(72) (23)

5 restaurantes para comer en el campo

En pueblos en las afueras de Buenos Aires o cerca de la ruta, opciones para salir de la ciudad y pasar el día al aire libre


Macedonio (Uribelarrea)

rente a la estación de tren. Tel: (02226) 49-3159. C: 15-5183-1744.

Viernes, sábados, domingos y feriados al mediodía.

Acogedor restaurante en el amable pueblo de Uribelarrea. Hay tablas de fiambres y quesos, parrilla, pastas caseras. El plato de pastas promedia los $29; el: cordero al horno de barro con papas al romero, $42 y los cortes de parrila, $30. Buena carta de vinos. Conviene ir temprano, suele llenarse.

 

Lo de Tere (San Andrés de Giles)

Rawson y San Martín, San Andrés de Giles. T: (02325) 15-458715
Jueves a domingo por las noches. A partir de Pascua, abrirá también al mediodía. Se requiere reserva previa.

En una antigua casona donde funcionó un almacén de ramos generales, Tere ofrece un menú de pescados y mariscos que constituye toda una rareza para una zona que se dedica fundamentalmente a la cocina autóctona. Algunos imperdibles son fritura mixta de rabas y calamarettis para compartir ($36), gambas al ajillo ($38), salmón con salsa de camarones ($46) y atún blanco al verdeo con papas a la crema ($38).. Si le queda tiempo, una escapada al pueblo de Azcuénaga, a 12 km por un camino en estado mediocre, vale la pena.

 

Italpast (Campana y Reserva Cardales)

En La Reserva Cardales, Ruta 9. Km 6,5. T: (03489) 46-1444. r

En Campana ciudad, Dellepiane 1050. T: (03489) 43-0433 y 42-5275.

Mediodía y noche de martes a domingo al mediodía.

Con la apertura de Italpast en el country club La Reserva Cardales, en marzo de 2008, Luciano Picciau apuesta a hacer del destino trazado por su padre y abuelo, su propia trayectoria. Este nuevo espacio, que gestiona con su novia Marcela, es un bienvenido espejo de lo que sucede en la casa matriz (en Campana) y que hace año y medio mereció notable renuevo. Comedor en desnivel, una cava impactante, la mesa del chef junto al mostrador de servicio, y el homenaje en las paredes a los ancestros y al antiguo pueblo de Monserrato, cuna de los Picciau desde el 1.200 para acá.

En ambos restaurantes, la comida abre un paréntesis de felicidad a precios muy razonables y en rima con la alta calidad de los productos que ofrecen, empezando por la excepcional burrata, el parmigiano bien estacionado, la salsa de tomates elaborada con tomates al natural (conserva que todos los años preparan "en casa")... y así. Pedro crece, Luciano dignifica.

 

Había una vez (Capilla del Señor)

Moreno 562. C: (011) 15-4993-2244.
Viernes por la noche; sábado, mediodía y noche; domingos, mediodía. En vísperas de feriados, abren también para cenar.

Silvia y Joaquín Apud hicieron realidad su sueño de abrir un restaurante en una antigua casona con galería y jardín. La carta varía semana a semana y está inspirada en los productos que ofrece el mercado. El menú tiene tres platos que rotan, pero los buñuelos de espinaca y la tortilla de papas son un clásico que nunca falta, al igual que las pastas rellenas. Para el Día de San Valentín ofrecen un menú acorde a la celebración de los enamorados.

 

Silvano (Tomás Jofré)

T: (02324) 43-2035. Miércoles a sábado a la noche; domingos y feriados, mediodía.

Emblemático restaurante a 15 km de Mercedes, en el que la familia Silvano a pleno continúa la tradición iniciada en 1924 por Pedro y Enriqueta. Hoy son sus nietos los que preparan cada semana los ravioles del menú. El menú incluye fiambres de entrada, ravioles con tuco y presa de pollo (o al aceite o la manteca), bebidas (con vino en jarra) y postre. Las entradas y los ravioles van con derecho a repetición; el postre, sólo uno.

 

 


Ver mapa más grande

 

Más para viajar por la Argentina:10 destinos para ir en pareja I 10 destinos antiestrés I escapadas desde $290 I 5 circuitos de trekking en la Patagonia I La Payunia, la Patagonia mendocina I Los 20 lugares que más cambiaron parte I I Los 20 lugares que más cambiaron parte