(0) (0)

5 restaurantes peruanos en Buenos Aires

Populares o gourmet, con platos tradicionales o de autor, románticos o al paso. La cocina peruana se impone en los diferentes polos gastronómicos porteños. Aquí, un recorrido por cinco imperdibles. ¿Fuiste a algún otro? Contanos tu experiencia.

Astrid & Gastón

Con sede en ocho países de Latinoamérica y casi veinte años en el rubro gastronómico, Astrid & Gastón figura en el puesto 42 de la lista San Pellegrino de los mejores restaurantes del mundo. Ubicado en el barrio porteño de Palermo, en un antiguo petit hotel de los años `20, el lugar combina una sofisticada arquitectura con una carta gourmet diseñada para paladares exigentes. Con una amplia variedad de vinos, la carta está divida en platos criollos, ceviches y tiraditos,  causas (plato típico peruano a base de papa) y otros entrantes peruanos. Algunas de sus especialidades son: pejerrey frito en escabeche limeño, guiso limeño de pollo con crema de ají amarillo y papa y ceviche de corvina con encurtidos al estilo chifa peruano.


Lafinur 3222. T: 4802-2991. Abierto de lunes a sábado. Requiere reserva previa.

Perú express

A cinco cuadras del Obelisco, el lugar es una clásica sanguchería peruana, ideal para comer al paso o pedir a domicilio. Con apenas 20 mesas, los “sánguches” más pedidos son el de chicharrón peruano y el de peceto a la cusqueña. Entre los platos, se destacan las humitas criollas y la tarta de ají de gallina. Los lunes, tiene un especial de timbal de ceviche, y los martes, causa limeña. En promedio, los precios son inferiores a los de cualquier fast food.


Marcelo T. de Alvear 990. T:4394-9135. Abierto de lunes a sábados para almuerzos y cenas. Cuenta con delivery y take away.

Sipan

Es uno de los restaurantes más concurridos por los amantes de la comida peruana por su respeto a las recetas tradicionales. El local del Microcentro aspira a ser sede de reuniones de trabajo, con gran cantidad de mesas, atención rápida y comida de calidad. En Palermo, el ambiente es más íntimo y exclusivo. Su director, Fernando Oropeza, recomienda empezar por un Roll Sipan (langostinos furai, tartar de salmón marino, queso y palta) o un Tiracuya (tiradito de salmón rosado, crocante de masa fila y miel de maracuyá). Como plato principal, las especialidades son el ají de gallina y el Tacu Tacu Sipan (arroz con mariscos). De postre, el clásico suspiro limeño. De todas formas, lo ideal es degustar y compartir los platos para probar un poco de todo.


Paraguay 624. T: 4315-0763 / Uriarte 1648. T: 4833-9383. Abierto todos los días. Requiere reserva previa.

Pozo Santo

Es uno de los restos más imponentes de Buenos Aires. Con comida de primer nivel, una presentación de los platos que apunta al detalle y una extensa galería de arte colonial, Pozo Santo logra convertirse en una experiencia inigualable. El chef Nelson Zamora ofrece recetas de antaño, como la papa de desamparados, el chupe de camarones y ranfañotes (dulce a base de trozos de pan con miel acompañado con nueces); así como platos de autor, langostinos al ajillo o camarones en farsa de lenguado.


El Salvador 4968. T:4833-1711. Abierto todos los días. Requiere reserva previa.

Contigo Perú

Con precios accesibles, todo el personal es oriundo de Perú y sus cocineros aprendieron los secretos de la cocina desde su niñez. Las sugerencias de los mozos apuntan a los platos típicos: jalea de mariscos, cabrito norteño y  mazamorra morada. Con capacidad para 200 personas, el restó es informal y simple y se caracteriza por la fidelidad de sus preparaciones y por la música peruana de fondo, que logran transportar al comensal a los polos gastronómicos limeños por un rato.


Echeverría 1627. T: 4780-3960. Abierto de lunes a sábado. El pago es sólo en efectivo.

 

Por Deborah Maniowicz. Publicada el 3 de julio de 2012.