nombre>
<categorias>
<categoria id="9" url="verano" parent="4">
<nombre>Verano</nombre>
</categoria>
<categoria id="8" url="primavera" parent="4">
<nombre>Primavera</nombre>
</categoria>
<categoria id="7" url="invierno" parent="4">
<nombre>Invierno</nombre>
</categoria>
<categoria id="6" url="otono" parent="4">
<nombre>Otoño</nombre>
</categoria>
</categorias>
</categoria>
</categorias>
<navigation>
<item display="Cronicas" name="cronicas">
<subitem name="Listar" url="action=list"/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Home" name="home">
<subitem name="Listar" url=""/>
</item>
<item display="Destinos" name="destinos">
<subitem name="Listar Destinos" url=""/>
<subitem name="Crear Destinos" url="action=add"/>
<subitem name="Listar Locations" url="action=list_locations"/>
<subitem name="Crear Locacion" url="action=add_location"/>
<subitem name="Listar Transportes" url="action=list_transportes"/>
<subitem name="Crear Transporte" url="action=add_transporte"/>
</item>
<item display="Paginas" name="pages">
<subitem name="Listar" url=""/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Comentarios" name="comentarios">
<subitem name="Esperando moderacion" url="action=list"/>
<subitem name="Moderados" url="action=list|filter=moderados"/>
<subitem name="Rechazados" url="action=list|filter=rechazados"/>
<subitem name="Todos" url="action=list|filter=todos"/>
</item>
<item display="Hoteles" name="hoteles">
<subitem name="Listar" url=""/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Notas" name="notas">
<subitem name="Listar Notas" url=""/>
<subitem name="Crear Nota" url="action=add"/>
</item>
<item display="Albums" name="fotos">
<subitem name="Albums" url="action="/>
<subitem name="Todas las fotos" url="action=listFotos"/>
<subitem name="Crear Album" url="action=albumadd"/>
</item>
<item display="Restaurants" name="restaurants">
<subitem name="Listar" url=""/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Usuarios" name="users">
<subitem name="Listar" url=""/>
</item>
<item display="Categorias" name="categorias">
<subitem name="Listar" url="action=list"/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Revista" name="revista">
<subitem name="Listar" url="action=list"/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
</navigation>
</configuration>
<content>
<notas_mas_valoradas>
<nota id="1586" url="/nota/fotoshock-famatina-sierra-mineral-riojana" mostrar_galeria="0" fecha_modificacion="2010-08-30 17:21:10" fecha_creacion="2010-08-30 16:20:31" estado_id="1" votos_positivos="24" votos_negativos="2">
<volanta/>
<titulo>Fotoshock: Famatina, sierra mineral riojana</titulo>
<keywords>famatina, la rioja</keywords>
<resumen><p>Es la sierra más alta de Sudamérica, con 6.250 metros. Explotada desde hace siglos por capitales ingleses que motivaron la construcción del cablecarril La Mejicana, todavía guarda sus magníficos colores y exóticas formaciones rocosas. Contanos cuál es la foto que más te gusta.</p></resumen>
<contenido><p><strong>¿Qué foto te gustó más? Contanos.</strong></p> <p><strong>Si estuviste allí, animate a <a href="https://registracion.lanacion.com.ar/ingresar?pagina=http://www.lugaresdeviaje.com/authenticate/ref/subi-tu-foto|sitioId=27&amp;tipoParticipacion=1" target="_blank">subir tu foto</a>.</strong></p> <p><strong>No te pierdas los Fotoshock de LugaresdeViaje: </strong><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-iquitos-la-venecia-amazonica" target="_blank">Iquitos, la venecia amazónica I </a><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-san-francisco-la-ciudad-libre">San Francisco</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-postales-de-la-pampa" target="_blank">Postales de La Pampa</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-retratos-de-pinguinos" target="_blank">Retratos de pingüinos</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-iglesias-en-el-norte-argentino" target="_blank">Iglesias del Norte</a> I  <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-increibles-paisajes-de-la-patagonia">Patagonia argentina</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-grandes-imagenes-del-norte-argentino">el Norte argentino</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-por-las-increibles-tierras-de-portugal">por las tierras de Portugal</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-a-los-saltos-por-el-mundo">a los saltos por el mundo</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-paisajes-desde-el-aire">paisajes desde el aire</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-miradas-chinas">miradas chinas</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-pasion-animal">pasión animal</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-novias-del-mundo">novias del mundo</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-rutas-y-caminos-de-la-argentina">rutas argentinas</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-de-banos-termales-y-fangoterapia">baños termales</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-cielos-de-otro-mundo">Cielos de otro mundo</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-retratos-latinos">Retratos latinos</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-bajo-el-mar">Bajo el mar</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-de-estancias-y-caballos">De estancias y caballos</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-autos-para-el-recuerdo">Autos para el recuerdo</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-de-bares-en-los-pueblos">De bares en los pueblos</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-texturas-argentinas">Texturas argentinas</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-fauna-de-la-sabana">Fauna de la sabana</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-10-paisajes-iconicos-de-argentina-retratado-por-artistas-plasticos-reconocidos">Paisajes de la Argentina retratados por artistas</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-imagenes-ineditas-de-la-selva-y-los-esteros" target="_blank">Imágenes inéditas de la selva y los esteros</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-naturaleza-en-movimiento">Naturaleza en movimiento</a></p></contenido>
</nota>
<nota id="85" url="/nota/recorrido-por-san-juan" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 11:14:55" fecha_creacion="2009-11-10 14:45:53" estado_id="1" votos_positivos="17" votos_negativos="0">
<volanta/>
<titulo>Recorrido por San Juan</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Paisajes que parecen salidos de otra dimensión, una meca del windsurf, uno de los mayores santuarios de Sudamérica y un valle fértil en medio del desierto. Un recorrido por San Juan depara imágenes inéditas y maravillosas, signadas por la energía de los Andes. Antes, un fugaz paso por la Sierra de las Quijadas y, como epílogo, un nuevo circuito del Parque Nacional Talampaya + una escapada a Merlo.</p></resumen>
<contenido><p>Tráfico, bocinas, ansiedad al volante: postales de la ciudad en hora pico. Por fin, el último peaje dio luz verde para iniciar nuestra marcha hacia el oeste. Tomamos la ruta 7 con la<strong> Kia Sorento</strong> –en adelante, <strong>la nave</strong>–, que hizo llevaderos los casi 800 km hasta la ciudad de <strong>San Luis</strong> (en lugar de hacerlos de un tirón, se pueden acortar durmiendo en Rufino o Laboulaye). Mucho más que una parada técnica resultó ser la noche en el <strong>Vista Suites &amp; Spa</strong>, feliz hallazgo a metros de la antigua estación de tren. Se trata del último hotel inaugurado en la capital puntana y el único <strong>4 estrellas superior</strong>: suites de dimensiones generosas, restaurante internacional y una decoración minimalista de ley. La perlita es el spa del sexto piso, con piscina climatizada. Si no alcanza con los masajes y el hidromasaje que allí se ofrecen, la vista de las sierras es siempre un buen antídoto contra el cansancio.  <br /> <br /> <strong>Sierra de las Quijadas</strong><br /> <br /> Antes de abandonar San Luis, quisimos conocer Sierra de las Quijadas. Una hora por ruta 147 hasta <strong>Hualtarán</strong> y un imprevisto desvío a la izquierda nos plantó frente a este parque nacional, uno de los más jóvenes del país, creado en 1991. <br /> <br /> Allí hay varios senderos propuestos, de corto y mediano aliento. Se puede llegar por cuenta propia al de los miradores. Si se decide por otro, no lo intente sin la guía de un baqueano y procure abastecerse de protector solar y botellas de agua (en el ingreso hay una proveeduría). Nosotros elegimos el de <strong>Farallones</strong>, que demanda 5 horas de caminata, pero es el único que se mete en las entrañas de esta enorme depresión rojiza. El trekking alcanza el<strong> Potrero de la Aguada</strong>, considerado la versión local del<strong> Cañón del Colorado</strong>. Con sus paredones, acantilados y terrazas, es la máxima expresión de lo que los plegamientos de capas esculpieron en esta geografía hace 25 millones de años. <br /> El pasado está ahí tangible, en las rocas labradas por la erosión, en los troncos petrificados y en los fósiles de dinosaurios. <br /> <br /> Con un poco de suerte, el parque será pronto designado Patrimonio Natural de la Humanidad por la <strong>UNESCO</strong>, como sus vecinos <strong>Ischigualasto y Talampaya</strong>, lo que significaría no sólo su puesta en valor, sino además un marcado aumento en la afluencia de turistas. <br /> <br /> <br /> <strong>La santa pagana<br /></strong> <br /> El camino nos deparaba otro alto, el primero sanjuanino y de carácter místico. Nadie que pase por <strong>Vallecito</strong> (Caucete), a un costado de la ruta 20, puede esquivar el santuario de la <strong>Difunta Correa</strong>. La sede del mayor culto pagano del país –con perdón del <strong>Gauchito Gil</strong>– se monta sobre la leyenda de <strong>Deolinda Correa</strong>, quien murió de sed al cruzar este desierto y cuyo cuerpo sin vida siguió amamantando a su bebé. La imagen épica de la madre eternamente nutricia encendió el mito y los milagros no tardaron en aparecer. <br /> <br /> <strong>Vallecito</strong> sigue siendo un paraje desolado, pero el santuario es casi una ciudad, con hotel, terminal de ómnibus, camping, restaurantes, estación de servicio y puestos que exhiben el profuso merchandising de la Difunta, donde se amontonan los cientos de miles que se acercan a dejar sus botellas de agua a la <strong>difuntita sedienta</strong> en el punto de su calvario final. <br /> <br /> Mientras se asciende por las escalinatas que conducen a la ermita, entre fieles que lo hacen de rodillas, y en las 14 capillas al pie de la misma, se puede observar el barroco repertorio de ofrendas: desde las clásicas placas y flores, hasta viejos autos, joyas, motos, vestidos de novia, réplicas de casas en miniatura, documentos, patentes, muletas, trofeos y la lista sigue…Incluso las donaciones a la administración pueden hacerse en forma virtual: el sitio oficial (<a title="Difunta Correa" href="http://www.visitedifuntacorrea.com.ar" target="_blank">www.visitedifuntacorrea.com.ar</a>) acepta todas las tarjetas de crédito.<br /> <br /> “La Difunta cumple siempre, pero también te la cobra”, se escucha repetir a sus devotos. Dicen por ahí que cada vez que alguien se lleva alguna ofrenda del santuario, después pincha una rueda en el camino…Literalmente, creer o reventar.<br /> <br /> <br /> <strong>Ciudad de San Juan</strong><br /> <br /> Las prolijas hileras de viñedos a ambos lados de la ruta 20 fueron la primera impresión en el arribo a la capital sanjuanina. Una recorrida nos bastó para descubrir que al nuevo maquillaje que luce –plazas remozadas, construcciones modernas y un flamante centro cívico- acompañan las apuestas turísticas. <br /> <br /> ¿Qué menos puede esperarse de una ciudad que se reconstruyó de cero tras un terremoto? La muestra más contundente de este novel empuje es la apertura en noviembre de 2008 del primer cinco estrellas, el <strong>Del Bono Park Hotel Spa &amp; Casino</strong>, con 101 habitaciones de lujo y un servicio a la medida de un público exigente. De diseño vanguardista, el edificio tiene una cúpula vidriada y un puente de cristal que conecta sus alas norte y sur. Su restaurante <strong>La Cava</strong>, construido en una bodega de fines del siglo XIX (conserva sus arcadas y madera de pinotea), sirve platos de alto vuelo elaborados a la vista de los comensales y reúne las mejores cepas locales en la carta de vinos. Hay, mientras tanto, opciones de calidad para bolsillos menos holgados. En esta lista figuran algunos apart florecidos en las afueras, como el coqueto <strong>Provincia del Huarpe y Aire Andino</strong>, una casona de campo reciclada con parque y piscina. <br /> <br /> En materia gourmet, la ciudad también se va aggiornando. Una de las últimas apuestas es <strong>De Sánchez</strong>, de los mismos dueños del concurrido <strong>Baró</strong> –pegadito a éste–, pero con un menú más sofisticado. Libros y discos de jazz conviven en este multiespacio construido en una de las casas que sobrevivió al terremoto del 44, frente a la<strong> Catedral</strong>. Un secreto: en la YPF de Libertador se come muy bien, casero y a precios razonables. Créase o no, los fines de semana arde y hay que pelearse para conseguir mesa. <br /> <br /> Si se busca relax, hay que rumbear hacia el <strong>Dique de Ullum</strong>, a 20 minutos de la ciudad. Bordeando el lago hay varios paradores –cobran un precio mínimo– y clubes náuticos que proponen paseos en kayak, velero, windsurf y parapente. El complejo <strong>Bahía de las Tablas </strong>tiene la playa más exclusiva. Sus palmeras y mega piletas circulares transportan a alguna escena del <strong>Caribe</strong>, aunque la vista de la precordillera detrás del lago ubica de nuevo en la aridez de la geografía. <br /> <br /> <br /> <strong>Hacia la Cordillera<br /></strong> <br /> El camino pleno de curvas hacia el valle de <strong>Calingasta</strong> no tiene desperdicio. Para alcanzar este vértice sudoeste del mapa pegado a las alturas de los Andes, debe tomarse la nueva ruta 149 (ex 414) pavimentada, atravesar la <strong>Quebrada de las Burras</strong> hasta <strong>Pachaco</strong>, y avanzar 37 km de ripio. El <strong>río San Juan</strong> acompaña algunos tramos y la flora exhibe lo poco que puede: algunos matorrales pinchudos alternados con largos intervalos de suelo desnudo. Más allá se divisa la cordillera con sus picos nevados, una presencia magnética que emboba hasta al más apático.<br /> <br /> En poco más de dos horas llegamos a <strong>Villa Calingasta</strong>. El pueblo conserva campos de hierbas aromáticas y una capilla jesuítica de 1739, amén de un pasado glorioso como productor de manzanas <strong>a la altura de las de Río Negro</strong>, según se jactan sus pobladores. <br /> <br /> Poco después, un corto desvío a la izquierda nos condujo hacia el cerro <strong>El Alcázar</strong>, una mole rocosa de policromía asombrosa y formas irregularmente bellas cuya silueta evoca, con bastante imaginación, al palacio homónimo de <strong>Sevilla</strong>. El lugar fue escenario de un amor prohibido, con ribetes de tragedia, entre un cacique huarpe y una mujer castellana. Retomando aquel romanticismo, varios lugareños sostienen la costumbre de celebrar allí los casamientos. <br /> <br /> <strong><br /> Barreal <br /></strong> <br /> Las calles de tierra son escoltadas por filas rectas de álamos, cuyas copas acompañan la brisa que sopla, incansable. La lavanda tiñe el aire de un perfume balsámico. El fluir del agua por las acequias es la música de esta villa y el<strong> río Los Patos</strong> aporta la cuota de frescura. Al fondo se divisa el <strong>cerro Mercedario</strong>. Todo bajo un cielo azul intenso y diáfano la mayor parte del año. <br /> No extraña que muchos de los que pusieron un pie aquí no quisieron irse más; hay historias como la de Ricardo Zunino, ex corredor de Formula 1 y pionero en la zona, que transformó una vieja casona familiar en la <strong>Posada San Eduardo</strong>, o la de Adela y Carlos Lázzaro, al frente de <strong>La Querencia</strong>, un cálido hotel de campo convertido en un imán para extranjeros desde que fue recomendado por la guía Lonely Planet. <br /> <br /> Hace rato que <strong>Barreal </strong>es el centro turístico de <strong>Calingasta</strong>, pero el auge actual no tiene precedentes. A los locales que incursionaron en proyectos de toda suerte, se agregó un grupo de alemanes seducidos por el hamburgués Berni Inmgraben, dueño del restaurante <strong>El Alemán</strong>, que invirtió en viñedos y casas bioclimáticas. Y varios ya tienen la intención de ser residentes, si hasta sueñan con trasladar algún día la fiesta <strong>Oktoberfest</strong> a estas alturas. Quién sabe…<br /> Carmen Manolio jura que encontró en Barreal su lugar en el mundo. <br /> <br /> Correntina de nacimiento, esta mujer de energía contagiosa construyó con sus propias manos su espléndido rancho de adobe y caña. Afecta a agasajar a sus visitas, hace poco más de un año extendió la invitación a viajeros, y así nació <strong>El Rancho de Carmen</strong>, que conserva sin esfuerzo esa impronta hogareña. En la propuesta es clave la presencia de Eva, una simpática barrealina que acompaña a Carmen hace añares en una sociedad aceitada, de esas en las que hay entendimiento sin palabras. <br /> <br /> Las dos habitaciones y el living rodeado de ventanales son dignos de una revista de decoración, con un estilo que podría definirse como country cuyano: mucha madera, tonos ocres, coquetos sombreros colgados de las paredes, cestas de mimbre y tejidos. Pero el corazón de la casa es la cocina, donde volveríamos a cada rato para compartir una cervecita, picar alguna delicia y charlar a toda hora con Carmen y Eva. Las comidas son un capítulo especial donde nunca faltan los chutneys caseros de la anfitriona y las hierbas aromáticas de la huerta, ni algún Malbec mendocino (una justificada traición a San Juan), todo a la luz de las velas y con música clásica de fondo. Difícil de resistirse.<br /> <br /> <strong>Pampa del Leoncito</strong><br /> <br /> Para llegar, hay que alejarse unos 30 km del pueblo y soportar la metamorfosis de la geografía: el verde del valle fértil se va apagando y, una vez en <strong>Barreal Blanco</strong> –como también se conoce a esta planicie–, el desierto es categórico. La enorme sábana de arcilla blanca agrietada en forma de pentágonos genera entre desconcierto y fascinación. Sólo la presencia de la sierra del <strong>Tontal</strong> y el inmenso cielo azul hacen desvanecer la ilusión de haber pisado la luna o alguna otra dimensión desconocida. Lo que hoy se ve, cuenta la leyenda, es la cuenca de un lago que se secó por un castigo divino sobre los huarpes, en respuesta a sus quejas por el viento y el barro. <br /> <br /> El viento <strong>conchabado</strong>, bautizado así porque viene a diario, tampoco estuvo de franco esa tarde y se hizo notar como pudo, obligándonos a empujar con fuerza las puertas de la camioneta y a sujetar con firmeza gorros y anteojos. <strong>El clima perfecto</strong>, sentenció Rolo Toro, un histórico instructor de carrovelismo y pionero en este deporte de origen belga, que nos esperaba con los carros a vela de tres ruedas listos para lanzarnos sobre la pista de barro. <br /> Con la compañía de un guía, <strong>navegamos</strong> al ras de la tierra a 80 km por hora, intentando en vano maniobrar la vela que respetaba más los designios del viento que nuestra propia voluntad. Un giro para acá, otro para allá, y el armatoste metálico permanecía, increíblemente, en pie. Del respeto-temor inicial pasamos sin escalas a una euforia infantil. Hubo segunda vuelta, y tercera. Después de todo, entendimos por qué Rolo se refería a esta disciplina como <strong>carroterapia</strong>. <br /> <br /> <strong><br /> Donde sopla el viento<br /></strong> <br /> Pusimos rumbo norte y otra vez nos devoró el desierto. El <strong>viento Zonda</strong>, casi tan famoso como Sarmiento, se hizo presente con sus ráfagas calientes. El camino oscilaba entre tramos de asfalto y otros de pedrerío que cubrían la camioneta de un manto de talco gris. Cada tanto aparecía una serie de casitas de adobe desperdigadas en medio de la nada, con sus gallineros y carretas viejas. En un abrir y cerrar de ojos pasamos <strong>Villa Nueva</strong>, <strong>Bella Vista</strong>, <strong>Iglesia</strong> y <strong>Las Flores</strong>. Llegamos al poblado de mayor envergadura, <strong>Pismanta</strong>, donde un típico hotel termal recuperado por sus trabajadores, de pura estética retro, resulta una buena opción para hacer noche o aprovechar las propiedades curativas de sus aguas de vertiente volcánica.<br /> <br /> El paisaje cobra vida más adelante, en Rodeo, donde se descubre el <strong>Dique Cuesta del Viento</strong>. Cualquier lugar donde se acumule agua es bienvenido en estas latitudes, aún intervención humana mediante. Pero este lago es especial. <br /> <br /> En su versión matinal, verdoso y planchado, es ideal para pasear en kayak y pescar sin despeinarse. Pasado el mediodía, hace honor a su nombre. Un viento intenso y constante (el sudeste) se concentra entre los cerros y agita sus aguas formando un oleaje descomunal. Esta condición lo perfiló a nivel mundial como una de las mecas del windsurf. <br /> <br /> La movida reúne un hostel cool frente a la playa (<strong>Lamaral</strong>) y una guardería y parador de estilo rastafari (<strong>Puerto de Palos</strong>), donde confluyen seguidores de este deporte de todo el mundo. Si el windsurf no es lo suyo, un programa alternativo e igualmente dotado de adrenalina es el rafting por los rápidos del <strong>río Jáchal</strong>. La empresa <strong>Rafting San Juan</strong> organiza bajadas en gomones hasta la garganta del río, un cañón de seis metros de ancho. <br /> <br /> Decidimos hacer base en la única posada con vista al dique, <strong>Posta Huayra</strong> o <strong>lugar del viento</strong>, en quechua. Cuando Cecilia Holecek y Esteban Banga descubrieron este lote les dijeron que no se vendía debido al viento. Por esos inexplicables cruces de deseos, eso que otros rechazaban fue lo que más atrajo a esta pareja de médicos amantes del windsurf, que un día decidieron colgar el guardapolvo y anclar en este oasis. La excusa fue abrir un restaurante y después sumaron cinco habitaciones, que lucen murales de la artista local <strong>Ruth Orozco</strong>. <br /> <br /> El restaurante es una galería de curiosidades: viejos sifones pintados comparten espacio con una cítara hindú, artesanías con cucharas y una colección de tallas de reptiles. En ese marco colorido se degustan delicias regionales, y otras de carácter internacional, a cargo de la sanjuanina Delia Tapia.<br /> <strong><br /> Talampaya</strong><br /> <br /> En el camino de cornisa que va de <strong>Rodeo </strong>a<strong> Jáchal</strong>, el <strong>río Jáchal</strong> serpentea por abajo y desemboca luego en el <strong>dique Pachimoco</strong>. Aunque es una ciudad emblemática de <strong>San Juan</strong>, el turismo no acompañó mucho a <strong>San José de Jáchal</strong>. De fisonomía colonial, su ubicación entre dos puntos fuertes –<strong>Rodeo y Villa Unión</strong>– la obligó a diseñar alguna estrategia para captar visitantes. <br /> <br /> Tradición e historia se convirtieron en su slogan, sostenido por un circuito de antiguos molinos harineros, el tributo al <strong>poeta Buenaventura Luna</strong> y la <strong>Fiesta Nacional de la Tradición</strong>, durante el mes de noviembre. No se puede pasar por Jáchal sin visitar <strong>el Cristo de cuero negro de la Iglesia San José</strong>, probar una tortita jachalera (una especie de scon grande con licor de anís) y dar una vuelta por el pueblito de Huaco (ver LUGARES 152).<br /> <br /> La lluvia fue un bálsamo después de tantos días de sol impiadoso y con ésta llegamos, por la 40, a nuestra única escala riojana,<strong> Villa Unión</strong>. Fuimos derecho a conocer el <strong>hotel Cañón de Talampaya</strong>, flamante inauguración a cargo de los mismos dueños del <strong>Pircas Negras</strong>, otra de las apuestas regionales de peso. Concebido como hotel boutique, éste tiene 30 habitaciones que dan a un patio interno, tipo casa de campo, con palmeras y aljibe. En todos los ambientes predomina una decoración rústica con el plus de toques de diseño, como lámparas de vitraux y sillones de cuero. <br /> <br /> Para todo aquel que ya recorrió y admiró los rojizos paredones del <strong>cañón de Talampaya</strong>, el nuevo circuito <strong>Arco Iris</strong> es una opción recomendable para seguir explorando el <strong>Parque Nacional</strong>. Hasta allá partimos en una camioneta con los guías Ariel y Camilo, de la <strong>Cooperativa Talampaya</strong>. Custodiados por tropillas de guanacos, atravesamos lechos de ríos secos, señal de que alguna vez existió selva donde hoy sólo hay desierto. <br /> <br /> La llegada a la boca del cañón superó todas las expectativas. Nos paramos justo en el medio para dejarnos rodear por la sucesión de colores matizados en las moles de piedra. El trekking entre cuevas y laberintos es como meterse en un túnel del tiempo: cada metro que se avanza equivale a miles de años en clave geológica. <br /> <br /> La llegada al <strong>anfiteatro</strong>, punto culminante del recorrido, incluyó un descanso bajo un algarrobo blanco, el único árbol que pudo adaptarse a este suelo seco. También conocimos a la <strong>chica</strong>, un arbustito sin hojas que crece en terrenos con pendiente y da un fruto dulzón que puede ser salvador después de varias horas de caminata.<br /> <strong><br /><br /> Merlo</strong> <br /> <br /> Decidimos volver por donde vinimos, por <strong>San Luis</strong>, pero esta vez fuimos hacia <strong>Merlo</strong>. El cuerpo pedía descanso y la ciudad con su microclima serrano representaba una maravillosa excepción a la regla del clima seco que nos había acompañado los días previos. <br /> <br /> “Welcome to our place”, fueron las primeras palabras de Bob Fowler, un californiano ex piloto que llegó aquí tras los pasos de su mujer, la agrónoma Belén Gurruchaga. Ambos reciben en <strong>La Quinta Resort</strong>, uno de los más recientes emprendimientos de esta pujante villa. El complejo incluye cinco cabañas de piedra y madera, club house, una piscina con cascada, gimnasio, canchas de voley y tenis. Con este proyecto familiar, Belén retomó un viejo sueño de su padre de cultivar berries en una quinta entre las sierras. En un terreno contiguo brotan distintas variedades de frambuesa, grosellas, corintos, cassis, moras híbridas y boysenberries, materia prima de los dulces que se sirven en el desayuno. Además, si lo pide con tiempo, Bob puede preparar comida mexicana de la auténtica, su especialidad.<br /> <br /> Con el físico y el espíritu recompuestos, no hubo más que volver. Dejamos atrás las serranías y aparecimos de nuevo en la llanura. El cuentakilómetros marcaba 4.750. De nuevo el tráfico y las bocinas, aunque ya no aturdían tanto.<br /> <br /> <br /> Por Cintia Colangelo<br /> Fotos de Esteban Widnicky<br /> <br /> <br /> Publicado en Revista LUGARES 160. Agosto 2009.</p></contenido>
</nota>
<nota id="346" url="/nota/cacheuta-y-potrerillos" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 12:52:06" fecha_creacion="2009-12-23 11:29:13" estado_id="1" votos_positivos="17" votos_negativos="1">
<volanta/>
<titulo>Cacheuta y Potrerillos</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Termas, turismo aventura y deporte entre montañas.</p></resumen>
<contenido><p>Al final de la <strong>RP N°82</strong>, 38 km al oeste de la capital, Cacheuta ofrece el único parque acuático termal cordillerano del país. Grandes piletas permiten disfrutar de las aguas terapéuticas de deshielo -que brotan calientes, de 38° a 52°-, y también de chorros masajeadores, toboganes, olas artificiales y hasta un sauna instalado en las grutas de la montaña.</p> <p>El hotel <strong>Termas Cacheuta</strong> toma el nombre del lugar, que a su vez homenajea a un cacique huarpe. Fue construido en 1913, con el empuje del ferrocarril trasandino; tenía 150 habitaciones y un teatro-casino. Hoy, ya sin tren, se conserva parte del hotel como patrimonio histórico; aún puede verse la importante torre, que guardaba un ascensor que iba hacia la estación privada. El<strong> moderno Hotel Cacheuta</strong> es más modesto, pero cambia tanta pompa por un spa con todas las comodidades en hidroterapia. El parque acuático y el spa pueden disfrutarse sin necesidad de alojarse en el hotel; las principales agencias de turismo ofrecen paquetes con transporte incluido.</p> <p><strong>Ríos de adrenalina y un lago de calma</strong></p> <p>Muy cerca del centro termal se encuentra el histórico puente colgante de Cacheuta, de 138 metros, que cruza el río Mendoza. En este lugar se practica desde hace años bungee jumping, un buen complemento a la oferta de turismo aventura de la zona, que incluye trekking, escalada, rappel, tirolesa, mountain bike y cabalgatas.</p> <p>Pero <strong>la niña bonita</strong> de las actividades de aventura de la zona es el rafting en el río Mendoza, con rápidos de nivel III y IV. Varias empresas de rafting y turismo aventura tienen su base operativa entre Cacheuta y Potrerillos, un poco más hacia la cordillera pero por otro camino, la RN N°7. Para completar la oferta, el nuevo embalse Potrerillos, a 70 km de la ciudad, es ideal para pescar truchas y practicar windsurf y otros deportes náuticos. Está rodeado por pequeñas villas veraniegas, como Las Vegas, El Salto y Valle del Sol.</p> <p> </p> <p><strong>Hotel Termas Cacheuta</strong><br />RP N° 82 Km 38<br />T: (02624) 49-0152 I (011) 4322-8340 (en Buenos Aires)<br /><a href="mailto:cacheutabaires@aol.com" target="_blank">cacheutabaires@aol.com</a><br />Acceso al parque termal todos los días de 9 a 19</p> <p><strong>Argentina Rafting Expediciones<br /></strong>Primitivo de la Reta 992 (oficina) / Ruta Perilago s/n, Potrerillos (base)<br />T: (0261) 429-6325 / (02624) 48-2037<br /><a href="mailto:administracion@argentinarafting.com" target="_blank">administracion@argentinarafting.com</a><br /><a href="http://www.argentinarafting.com" target="_blank">www.argentinarafting.com</a></p> <p><strong>Betancourt</strong><br />Lavalle 35 loc. 8 (oficina) / Ruta Panamericana km. 26, Blanco Encalada, Luján de Cuyo<br />T: (0261) 429-9665 / C: (0261) 15-559-1329<br /><a href="mailto:info@betancourt.com.ar" target="_blank">info@betancourt.com.ar</a><br /><a href="http://www.betancourt.com.ar" target="_blank">www.betancourt.com.ar</a></p> <p><strong>Turismo Maui <br /></strong>Av. España 948 2° of 206<br />T: (0261) 425-5558 / C: (0261) 15-504-7356<br /><a href="http://www.winesmendoza.com" target="_blank">www.winesmendoza.com</a><br />Windsurf</p></contenido>
</nota>
<nota id="84" url="/nota/por-los-pueblos-de-san-juan" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 11:14:36" fecha_creacion="2009-11-10 14:13:24" estado_id="1" votos_positivos="10" votos_negativos="0">
<volanta/>
<titulo>Por los pueblos de San Juan</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Un recorrido por Iglesia, Achango, Tudcum, Angualasto y Huaco, sitios poco visitados de los valles cordilleranos del norte sanjuanino donde la naturaleza imponente se combina con las huellas del hombre de ayer y de hoy.</p></resumen>
<contenido><p>Quizá porque no fueron completamente cubiertos de asfalto y porque alcanzarlos requiere de pequeñas –e incluso generosas– bifurcaciones, hay algunos pueblos del norte sanjuanino soslayados en los itinerarios turísticos. Con espíritu explorador y una potente camioneta Sorento que <strong>KIA Motors</strong> nos prestó especialmente para este recorrido, nos lanzamos a cubrir los poblados que van de <strong>Iglesia a Jáchal</strong>, sitios que se asoman entre la rudeza del paisaje desértico de la precordillera andina. Se trata de escenarios únicos, que guardan tradición y costumbres ancestrales, conservan riquezas arqueológicas, historias y personajes entrañables. <br /><br /><strong>Semblanzas iglesianas</strong><br /><br />Casi ningún vehículo se detiene en <strong>Villa Iglesia</strong>, un pueblo ubicado en el cruce de las rutas provinciales 436 y 412 que debe su nombre al arroyo que riega sus campos de alfalfa. En el reparto de roles le tocó, junto a su vecina <strong>Las Flores</strong>, ser escala en el camino hacia el <strong>Paso Agua Negra</strong>, que lleva a las localidades chilenas de <strong>La Serena y Coquimbo</strong>. Pero si uno se adentra en sus calles bordeadas de álamos, querrá hacer un alto que trascienda el aprovisionamiento. En ese plan descubrimos la secuencia de casas de adobones, prolijas y blanquísimas, gallineros y hornos de barro, el aroma y sabor del pan iglesiano (con chicharrón), viejas carretas desvencijadas y, fundamentalmente, la calma imperturbable de sus pobladores. <br /><br />Al alejarnos un poco del casco urbano, dimos con un grupo de agricultores en franco descanso durante una cosecha de puerros. Conversamos con uno de ellos, Ramón “Cato” Poblete, y nos enteramos con sorpresa de que se trataba de uno de los artesanos más afamados de la zona. Cato nos mostró una a una sus piezas trabajadas en cuero trenzado y suela, codiciadas especialmente por los turistas extranjeros.<br /><br />Cuando Iglesia despertaba de su siesta provinciana, rumbeamos hacia el norte por la RN 150 (Las Flores es la última oportunidad para cargar combustible hasta Rodeo, a 30 km). Tras atravesar un par de vertientes termales sin explotar – Centenario y Rosales– y custodiados entre los picos nevados de la<strong> Cordillera de los Andes</strong>, siempre por camino pavimentado, tomamos un desvío hacia el este a la altura de <strong>Pismanta</strong>. Apenas 4 km de un ascendente sendero de ripio nos condujeron a un monte solitario donde se levanta la <strong>capilla de Achango</strong>. <br />Construida por los jesuitas en 1655, es nada menos que la más antigua de<strong> San Juan</strong>. Paredes gruesas de barro, techo de palos atados con tientos de cuero, piso de tierra cubierto de mantas tejidas y un pequeño campanario definen una arquitectura en la que lo bello es hijo de lo simple. La calidez del lugar se personifica en Abel Montesino, cuidador del santuario. La historia de Abel gira alrededor de éste, su mundo de silenciosa alegría. “Uno nació acá y sigue haciendo tradición”, explica el delgado hombre de gesto amable. Relata con emoción que sus antepasados (los Godoy Poblete) están enterrados en el interior de la iglesia; y que la imagen de la<strong> Virgen del Carmen</strong> que corona el altar fue traída a lomo de mula desde <strong>Cuzco</strong>, vía<strong> Chile</strong>, por sus tatarabuelos. Al caer el sol, emprendimos el regreso. Salieron a despedirnos todos los habitantes de este paraje: Abel, su perro y sus gallinas. <br /><br /><strong>Dulces y tejidos<br /></strong><br />Llegamos a <strong>Tudcum</strong> tentados por una serie de carteles sobre la ruta 418 (son 30 km desde Pismanta) que rezaban Visite Tudcum, el pueblo de los dulces regionales. Una vez allí, fue amor a primera vista. El pueblo es tan diminuto como pintoresco. Sobre su calle principal, la única asfaltada, se reparten casas bajas de adobe pintadas en tonos claros, un par de almacenes, la escuela, el correo, la plaza rodeada de sauces y álamos. <br /><br />El clima es seco y riguroso. El burro, el medio de transporte más utilizado, junto con la bicicleta. Sus pobladores –apenas 900– son hospitalarios, gustosos de recibir caras nuevas. Algunos aseguran que Tudcum vive un auge y lo atribuyen a la puesta en marcha de la mina de oro y plata Veladero, explotada desde 2005 por la firma canadiense Barrick. Para ellos, el megaproyecto minero representa fuentes de trabajo y progreso. En las antípodas están los que invocan el fantasma de la contaminación y temen que se altere la tranquilidad del pueblo. Lo concreto es que la llegada de la mina trajo el asfalto, reemplazando la vieja huella labrada a pico en la roca. Y eso arrastró más a los turistas; ahora hay locutorio, puestos de artesanías y una oficina de información turística.<br /><br />No hay acuerdo acerca del significado del nombre de la localidad: lugar donde nacen las aguas o agua bajo la loma, en lenguas ancestrales. En todo caso, parece que el agua siempre fue un recurso preciado aquí. Gracias a ella se riega el suelo donde crecen en abundancia nogales, higueras, durazneros y manzanos. Y también la alcayota, con la que se prepara un dulce que es orgullo local. Pudimos probarlo cuando al fin nos arrimamos a <strong>Valle Tudcum</strong>, la fábrica donde se preparan los mentados dulces que anunciaban los carteles. Alfredo Díaz, de profesión sociólogo, y su hermana Carolina, dueños del establecimiento, nos contaron entre pailas dulceras que las condiciones del valle son óptimas para el cultivo de la alcayota, si bien el resto del repertorio no es para despreciar: hay dulces de durazno, pera, membrillo y dulce de leche.<br /><br />El otro proceso creativo que honra a los lugareños es el de los tejidos con lanas vírgenes de la zona (oveja, vicuña y guanaco). Genara Godoy confecciona alfombras, tapices, alforjas y frazadas en su casa casi sólo por pedido.<br /><br /><strong>La cultura Angualasto</strong><br /><br />La ruta 430 –consolidada, en buen estado– se abre paso en medio de un paisaje bastante árido y algún que otro manchón verde donde descansar la vista. Nace en <strong>Rodeo</strong>, la villa turística cabecera de Iglesia, y 12 km más arriba se va estrechando entre formaciones rocosas hasta desembocar en <strong>Angualasto</strong>. <br /><br />Llegamos a este remanso agrícola una tarde cálida, luminosa, con remolinos de viento Zonda amenazando sobre las plantaciones de vid y trigo. El objetivo era conocer las tamberías aborígenes, cuyo refllejo arqueológico se llama cultura de Angualasto y se desarrolló entre los años 1200 y 1450. Nuestro guía fue Armando Di Paola, de <strong>Rodeo Expediciones</strong>, un gran conocedor de la zona que supo conducirnos directamente allí donde, a simple vista, nada parecía indicar que antaño hubiera existido una importante civilización. <br /><br />Bajamos de la camioneta y avanzamos sobre ese enorme barreal ubicado junto al <strong>río Blanco</strong>. A poco de andar descubrimos los tapiales de arcilla semienterrados de lo que alguna vez fueron habitaciones, graneros y corrales para las llamas. Más allá se abre un verdadero museo a cielo abierto donde se desparraman infinitos trozos de vasijas de cerámica pintadas, morteros y puntas de flechas. La sed exploradora nos encontró revolviendo la arenisca cada vez que se asomaba la puntita de algún objeto, reconstruyendo jarros como rompecabezas. ¿Cómo es posible que semejante reservorio de historia se encuentre tan accesible y desprotegido al mismo tiempo?, era la pregunta obligada que nadie pudo responder. <br /><br />En el<strong> Museo Arqueológico Luis Benedetti</strong> se pueden observar momias, cráneos humanos, urnas funerarias y piezas de alfarería encontradas en la zona. Antes de partir, ascendimos por un camino de ripio bastante sinuoso hasta la cima del <strong>cerro Mirador</strong>, desde donde la silueta del monumento al <strong>Cacique Pismanta</strong> –conocido por las resistencias que ofreció a los conquistadores– vigila los tesoros ancestrales de lo que supo ser su tierra.<br /><br /><strong>La ruta de los molinos</strong><br /><br />Hasta hace poco más de tres décadas, todo era trigo en <strong>Jáchal</strong> y alrededores. En su época de mayor esplendor, la región llegó a ser la segunda productora de granos del país. Luego, la tierra se hizo cada vez más dura y la producción más difícil. El hombre no pudo contra la máquina. De los tiempos prósperos quedan en pie una docena de molinos harineros hidráulicos que forman hoy un circuito que revitalizó el turismo local. Visitamos Tamberías, a 6 km de Jáchal, para conocer el <strong>molino Sardiña</strong> (1899). Conserva de forma impecable la maquinaria original, de madera de algarrobo y quebracho. El propio Chicho Sardiña, quien lo manejó durante medio siglo, nos llevó a recorrer sus salas y nos introdujo en el universo de tolvas, cilindros, poleas y granos. Ahí nomás se encuentra el <strong>molino de Reyes</strong> (hay señalizaciones sobre la ruta), con un sistema de molienda algo más rudimentaria –a piedra–, pero igual de pintoresca. <br /><br />El viaje continuó por la ruta 491 hacia Huaco. Según los carteles, son apenas 36 km, pero el andar dice otra cosa. No sólo porque el camino –asfalto con cierto desgaste intercalado con tramos de ripio– está plagado de curvas, sino también porque vale la pena detenerse más de una vez para apreciar el paisaje. Entre los hitos del camino se encuentran el <strong>dique Los Cauquenes</strong>, sobre el antiguo lecho del <strong>río Huaco</strong>, y la imponente <strong>Cuesta de Huaco</strong> y su quebrada, donde los diversos tonos de rojos, ocres y amarillos de las montañas se debaten con todo el verdor del valle que rodean. Luego de atravesar un cerro perforado, comenzamos a descender, ahora sí, hacia el pueblo. <br /><br />En Huaco está el <strong>Dojorti</strong>, el último de los molinos que visitamos, y el primero en ser creado, allá por 1790. La molienda cesó en 1968, pero su espíritu quedó inmortalizado en los versos del poeta Buenaventura Luna, hijo dilecto de Huaco: “Salta el agua en el molino que cuando trabaja canta, como arrullando a la santa paz del rincón campesino”. La visita a la tumba de don Luna, bajo un algarrobo, fue nuestra última parada de ley. Y nos alejamos, dejando atrás callejuelas de tierra sombreadas de álamos, casas coloniales, y gente sentada en las esquinas, contemplando el devenir irrenunciable del pago chico.<br /><br /><br />Por Cintia Colangelo<br />Fotos de Esteban Widnicky<br /><br />Publicado en Revista LUGARES 152. Diciembre 2008.</p> <p> </p></contenido>
</nota>
<nota id="93" url="/nota/el-valle-de-la-luna" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 11:16:55" fecha_creacion="2009-11-11 12:04:04" estado_id="1" votos_positivos="8" votos_negativos="2">
<volanta/>
<titulo>El Valle de la Luna</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Los científicos lo llaman Cuenca Triásica de Ischigualasto y en términos oficiales es el Parque Nacional Ischigualasto, un territorio lleno de evidencias geológicas donde alguna vez también rugieron los dinosaurios.</p></resumen>
<contenido><p>No sólo son formas esculpidas por el viento con su particular estética; cada partícula mineral, cada piedra, cada color y disposición de las capas terrestres que afloran en el paisaje yermo es un código que dejó de ser indescifrable gracias a los avances tecnológicos. De la mano de la geología y la paleontología, hoy es posible imaginar que tamaña aridez de apariencia infinita alguna vez fue selva, aunque parezca mentira. Ischigualasto es un acceso a tiempos demasiado remotos para la comprensión humana.<br /><br /><strong>La lección de geología</strong><br /><br />Cuatro son las eras en que dividimos la historia del planeta que habitamos. Primero es preciso remontarse a más de cinco mil millones de años, que es cuando la parte sólida (tierra) comienza a separarse de la parte líquida (agua); a esta etapa inicial, ausente de vida, la llamamos <strong>Era Precámbrica</strong>. Lo que sigue es, a grandes rasgos, así:<br /><br />* La aparición de los peces marca la <strong>Era Paleozoica </strong>o <strong>Primaria</strong>.<br />* El surgimiento de la vida vegetal y animal sobre la superficie, hace 250 millones de años, señala el inicio de la <strong>Era Mesozoica</strong> o <strong>Secundaria</strong>: es la era de los reptiles, el tiempo glorioso de los dinosaurios que, al no tener competencia, pudieron evolucionar como seres únicos, fantásticos en nuestra imaginación. <br />* La evolución hacia los animales de sangre caliente, con pelos y plumas, abre la <strong>Era Cenozoica</strong> o <strong>Terciaria</strong>.<br />* Con la aparición del hombre, hace tres millones de años, se inicia la <strong>Era Antropozoica</strong>, o <strong>Cuaternaria</strong>.<br /><br />Ahora bien, para entender la importancia geológica de <strong>Ischigualasto</strong> hay que focalizar la atención en la <strong>Era Mesozoica</strong>, compuesta por los períodos <strong>Triásico</strong>, <strong>Jurásico</strong> y <strong>Cretácico</strong>, de los cuales el primero tiene en el parque sanjuanino –por todos conocido como <strong>Valle de la Luna</strong>– el mejor de los ejemplos; no en vano es considerado uno los yacimientos paleontológicos y arqueológicos más importantes de <strong>América</strong>. En síntesis, <strong>Ischigualasto</strong> es una gran depresión que muestra sobre su superficie la secuencia completa del <strong>Triásico</strong> (circa 50 millones de años) y es sobre este punto que la UNESCO se basó para declararlo, en el año 2000, Patrimonio de la Humanidad.<br /><br />La compleja memoria geológica producida en este lugar se manifiesta con la formación del plegamiento que, hace 60 millones de años, dio origen a la <strong>Cordillera de los Andes</strong> (y al resto del espinazo cordillerano que recorre el continente americano de norte a sur). Esta colosal arruga terrestre sacó a relucir el período <strong>Triásico</strong> completo, expuesto como un libro abierto en el que las palabras y sus significados son los minerales y sus diferentes colores, las texturas de las piedras, los fósiles que se encuentran esparcidos sobre el suelo arenoso y la flora primigenia aprisionada entre las capas arcillosas. Qué privilegio el de los científicos, ávidos de una lectura que logran descifrar todos los días un poco más. Y pensar que todo esto fue hace 200 millones de años un ecosistema vivo, formado por lagos y pantanos, vegetales inmensos y una fauna de reptiles herbívoros y carnívoros, acuáticos y terrestres a la medida de esas dimensiones.  <br /><br /><strong>El circuito obligado</strong><br /><br />Estar bajo la tutela de la <strong>UNESCO</strong> tiene sus beneficios. Lo que alguna vez fue camino de tierra se convirtió en una espléndida ruta señalizada que sale de<strong> Valle Fértil</strong> y llega hasta la puerta del Parque. <br /><br /><strong>Ischigualasto</strong> abarca 63 mil hectáreas y sólo una muy limitada área está disponible para los turistas; el resto, sépalo, es motivo de estudio e investigación permanente, territorio exclusivo de los sabios. La visita sólo se realiza con guía, quien se encarga de ilustrar sobre los aspectos más relevantes que el paisaje muestra: la asombrosa<strong> Cancha de Bochas</strong> donde se desparraman incontables esferas de piedras; las figuras del <strong>Submarino</strong> (con dos partes superiores bien diferenciadas) y del <strong>Hongo</strong> (con una sola parte más ancha); las torrecitas o vigías, en la cresta de otro montículo; el <strong>Gusano</strong>; el murallón de<strong> Los Colorados</strong> y su <strong>zócalo</strong> amarillo ocre, cuyos colores relumbran con más intensidad al atardecer; los cerros azul grisáceo, y tantos otros paisajes lunares que el valle guarda.<br /><br />Pegadito a la entrada al <strong>Parque</strong> está la sede del <strong>museo de Ciencias Naturales de San Juan</strong>. La función del museo reside en mostrar la importancia científica que tiene Ischigualasto, cuáles son las especies más sobresalientes que se han encontrado y cómo es el trabajo de un paleontólogo  con los restos fósiles que se encuentran en el lugar. Estudiantes de las carreras de biología y geología son los encargados de transmitir sus experiencias en este campo de una manera didáctica y entretenida para cualquier edad. Y los chicos en particular se lo pasan bomba; llenos de entusiasmo, formulan preguntas que no siempre los adultos se atreven a hacer.<br /><br />En el museo se puede ver la réplica del <strong>Eoraptor lunensis</strong>, el gran descubrimiento de la cuenca de Ischigualasto, considerado el dinosaurio más primitivo del mundo. De casi un metro de alto, tiene características morfológicas que lo sitúan como el menos evolucionado de los dinosaurios que convivieron en el Triásico. Para entender mejor este aspecto, valga la comparación entre hombre y mono: son contemporáneos pero el simio es más primitivo, aparece mucho antes. <br /><br /><strong>San Agustín Del Valle Fértil </strong><br /><br />Este <strong>país verde de los muchos ríos</strong> –como lo llamaban los aborígenes– es la puerta de acceso al recorrido arqueológico y geológico de toda la zona. Como buen pueblo minero, ha sabido captar la <strong>veta de oro</strong> que se encuentra apenas a 75 km: Ischigualasto.<br />En tanto que paso obligado al <strong>Parque Provincial</strong>, <strong>Valle Fértil</strong> recibe 100 mil turistas al año. La capacidad hotelera, por no decir cabañera, ha crecido de forma sostenida en los últimos años. Sin embargo la Hostería de Valle Fértil sigue a la cabeza de cualquier propuesta de alojamiento. Pensada para ser un casino hacia 1970, su destino mutó en hostería gracias a la visión del intendente del momento. Con la declaración de Ischigualasto como Parque Provincial al año siguiente, el turismo empezó a llegar. <br /><br />Ya en ese entonces, el hotel ofrecía a los huéspedes interesados visitas guiadas al desconocido <strong>Valle de la Luna</strong>. Dado el incremento de visitantes, se añadió un complejo de cabañas –de las pocas de material en la región– a la sombra de los eucaliptos que miran hacia una quinta de olivos y una pileta con todas las comodidades necesarias. Construida sobre lo que alguna vez supo ser un pucará, la hostería es un mirador incomparable sobre todo el Valle Fértil, adueñándose de cada amanecer.<br /><br />Dos nuevos emprendimientos están dejando huella en las cercanías del pueblo y abren el espectro a la hora de elegir actividades. Un día de campo en<strong> La Media Luna</strong> invita con muy buenos platillos criollos en plena naturaleza. A 10 km del pueblo, por un camino serrano de tierra pasando<strong> La Majadita</strong>, Patricia Montilla abrió su paraíso privado al público, conciente de la falta de otras opciones para prolongar la estadía en las sierras. <br /><br />Empezó con un restaurante ofreciendo la típica gastronomía del lugar, asados de chivo tiernísimo, empanadas, mateadas con tortas fritas, higos en almíbar, dulce de alcayota, pomelos en almíbar, dulce de membrillo, limas en almíbar… Hasta que, a pedido de los propios turistas, terminó por dar alojamiento. Su casa es sencilla, construida con los recursos que el medio da, como la caña, el adobe y la piedra bola. Con ellos, Patricia supo armar un espacio de una belleza particular que transmite calidez y paz, donde se puede sentir al mismo tiempo el silencio y la aridez del entorno. Contemplar la silueta de los cardones y gozar del pequeño microclima interior, a la sombra de los nogales, álamos, frutales e higueras centenarias del parque. Desde aquí es posible realizar trekkings, cabalgatas, ascensión a los cerros a pie o en 4x4; también hay juegos infantiles y una pileta enclavada en plena sierra para mitigar el calor. <br /><br />La otra construcción que no pasa inadvertida en la ruta hacia Ischigualasto es el <strong>museo Piedras del Mundo</strong>. Sus dueños son dos hermanos, Osvaldo y Gabriel Merenda, que escaparon de la ciudad de <strong>San Juan</strong> para convertir en una forma de vida aquello que tenían como método antiestrés: ir  a los cerros a buscar piedras. La cantidad de material reunido durante años los llevó a proyectar este museo; compraron una lonja de tierra con sierra incluida –donde además hay un reservorio aborigen– y allí se instalaron estratégicamente, camino al Parque. Este museo es la primera aproximación al tan complejo tema de los minerales puros y las piedras, y por lo tanto, de obligada visita. Los Merenda saben y la generosidad con que exponen sus conocimientos es incuestionable.<br /><br />San Agustín del Valle Fértil e Ischigualasto se complementan a la perfección. La impactante belleza visual de su entorno y la impresión de asistir al origen del universo, aquí van de la mano. <br /><br /><br />Informe y fotos de Carolina Aldao<br /><br /><br />Publicado en Revista LUGARES 131. Marzo 2007.</p></contenido>
</nota>
</notas_mas_valoradas>
<notas_mas_vistas>
<nota id="242" url="/nota/parque-provincial-ischigualasto" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2012-03-09 16:18:52" fecha_creacion="2009-12-02 20:21:51" estado_id="1" votos_positivos="3" votos_negativos="0">
<volanta/>
<titulo>Parque Provincial Ischigualasto</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Cómo llegar y aprovechar la visita al impactante Valle de la Luna.</p></resumen>
<contenido><p>Su imagen más difundida es la formación llamada <strong>El Hongo</strong>. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2000, el Parque de 275.369 hectáreas es un emblema de <strong>San Juan </strong>y una reserva paleontológica de importancia mundial. Allí Tato Bores grabó la apertura de uno de sus ciclos de televisión y, dice la leyenda, que la banda Pink Floyd habría elegido ese escenario para hacer un concierto en la Argentina. Desde la capital de la provincia son 330 km, todos de asfalto flamante: hay que tomar la ruta 20, luego la 510 hasta el empalme con la RP 150, que llega hasta la entrada al Parque. Otra opción es recorrer 80 km desde la ciudad de <strong>San Agustín </strong>del <strong>Valle Fértil.</strong> <br /> Dentro del <strong>Parque</strong>, el circuito de unos 40 km demanda un poco más de tres horas y puede hacerse en autos particulares o en los transportes de las agencias de turismo, en todos los casos siempre con la compañía de un guía. Recomendación: ya sea en invierno o verano, llevar provisiones de agua, sombrero, anteojos de sol y protector solar. El recorrido también se alterna con caminatas para observar de cerca los aspectos geológicos más interesantes de las formaciones. Es que aquí, en cada roca, pueden verse claramente las huellas que dejaron el agua y el viento desde la era <strong>Triásica</strong>, hace 250 millones de años, y todavía hay rastros de fósiles de animales y plantas que habitaron lo que alguna vez fue un área de lagos y bosques fértiles. <br /> <br /> <strong>Formaciones milenarias en un paisaje lunar</strong><br /> La primera parada del recorrido es la formación conocida como <strong>El Gusano</strong>. En esta elevación se ven capas muy finas de arenisca y carbón que señalan la presencia de un lago y de árboles. También hay fósiles de plantas que servían de alimento a los pequeños invertebrados y peces que habitaban la región.  <br /> En quechua, <strong>Ischigualasto </strong>significa <strong>sitio donde se posa la luna</strong> y este el paisaje que se contempla desde la segunda estación conocida como <strong>El Balcón</strong> de <strong>Valle Pintado</strong>, que también recibe el nombre de <strong>Valle de la Luna</strong>. En esta depresión blanca, árida y desértica hay rocas de formas curvas perfectamente modeladas por el agua, y coloreadas en tonos suaves por la arcilla y la arena. Aquí alguna vez hubo un lago donde los animales que se acercaban a beber quedaron atrapados por inundaciones o aludes. Esa es la razón por la que son tan nítidas las huellas de fósiles. Incluso los restos de un dinosaurio se hallaron en condiciones sorprendentes en este valle. <br /> <br /> <strong>Una cancha de bochas y un submarino</strong><br /> La siguiente formación es sorprendente. Nadie acomodó esas piedras redondas como dispuestas para un juego en <strong>La Cancha de Bochas</strong>. Llegaron solas hasta ahí y les tomó millones de años. Los geólogos explican que eran rocas con un núcleo del tamaño de un grano de sal, al que se adhirieron otras partículas. Por acción del viento, rodaron hasta la parte más baja del valle y aquí se quedaron para formar una de las estaciones más curiosas del <strong>Parque provincial</strong> <strong>Ischigualasto</strong>. También se puede aprovechar para caminar por los alrededores y ver más señales de antiguos bosques y ríos estampados en las rocas. <br /> Muy cerca de <strong>La Cancha</strong> <strong>de Bochas</strong> está el <strong>Submarino</strong>, otra de las esculturas emblemáticas, ubicada en la parte más alta del recorrido. Sorprenden las dos columnas que se mantienen erguidas, intactas como mástiles de esta nave imponente. <br /> La próxima estación es <strong>El Hongo</strong>, el ícono, con una forma perfecta dada por la erosión del agua en la base arcillosa y la persistencia de los materiales en la cima. <br /> Luego, aparecen <strong>Los Colorados</strong>, que corresponden a la última etapa del <strong>Triásico</strong>, y se caracterizan por el color rojizo debido a la presencia de hierro. El cambio de tonos marca el final de un recorrido que en tres horas permite observar la evolución de toda una era geológica. Desde hace cuatro años se realizan visitas con luna llena: se hacen a lo largo de 5 jornadas: el día mismo de luna llena, indicado por el calendario lunar, dos días antes y dos días después. Son de dos horas y media y se accede a sitios que no se incluyen en el recorrido diurno habitual.<br /> <br /> <strong>El museo del Parque</strong><br /> En la entrada del<strong> Parque Provincial Ischigualasto</strong> se encuentra el <strong>Museo de Ciencias  Naturales</strong> y <strong>Centro de Interpretación</strong>, que la <strong>Universidad Nacional de San Juan</strong> montó hacia 2006. Allí se exhiben parte de las piezas paleontológicas que se encuentran en el predio y se explica su importancia. En la visita hay dos estrellas: el Eoraptor, un dinosaurio cuyos restos fueron hallados en 1991; y el conjunto de cráneo y garra del Herrerasaurus. Ambos ejemplares pertenecen a las especies más antiguas del mundo, de 250 millones de años. Además, durante el recorrido los guías (estudiantes de las carreras de Biología y Geología de la Universidad) explican a los visitantes cómo se hacen las tareas de investigación, rastreo, recuperación de fósiles y montaje de dinosaurios, con el fin de saber todo lo posible sobre las huellas del pasado que aún están frescas en <strong>Ischigualasto</strong>.   <br /> <br /> <br /> <br /> <strong>Parque Natural Provincial Ischigualasto – Valle de la Luna</strong><br /> T: (02646) 49-1100.<br /> Horario de Verano: de 8 a 17 hs.<br /> Horario de Invierno: de 9 a 16 hs<br /> <br /> <strong>Ente Autárquico Parque Natural Ischigualasto</strong><br /> 25 de Mayo y Las Heras, San Juan<br /> T: (02646) 422-7372/649-1100<br /> <a title="Ente Autártico Paruqe Nacional Ischigualasto" href="http://mce_host/admin/ischigualasto@sanjuan.gov.ar " target="_blank">ischigualasto@sanjuan.gov.ar </a><br /> <a title="Ente Autártico Paruqe Nacional Ischigualasto" href="http://www.ischigualasto.org " target="_blank">www.ischigualasto.org </a><br /> <br /> Turismo Vesa<br /> Mitre y Mendoza,  San Agustín del Valle Fértil <br /> T: (02646) 42-0143<br /> <a title="Turismo Vesa" href="http://www.turismovesa.com" target="_blank">www.turismovesa.com</a><br /> <br /> Paula Tour<br /> Tucumán y 9 de Julio, San Agustín del Valle Fértil <br /> T: (02646) 42-0096<br /> <a title="Paula Tour" href="http://www.paula-tour.com.ar" target="_blank">www.paula-tour.com.ar</a><br /> <br /> Dante Montes<br /> Santa Fe 58 (este), Galería Estornell, Local 31, San Juan<br /> T: (0264) 422-9019/421-3180<br /> <a title="Dante Montes" href="mailto:anamaria@agenciamontes.com.ar">anamaria@agenciamontes.com.ar</a><br /> <a title="Dante Montes" href="http://www.agenciamontes.com.ar" target="_blank">www.agenciamontes.com.ar</a></p></contenido>
</nota>
<nota id="1586" url="/nota/fotoshock-famatina-sierra-mineral-riojana" mostrar_galeria="0" fecha_modificacion="2010-08-30 17:21:10" fecha_creacion="2010-08-30 16:20:31" estado_id="1" votos_positivos="24" votos_negativos="2">
<volanta/>
<titulo>Fotoshock: Famatina, sierra mineral riojana</titulo>
<keywords>famatina, la rioja</keywords>
<resumen><p>Es la sierra más alta de Sudamérica, con 6.250 metros. Explotada desde hace siglos por capitales ingleses que motivaron la construcción del cablecarril La Mejicana, todavía guarda sus magníficos colores y exóticas formaciones rocosas. Contanos cuál es la foto que más te gusta.</p></resumen>
<contenido><p><strong>¿Qué foto te gustó más? Contanos.</strong></p> <p><strong>Si estuviste allí, animate a <a href="https://registracion.lanacion.com.ar/ingresar?pagina=http://www.lugaresdeviaje.com/authenticate/ref/subi-tu-foto|sitioId=27&amp;tipoParticipacion=1" target="_blank">subir tu foto</a>.</strong></p> <p><strong>No te pierdas los Fotoshock de LugaresdeViaje: </strong><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-iquitos-la-venecia-amazonica" target="_blank">Iquitos, la venecia amazónica I </a><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-san-francisco-la-ciudad-libre">San Francisco</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-postales-de-la-pampa" target="_blank">Postales de La Pampa</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-retratos-de-pinguinos" target="_blank">Retratos de pingüinos</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-iglesias-en-el-norte-argentino" target="_blank">Iglesias del Norte</a> I  <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-increibles-paisajes-de-la-patagonia">Patagonia argentina</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-grandes-imagenes-del-norte-argentino">el Norte argentino</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-por-las-increibles-tierras-de-portugal">por las tierras de Portugal</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-a-los-saltos-por-el-mundo">a los saltos por el mundo</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-paisajes-desde-el-aire">paisajes desde el aire</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-miradas-chinas">miradas chinas</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-pasion-animal">pasión animal</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-novias-del-mundo">novias del mundo</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-rutas-y-caminos-de-la-argentina">rutas argentinas</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-de-banos-termales-y-fangoterapia">baños termales</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-cielos-de-otro-mundo">Cielos de otro mundo</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-retratos-latinos">Retratos latinos</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-bajo-el-mar">Bajo el mar</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-de-estancias-y-caballos">De estancias y caballos</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-autos-para-el-recuerdo">Autos para el recuerdo</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-de-bares-en-los-pueblos">De bares en los pueblos</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-texturas-argentinas">Texturas argentinas</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-fauna-de-la-sabana">Fauna de la sabana</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-10-paisajes-iconicos-de-argentina-retratado-por-artistas-plasticos-reconocidos">Paisajes de la Argentina retratados por artistas</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-imagenes-ineditas-de-la-selva-y-los-esteros" target="_blank">Imágenes inéditas de la selva y los esteros</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/fotoshock-naturaleza-en-movimiento">Naturaleza en movimiento</a></p></contenido>
</nota>
<nota id="346" url="/nota/cacheuta-y-potrerillos" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 12:52:06" fecha_creacion="2009-12-23 11:29:13" estado_id="1" votos_positivos="17" votos_negativos="1">
<volanta/>
<titulo>Cacheuta y Potrerillos</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Termas, turismo aventura y deporte entre montañas.</p></resumen>
<contenido><p>Al final de la <strong>RP N°82</strong>, 38 km al oeste de la capital, Cacheuta ofrece el único parque acuático termal cordillerano del país. Grandes piletas permiten disfrutar de las aguas terapéuticas de deshielo -que brotan calientes, de 38° a 52°-, y también de chorros masajeadores, toboganes, olas artificiales y hasta un sauna instalado en las grutas de la montaña.</p> <p>El hotel <strong>Termas Cacheuta</strong> toma el nombre del lugar, que a su vez homenajea a un cacique huarpe. Fue construido en 1913, con el empuje del ferrocarril trasandino; tenía 150 habitaciones y un teatro-casino. Hoy, ya sin tren, se conserva parte del hotel como patrimonio histórico; aún puede verse la importante torre, que guardaba un ascensor que iba hacia la estación privada. El<strong> moderno Hotel Cacheuta</strong> es más modesto, pero cambia tanta pompa por un spa con todas las comodidades en hidroterapia. El parque acuático y el spa pueden disfrutarse sin necesidad de alojarse en el hotel; las principales agencias de turismo ofrecen paquetes con transporte incluido.</p> <p><strong>Ríos de adrenalina y un lago de calma</strong></p> <p>Muy cerca del centro termal se encuentra el histórico puente colgante de Cacheuta, de 138 metros, que cruza el río Mendoza. En este lugar se practica desde hace años bungee jumping, un buen complemento a la oferta de turismo aventura de la zona, que incluye trekking, escalada, rappel, tirolesa, mountain bike y cabalgatas.</p> <p>Pero <strong>la niña bonita</strong> de las actividades de aventura de la zona es el rafting en el río Mendoza, con rápidos de nivel III y IV. Varias empresas de rafting y turismo aventura tienen su base operativa entre Cacheuta y Potrerillos, un poco más hacia la cordillera pero por otro camino, la RN N°7. Para completar la oferta, el nuevo embalse Potrerillos, a 70 km de la ciudad, es ideal para pescar truchas y practicar windsurf y otros deportes náuticos. Está rodeado por pequeñas villas veraniegas, como Las Vegas, El Salto y Valle del Sol.</p> <p> </p> <p><strong>Hotel Termas Cacheuta</strong><br />RP N° 82 Km 38<br />T: (02624) 49-0152 I (011) 4322-8340 (en Buenos Aires)<br /><a href="mailto:cacheutabaires@aol.com" target="_blank">cacheutabaires@aol.com</a><br />Acceso al parque termal todos los días de 9 a 19</p> <p><strong>Argentina Rafting Expediciones<br /></strong>Primitivo de la Reta 992 (oficina) / Ruta Perilago s/n, Potrerillos (base)<br />T: (0261) 429-6325 / (02624) 48-2037<br /><a href="mailto:administracion@argentinarafting.com" target="_blank">administracion@argentinarafting.com</a><br /><a href="http://www.argentinarafting.com" target="_blank">www.argentinarafting.com</a></p> <p><strong>Betancourt</strong><br />Lavalle 35 loc. 8 (oficina) / Ruta Panamericana km. 26, Blanco Encalada, Luján de Cuyo<br />T: (0261) 429-9665 / C: (0261) 15-559-1329<br /><a href="mailto:info@betancourt.com.ar" target="_blank">info@betancourt.com.ar</a><br /><a href="http://www.betancourt.com.ar" target="_blank">www.betancourt.com.ar</a></p> <p><strong>Turismo Maui <br /></strong>Av. España 948 2° of 206<br />T: (0261) 425-5558 / C: (0261) 15-504-7356<br /><a href="http://www.winesmendoza.com" target="_blank">www.winesmendoza.com</a><br />Windsurf</p></contenido>
</nota>
<nota id="344" url="/nota/la-ruta-del-vino" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 12:51:42" fecha_creacion="2009-12-23 11:15:35" estado_id="1" votos_positivos="2" votos_negativos="0">
<volanta/>
<titulo>La ruta del vino</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>De Godoy Cruz a Maipú y Luján de Cuyo, las bodegas abren sus puertas a los visitantes.</p></resumen>
<contenido><p style="text-align: justify;">Gracias a más de 1200 bodegas producen casi mil millones de litros de vino por año, Mendoza es la gran capital vitivinícola de Sudamérica. Condiciones naturales excepcionales, como la altura, el sol y el clima seco, hicieron de esta zona el terruño ideal para el cultivo de vid; prosperó especialmente la uva francesa Malbec, hoy emblemática.</p> <p style="text-align: justify;">Los vinos mendocinos siempre fueron reconocidos en Argentina;<strong> la Fiesta de la Vendimia</strong>, entre febrero y marzo, tiene alcance nacional, con espectáculos musicales, desfiles, carrozas y elección de la reina. En la última década, con la organización de <strong>los "caminos del vino",</strong> explotó como destino enoturístico: las bodegas abrieron sus puertas, organizaron visitas a viñedos, degustaciones en las cavas, inauguraron restaurantes y hasta galerías de arte; incluso algunas sumaron a su propuesta el alojamiento en pequeños hoteles boutique y el spa con "vinoterapia".</p> <p style="text-align: justify;">La "ruta del vino" permite apreciar el bello paisaje de la Cordillera copa en mano, descubriendo también los contrastes entre las bodegas con tecnología de punta y la producción artesanal. Las visitas, en general guiadas por enólogos, suelen incluir un paseo por los viñedos y un recorrido por el área de producción, desde la zona de lagares y molienda, los tanques para fermentación, las prensas neumáticas y las salas de añejamiento, para finalizar con una degustación. Algunas bodegas ofrecen visitas gratuitas, mientras que otras cobran una pequeña tarifa. Se pueden conocer en forma independiente o a través de agencias de turismo.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Pioneros y museos</strong></p> <p style="text-align: justify;">A sólo 3 km del centro, en <strong>Godoy Cruz</strong>, se encuentra una de las más antiguas, Escorihuela, fundada en 1884. La visita incluye como plus el restaurante 1884, dirigido por Francis Mallman y reconocido como uno de los mejores de Mendoza.</p> <p style="text-align: justify;">Muy cerca de la ciudad, los departamentos de <strong>Maipú y Luján de Cuyo</strong> conforman la zona conocida como "valle Centro", o "primera zona" de la producción vitivinícola. La antigüedad y poca extensión de muchas de sus fincas también hicieron posible el desarrollo de pequeñas bodegas boutique.</p> <p style="text-align: justify;">En Maipú se instaló el reconocido Museo del <strong>Vino San Felipe</strong>, dentro de <strong>Bodega La Rural</strong>, frente a la casa familiar en la que vivió el pionero <strong>Felipe Rutini</strong>. Cuenta con 4.500 piezas, como antiguos lagares, herramientas de tonelero, vasijas de barro cocido de la época colonial, libros y catálogos enológicos, elementos de laboratorio y medio centenar de carruajes. Las visitas incluyen los viñedos, la bodega actual y una pequeña degustación. Muy cerca se encuentra también el Museo Nacional del Vino y la Vendimia, en la bella casona italiana donde vivió Bautista Gargantini, quien en 1898 fundó junto a Juan Giol la antigua bodega Giol.</p> <p style="text-align: justify;">En la zona se puede visitar también la tradicional <strong>Trapiche</strong>, una de las bodegas más antiguas del país. Las instalaciones están en un bello edificio florentino de 1912. <br />Luján de Cuyo y la virgen de la Carrodilla</p> <p style="text-align: justify;">Un poco más al oeste se halla la finca de <strong>Familia Zuccardi</strong>, que propone programas activos como <strong>"Vení a cosechar",</strong> "Vení a podar", e incluso <strong>"Vení a volar":</strong> un paseo en globo para disfrutar la vista de los viñedos desde arriba. El programa, siempre a primera hora de la mañana o al atardecer, incluye un desayuno o un té en el premiado restaurante La Casa del Visitante.</p> <p style="text-align: justify;">Apenas más lejos, en Luján de Cuyo, se destaca <strong>Chandon</strong>, famosa por sus espumantes, y la tradicional <strong>Norton;</strong> en la zona están también las <strong>bodegas Catena Zapata, Senetiner y Luigi Bosca</strong>, entre muchas otras. Además, allí se encuentra <strong>la Iglesia de la Carrodilla, Monumento Histórico Nacional</strong>, cuya virgen es patrona de los viñedos y preside los festejos de la vendimia.<br /> <br /><strong>Aymará - Los vinos de los Andes</strong><br />9 de Julio 1023<br />T: (0261) 420-2064<br /><a href="mailto:losvinosdelosandes@aymara.com.ar" target="_blank">losvinosdelosandes@aymara.com.ar</a><br /><a href="http://www.losvinosdelosandes.com" target="_blank">www.losvinosdelosandes.com</a></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Aventura &amp; Wine</strong><br />Granaderos 1307<br />T: (0261) 429-3014 int. 621 / C: (0261) 15-454-7213<br /><a href="mailto:info@aventurawine.com" target="_blank">info@aventurawine.com</a><br /><a href="http://www.aventurawine.com/es" target="_blank">www.aventurawine.com/es</a></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Cepas Servicios Turísticos</strong><br />Av. España 1248<br />T: (0261) 429-6492<br /><a href="mailto:reservas@cepasevt.com.ar" target="_blank">reservas@cepasevt.com.ar</a><br /><a href="http://www.cepasevt.com.ar" target="_blank">www.cepasevt.com.ar</a></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Indiana Aventuras - Mendoza wine bike tour</strong><br />Tours por las bodegas en bicicleta<br />Espejo 65 of. 6<br />T: (0261) 15-418-4958<br /><a href="mailto:info@indianaaventuras.com.ar" target="_blank">info@indianaaventuras.com.ar</a><br /><a href="http://www.mendozawinebiketour.com.ar" target="_blank">www.mendozawinebiketour.com.ar</a></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Fiesta Nacional de la Vendimia</strong><br />Últimos días de febrero y primeros de marzo<br />Secretaría de Cultura de Mendoza<br />España y Gutiérrez<br />T: (0261) 449-5800<br /><a href="mailto:webcultura@mendoza.gov.ar" target="_blank">webcultura@mendoza.gov.ar</a><br /><a href="vendimia.mendoza.gov.ar" target="_blank">vendimia.mendoza.gov.ar</a></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Bodega Escorihuela</strong><br />Belgrano 1118, Godoy Cruz<br />T: (0261) 424-2282<br /><a href="mailto:escorihuelagascon@sa-escorihuela.com.ar" target="_blank">escorihuelagascon@sa-escorihuela.com.ar</a><br /><a href="http://www.escorihuela.com.ar" target="_blank">www.escorihuela.com.ar</a><br />Lunes a viernes, de 9.30 a 15.30</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Museo del Vino San Felipe y Bodega La Rural</strong><br />Montecaseros 2625, Coquimbito, Maipú<br />T: (0261) 497-2013<br /><a href="mailto:promocion@bodegalarural.com.ar" target="_blank">promocion@bodegalarural.com.ar</a><br /><a href="http://www.bodegalarural.com.ar" target="_blank">www.bodegalarural.com.ar</a><br />Lunes a sábado de 9 a 13 y de 14 a 17</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Museo Nacional del Vino y la Vendimia</strong><br />Ozamis 914, Maipú<br />T: (0261) 497-5255<br />Martes a sábado de 10 a 19, domingos y feriados de 10 a 13</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Bodega Trapiche</strong><br />Mitre s/n, Coquimbito, Maipú<br />T: (0261) 520-7666 / C: (0261) 15-696-9145<br /><a href="mailto:visitas@trapiche.com.ar" target="_blank">visitas@trapiche.com.ar</a><br /><a href="http://www.trapiche.com.ar" target="_blank">www.trapiche.com.ar</a><br />Lunes a viernes de 9 a 17, sábados de 9 a 13</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Bodega Zuccardi</strong><br />Ruta 35 km. 7,5, Fray Luis Beltrán, Maipú<br />T: (0261) 441-0000<br /><a href="mailto:info@familiazuccardi.com" target="_blank">info@familiazuccardi.com</a><br /><a href="http://www.familiazuccardi.com" target="_blank">www.familiazuccardi.com</a><br />Todos los días de 9 a 17 (excepto 25 de diciembre y 1 de enero)</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Bodega Chandon</strong><br />Ruta Nacional N°40 km. 29, Agrelo, Luján de Cuyo<br />T: (0261) 490-9968<br /><a href="mailto:visitorcenter@chandon.com.ar" target="_blank">visitorcenter@chandon.com.ar</a><br /><a href="http://www.chandon.com.ar" target="_blank">www.chandon.com.ar</a><br />Lunes a viernes a las 10.30, 12, 14.30 y 16</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Bodega Norton<br /></strong>Ruta Provincial N° 15, km 23,5, Perdriel, Luján de Cuyo<br />T: (0261) 488 0480<br /><a href="mailto:norton@norton.com.ar" target="_blank">norton@norton.com.ar</a><br /><a href="http://www.norton.com.ar" target="_blank">www.norton.com.ar</a><br />Lunes a sábados, de 9 a 17</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Iglesia de la Carrodilla</strong><br />Carril Cervantes s/n, Carrodilla, Luján de Cuyo</p></contenido>
</nota>
<nota id="347" url="/nota/circuito-de-alta-montana" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 12:52:19" fecha_creacion="2009-12-23 11:34:37" estado_id="1" votos_positivos="4" votos_negativos="0">
<volanta/>
<titulo>Circuito de Alta Montaña</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Clásica excursión hacia los Andes, que recorre Uspallata y las cercanías del Aconcagua. <strong><br /></strong></p></resumen>
<contenido><p>Esta tradicional excursión de día completo comprende todo el camino hacia la frontera con Chile, acompañando el<strong> río Mendoza</strong> en ascenso constante y siempre bajo la custodia del cerro Aconcagua, el más alto de Sudamérica con sus 6962 metros de altura.</p> <p>Después de pasar la zona vitivinícola de <strong>Luján de Cuyo y el dique Potrerillos</strong>, a unos 100 km de Mendoza se llega a Uspallata, la última ciudad antes del cruce de los Andes. Fue un importante asentamiento huarpe en la época prehispánica; luego fue un enclave minero, y hoy es una villa agrícola con buenas facilidades turísticas y, como siempre, una posta en el camino trasandino. Su gran atractivo histórico son <strong>Las Bóvedas</strong> (hoy Monumento Histórico Nacional), hornos de fundición hechos de adobe y muy bien conservados en las que Fray Luis Beltrán, a las órdenes de San Martín, fundió los cañones y las armas <strong>del Ejército de los Andes. </strong></p> <p><strong>Cuesta arriba: Puente del Inca y laguna Horcones</strong></p> <p>El camino continúa atravesando una serie de túneles cavados en la montaña. Se pasan <strong>las villas de Picheuta, Polvaredas y Punta de Vacas</strong>, desde donde se accede al centro invernal Los Penitentes, a 165 k. de Mendoza. De junio a agosto recibe esquiadores, y el resto del año funciona como un centro de turismo aventura; la aerosilla permite acceder a una privilegiada vista panorámica.</p> <p>Poco más adelante (y más arriba) se pasa el <strong>Cementerio de los Andinistas</strong>, donde descansan aquellos que perdieron la vida tratando de escalar el Aconcagua. Dos kilómetros después se llega a la formación conocida como Puente del Inca, a 2.720 metros sobre el nivel del mar. El río Las Cuevas ha horadado la montaña formando un puente natural de un extraño color amarillo, debido a las aguas sulfurosas. En el lugar brotan aguas termales, que fueron motivo de la construcción de un hotel de lujo, en 1925; el lugar fue destruido por un alud en 1965, y hoy sólo quedan sus ruinas.</p> <p><strong>Su majestad el Aconcagua</strong></p> <p>Unos kilómetros más allá, el Aconcagua sorprende: un mirador permite apreciarlo en toda su imponencia. Un camino de ripio entra en el <a href="http://www.aconcagua.mendoza.gov.ar" target="_blank">Parque Provincial Aconcagua </a> y llega hasta la bellísima laguna Horcones, de un verde turquesa; allí comienzan los ascensos al coloso. Es posible visitarlo con trekkings a la medida de cada uno: desde excursiones de sólo un día, a expediciones más importantes a los campamentos de<strong> Plaza Francia y Plaza de Mulas</strong>. Su ascenso queda reservado para los andinistas en serio, y requiere excelente estado físico, meses de entrenamiento y preparación, un guía acreditado y el pago de un canon.</p> <p>Siguiendo por la <strong>Ruta Internacional</strong>, se encuentra el complejo aduanero de Horcones y unos kilómetros más adelante, ya en el límite con Chile, la localidad fronteriza de Las Cuevas, a 3.200 metros sobre el nivel del mar. Entre este paraje y el túnel internacional que lleva a Chile hay una ruta que, si las condiciones climáticas son favorables, permite ascender hacia el monumento del Cristo Redentor, emplazado a 4.200 metros de altura, que simboliza la fraternidad entre argentinos y chilenos. <br />La Ciudad Fantasma y los caracoles de Villavicencio</p> <p>El regreso puede hacerse por otro camino, recorriendo la antigua ruta<strong> vía Villavicencio</strong>, hoy RP N°52. El camino no es tan bueno, pero a cambio es mucho más panorámica. Se recorre la senda por la que pasó<strong> Charles Darwin</strong> registrando fósiles; por un sendero sinuoso se sube hasta los 3000 metros de altura, donde se encuentra <strong>la Cruz de Paramillo y su ciudad fantasma:</strong> las ruinas de la antigua explotación minera. Es posible visitar las minas con un guía. Afuera se extiende la mejor vista del Aconcagua.</p> <p>Luego comienza la llamada <strong>"ruta del año</strong>", ya que, según dicen, tiene 365 curvas. El camino desciende en pronunciados caracoles hacia Villavicencio, una reserva natural, manantial de aguas termales, y origen de la afamada agua mineral. Allí se encuentra el histórico <strong>Hotel Villavicencio</strong>, hoy cerrado pero con perspectivas de reabrir muy pronto.</p> <p>Es un lugar perfecto para una caminata; desde los miradores, se puede comprobar con sorpresa que el hotel es tal como se lo ve en las etiquetas de las botellas.<br />Como yapa, volviendo se pasa por Canota, el histórico punto donde<strong> San Martín</strong> dividió a su ejército en dos columnas antes de cruzar los Andes.</p> <p><br /><strong>Parque Provincial Aconcagua</strong><br />San Martín 1143 (Centro de Atención a Visitantes)<br />T: (0261) 425-8751<br /><a href="mailto:informesaconcagua@mendoza.gov.ar" target="_blank">informesaconcagua@mendoza.gov.ar</a><br /><a href="http://www.aconcagua.mendoza.gov.ar" target="_blank">www.aconcagua.mendoza.gov.ar</a><br />De noviembre a marzo, de lunes a viernes de 8 a 18; sábados, domingos y feriados de 9 a 1; de abril a octubre, lunes a viernes de 8 a 13</p> <p><strong>Huentata</strong><br />Las Heras 699 loc. 7<br />T: (0261) 425-3108<br /><a href="mailto:info@huentata.com.ar" target="_blank">info@huentata.com.ar</a><br /><a href="http://www.huentata.com.ar" target="_blank">www.huentata.com.ar</a></p> <p><strong>Reserva Natural Villavicencio<br /></strong><a href="http://www.villavicencio.com.ar" target="_blank">www.villavicencio.com.ar</a></p></contenido>
</nota>
</notas_mas_vistas>
<destinos_mas_valorados>
<destino id="32" url="mendoza">
<nombre>Mendoza</nombre>
</destino>
<destino id="36" url="barreal">
<nombre>Barreal</nombre>
</destino>
<destino id="33" url="san-rafael">
<nombre>San Rafael</nombre>
</destino>
<destino id="35" url="valle-de-la-luna">
<nombre>Valle de la Luna</nombre>
</destino>
<destino id="21" url="talampaya">
<nombre>Talampaya</nombre>
</destino>
</destinos_mas_valorados>
<destinos_mas_vistos/>
<cronicas_ultimas>
<cronica id="920" fecha_creacion="2014-11-19 10:36:50" votos_positivos="0" votos_negativos="0" usuario_id="1995323" location_id="54" cant_comentarios="0">
<titulo>Recorriendo bodegas cerca de Mendoza capital</titulo>
<contenido><p>A mitad de octubre pasado estuve asistiendo a un congreso de neurología que tuvo lugar en la ciudad de Mendoza. Si bien conocía, hacía mucho tiempo que no visitaba y me sorprendió la belleza y el orden que se respira en esa ciudad.</p> <p>Pero lo mejor fue que aproveché para tomarme un par de días de descanso y hacer algo que hace tiempo deseaba: recorrer algunas bodegas y hacer la típica visita guiada para saber cómo producen los vinos y espumantes, ver las cavas y por supuesto, catar variedades.</p> <p>De los recorridos disponibles, decidí hacer el llamado Vuelta de Vistalba y Agrelo, hacia el suroeste de la ciudad de Mendoza. El recorrido, en tanto localidades, es Mendoza-Vistalba-Agrelo-Pendriel-Mendoza. Durigutti Wines es la primera parada, una bodega antigua (de unos 60 años) que fue restaurada y realmente es muy bonita de visitar. Se aprende un poco cómo se hacía el vino en esa época y cómo lo hacen ahora. Vale mucho la pena.</p> <p>Después pasé por la Bodega Melipal y ahí lo que recomiendo es el restaurante. No es precisamente barato pero la comida gourmet es muy sabrosa y los vinos, por supuesto, también.</p> <p>Después seguí la ruta hasta la Bodega Norton, una de mis preferidas. También tiene un restaurante muy recomendable!</p> <p>Bien, mi recorrido fue tranquilo y no el más completo de todos, sin duda. Pero valio mucho la pena y lo recomiendo!</p> <p> </p> <p>Foto: <a href="http://www.bestday.com.ar/Mendoza-Argentina/ReservaHoteles/" target="_blank">BestDay</a></p></contenido>
<resumen>Un paso por algunas de las fábricas de vino de los alrededores mendocinos</resumen>
<usuario usuario_id="1995323" sexo="" anio="" pais="0" provincia="0" ranking="18">
<nickname>osvaldocg11</nickname>
<email>osvaldocg11@gmail.com</email>
</usuario>
</cronica>
<cronica id="906" fecha_creacion="2014-10-01 00:38:21" votos_positivos="0" votos_negativos="0" usuario_id="1986972" location_id="492" cant_comentarios="0">
<titulo>Laguna Brava en La Rioja</titulo>
<contenido><p>En mi viaje por el sur, iré a visitar a unos amigos en la ciudad de <strong>La Rioja</strong>, capital de la provincia homónima, en Argentina. Estuve viendo los atractivos de la zona y aunque seguramente pase por el <strong>Parque Nacional Talampaya</strong> y el <strong>Valle de la Luna</strong>, no quiero dejar de visitar la <strong>Laguna Brava</strong>. Por lo que leí y las fotos que ví, es un lugar perfecto para ver cómo se conjugan el llano con la montaña, el clima seco con el agua...</p> <p>Les comparto una descripción que me ha parecido interesante y me ha convencido de incluirla en mis planes. Pero como siempre, aprovecho y les consulto si alguien conoce y tiene tips o recomendaciones para decirme. Serán muy bien recibidas!</p> <p>Va el texto:</p> <p><em>A más de cuatro mil metros de altura, la reserva de vicuñas y flamencos <strong>Laguna Brava</strong> es un paraíso semioculto en lo alto de la cordillera riojana. Esta laguna azul zafiro rodeada de sal duplica las siluetas invertidas de un centenar de flamencos rosados. el camino previo es lo que mas impacta, por la Quebrada Santo Domingo, a través de suaves lomadas que parecen recubiertas de un terciopelo azul, verde, violeta, marrón anaranjado, etc., producen una sensación de inmensidad ante el viajero. Cada tanto, sobre las laderas desérticas, la carrera grácil de los guanacos y vicuñas interrumpe la quietud de las piedras de las alturas. Este recorrido ofrece paisajes de ensueño, refugios que conservan historias sorprendentes de los arrieros cordilleranos, vistas que nos transportan a otra dimensión, picos nevados que superan los 7 000 m.s.n.m, sin duda que este es un recorrido que no podes dejar de conocer.</em></p> <p><strong>Fuente de foto y texto: <a href="http://www.hotelcuestademiranda.com" target="_blank">Hotel en Villa Unión, La Rioja</a></strong></p></contenido>
<resumen>Quiero conocer este lugar</resumen>
<usuario usuario_id="1986972" sexo="" anio="1984" pais="0" provincia="0" ranking="30">
<nickname>julietaff</nickname>
<email>julietafernandez789@gmail.com</email>
</usuario>
</cronica>
<cronica id="891" fecha_creacion="2014-08-21 23:44:30" votos_positivos="0" votos_negativos="0" usuario_id="1960968" location_id="56" cant_comentarios="0">
<titulo>Turismo Aventura en San Juan</titulo>
<contenido><p>Los amantes de la adrenalina y de la vida al aire libre encontrarán aquí muchas razones para poder desplegar sus habilidades, intentando dominar al viento o ganarle a la montaña, hacerle frente a los surcos caprichosos del agua y hasta al propio cuerpo cuando éste anuncia ciertos signos de cansancio.</p> <p>Como quiera que sea y bajo la circunstancia de cualquier deporte, <a href="http://zoomargentina.net/turismo-aventura-en-san-juan/" target="_blank">San Juan</a> es uno de los destinos argentinos por excelencia para el turismo aventura.</p> <p>¿qué se puede hacer?</p> <p>- Comenzando por el refating en el Río Jachal: el gomón que se mueve de un lado para el otro, el agua que amenaza con voltearnos y los gritos de tu hermana que no se calla. Es una experiencia única, de la que no sales seco. Rápidos más fuertes, otros más tranquilos definen este camino que una vez que finaliza, te despierta ganas de más.</p> <p>También tienes El Leoncito, en el Barreal. Este es el sitio preferido para los amantes del carrovelismo, un deporte que se ha convertido en el sinónimo de la provincia. El paisaje no puede ser mejor: una enorme planicie, completamente despejada y el cerro Mercedario de fondo.</p> <p>¿Con qué lo tuyo son las travesías 4x4? Entonces preparate para el <span> Paso de Agua Negra, la acción asegurada sobre ruedas.</span><span> El paisajes está dominado por diferentes colores hasta que llegas a toparte con </span><span>los llamados penitentes, que son grandes masas de hielo que llegan a tener 4 metros de altura.</span></p> <p><span>¡Al agua pato! </span><span>el Dique Cuesta del Viento aún continúa siendo un edén para aquellos que son amantes del windsurf, el kite surf y el kayakismo.</span></p> <p><span><br /></span></p> <p> </p> <p> </p></contenido>
<resumen>Paijsajes únicos que se convierten en los mejores escenarios para hacer actividades deportivas</resumen>
<usuario usuario_id="1960968" sexo="" anio="1985" pais="0" provincia="0" ranking="50">
<nickname>fatima_sevi</nickname>
<email>fatima.seppi@hotmail.com</email>
</usuario>
</cronica>
</cronicas_ultimas>
<cronicas_mas_valoradas>
<cronica id="63" fecha_creacion="2010-01-19 14:45:28" votos_positivos="10" votos_negativos="15" usuario_id="1320265" location_id="54" cant_comentarios="1">
<titulo>Vení a Mendoza en Vendimia</titulo>
<contenido>Mendoza es la tierra del sol y del buen vino como ya lo habrás escuchado alguna vez. Por si no lo sabías y es una buena data por si venís, Mendoza es una de las 8 grandes capitales del mundo (con Bordeaux, San Francisco, Porto, Rioja, etc) y eso es muy importante, y la verdad que venir a buscar tomar buen vino, con buena gastronomía y paisajes breathtakings está bueno y no cuesta nada ( a ver… cuesta, pero si la hacés bien, no tanto) Puntos destacados: - Por la noche, tomá buenos mojitos en PH en la calle Aristides Villanueva, un buen bar en corazón de “la” calle mendocina - Por las tardes en la ciudad, conocé y sacate fotos en las 5 plazas principales de la ciudad. Plaza Independencia, España, Chile, Italia y San Martín. Son el orgullo de los mendocinos. - Pasá un día completo en una bodega. Te aconsejo Casa del Visitante de Familia Zuccardi, podés pasarte todo el día con un montón de actividades para hacer, los mejores guías, buena comida y cosechar durante la vendimia, es un muy buen programa - Conocé un domingo la Plaza de Chacras, en Chacras de Coria, a las afueras de la ciudad. - Recorre el Parque General San Martín, durante la semana, por la tarde, ves mucha gente caminando, corriendo, entrenando, paseando al perro, tomando maté, tomando cerveza, etc. - Las Leñas en invierno, el mejor fuera de pista del mundo - La Fiesta Nacional de la Vendimia en marzo. No me gusta escribir mucho, sino se pone muy larga y te aburrís. Cualquier cosa contáctame, saludos cordiales… más fotos y el contacto www.flickr.com/lipecillo Juan </contenido>
<resumen>La mejor época para visitar la tierra del Malbec</resumen>
<usuario usuario_id="1320265" sexo="M" anio="1980" pais="12" provincia="13" ranking="69">
<nickname>lipecillo</nickname>
<email>lipecillo@hotmail.com</email>
</usuario>
</cronica>
<cronica id="122" fecha_creacion="2010-02-20 15:48:42" votos_positivos="1" votos_negativos="14" usuario_id="877740" location_id="212" cant_comentarios="7">
<titulo>Merlo</titulo>
<contenido><p>En enero de 2008 estuve en Merlo, San Luis. No recomiendo para nada este lugar, la ciudad no ofrece ningún atractivo, salvo marquesinas de mal gusto y hoteles de calidad media. Los restaurantes son caros y malos. El gran atractivo son los tres casinos. Nada vale la pena, ni el paisaje, ya que a igual precio, Córdoba ofrece lugares mucho mejores, ni la ciudad. Lo del microclima es sencillamente una burda mentira, en los diez días de estadía, llovieron tres.</p></contenido>
<resumen>La mentira del microclima</resumen>
<usuario usuario_id="877740" sexo="M" anio="1954" pais="12" provincia="2" ranking="3">
<nickname>vasquez54</nickname>
<email>cav1928@gmail.com</email>
</usuario>
</cronica>
<cronica id="99" fecha_creacion="2010-02-16 07:19:50" votos_positivos="56" votos_negativos="0" usuario_id="145984" location_id="54" cant_comentarios="14">
<titulo>Expedicion Aconcagua 2010</titulo>
<contenido><div>Me asenté en Uspallata el 26 de Dic 09 , realizando hasta el 4 Enero actividades orientadas a aclimatación, sugeridas por el guía de montaña Daniel Pizarro, (no màs de 1 hora por dia).</div> <div>Iniciamos la actividad grupal (en total fuimos 15 personas) el martes 5 enero durmiendo en el Hotel Puente del Inca (2700 msnm). </div> <div>El mie 6, partimos hacia Confluencia (1º campamento base 3400 msnm) luego de 4/5 horas de caminata, arribamos cerca de las 17Hs. </div> <div>El jue 7 realizamos el chequeo médico  donde pude verificar que todo el entrenamiento realizado con el profesor de educación física Nicolás Claros estaba dando resultado (presion sanguìnea 14/8, pulsaciones 54, oxìgeno en sangre 92%), el médico dió su ok para continuar.</div> <div>Vie 8 partimos hacia Plaza Francia (4000 msnm) donde se encuentra el mirador de la pared sur y retornamos para pernoctar en Confluencia, en total fueron 8/9 hs de actividad fìsica.</div> <div>Sab 9 partimos hacia Plaza de Mulas (4300 msnm) luego de atravesar Playa Ancha y con màs de 10hs de actividad, llegamos a la fase final de ésta etapa, Cuesta Brava (no hace falta decir por qué se llama asì), son 2 hs de extenuante  ascención que pueden terminar (como pasó) con algún integrante que no estuviera debidamentes aclimatado.</div> <div>Al dìa sguiente, dom 10, sólo hicimos descanso y revisión médica (PS bajó a 13/9, pulsaciones 66 y oxìgeno en sangre 88%.</div> <div>Lamentablemente, Jorge, un compañero de Corrientes, debió ser descendido en helicoptero, por el inicio de un edema pulmonar.</div> <div>Lun 11 nos quedamos en Plaza de Mulas , pero hicimos una pequeña ascención hasta los 5000 msnm, para ayudar la a aclimatación.</div> <div>Mar 12 , una parte del grupo (3 integrantes) debieron permanecer (por orden médica) en Plaza de Mulas, para controlar la evolución de los indicadores fisiológicos, ya que si éstos no mejoraban, deberían descender. El resto nos trasladamos al 1º campamanto de altura , Plaza Canadá (4800msnm) donde pasamos 2 dìas más hasta esperar a 2 de los 3 integrantes que quedaron en espera para seguir ascendiendo.</div> <div>La primera noche fuimos sometidos a prueba de fuego, soportando una fuerte tormeta de vientos con velocidades superiores a los 70 Km/H. Por momentos creí que la tienda saldría volando con nosotros dentro, pero la  destreza y conocimiento en el manejo de éstas situaciones, que tiene Daniel Pizarro, calmó nuestros nervios; en medio de ésta tormenta, él salió a asegurar cada una de las 6 tiendas.</div> <div>Lamentablemente, mi compañero Gustavo , pese a tener el alta médica para continuar la ascención, decidió no continuar más allá de Canadá, debido a que no estaba satisfecho con los indicadores médicos, previendo tener desmejora a medida que alcanzáramos mayor altitud.</div> <div>Fué muy triste, ya que el sueño lo habíamos diseñado juntos.</div> <div>Mie 13 y jue 14 nos quedamos en Canadà y recién el vie 15 ascendimos a Nido de Cóndores (5500 msnm),a ésta altura, ya estábamos por encima de varias cumbres de la cordillera, a las que podíamos observar desde arriba. Por la noche tuvimos una nevada importante, bajando la temperatura  en el orden de los -12/-15º.</div> <div>Nos mantuvimos en Nido hasta el dom 17, disfrutando de un paisaje único, con amanceres y atardeceres que nunca podré olvidar, la experiencia de verte dentro de una nube o por sobre ella, o mirar el horizonte y ver picos de montañas y cielo.... hace llorar al màs duro!!!!</div> <div>Bueno, ya el domingo 17 nos trasladamos al último campamento de altura, Berlin (5900msnm), donde llegamos luego de 5 hs de ascender.</div> <div>Alli pasamos el domingo y nos preparamos para la fase final, con destino la cumbre de 6962msnm.</div> <div>Con todos los pronósticos de tiempo disponibles y luego que Daniel Pizarro los confirmara con Guardaparques, iniciamos el lunes 18 a las 3Hs de la mañana, ultimando los detalles finales para partir a las 4Hs de la mañana.</div> <div>Sabìamos que debido a los dìas destinados a la aclimatación de varios compañeros, habíamos perdido el dìa con pronostico ideal de cumbre, que fué el Dom 17, pero tenìamos la esperanza que el lunes, la montaña fuera amigable con nosotros.</div> <div>Así fué que partimos a las 4hs de la mañana. A esa hora y en plena oscuridad, es imponente ver reflejadas en el cielo las luces de Santiago de Chile.</div> <div>Bueno, con nuestras linternas, calentadores de manos y pies y toda la baterìa de indumentaria y equipo técnico, partimos.</div> <div>A medida que ascendíamos la temperatura seguía bajando y con viento (35/40Km/h) y en aumento, la sensación térmica baja rápido hasta los -20º (aprox), ya para éste punto , Moire,(una de las mujeres intregantes de la expedición) y Vivi (2°guía ) debieron descender a Berlin, debido a que la primera experimentaba un fuerte edema.</div> <div>Así continuamos con los dedos de los pies en proceso de congelacìón y el inicio de un temporal de nieve hasta el lugar denominado Piedras Blancas (6060msnm), ascendimos algunos metros más y ya para las 7Hs de la mañana, Daniel nos detiene y nos indica observar la cumbre del cerro, nos muestra tres nubes situadas en la cima y nos dice que en ese lugar hay vientos el el orden de los 150/200km/h, que podemos seguir ascendiendo hasta Independencia, pero allí deberíamos soportar vientos en el orden de los 80/100 km/h.</div> <div>Algunos de los integrantes se mostraron entusiamados con la idea, pero Daniel, luego de confirmar su pronóstico con un grupo de oficiales del Ejercito Argentino que estaban bajando y que habían iniciado el ascenso 30 min antes que nosotros), fué muy claro, "él no estaba dispuesto a poner en peligro la vida de ninguno de los expedicionarios".</div> <div>Así fué como iniciamos el descenso luego de llegar a unos 6100 msnm</div> <div>Allí confirmé la acertada decision de contratarlo como guía, sólo su conocimiento, experiencia y valentía nos permitió regresar a Berlin tal como habíamos partido.</div> <div>Por momentos era imposible atravesar el temporal de viento (que a esta altura era mayor a los 50km/h) y nieve.</div> <div>Mientras esto sucedía, un grupo de andinistas que no conocíamos, continuaban con su proceso de ascención.</div> <div>Al regresar a Berlìn, y luego de descansar unas horas dentro de las tiendas, Daniel confirmó con Guardaparques que el pronótico de tiempo para los días siguientes empeoraría, por lo que tomó la desición de descender hasta Plaza de Mulas.</div> <div>Desarmamos el campamento , bajamos por la ladera de la montaña y soportando otro temporal de nieve durante 5 horas , llegamos  a Plaza de Mulas con un fuerte estado de agotamiento.</div> <div>Pernoctamos allí donde al otro día nos enteramos que Guardaparques había movilizado un rescate de características inéditas para salvar la vida de los andinistas que subieron cuando nosotros estabamos bajando.<br />Una vez enterados de la noticia, continuamos con nuestra decision de regresar a Puente del Inca (caminamos 37km en 8 hs )para dar por finalizada la experiencia.</div> <div>Llegamos a Uspallata a las 23 hs martes 19 de Enero, allí y luego de cenar en una parrilla , todos los expedicionarios celebramos lo realizado.</div> <div>Durante nuestra cena, me encontré con la maravillosa, inesperada y emotiva recepción de Mónica (mí esposa y gran compañera de vida), con la que decidimos quedarnos unos días en Uspallata haciendo actividades como Rappell, Tirolesa, trasladándonos luego a Chacras de Coria 2 días más para descansar y reponer energías.</div> <div> </div> <div>Walter Aon<br /></div></contenido>
<resumen>Experiencias vividas entre el 5 y 19 Enero 2010</resumen>
<usuario usuario_id="145984" sexo="M" anio="1960" pais="12" provincia="26" ranking="21">
<nickname>waon23</nickname>
<email>waon@colorin.com</email>
</usuario>
</cronica>
</cronicas_mas_valoradas>
<cronicas_mas_vistas/>
<cantidad_cronicas>
<cantidad total="23"/>
</cantidad_cronicas>
<fotos_ultimas>
<foto foto_id="31647" privacy="0" views="13" usuario_id="1995323" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="54">
<titulo/>
<descripcion/>
<tags/>
<file>/content/cache/1995323/31647</file>
<date>2014-11-19 10:36:51</date>
</foto>
<foto foto_id="31608" privacy="0" views="10" usuario_id="2001657" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="58">
<titulo>Rafting, Río Los Patos.Barreal, San Juan Argentina</titulo>
<descripcion>Nivel grado 3. Recorrido de 1hs 30 minutos, paisaje imponente.</descripcion>
<tags/>
<file>/content/cache/2001657/31608</file>
<date>2014-11-05 22:53:37</date>
</foto>
<foto foto_id="31489" privacy="0" views="13" usuario_id="1986972" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="492">
<titulo/>
<descripcion/>
<tags/>
<file>/content/cache/1986972/31489</file>
<date>2014-10-01 00:41:46</date>
</foto>
<foto foto_id="31488" privacy="0" views="1" usuario_id="1986972" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="492">
<titulo/>
<descripcion/>
<tags/>
<file>temp.jpg</file>
<date>2014-10-01 00:39:31</date>
</foto>
</fotos_ultimas>
<fotos_mas_valoradas>
<foto foto_id="1224" privacy="0" views="114" usuario_id="1" votos_positivos="14" votos_negativos="0" location_id="57">
<titulo>Valle de la Luna. Parque Provincial Ischigualasto. ?Argentina, tierra de paisajes?</titulo>
<descripcion/>
<tags>Valle de la Luna</tags>
<file>/content/cache/1/1224</file>
<date>2009-12-02 20:22:06</date>
<diferencia>14</diferencia>
</foto>
<foto foto_id="542" privacy="0" views="77" usuario_id="1" votos_positivos="9" votos_negativos="0" location_id="44">
<titulo>Chañarmuyo.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Tampalaya.</tags>
<file>/content/cache/1/542</file>
<date>2009-11-16 12:27:03</date>
<diferencia>9</diferencia>
</foto>
<foto foto_id="1979" privacy="0" views="173" usuario_id="1123572" votos_positivos="9" votos_negativos="0" location_id="22">
<titulo>KIÑE en el Volcán Carapacho, Bañados del Carapacho y Salina de Llancanelo</titulo>
<descripcion>El Carapacho es uno de los emblemas de La Payunia, ya que se encuentra entre los únicos 6 volcanes hidroclásticos (aquellos que emergieron debajo del agua) del mundo. Desde el borde de su caldera se observa la totalidad del complejo Llancanelo y esta increíble salina. www.kinie.com.ar</descripcion>
<tags/>
<file>/content/cache/1123572/1979</file>
<date>2009-12-18 14:23:02</date>
<diferencia>9</diferencia>
</foto>
<foto foto_id="1980" privacy="0" views="489" usuario_id="1123572" votos_positivos="9" votos_negativos="0" location_id="22">
<titulo>Kiñe y su increíble circuito por los Volcanes de la Payunia</titulo>
<descripcion>En la Reserva La Payunia, la diversidad magmática se expresa en los colores que muestran las laderas y planicies cubiertas por los distintos materiales arrojados por las erupciones, formando asombrosos paisajes como los que ofrecen estas Pampas Negras. En el circuito se destaca la majestuosidad de los volcanes Payún Matrú y Payún Liso. Además, en pocos minutos de trekking se puede ascender a la caldera del volcán Santa María, cuya colada de 17 Km. de largo se conoce como el Escorial de la Media Luna. También almorzamos y merendamos a campo. www.kinie.com.ar</descripcion>
<tags/>
<file>/content/cache/1123572/1980</file>
<date>2009-12-18 14:30:30</date>
<diferencia>9</diferencia>
</foto>
<foto foto_id="1657" privacy="0" views="201" usuario_id="472460" votos_positivos="9" votos_negativos="1" location_id="56">
<titulo/>
<descripcion/>
<tags/>
<file>/content/cache/472460/1657</file>
<date>2009-12-12 14:04:51</date>
<diferencia>8</diferencia>
</foto>
<foto foto_id="1227" privacy="0" views="115" usuario_id="1" votos_positivos="7" votos_negativos="0" location_id="57">
<titulo>El Submarino. Con dos torres que se eleven al cielo, la formación es una postal clásica del Valle de la Luna. Edición Especial Lugares 2006</titulo>
<descripcion/>
<tags>Valle de la Luna, El Gusano</tags>
<file>/content/cache/1/1227</file>
<date>2009-12-02 20:22:21</date>
<diferencia>7</diferencia>
</foto>
</fotos_mas_valoradas>
<fotos_mas_vistas/>
<cantidad_fotos>
<cantidad total="835"/>
</cantidad_fotos>
</content>
<context>
<sidebar>
<home_objects>
<home_object home_object_id="5" home_id="2" url="/nota/alguna-vez-hiciste-dedo-o-llevaste-a-alguien-que-lo-hacia-como-fue-la-experiencia" home_object_type_id="1" element_id="2636" foto_id="">
<name>CONSIGNA DEL DIA</name>
<home_object_title>¿Alguna vez hiciste dedo o llevaste a alguien que lo hacía? ¿Cómo fue la experiencia?</home_object_title>
<content id="2636" url="/nota/alguna-vez-hiciste-dedo-o-llevaste-a-alguien-que-lo-hacia-como-fue-la-experiencia" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="0000-00-00 00:00:00" fecha_creacion="2014-09-23 12:09:15" estado_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" cant_comentarios="0">
<volanta/>
<titulo>¿Alguna vez hiciste dedo o llevaste a alguien que lo hacía? ¿Cómo fue la experiencia?</titulo>
<keywords/>
<resumen/>
<contenido/>
<fotos/>
<categorias>
<categoria id="49" url="tipo-nota-consigna" parent="48">
<nombre>Tipo Nota Consigna</nombre>
</categoria>
</categorias>
<notas_relacionadas/>
<destinos_relacionados/>
<locations/>
<object_title>¿Alguna vez hiciste dedo o llevaste a alguien que lo hacía? ¿Cómo fue la experiencia?</object_title>
</content>
</home_object>
</home_objects>
</sidebar>
</context>
</xml>