(14) (0)

Cataratas, lado argentino

La joya del Parque Nacional Iguazú sigue firme como uno de los destinos turísticos más atractivos del país. Las pasarelas y el tren, renovados, permiten vivir el misterio de las cataratas desde adentro.

Vista Cataratas. ?Argentina, tierra de paisajes?

El Parque Nacional Iguazú es el Parque Nacional más visitado del país. Cada año, más de un millón de turistas llega para contemplar las toneladas de agua que caen desde hasta 80 metros de altura, en el imponente marco de la selva paranaense. Creado en 1934, es también, junto con el de Nahuel Huapi, uno de los parques más antiguos de Argentina. En total, son 67 mil hectáreas en las que la naturaleza vive en estado de exaltación. La entrada queda 18 km al sureste de la localidad de Puerto Iguazú.
En términos geográficos, el fenómeno de las cataratas consiste en una falla geológica del río Iguazú que cae sobre el Paraná formando una seguidilla de saltos, de 160 a 260 según el caudal de agua del río. Es un espectáculo natural cautivante, que debe haber calado hondo en Alvar Núñez Cabeza de Vaca, el primer hombre blanco que llegó, casi de casualidad, hasta semejante lugar. Los saltos más importantes –más caudalosos o panorámicos– tienen nombre propio: Salto Bossetti, Beré, Mbiguá, San Martín, Escondido, Dos Mosqueteros, Rivadavia, Unión, Santa María... Dos conjuntos de pasarelas de metal, el Circuito Inferior y el Circuito Superior, atraviesan la selva y llevan a apreciar la belleza de algunos de estos saltos desde arriba y desde abajo.

Un tesoro de biodiversidad

Además del paisaje, el Parque protege verdaderos gigantes de más de 30 metros de altura como el incienso, el ybirá pitá, el ambay, el rabo molle y el timbó o pacará. El más imponente es el palo rosa, que puede sobrepasar los 40 metros y cuyo tronco llega a alcanzar los dos metros de diámetro. Los árboles son soporte ideal de orquídeas, enredaderas epífitas y lianas; a sus pies crecen helechos, bromelias, y arbustos.
Con semejante escenario verde, la fauna no podía quedarse atrás. Entre las 400 especies de aves, el vencejo de cascada es el pájaro símbolo del Parque. Famosos son los tucanes, los jotes, los colibríes, urracas, loros y macucos. De las 80 especies de mamíferos y felinos, los coatíes son los verdaderos dueños de las pasarelas; también se ven monos caí y con algo de suerte, tapires, hurones y osos hormigueros. Incontable es la cantidad de insectos y de mariposas.

El tren de la selva

Apenas pasando la entrada se encuentra el Centro de Interpretación Ivyrá Retá, con valiosa información acerca de la biodiversidad de la selva y de la historia de la región. A pocos metros, se encuentra la Estación Central del Tren Ecológico de la Selva, un pintoresco tren a gas que en cuestión de minutos comunica con la zona de pasarelas. Sólo en momentos de pico turístico, como Semana Santa o vacaciones de invierno, es preciso hacer cola antes de abordar el tren, que lleva en su última parada al mirador más espectacular de todos: el de la Garganta del Diablo, formada por una serie de saltos que caen 80 metros con gran violencia, generando así una permanente nube de gotitas y un estruendo que no para. Se llega tras caminar por pasarelas sobre el río, en constante compañía de los pájaros. Una manera muy especial de conocer este lugar es a través de un recorrido a la luz de la luna, disponible sólo en las noches despejadas de luna llena.

Aventura en el agua

Luego, una variante para sumar adrenalina es tomar alguna de las excursiones en gomón que organiza Jungle Explorer. Se puede navegar por los rápidos del río Iguazú y aproximarse a los saltos en una actividad que implica mojadura y diversión garantizadas. Este recorrido propone, en su momento culminante, un baño de bautismo al pie del salto San Martín, la mayor cascada que una lancha puede enfrentar; después corresponde secarse al sol en la playita de la isla y explorar los senderos que proponen caminatas cortas. Los más tranquilos pueden optar por una navegación en bote a remo a lo largo de 3 km en el curso superior del río Iguazú, desde la estación Garganta del Diablo, saludando a los yacarés y otros anfitriones.
Hay también varias sendas, como el sendero Macuco, que proponen caminatas sencillas en la selva para apreciar la variedad natural. En esa línea, Rainforest Expeditions ofrece el Safari en la Selva, una expedición en vehículos descubiertos de doble tracción a lo largo de 20 km, por el sendero Yacaratiá, con paradas explicativas. Se ofrece también una excursión guiada de avistaje de aves.

Parque Nacional Iguazú
RN 12, Km 1.640
T: (03757) 49-1444
iguazu@apn.gov.ar
www.parquesnacionales.gov.ar
Ingreso todos los días de 8 a 18
Ómnibus desde y hacia Puerto Iguazú cada 30 minutos.

Iguazú Jungle Explorer
Area Cataratas, Parque Nacional Iguazú
T: (03757) 42-1696 
info@iguazujungleexplorer.com
www.iguazujunglexplorer.com

Rainforest Viajes y Turismo
Perito Moreno 217
T: (03757) 42-1632
explorador.expediciones@rainforestevt.com.ar
www.rainforestevt.com.ar