(2) (0)

Dos estancias para visitar cerca de Buenos Aires

En Tapalqué y Olavarria, La Margarita y La Isolina son dos buenas opciones que combinan relax y vida de estancia. Además, una añeja pulpería imperdible.

La Isolina

Junto al arroyo Tapalqué, se levanta un palacete de estilo inglés que fue concebido como casa de veraneo allá por 1920. Construido bajo la dirección de Esteban Louge y el arquitecto Blas Dhers tiene seis habitaciones, una más linda que la otra. En la lista de los pioneros del turismo rural, María y Jorge Louge -nieto de Esteban y heredero de estas 1.300 hectáreas en plena producción ganadera- dirán ante todo que “esto no es un hotel de campo, sino una estancia-estancia”. Las fotos con sus tres hijos, los libros y miles de recuerdos en cada rincón dan cuenta de esa autenticidad. María es la anfitriona de lujo y Jorge el encargado de las cabalgatas.
Al buen clima hogareño que aquí se respira también contribuyen Mirta –la cocinera desde hace 30 años– y su marido Daniel (se conocieron trabajando en La Isolina), encargado del cuidado de las rosas y una camelia de 80 años.
Quienes allí se hospeden no pueden dejar de probar la soupe d’ ognion y la cazuela de pollo y champiñones que prepara María. Aunque es un poco difícil, porque los platos, que se nutren de las hortalizas de estación que provee el mismo campo, se suceden a diario y nunca se repiten. Igualmente, todos son deliciosos. 

La Isolina
Por noche por persona, en base doble $390 y $440 en habitación single. Niños de 2 a 10 años, $270. El servicio es con pensión completa, bebidas en las comidas y actividades en la estancia.
7318 Hinojo, a 17 km de Olavarría I C: (02284) 15-65-2616 y 15-47-7043 I En Buenos Aires, T: 4806-1404 I laisolina@hotmail.com I www.laisolina.com

La Margarita

David Cummings, alias “El Gaucho Inglés”, es un londinense que llegó a Tapalqué en 2003 con la idea de quedarse algunos días en Buenos Aires, tomar unas clases de español y partir, pero sus planes se torcieron cuando visitó La Margarita como huésped, en 2005. Quedó tan fascinado que al enterarse de que Enriqueta Aguiló estaba pensando en venderla, inmediatamente le hizo una oferta. David se trajo a sus dos pointers ingleses y asumió la tarea de ser amo y anfitrión de esta estancia tradicional, situada en el pueblo gaucho de Tapalqué.
El casco blanco de 1870 despunta entre los castaños y cedros del parque, rodeado de galerías tomadas por las glicinas. El living, conserva el juego de sillones de ratán (éstos y otros muebles fueron dejados por la ex dueña) y la chimenea.
Las habitaciones para huéspedes son seis en la casa principal, decoradas con los cuadros pintados por Enriqueta más algunos toques cosmopolitas introducidos por el nuevo propietario. En invierno se encienden sin excepción todos los hogares a leña y el perfume del eucaliptus quemándose se entrevera con los aromas que se escapan de la cocina de Raquel, otra presencia histórica que perpetúa las recetas caseras y riquísimas de siempre (sus fideos amasados son irresistibles).
La novedad es la posibilidad del autoservicio con base en la casa rosada junto a la capilla, donde se armaron cuatro habitaciones tipo apart, equipadas con cocina y mesas, pensadas sobre todo para mochileros que quieren vivir la experiencia del campo a valores más moderados. También se agregó una sala de meditación, con mantas y tapices de motivos budistas, ideal para estirarse y perder la mirada en el verde llano.

La Margarita
Por persona, por día $380. 2 días, $500; 3, $900. Niños de 3 a 10 años, pagan el 50%. Menores de 3, sin costo. Las tarifas incluyen todas las comidas, con bebidas sin alcohol o botella de vino para 2 personas, 2 paseos a caballo (si el clima lo permite), transporte desde Tapalqué y actividades rurales.
Habitaciones con autoservicio en casa anexa, por persona $200 por día; 3 días, $300. Incluye 2 cabalgatas diarias.
Camino a Cacharí (7km) 7303 I T: (02283) 42-0530 I En Buenos Aires, T: 4951-0638 I
info@estancialamargarital.com I www.estancialamargarita.com

VISITA OBLIGADA

Pulpería San Gervasio

A unos 10 kilómetros de La Margarita, en la Estación Campodónico, se descubre una construcción sencilla que conserva los restos del rojo punzó en sus paredes de barro y ladrillo. La pulpería data nada menos que de 1850, pero el paso del tiempo no se registra, salvo por la presencia de una cabina telefónica que fue impuesta en contra de la voluntad de los hermanos Aníbal y Edgar Toso, quienes la atienden desde hace más de 40 años.
La reja de protección con gruesos barrotes, la lámpara a kerosene y los relatos de antaño se prestan para tomarse una cañita o una Hesperidina en vaso de vidrio esmerilado.San Gervasio es una inmejorable aproximación al mundo gaucho aggiornado, verdadero y sin artificios.

RP 50 (Paraje Campodónico). Abre todos los días de 8:30 a 12 y de 15 a 21.

 

Nota publicada en octubre de 2010.