(6) (0)

La Puna jujeña

Casi nadie conoce las lagunas altiplánicas de Pululos y Vilama. Ni siquiera los habitantes de la Puna que las tienen al lado. Para aproximarnos a ellas hilvanamos rutas y caminos del oeste de Jujuy, rastreando pueblos donde escasea la gente, pero sobran los paisajes coloridos, signados por la riqueza mineral de esta tierra mágica, hermética y profunda.

Camino a Cusi Cusi y la grandeza de los cerros.

Hay que saber descubrir la Puna. El ritmo salteño, nuestro punto de partida, es vértigo puro comparado con el no-tiempo de las alturas jujeñas. Y no es una cuestión de muchos días: bastaron apenas tres hojitas del calendario para vivir una experiencia intensa y diferente. Sólo dos noches allá arriba configuraron este verdadero y extraordinario viaje.
La excusa fue la laguna Vilama, en el extremo noroeste, adonde nunca antes había podido llegar la revista LUGARES. El guía, Federico Norte, de Norte Trekking Expeditions, experto profesional todoterreno que aceptó ser una vez más nuestro cicerone puneño.

Tras un rápido repaso de la hoja de ruta, cargamos la camioneta con lo indispensable para esta travesía: un par de bolsas de coca, unas cuantas botellas de agua, tanque lleno de combustible más dos bidones extra (Susques y La Quiaca son los únicos lugares con estaciones de servicio y a veces ni siquiera hay nafta), y un tubo de oxígeno al que juramos no recurrir.

Desde Salta tomamos la RN 51, siguiendo el trazado del Tren a las Nubes, entre sus viaductos, puentes y zig-zags. Como el célebre convoy, fuimos ganando altura por la Quebrada del Toro, mientras asomaban los primeros cardones por las laderas de los cerros.
El ripio se hizo asfalto a la altura de Chorrillos, y en Alfarcito hicimos el primer alto. Una capilla simpática rodeada de álamos es lo más vistoso de este paraje que cobró nuevos bríos desde que el padre Chifri, un cura inquieto que anda en cuatriciclo y da misa con títeres, lo dotó de un centro de capacitación en artesanías –con venta al público– y un museo.

En un tirón más trepamos hasta Santa Rosa de Tastil. Se trata de un poblado de calles curvas que convergen en una plaza donde los lugareños venden tejidos. Amén de las ruinas preincaicas y un museo que rescata la cultura andina que prosperó en la zona, la razón por la que muchos se acercan hasta aquí es la presencia de un curandero, conocido como Don Ramón. Espere su turno en silencio, reza el cartel junto a su consultorio, que también cuenta con sala de espera donde sirven café.

Más allá divisamos el Nevado del Acay (5.950 metros), considerada una de las cumbres sagradas de Salta. De repente volvió el ripio y la vegetación se fue reduciendo a unos pastos achaparrados y amarillentos.

Cuesta arriba

Pasando Abra Blanca, Fede anunció con tono de hazaña que estábamos ya en la Puna. Un viento frío y seco nos recibió en San Antonio de los Cobres, donde almorzamos algo más que digno en la Hostería de las Nubes, antes de seguir subiendo.

Podíamos empalmar con la ex ruta 40 hasta las Salinas Grandes, pero nuestro guía insistió en que nos desviáramos un poco hacia el oeste para pasar por el viaducto La Polvorilla.
El camino fue mostrando de a retazos la vida puneña: un pastor de poncho verde arreando su rebaño de ovejas, algunos ranchos de adobe que parecían emerger de la tierra misma y varios montículos de piedras o apachetas, homenajes a la Pachamama.

Paramos en el famoso viaducto, la postal más conocida del tren, a 4.200 metros de altura. Sacamos las fotos de rigor y seguimos viaje, siempre por ripio, por un cañón de piedra bastante angosto que se vuelve intransitable los días de lluvia. El desmoronamiento de los bloques de basalto, tan temido por los conductores, dibuja un paisaje sorprendente de geoformas rarísimas, colosales, a veces cubiertas por yaretas (una planta típica de esta región cuya resina es usada como combustible). Aunque no había ningún cartel ni líneas divisorias, supimos que en algún momento entramos en la provincia de Jujuy.

Desde la ruta se ve sobresalir el pico nevado del volcán Tuzgle (5.700 metros), una de las mecas del andinismo norteño. A sus pies se encuentra Puesto Sey, donde hicimos una parada que incluyó participación activa en una clase de música andina de la única escuela de la zona.

Unas nubes negras amenazaban con descargar su cupo anual de agua sobre nosotros. Los truenos se hicieron escuchar con una intensidad abrumadora. Volamos a la camioneta y cayeron apenas dos o tres gotas. Nada de qué preocuparse; la tormenta siguió su rumbo y nosotros el nuestro.

Hacia Susques

Un corto desvío nos condujo al paraje de Pastos Chicos. Casi todos sus habitantes –no más de 20– se asomaron desde sus casitas de adobe cuando escucharon el ruido del motor. Un grupo de chicos suspendió su picadito para observar cómo intentábamos fotografiar a unas llamas despeinadas. La exposición nos produjo cierto pudor, así que preferimos dejar al pueblo con su calma habitual y nos marchamos.

Al llegar a Susques, entre curvas y contracurvas, nos alcanzó la tormenta. Los rayos parecían rajar la tierra y, al caer detrás de los cerros, se ramificaban como una telaraña. Lo que empezó como unas chispitas de agua, se convirtió en gotones tipo flechazos, para concluir en una clara granizada.

La hostería El Unquillar fue nuestro refugio del vendaval. Una vez que desensillamos creímos que ya no nos moveríamos de ahí pero, de pronto, la lluvia se detuvo. Lo que siguió fue un atardecer soñado, de esos con pinceladas anaranjadas y arcoiris incluido. Así que cambiamos de idea y nos dispusimos a dar una vuelta por el pueblo.

Conocido como pórtico de los Andes, Susques se encuentra sumergido en una especie de hoyo entre mesetas, a 3.675 metros de altura. Es, junto con La Quiaca, y por decirlo de alguna manera, el pueblo más cosmopolita de la Puna, ya que es parada obligada de quienes cruzan a Chile por el Paso de Jama, a 124 km: aquí funcionan Aduana y Migraciones. Trámites aparte, la iglesia de Nuestra Señora de Belén, que data del siglo XVI, es motivo más que suficiente para justificar una visita.

El pueblo mantiene su encanto pese al constante movimiento de camiones y micros. Un bulevar atraviesa sus tres calles de tierra, donde no faltan almacenes, un par de casas que ofrecen comidas caseras, un locutorio y hasta un cajero automático. También hay un hospital nuevo, reluciente, inaugurado sólo pour la gallerie  porque todavía carece de agua potable, de manera que la atención se sigue concentrando en la vieja salita de primeros auxilios. El cementerio, ubicado sobre una lomada justo en el centro del pueblo, no le aporta ningún morbo. Más bien lo embellece. Está cercado por un muro de adobe que deja ver las flores de colores que adornan las cruces.

Mientras buscábamos algo para comer pasamos por la hostería La Vicuñita, donde una lugareña les servía calapurca  –una sopa de carne de llama trozada, caldo, maíz y orégano– a un grupo de geólogos de la Universidad de Roma.“Se come en los velorios y en las fiestas, a las 6 de la mañana”, les explicaba. Los romanos observaban entre asqueados y embobados cómo la mujer echaba unas piedras calientes dentro del caldo, que ya empezaba a burbujear. “Es para que tenga más sabor”, agregó. Nosotros preferimos el complejo turístico Pastos Chicos (el único con Wi-Fi), donde comimos algo bien liviano (una máxima anti- apunamiento) y palpitamos lo que sería el día siguiente.

Lagunas de Vilama

Ni un rayito de luz había cuando nos despertamos. El objetivo era llegar lo más temprano posible a las lagunas altiplánicas, el plato fuerte de este viaje. La gente de la hostería nos salvó con unos sándwiches para el camino (la única posibilidad de conseguir algo si no lleva vianda es desviándose hacia Liviara).

Rumbeamos por la nueva RN 40 (ex 74), pasando por el Salar de Olaroz. Tras vadear algunos arroyos se deja atrás Coranzulí y se distingue el volcán Granada. El siguiente pueblo es Mina Pirquitab. Pueblo es un decir, porque la silueta de la planta minera y el predio que la rodea se parece bastante a una ciudad. Allí se producen concentrados de plata, estaño y zinc. Su actividad es una realidad polémica que choca con la conservación de la naturaleza, aunque tiene otra cara: la fuente de trabajo y progreso que representa para muchas de estas comunidades. De hecho, la mina es quizás la principal razón por la que se apura el asfalto de la 40, bautizada en este tramo como Corredor Minero

La ruta es relativamente transitable hasta el pueblo de Pirquitas, a 5 km de la mina. De ahí en adelante, ni hablar; es sólo tierra de expertos (es conveniente consultar el estado del camino en la dependencia policial). A poco de empezar a trepar una vía estrecha y ausente en los mapas, nos topamos con una tranquera y un cartel que decía: Dejar cerrada al entrar o salir. Si no será notificado ante la autoridad. La advertencia nos resultó graciosa, sobre todo considerando las dos o tres almas que deben transitar por este lugar a diario. 

Lo que tenía forma de senda más o menos delimitada, se transformó en una huella casi imperceptible que pudimos seguir gracias al GPS, aliado perfecto en estas situaciones.
De a poco, se nos fue presentando la fauna local. Primero fue una tropilla de vicuñas y, más adelante, otra de suris y un par de guayatas (gansos andinos).

Una superficie musgosa advirtió la cercanía de algo de humedad. Y así fue: un poco más allá nos acercamos a la laguna Pululos (4.570 m). Bajamos y caminamos unos 500 metros padeciendo el aire un poco enrarecido por la altura. La recompensa fue grande cuando llegamos a la orilla y vimos a un grupo de parinas que casi ni se mosquearon al enterarse de que tenían visitas. Unos burros hacían lo suyo ahí nomás, pero nuestro foco de atención seguían siendo las parinas que, súbitamente, desplegaron sus alas rosadas y negras, y remontaron vuelo. Moraleja: es necesario llevar binoculares si se quiere observar estas aves por un rato.

La propia laguna Vilama nos esperaba al final del camino, al pie del cordón montañoso fronterizo con Bolivia y un poco más al este del límite con Chile (cerca del cerro Zapaleri, el hito tripartito). Su aspecto salitroso entre turquesa y verde nos sedujo desde el primer momento. A lo lejos distinguimos una bandada de flamencos que aparecían y se esfumaban, como en un espejismo. El impulso fue lanzarse por la amplia planicie pedregosa que rodea la laguna para admirarla de cerca. Normalmente hace mucho frío (hasta 20º bajo cero, en invierno), pero ese día el clima acompañó y hasta estuvimos tentados de darnos un chapuzón, aunque la escasa profundidad nos lo habría impedido. Así que la caminamos literalmente por el medio, saltando de isla en isla.

Con una extensión de 157.000 hectáreas, ésta es la más grande de las lagunas de altura y la que reviste mayor interés para los científicos. Tamaño tesoro fue declarado sitio Ramsar en el año 2000 y prioritario en la preservación de las aves acuáticas altoandinas.
Antes de partir, hicimos un picnic en una roca enorme cubierta de yaretas y, de tan extasiados por el paisaje, casi ni emitimos palabra. La situación era inmejorable, pero debíamos volver. Teníamos unas duras tres horas de viaje por un camino igualmente duro, y ninguna intención de que nos agarrara la noche. 

Cusi Cusi o Alegría Alegría

Por fin pudimos conversar con alguien en Lagunillas del Farallón, una pequeña comunidad que se nutre enteramente de energía solar. El asombro de los locales cuando les contamos lo que acabábamos de ver en Vilama era tan grande como el nuestro por su total desconocimiento de ese paraíso que tienen a pocos kilómetros. En el pueblo, un monumento, una avenida y una canción recuerdan a Guillermo Llampa, un niño que murió congelado cuando volvía de la escuela.

Desde aquí, el trayecto siguió descendiendo y serpenteando entre cerros hasta que,
después de mucho tiempo, apareció un cartel advirtiendo –enhorabuena– sobre una curva peligrosa.

El nombre técnico con el que los geólogos conocen al cordón montañoso que aparece a ambos lados de la ruta, llegando a Cusi Cusi, es formación Yacoraite. Para el común mortal, no es más que una inmensidad deslumbrante de texturas y colores. Similar sorpresa causa encontrarse, a pocos kilómetros, con el rojizo Valle de la Luna jujeño, que se luce mucho más por la tarde, cuando el sol le da de frente, que por la mañana.

Una sucesión de ranchos de adobe, una plaza diminuta con un San Martín despintado, un locutorio y una capilla antigua definen la fisonomía de Cusi Cusi, que en lengua quechua significa Alegría Alegría. Cuando llegamos, a mediados de febrero, el pueblo se preparaba para recibir el carnaval. Charlando con la gente supimos que unos cuantos trabajan en la muni, otros tantos se dedican a sembrar quinoa y que la gran mayoría de los más jóvenes aprovecha el verano para trabajar en Mina Pirquitas, regresando a Cusi cuando empiezan las clases. 

Nosotros logramos acomodarnos en el albergue de Don Hipólito Quispe, el único del pueblo. Allí conocimos a un topógrafo que nos ayudó a armar el rompecabezas del famoso proyecto de asfaltar la nueva ruta 40. El pavimento, nos aseguró, llegará pronto hasta el paraje Ciénega.

A la hora de la cena, fuimos tocando puerta a puerta hasta que la simpática Benita Llampa respondió a nuestra súplica alimentaria. Compartimos la mesa con su familia, tan hipnotizada como nosotros con una novela mexicana que estaban dando en la tele. El menú, bien casero: milanesa de llama y ensalada.

De yapa

Cuando el sol comenzaba a despuntar, abandonamos Cusi Cusi para estrenar el recientemente modificado trazado de la RN 40. Se debe vadear el río Granadas para llegar a Paicone, el siguiente pueblo. A esa altura decidimos hacer un pequeño cambio de libreto. Recordamos la charla con el topógrafo y quisimos ir a conocer Ciénega, donde se supone que muere la legendaria ruta. Se trata de un paraje pegado a la frontera con Bolivia, hasta ahora aislado por un camino intransitable la mayor parte del año. Por eso sus habitantes – que según el último censo, no llegan a 100– consideran la promesa del asfalto como la llave de la integración con otras zonas más desarrolladas.  

Una vez allí, teníamos dos opciones: o seguir hasta Santa Catalina, según lo pautado, o continuar más hacia el norte. Por puro vicio nos inclinamos por la segunda. Ascendimos por un camino de cornisa bastante complicado que se interrumpe parcialmente detrás de una curva. Desde ese punto, pudimos distinguir una huella de tierra roja que se perdía más abajo, entre los cerros. Un tirón más y estábamos en Bolivia. ¿Encaramos?, preguntó Fede. ¿Por qué no? Y allá fuimos.

Hay que reconocer que la aventura nos despertó más de un susto. El barro posterior a la lluvia dificultaba el avance de la camioneta y, por un momento, pensamos en dar marcha atrás. Pero no. Al fin logramos llegar al límite, anunciado por un cartel que decía simplemente Bienvenidos a Bolivia y las banderitas de los dos países. No hay un paso marcado, ni puesto fronterizo, ni nada que se le parezca. Apenas una construcción medio en ruinas donde se realiza una feria de intercambio cada tres meses.

Todo concluye al fin

La tarde nos encontró en San Juan de Oros, un pueblo desierto donde el mayor rastro de vida son unos perros que ladran a los autos que pasan para visitar la capilla, un punto blanco en medio de la enormidad arenosa. “Se fueron todos a Misa Rumi”, nos explicó más adelante una señora, mientras cargaba unos baldes de agua. La mencionada localidad se encuentra a 5 km y es otra de las que se sumó a la movida ecológica del aprovechamiento integral de la energía solar.

Para seguir, es necesario descender e internarse en un cañadón, donde la ruta se confunde con el cauce de un río. Fue uno de los tramos más impresionantes del viaje; cada metro superaba en belleza al anterior. Decidimos rendirnos ante la gloria del paisaje que teníamos delante y hacer todas las paradas para fotos que fueran necesarias: laderas de colores, cardones, y la silueta solitaria de la queñoa, el único árbol que crece en la Puna.
Así demoramos unas dos horas para llegar a Santa Catalina, nuestra última escala.

Descubrir una localidad mediana con calles de piedra, oficinas y una FM local fue como un shock urbano. Una buena noticia para los que decidan recalar por aquí es que desde 2008 tienen una nueva hostería para pasar la noche, además del albergue municipal.

Los guiños de ciudad se intensificaron cuando nos fuimos arrimando a La Quiaca por la ruta 5, que corre paralela al límite con Bolivia. Controles policiales, más y más autos y la llegada al asfalto confirmaron que era el principio del regreso. Y todo lo lejos que uno puede llegar en apenas tres días.


Por Cintia Colangelo
Fotos de Xavier Martín


Publicado en Revista LUGARES 156. Abril 2009.

 
abrir / cerrar Debug
 
<xml>
<configuration>
<skin>
<iphone>0</iphone>
<name>Basic skin</name>
<version>1.0</version>
<author>FrooIT.com</author>
<website>Lugares de Viaje</website>
<domain>http://www.lugaresdeviaje.com</domain>
<header>
<title>Lugares de Viaje</title>
<keywords>Lugares de Viaje, viajes, destinos, hoteles, restaurantes, mapas, cómo viajar, paseos y excursiones, datos útiles, Argentina, destinos internacionales, viajar con chicos, alojamiento, escapadas, turismo rural, tango, shopping, deportes, turismo aventura</keywords>
<description>Guía de viajes online con la recomendación de la revista LUGARES y la valoración y la experiencia de los usuarios. Todo lo que necesitás para armar tu próximo viaje</description>
<favicon>
<skinpath/>
/default/static/images/icons/favicon.ico
</favicon>
<css>
<skinpath/>
/default/static/css/main_v10.css
</css>
<jquery/>
<rss name="Lugares" active="1"/>
</header>
</skin>
<regiones_locations>
<location id="2" name="Buenos Aires" url="buenos-aires" order="2" parent="1"/>
<location id="3" name="Patagonia" url="patagonia" order="2" parent="1"/>
<location id="4" name="Norte" url="norte" order="2" parent="1"/>
<location id="5" name="Cuyo" url="cuyo" order="2" parent="1"/>
<location id="6" name="Centro" url="centro" order="2" parent="1"/>
<location id="7" name="Litoral" url="litoral" order="2" parent="1"/>
<location id="8" name="Internacional" url="internacional" order="2" parent="1"/>
</regiones_locations>
<destinos_locations>
<location id="50" name="Cachi" url="cachi" order="3" parent="4"/>
<location id="48" name="Cafayate" url="cafayate" order="3" parent="4"/>
<location id="72" name="Catamarca" url="catamarca" order="3" parent="4"/>
<location id="16" name="Humahuaca" url="humahuaca" order="3" parent="4"/>
<location id="153" name="Jujuy" url="jujuy" order="3" parent="4"/>
<location id="49" name="Molinos" url="molinos" order="3" parent="4"/>
<location id="51" name="Purmamarca" url="purmamarca" order="3" parent="4"/>
<location id="21" name="Salta" url="salta" order="3" parent="4"/>
<location id="642" name="Salta y Jujuy" url="salta-y-jujuy" order="3" parent="4"/>
<location id="791" name="San Salvador de Jujuy" url="san-salvador-de-jujuy" order="3" parent="4"/>
<location id="46" name="Tafí del Valle" url="tafi-del-valle" order="3" parent="4"/>
<location id="52" name="Tilcara" url="tilcara" order="3" parent="4"/>
<location id="45" name="Tucumán" url="tucuman" order="3" parent="4"/>
</destinos_locations>
<navigation>
<item display="Cronicas" name="cronicas">
<subitem name="Listar" url="action=list"/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Home" name="home">
<subitem name="Listar" url=""/>
</item>
<item display="Destinos" name="destinos">
<subitem name="Listar Destinos" url=""/>
<subitem name="Crear Destinos" url="action=add"/>
<subitem name="Listar Locations" url="action=list_locations"/>
<subitem name="Crear Locacion" url="action=add_location"/>
<subitem name="Listar Transportes" url="action=list_transportes"/>
<subitem name="Crear Transporte" url="action=add_transporte"/>
</item>
<item display="Paginas" name="pages">
<subitem name="Listar" url=""/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Comentarios" name="comentarios">
<subitem name="Esperando moderacion" url="action=list"/>
<subitem name="Moderados" url="action=list|filter=moderados"/>
<subitem name="Rechazados" url="action=list|filter=rechazados"/>
<subitem name="Todos" url="action=list|filter=todos"/>
</item>
<item display="Hoteles" name="hoteles">
<subitem name="Listar" url=""/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Notas" name="notas">
<subitem name="Listar Notas" url=""/>
<subitem name="Crear Nota" url="action=add"/>
</item>
<item display="Albums" name="fotos">
<subitem name="Albums" url="action="/>
<subitem name="Todas las fotos" url="action=listFotos"/>
<subitem name="Crear Album" url="action=albumadd"/>
</item>
<item display="Restaurants" name="restaurants">
<subitem name="Listar" url=""/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Usuarios" name="users">
<subitem name="Listar" url=""/>
</item>
<item display="Categorias" name="categorias">
<subitem name="Listar" url="action=list"/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
<item display="Revista" name="revista">
<subitem name="Listar" url="action=list"/>
<subitem name="Crear" url="action=add"/>
</item>
</navigation>
</configuration>
<content>
<nota id="121" url="/nota/la-puna-jujena" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-01-08 11:48:06" fecha_creacion="2009-11-13 13:54:14" estado_id="1" votos_positivos="6" votos_negativos="0" cant_comentarios="1">
<volanta/>
<titulo>La Puna jujeña</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Casi nadie conoce las lagunas altiplánicas de Pululos y Vilama. Ni siquiera los habitantes de la Puna que las tienen al lado. Para aproximarnos a ellas hilvanamos rutas y caminos del oeste de Jujuy, rastreando pueblos donde escasea la gente, pero sobran los paisajes coloridos, signados por la riqueza mineral de esta tierra mágica, hermética y profunda.</p></resumen>
<contenido><p>Hay que saber descubrir la <strong>Puna</strong>. El ritmo salteño, nuestro punto de partida, es vértigo puro comparado con el no-tiempo de las alturas jujeñas. Y no es una cuestión de muchos días: bastaron apenas tres hojitas del calendario para vivir una experiencia intensa y diferente. Sólo dos noches allá arriba configuraron este verdadero y extraordinario viaje.<br />La excusa fue la <strong>laguna Vilama</strong>, en el extremo noroeste, adonde nunca antes había podido llegar la revista <strong>LUGARES</strong>. El guía, Federico Norte, de <strong>Norte Trekking Expeditions</strong>, experto profesional todoterreno que aceptó ser una vez más nuestro cicerone puneño. <br /><br />Tras un rápido repaso de la hoja de ruta, cargamos la camioneta con lo indispensable para esta travesía: un par de bolsas de coca, unas cuantas botellas de agua, tanque lleno de combustible más dos bidones extra (<strong>Susques</strong> y<strong> La Quiaca</strong> son los únicos lugares con estaciones de servicio y a veces ni siquiera hay nafta), y un tubo de oxígeno al que juramos no recurrir.<br /><br />Desde <strong>Salta</strong> tomamos la RN 51, siguiendo el trazado del <strong>Tren a las Nubes</strong>, entre sus viaductos, puentes y zig-zags. Como el célebre convoy, fuimos ganando altura por la <strong>Quebrada del Toro</strong>, mientras asomaban los primeros cardones por las laderas de los cerros.<br />El ripio se hizo asfalto a la altura de <strong>Chorrillos</strong>, y en <strong>Alfarcito</strong> hicimos el primer alto. Una capilla simpática rodeada de álamos es lo más vistoso de este paraje que cobró nuevos bríos desde que el padre <strong>Chifri</strong>, un cura inquieto que anda en cuatriciclo y da misa con títeres, lo dotó de un centro de capacitación en artesanías –con venta al público– y un museo. <br /><br />En un tirón más trepamos hasta <strong>Santa Rosa de Tastil</strong>. Se trata de un poblado de calles curvas que convergen en una plaza donde los lugareños venden tejidos. Amén de las ruinas preincaicas y un museo que rescata la cultura andina que prosperó en la zona, la razón por la que muchos se acercan hasta aquí es la presencia de un curandero, conocido como <strong>Don Ramón</strong>. Espere su turno en silencio, reza el cartel junto a su consultorio, que también cuenta con sala de espera donde sirven café. <br /><br />Más allá divisamos el <strong>Nevado del Acay</strong> (5.950 metros), considerada una de las cumbres sagradas de <strong>Salta</strong>. De repente volvió el ripio y la vegetación se fue reduciendo a unos pastos achaparrados y amarillentos.<br /><br /><strong>Cuesta arriba</strong><br /><br />Pasando <strong>Abra Blanca</strong>, Fede anunció con tono de hazaña que estábamos ya en la <strong>Puna</strong>. Un viento frío y seco nos recibió en <strong>San Antonio de los Cobres</strong>, donde almorzamos algo más que digno en la <strong>Hostería de las Nubes</strong>, antes de seguir subiendo. <br /><br />Podíamos empalmar con la ex ruta 40 hasta las <strong>Salinas Grandes</strong>, pero nuestro guía insistió en que nos desviáramos un poco hacia el oeste para pasar por el viaducto <strong>La Polvorilla</strong>. <br />El camino fue mostrando de a retazos la vida puneña: un pastor de poncho verde arreando su rebaño de ovejas, algunos ranchos de adobe que parecían emerger de la tierra misma y varios montículos de piedras o apachetas, homenajes a la <strong>Pachamama</strong>.<br /><br />Paramos en el famoso viaducto, la postal más conocida del tren, a 4.200 metros de altura. Sacamos las fotos de rigor y seguimos viaje, siempre por ripio, por un cañón de piedra bastante angosto que se vuelve intransitable los días de lluvia. El desmoronamiento de los bloques de basalto, tan temido por los conductores, dibuja un paisaje sorprendente de geoformas rarísimas, colosales, a veces cubiertas por yaretas (una planta típica de esta región cuya resina es usada como combustible). Aunque no había ningún cartel ni líneas divisorias, supimos que en algún momento entramos en la provincia de <strong>Jujuy</strong>. <br /><br />Desde la ruta se ve sobresalir el pico nevado del <strong>volcán Tuzgle</strong> (5.700 metros), una de las mecas del andinismo norteño. A sus pies se encuentra <strong>Puesto Sey</strong>, donde hicimos una parada que incluyó participación activa en una clase de música andina de la única escuela de la zona. <br /><br />Unas nubes negras amenazaban con descargar su cupo anual de agua sobre nosotros. Los truenos se hicieron escuchar con una intensidad abrumadora. Volamos a la camioneta y cayeron apenas dos o tres gotas. Nada de qué preocuparse; la tormenta siguió su rumbo y nosotros el nuestro. <br /><br /><strong>Hacia Susques<br /></strong><br />Un corto desvío nos condujo al paraje de <strong>Pastos Chicos</strong>. Casi todos sus habitantes –no más de 20– se asomaron desde sus casitas de adobe cuando escucharon el ruido del motor. Un grupo de chicos suspendió su picadito para observar cómo intentábamos fotografiar a unas llamas despeinadas. La exposición nos produjo cierto pudor, así que preferimos dejar al pueblo con su calma habitual y nos marchamos.<br /><br />Al llegar a <strong>Susques</strong>, entre curvas y contracurvas, nos alcanzó la tormenta. Los rayos parecían rajar la tierra y, al caer detrás de los cerros, se ramificaban como una telaraña. Lo que empezó como unas chispitas de agua, se convirtió en gotones tipo flechazos, para concluir en una clara granizada. <br /><br />La <strong>hostería El Unquillar</strong> fue nuestro refugio del vendaval. Una vez que desensillamos creímos que ya no nos moveríamos de ahí pero, de pronto, la lluvia se detuvo. Lo que siguió fue un atardecer soñado, de esos con pinceladas anaranjadas y arcoiris incluido. Así que cambiamos de idea y nos dispusimos a dar una vuelta por el pueblo.<br /><br />Conocido como <strong>pórtico de los Andes</strong>, <strong>Susques</strong> se encuentra sumergido en una especie de hoyo entre mesetas, a 3.675 metros de altura. Es, junto con <strong>La Quiaca</strong>, y por decirlo de alguna manera, el pueblo más <strong>cosmopolita</strong> de la <strong>Puna</strong>, ya que es parada obligada de quienes cruzan a <strong>Chile</strong> por el <strong>Paso de Jama</strong>, a 124 km: aquí funcionan <strong>Aduana</strong> y <strong>Migraciones</strong>. Trámites aparte, la iglesia de <strong>Nuestra Señora de Belén</strong>, que data del siglo XVI, es motivo más que suficiente para justificar una visita. <br /><br />El pueblo mantiene su encanto pese al constante movimiento de camiones y micros. Un bulevar atraviesa sus tres calles de tierra, donde no faltan almacenes, un par de casas que ofrecen comidas caseras, un locutorio y hasta un cajero automático. También hay un hospital nuevo, reluciente, inaugurado sólo pour la gallerie  porque todavía carece de agua potable, de manera que la atención se sigue concentrando en la vieja salita de primeros auxilios. El cementerio, ubicado sobre una lomada justo en el centro del pueblo, no le aporta ningún morbo. Más bien lo embellece. Está cercado por un muro de adobe que deja ver las flores de colores que adornan las cruces. <br /><br />Mientras buscábamos algo para comer pasamos por la <strong>hostería La Vicuñita</strong>, donde una lugareña les servía calapurca  –una sopa de carne de llama trozada, caldo, maíz y orégano– a un grupo de geólogos de la<strong> Universidad de Roma</strong>.“Se come en los velorios y en las fiestas, a las 6 de la mañana”, les explicaba. Los romanos observaban entre asqueados y embobados cómo la mujer echaba unas piedras calientes dentro del caldo, que ya empezaba a burbujear. “Es para que tenga más sabor”, agregó. Nosotros preferimos el complejo turístico <strong>Pastos Chicos</strong> (el único con Wi-Fi), donde comimos algo bien liviano (una máxima anti- apunamiento) y palpitamos lo que sería el día siguiente. <br /> <br /><strong>Lagunas de Vilama </strong><br /><br />Ni un rayito de luz había cuando nos despertamos. El objetivo era llegar lo más temprano posible a las lagunas altiplánicas, el plato fuerte de este viaje. La gente de la hostería nos salvó con unos sándwiches para el camino (la única posibilidad de conseguir algo si no lleva vianda es desviándose hacia Liviara).<br /><br />Rumbeamos por la nueva <strong>RN 40</strong> (ex 74), pasando por el <strong>Salar de Olaroz</strong>. Tras vadear algunos arroyos se deja atrás <strong>Coranzulí </strong>y se distingue el <strong>volcán Granada</strong>. El siguiente pueblo es<strong> Mina Pirquitab</strong>. Pueblo es un decir, porque la silueta de la planta minera y el predio que la rodea se parece bastante a una ciudad. Allí se producen concentrados de plata, estaño y zinc. Su actividad es una realidad polémica que choca con la conservación de la naturaleza, aunque tiene otra cara: la fuente de trabajo y progreso que representa para muchas de estas comunidades. De hecho, la mina es quizás la principal razón por la que se apura el asfalto de la 40, bautizada en este tramo como <strong>Corredor Minero</strong>.  <strong><br /></strong><br />La ruta es relativamente transitable hasta el pueblo de <strong>Pirquitas</strong>, a 5 km de la mina. De ahí en adelante, ni hablar; es sólo tierra de expertos (es conveniente consultar el estado del camino en la dependencia policial). A poco de empezar a trepar una vía estrecha y ausente en los mapas, nos topamos con una tranquera y un cartel que decía: Dejar cerrada al entrar o salir. Si no será notificado ante la autoridad. La advertencia nos resultó graciosa, sobre todo considerando las dos o tres almas que deben transitar por este lugar a diario.  <br /><br />Lo que tenía forma de senda más o menos delimitada, se transformó en una huella casi imperceptible que pudimos seguir gracias al GPS, aliado perfecto en estas situaciones. <br />De a poco, se nos fue presentando la fauna local. Primero fue una tropilla de vicuñas y, más adelante, otra de suris y un par de guayatas (gansos andinos). <br /><br />Una superficie musgosa advirtió la cercanía de algo de humedad. Y así fue: un poco más allá nos acercamos a la <strong>laguna Pululos</strong> (4.570 m). Bajamos y caminamos unos 500 metros padeciendo el aire un poco enrarecido por la altura. La recompensa fue grande cuando llegamos a la orilla y vimos a un grupo de parinas que casi ni se mosquearon al enterarse de que tenían visitas. Unos burros hacían lo suyo ahí nomás, pero nuestro foco de atención seguían siendo las parinas que, súbitamente, desplegaron sus alas rosadas y negras, y remontaron vuelo. Moraleja: es necesario llevar binoculares si se quiere observar estas aves por un rato.<br /><br />La propia <strong>laguna Vilama</strong> nos esperaba al final del camino, al pie del cordón montañoso fronterizo con <strong>Bolivia</strong> y un poco más al este del límite con<strong> Chile</strong> (cerca del <strong>cerro Zapaleri</strong>, el hito tripartito). Su aspecto salitroso entre turquesa y verde nos sedujo desde el primer momento. A lo lejos distinguimos una bandada de flamencos que aparecían y se esfumaban, como en un espejismo. El impulso fue lanzarse por la amplia planicie pedregosa que rodea la laguna para admirarla de cerca. Normalmente hace mucho frío (hasta 20º bajo cero, en invierno), pero ese día el clima acompañó y hasta estuvimos tentados de darnos un chapuzón, aunque la escasa profundidad nos lo habría impedido. Así que la caminamos literalmente por el medio, saltando de isla en isla.<br /><br />Con una extensión de 157.000 hectáreas, ésta es la más grande de las lagunas de altura y la que reviste mayor interés para los científicos. Tamaño tesoro fue declarado <strong>sitio Ramsar </strong>en el año 2000 y prioritario en la preservación de las aves acuáticas altoandinas. <br />Antes de partir, hicimos un picnic en una roca enorme cubierta de yaretas y, de tan extasiados por el paisaje, casi ni emitimos palabra. La situación era inmejorable, pero debíamos volver. Teníamos unas duras tres horas de viaje por un camino igualmente duro, y ninguna intención de que nos agarrara la noche.  <br /><br /><strong>Cusi Cusi o Alegría Alegría<br /></strong><br />Por fin pudimos conversar con alguien en <strong>Lagunillas del Farallón</strong>, una pequeña comunidad que se nutre enteramente de energía solar. El asombro de los locales cuando les contamos lo que acabábamos de ver en <strong>Vilama</strong> era tan grande como el nuestro por su total desconocimiento de ese paraíso que tienen a pocos kilómetros. En el pueblo, un monumento, una avenida y una canción recuerdan a Guillermo Llampa, un niño que murió congelado cuando volvía de la escuela. <br /><br />Desde aquí, el trayecto siguió descendiendo y serpenteando entre cerros hasta que, <br />después de mucho tiempo, apareció un cartel advirtiendo –enhorabuena– sobre una curva peligrosa. <br /><br />El nombre técnico con el que los geólogos conocen al cordón montañoso que aparece a ambos lados de la ruta, llegando a<strong> Cusi Cusi</strong>, es <strong>formación Yacoraite</strong>. Para el común mortal, no es más que una inmensidad deslumbrante de texturas y colores. Similar sorpresa causa encontrarse, a pocos kilómetros, con el rojizo<strong> Valle de la Luna</strong> jujeño, que se luce mucho más por la tarde, cuando el sol le da de frente, que por la mañana.<br /><br />Una sucesión de ranchos de adobe, una plaza diminuta con un San Martín despintado, un locutorio y una capilla antigua definen la fisonomía de <strong>Cusi Cusi</strong>, que en lengua quechua significa <strong>Alegría Alegría</strong>. Cuando llegamos, a mediados de febrero, el pueblo se preparaba para recibir el carnaval. Charlando con la gente supimos que unos cuantos trabajan en <strong>la muni</strong>, otros tantos se dedican a sembrar quinoa y que la gran mayoría de los más jóvenes aprovecha el verano para trabajar en <strong>Mina Pirquitas</strong>, regresando a Cusi cuando empiezan las clases.  <br /><br />Nosotros logramos acomodarnos en el albergue de <strong>Don Hipólito Quispe</strong>, el único del pueblo. Allí conocimos a un topógrafo que nos ayudó a armar el rompecabezas del famoso proyecto de asfaltar la nueva ruta 40. El pavimento, nos aseguró, llegará pronto hasta el paraje <strong>Ciénega</strong>. <br /><br />A la hora de la cena, fuimos tocando puerta a puerta hasta que la simpática Benita Llampa respondió a nuestra súplica alimentaria. Compartimos la mesa con su familia, tan hipnotizada como nosotros con una novela mexicana que estaban dando en la tele. El menú, bien casero: milanesa de llama y ensalada.<br /><br /><strong>De yapa</strong><br /><br />Cuando el sol comenzaba a despuntar, abandonamos <strong>Cusi Cusi</strong> para estrenar el recientemente modificado trazado de la<strong> RN 40</strong>. Se debe vadear el<strong> río Granadas</strong> para llegar a <strong>Paicone</strong>, el siguiente pueblo. A esa altura decidimos hacer un pequeño cambio de libreto. Recordamos la charla con el topógrafo y quisimos ir a conocer <strong>Ciénega</strong>, donde se supone que muere la legendaria ruta. Se trata de un paraje pegado a la frontera con <strong>Bolivia</strong>, hasta ahora aislado por un camino intransitable la mayor parte del año. Por eso sus habitantes – que según el último censo, no llegan a 100– consideran la promesa del asfalto como la llave de la integración con otras zonas más desarrolladas.   <br /><br />Una vez allí, teníamos dos opciones: o seguir hasta <strong>Santa Catalina</strong>, según lo pautado, o continuar más hacia el norte. Por puro vicio nos inclinamos por la segunda. Ascendimos por un camino de cornisa bastante complicado que se interrumpe parcialmente detrás de una curva. Desde ese punto, pudimos distinguir una huella de tierra roja que se perdía más abajo, entre los cerros. Un tirón más y estábamos en Bolivia. ¿Encaramos?, preguntó Fede. ¿Por qué no? Y allá fuimos.<br /><br />Hay que reconocer que la aventura nos despertó más de un susto. El barro posterior a la lluvia dificultaba el avance de la camioneta y, por un momento, pensamos en dar marcha atrás. Pero no. Al fin logramos llegar al límite, anunciado por un cartel que decía simplemente<strong> Bienvenidos a Bolivia</strong> y las banderitas de los dos países. No hay un paso marcado, ni puesto fronterizo, ni nada que se le parezca. Apenas una construcción medio en ruinas donde se realiza una feria de intercambio cada tres meses.<br /><br /><strong>Todo concluye al fin</strong><br /><br />La tarde nos encontró en <strong>San Juan de Oros</strong>, un pueblo desierto donde el mayor rastro de vida son unos perros que ladran a los autos que pasan para visitar la capilla, un punto blanco en medio de la enormidad arenosa. “Se fueron todos a<strong> Misa Rumi</strong>”, nos explicó más adelante una señora, mientras cargaba unos baldes de agua. La mencionada localidad se encuentra a 5 km y es otra de las que se sumó a la movida ecológica del aprovechamiento integral de la energía solar.<br /><br />Para seguir, es necesario descender e internarse en un cañadón, donde la ruta se confunde con el cauce de un río. Fue uno de los tramos más impresionantes del viaje; cada metro superaba en belleza al anterior. Decidimos rendirnos ante la gloria del paisaje que teníamos delante y hacer todas las paradas para fotos que fueran necesarias: laderas de colores, cardones, y la silueta solitaria de la queñoa, el único árbol que crece en la<strong> Puna</strong>.<br />Así demoramos unas dos horas para llegar a<strong> Santa Catalina</strong>, nuestra última escala. <br /><br />Descubrir una localidad mediana con calles de piedra, oficinas y una FM local fue como un shock urbano. Una buena noticia para los que decidan recalar por aquí es que desde 2008 tienen una nueva hostería para pasar la noche, además del albergue municipal. <br /><br />Los guiños de ciudad se intensificaron cuando nos fuimos arrimando a<strong> La Quiaca</strong> por la ruta 5, que corre paralela al límite con <strong>Bolivia</strong>. Controles policiales, más y más autos y la llegada al asfalto confirmaron que era el principio del regreso. Y todo lo lejos que uno puede llegar en apenas tres días.<br /><br /><br />Por Cintia Colangelo <br />Fotos de Xavier Martín<br /><br /><br />Publicado en Revista LUGARES 156. Abril 2009.</p></contenido>
<fotos>
<foto foto_id="526" privacy="0" views="60" usuario_id="1" votos_positivos="2" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Camino a Cusi Cusi y la grandeza de los cerros.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/526</file>
<date>2009-11-13 13:55:36</date>
</foto>
<foto foto_id="523" privacy="0" views="47" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>En medio de la nada, a 4.600 metros s.n.m., la laguna de Vilama es un oasis para las aves de altura que viven en la aridez extrema de la Puna.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/523</file>
<date>2009-11-13 13:54:49</date>
</foto>
<foto foto_id="524" privacy="0" views="37" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Bloques de basalto al pie del volcán Tuzgle.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humuahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/524</file>
<date>2009-11-13 13:55:06</date>
</foto>
<foto foto_id="525" privacy="0" views="40" usuario_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" location_id="16">
<titulo>Una llama bebé disfruta del día soleado.</titulo>
<descripcion/>
<tags>Humahuaca.</tags>
<file>/content/cache/1/525</file>
<date>2009-11-13 13:55:20</date>
</foto>
</fotos>
<categorias>
<categoria id="50" url="notas" parent="48">
<nombre>Notas</nombre>
</categoria>
</categorias>
<notas_relacionadas/>
<destinos_relacionados>
<destino id="44" nombre="Humahuaca"/>
</destinos_relacionados>
<locations>
<location id="1" name="Argentina" order="1" parent="0"/>
<location id="4" name="Norte" order="2" parent="1"/>
<location id="16" name="Humahuaca" order="3" parent="4"/>
</locations>
<comentarios>
<comentario id="4902" tipoobjeto_id="1" objeto_id="121" parent_id="0" fecha="2010-05-01 18:14:08" estado="1" usuario_id="1562703" votos_positivos="0" votos_negativos="0">
<contenido>Cintia ese paso del que hablan aquí se llama Río Mojón. Hoy en día está completamente hecho el camino. Cuando lo transitamos en octubre de 2009 estaba en muy buen estado. Claro que todavía no está habilitado. <br/>Saludos. <br/>Axel. <br/>www.locosxlapuna.blogspot.com</contenido>
<nickname>axelyroslie</nickname>
<email>roslieyaxel@gmail.com</email>
<motivo/>
<usuario_reportador>0</usuario_reportador>
</comentario>
</comentarios>
</nota>
<cantidad_cronicas>
<cantidad total="416"/>
</cantidad_cronicas>
<notas_mas_valoradas>
<nota id="359" url="/nota/las-10-mejores-playas-del-mundo" mostrar_galeria="0" fecha_modificacion="2009-12-29 16:25:55" fecha_creacion="2009-12-28 15:53:23" estado_id="1" votos_positivos="234" votos_negativos="31">
<volanta/>
<titulo>Las 10 mejores playas del mundo</titulo>
<keywords>playas, lo mejor de</keywords>
<resumen><p>Son el paraíso para quienes no conciben otras vacaciones que no sean junto al mar y pisando arena, destinos donde se multiplican palmeras lánguidas y el sol es una constante</p></resumen>
<contenido><h2>Phang Na (Tailandia)</h2> <p><img src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/11/2211.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p>Un laberinto rocoso se adentra en las aguas del mar de Andaman, al sur del país. Las crestas montañosas emergen en las aguas, tapizadas de verde. El área sobre la bahía es el Ao Phangnga National Park y desde Phuket parten a diario cruceros para recorrer la zona, ideal para el <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/como-es-bucear-con-lobos">submarinismo</a>.</p> <p>Muchas de las islas están deshabitadas e invitan a vivir <strong>una experiencia a lo Robinson Crussoe</strong> en esta suerte de manglar marítimo. Una de ellas fue escenario de la película El hombre de la pistola de oro, de la saga de James Bond que, por supuesto, lleva el nombre del famoso agente secreto inglés.</p> <p> </p> <h2><img style="margin-left: 5px; margin-right: 5px; float: left;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/13/2213.jpg" alt="" />Whitehaven Beach (Australia)</h2> <p>En el corazón de la barrera de coral <a href="http://www.experiencequeensland.com" target="_blank">esta playa</a> es, según los mismos australianos, el mejor sitio del archipiélago de las Whitsundays Island. Uno puede quedarse allí toda la vida o bien sumarse a la experiencia que ofrecen los barcos y los ferries de lujo que llegan a diario a pasar aquí el día.</p> <p>Seis kilómetros de <strong>arena tan blanca que enceguece</strong> bordean un mar de aguas profundamente turquesas. En el extremo norte, la costa se adentra formando una increíble bahía conocida como Hill Inlet.</p> <p>Aventurarse a un rafting en el océano o sumarse al sea kayaking son propuestas para los que buscan combinar momentos <a href="http://lugaresdeviaje.com/destinos/dias-sugeridos/romantico">románticos</a> con <a href="http://lugaresdeviaje.com/destinos/dias-sugeridos/aventura">acción</a> que tenga su pizca de (infaltable) adrenalina.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="margin-left: 5px; margin-right: 5px; float: left;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/16/2216.jpg" alt="" />Mauritius (África Oriental)</h2> <p>Holandeses, franceses e ingleses se apropiaron de<a href="http://www.mauritius.net" target="_blank"> esta isla</a> verde y escarpada, y desde 1968 es una república independiente. La habitan hindúes (67%), criollos, chinos, musulmanes y europeos cristianos y protestantes. Además de caña de azúcar, aquí cultivan Ylang Ylang para obtener una exquisita, aromática esencia.</p> <p>Mauritius queda al este de Madagascar, rodeada de arrecifes que encierran <strong>aguas turquesas y calmas</strong>, como las del norte, en Pereybere, y las de Belle Mare, donde se instalaron los resorts más refinados. Las de Blue Bay, Roches Noires, Grand Bay, Le Morne, Flic en Flac... se añaden hasta completar un circuito de 330 km.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="margin-left: 5px; margin-right: 5px; float: left;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/12/2212.jpg" alt="" />Anguilla (Antillas Menores)</h2> <p>Convertida en un destino de lujo, esta pequeña isla de pasado británico hoy es dominio de villas residenciales y unos pocos resorts del más alto nivel; instalarse en ellos es la única manera de acercarse a este excluyente refugio caribeño.</p> <p>Son 33 las playas (la de Bahía Rendezvous es una de las mejores) que aparecen sobre la costa de arena pálida, apenas lamida por <strong>un mar translúcido de tonos preciosos</strong>.</p> <p>En Valley, la capital, el desorganizado caserío le resta encanto a los pocos vestigios coloniales que aún perduran; el toque pintoresco lo ponen las cabras sueltas por las callecitas con que el viajero suele toparse. En los bares suena el reggae.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="margin-left: 5px; margin-right: 5px; float: left;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/14/2214.jpg" alt="" />El Nido (Filipinas)</h2> <p>Hacia el Oeste, una sucesión infinita de islas desaparece en el Mar de la China: es el archipiélago de <a href="http://www.elnidopalawan.com/" target="_blank">Palawan</a>. El lugar donde, entreverado con esos pequeños retazos de piedra caliza que emergen entre las olas con playas de arena blanca hecha de polvo de algas, se guarda El Nido.</p> <p>El mar es de aguas transparentes y deja ver las formaciones de coral de diferentes tonos, peces multicolores y un jardín de plantas acuáticas. Hacia el interior, <strong>la geografía abunda en ríos subterráneos, cuevas y una verdísima selva tropical</strong>.</p> <p>Aquí, los pescadores usan telares de bambú para materializar el nipiz, una delicada tela hecha con el hilo de la bromelia anasasa o el tallo del plátano.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="margin-left: 5px; margin-right: 5px; float: left;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/15/2215.jpg" alt="" />Los Roques (Venezuela)</h2> <p>Mirar el mapa cada mañana y <strong>elegir uno de los tantos cayos y atolones</strong> donde gastar las horas a solas con <a href="http://www.venezuelatuya.com/losroques/index.htm" target="_blank">el mar y el sol </a>es lo que hacen quienes visitan este parque nacional a 30 minutos de vuelo de Caracas.</p> <p>Son más de 300 islas coralinas y sólo cuatro están habitadas. Gran Roque, la capital, concentra todos los servicios. Desde allí se sale en lancha hacia el islote elegido, donde se es "abandonado" con sombrilla y heladera y vuelto a recoger a una hora convenida. La otra forma de recorrer el archipiélago es en barco, un placer mayúsculo que no cuesta más caro que el de vivir en Gran Roque.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="margin-left: 5px; margin-right: 5px; float: left;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/17/2217.jpg" alt="" />Playa de las estrellas (Panamá)</h2> <p>Nadar bajo el sol tiene un encanto especial. Se trata de <a href="http://www.bocas.com" target="_blank">un hábitat</a> de aguas poco profundas y oleaje sereno, y en el fondo se aprecian enormes estrellas de mar rojas, amarillas y anaranjadas. Estos particulares seres marinos, que aquí se cuentan por decenas, son el verdadero motivo de atracción de los visitantes que se aplican a descubrirlas con sólo mirar <strong>a través de las aguas verde-azules del mar que rodea la isla Colón</strong>, una de las tantas que forman el archipiélago de Bocas del Toro.</p> <p>En el resto de la isla, bosques, ríos, arroyos y pantanos se alternan con los arrecifes coralinos de la costa y los exuberantes manglares.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="float: left; margin-left: 5px; margin-right: 5px;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/18/2218.jpg" alt="" width="300" height="400" />Itacaré (Brasil)</h2> <p>Años atrás, la zona era tierra de fazendas dedicadas al cacao; después, cuando todo se acabó, <a href="http://www.itacare.com" target="_blank">el sitio </a>se reconvirtió lentamente. Hoy, esas grandes áreas entre morros habitadas por palmerales se convirtieron en el destino de los buscadores de nuevos "paraísos".</p> <p><strong>Las mejores playas</strong>: Itacarezinho, ideal para surfear. Prainha, encerrada entre dos morros y rodeada de un increíble cocoteral, es de las más lindas de todo el país; llegar cuesta, pero vale el esfuerzo. En Havaizinho uno se siente como en una isla desierta y en Jeribucaçu la marea baja forma una laguna enorme y transparente como un apéndice del mar.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="float: left; margin-left: 5px; margin-right: 5px;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/19/2219.jpg" alt="" width="300" height="400" />Tulum (México)</h2> <p>Sobre un acantilado, la enigmática ciudad amurallada de los mayas, <a href="http://www.tulum.caribe-mexicano.com" target="_blank">Tulum</a>, custodia una extensa ribera sobre el mar Caribe. Playas de<strong> arena blanquísima y aguas increíblemente turquesas</strong> invitan a una larga estadía bajo el sol.</p> <p>Ubicado justo frente al Arrecife Mesoamericano -la segunda barrera coralina más grande del mundo-, este destino es también un parque natural que seduce a los amantes del buceo y del snorkel.</p> <p>No todo aquí es vida de playa; una buena alternativa es visitar los sitios arqueológicos de Cobá y Muyil, muy cerca, y sumar una escapada a Chichén-Itzá.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="float: left; margin-left: 5px; margin-right: 5px;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/20/2220.jpg" alt="" />Seychelles (África oriental)</h2> <p><a href="http://www.seychelles.com " target="_blank">Paraíso de selvas y playas soñadas</a>, este archipiélago es un destino exótico y exclusivo al norte de la isla de Madagascar, en el océano Índico. El sitio tiene además el sabor de la mixtura cultural que sobre los locales dejaron las sucesivas colonizaciones. Aquí es común escuchar hablar en creóle, francés o inglés.</p> <p>Mahe, la capital, <strong>tiene 70 playas</strong>, pero la mayoría de los resorts se agrupa hacia el norte sobre la zona de Beau Vallon. Praslin, otra de las islas, es destino para los amantes del snorkeling; su corazón encierra un atractivo extra: Valle de Mayo, un jardín botánico natural y patrimonio de la Unesco.</p> <p> </p> <p> </p> <p> </p> <p> </p> <p> </p> <p> </p> <p> </p> <p><iframe src="http://maps.google.com/maps/ms?hl=en&amp;ie=UTF8&amp;msa=0&amp;msid=114664614921866404882.00047bd017704cbe8e6ec&amp;ll=28.921631,14.0625&amp;spn=157.62493,360&amp;z=1&amp;output=embed" width="608" height="400" frameborder="0" scrolling="no" marginheight="0" marginwidth="0"></iframe></p> <p><small>View <a style="color:#0000FF;text-align:left" href="http://maps.google.com/maps/ms?hl=en&amp;ie=UTF8&amp;msa=0&amp;msid=114664614921866404882.00047bd017704cbe8e6ec&amp;ll=28.921631,14.0625&amp;spn=157.62493,360&amp;z=1&amp;source=embed">Las 10 mejores playas del mundo</a> in a larger map</small></p> <p> </p> <p><strong>¿Estuviste en una de estas playas?</strong> <a href="http://lugaresdeviaje.com/subi-tu-cronica">Contá tu experiencia</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/subi-tu-foto">Subí fotos</a></p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/las-10-mejores-playas-de-brasil">Las 10 mejores playas de Brasil</a> I<a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/5-playas-uruguayas-que-hay-que-conocer"> 5 playas uruguayas que hay que conocer</a> I <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/brasil-al-natural-5-parques-imperdibles">Brasil al natural: 5 parques imperdibles</a> I <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/cuanto-cuesta-conocer-al-raton-mickey">Cuánto cuesta viajar Disney</a></p></contenido>
</nota>
<nota id="1597" url="/nota/guia-completa-para-recorrer-lo-mejor-de-milan-en-solo-tres-dias" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="2010-09-14 13:06:43" fecha_creacion="2010-09-07 15:04:38" estado_id="1" votos_positivos="139" votos_negativos="11">
<volanta/>
<titulo>Guía completa para recorrer lo mejor de Milán en sólo tres días</titulo>
<keywords/>
<resumen><p><!--[if gte mso 9]><xml> <w:WordDocument> <w:View>Normal</w:View> <w:Zoom>0</w:Zoom> <w:HyphenationZone>21</w:HyphenationZone> <w:PunctuationKerning /> <w:ValidateAgainstSchemas /> <w:SaveIfXMLInvalid>false</w:SaveIfXMLInvalid> <w:IgnoreMixedContent>false</w:IgnoreMixedContent> <w:AlwaysShowPlaceholderText>false</w:AlwaysShowPlaceholderText> <w:Compatibility> <w:BreakWrappedTables /> <w:SnapToGridInCell /> <w:WrapTextWithPunct /> <w:UseAsianBreakRules /> <w:DontGrowAutofit /> </w:Compatibility> <w:BrowserLevel>MicrosoftInternetExplorer4</w:BrowserLevel> </w:WordDocument> </xml><![endif]--><!--[if gte mso 9]><xml> <w:LatentStyles DefLockedState="false" LatentStyleCount="156"> </w:LatentStyles> </xml><![endif]--><!--[if !mso]> <span class="mceItemObject" classid="clsid:38481807-CA0E-42D2-BF39-B33AF135CC4D" id=ieooui> </span> <mce:style><! st1:*{behavior:url(#ieooui) } --> <!--[endif]--><!--[if gte mso 10]> <mce:style><! /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-ansi-language:#0400; mso-fareast-language:#0400; mso-bidi-language:#0400;} --> <!--[endif]--></p> <p class="MsoNormal">Es la ciudad más importante y glamorosa del norte de Italia. Evite la Feria de la Moda y la multitudinaria Feria del Mueble y no se pierda el mix de historia y vanguardia que signan el carácter de esta urbe nórdica durante todo el año.</p></resumen>
<contenido><p><!--[if gte mso 9]><xml> <w:WordDocument> <w:View>Normal</w:View> <w:Zoom>0</w:Zoom> <w:HyphenationZone>21</w:HyphenationZone> <w:PunctuationKerning /> <w:ValidateAgainstSchemas /> <w:SaveIfXMLInvalid>false</w:SaveIfXMLInvalid> <w:IgnoreMixedContent>false</w:IgnoreMixedContent> <w:AlwaysShowPlaceholderText>false</w:AlwaysShowPlaceholderText> <w:Compatibility> <w:BreakWrappedTables /> <w:SnapToGridInCell /> <w:WrapTextWithPunct /> <w:UseAsianBreakRules /> <w:DontGrowAutofit /> </w:Compatibility> <w:BrowserLevel>MicrosoftInternetExplorer4</w:BrowserLevel> </w:WordDocument> </xml><![endif]--><!--[if gte mso 9]><xml> <w:LatentStyles DefLockedState="false" LatentStyleCount="156"> </w:LatentStyles> </xml><![endif]--><!--[if !mso]> <span class="mceItemObject" classid="clsid:38481807-CA0E-42D2-BF39-B33AF135CC4D" id=ieooui> </span> <mce:style><! st1:*{behavior:url(#ieooui) } --> <!--[endif]--><!--[if gte mso 10]> <mce:style><! /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-ansi-language:#0400; mso-fareast-language:#0400; mso-bidi-language:#0400;} --> <!--[endif]--></p> <h2 class="MsoNormal"><strong>Día 1: De compras</strong></h2> <p class="MsoNormal">El circuito top de marcas y prendas de diseñadores internacionales comienza en la famosa <a href="http://is.gd/eZs3c" target="_blank">Galería Vittorio Emanuele</a>, en la <a href="http://is.gd/eZs0m" target="_blank">Piazza del Duomo</a>. Pero el centro geográfico de lo más fantástico –por absolutamente imposible de pagar– en lo concerniente a moda italiana e internacional, es el Quadrilatero Della Moda, delimitado por la Via Montenapoleone, Via della Spiga y Via Sant´ Andrea. Pase y vea, que mirar vidrieras es gratis.</p> <p class="MsoNormal">Los sábados no se pierda las ferias de <a href="http://is.gd/eZsjI" target="_blank">Viale Papiniano</a> y del Naviglio Grande. Apunte el dato: <strong>el último domingo de cada mes allí hay mercado de antigüedades.</strong></p> <p class="MsoNormal"><strong>El panorama del shopping se completa en Brera</strong>, barrio bohemio de callecitas empedradas, cafés con bares al aire libre y brujas que tiran el tarot, donde encontrará casas de arte, pintura y diseño.</p> <p class="MsoNormal"> </p> <h2 class="MsoNormal"><strong>Día 2: Milán antigua</strong></h2> <p class="MsoNormal">Arranca, por supuesto, en la piazza del Duomo, la imponente catedral es la tercera más grande del mundo y la construcción de tan grandiosa arquitectura gótica en puro mármol (iniciada en 1386) demoró más de 400 años. Por ascensor o escalera, suba a la terraza para ver toda la ciudad y los Alpes a lo lejos. L<strong>a galería Vittorio Emanuele se encuentra a la derecha, con su inconfundible cúpula vidriada y los impresionantes y coloridos mosaicos</strong>. La galería desemboca justo en el <a href="http://is.gd/eZsH9" target="_blank">Teatro Alla Scala</a>; desde el museo, que abre todos los días, se accede a un palco desde donde se puede ver el interior del teatro cuando no hay ensayos.</p> <p class="MsoNormal"><strong>El <a href="http://is.gd/eZsKt" target="_blank">Castello Sforzesco</a> es un símbolo del poderío milanés del siglo XIV.</strong> Alguna vez fue hogar de Ludovico El Moro; hoy es sede de numerosos museos, que debería visitar antes de perderse en los fabulosos jardines del parque Sempione, justo detrás. A pocas cuadras está el –ineludible– Cenacolo Vinciano, donde se guarda La última cena, el cuadro más famoso de Leonardo Da Vinci.</p> <p class="MsoNormal"> </p> <h2 class="MsoNormal">Día 3: Salida</h2> <p class="MsoNormal"><strong>Tome el tren al Lago di Como desde la estación Cadorna; en menos de 45 minutos llegará a una pequeña ciudad junto a un espejo verde rodeado de montañas:</strong> Como, que resguarda un casco histórico con tesoros arquitectónicos únicos, por ejemplo la gran muralla con sus torres medievales y la inmensa Catedral.</p> <p class="MsoNormal">Almuerce junto al lago, si el buen tiempo lo acompaña, en alguno de los numerosos bares con floridas terrazas. <strong>Termine la tarde abordando un ferry que lo pasee por el lago y lo lleve hasta Bellagio.</strong></p> <h2>Otras ciudades que podés recorrer en tres días: <strong><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/guia-para-recorrer-los-principales-puntos-turisticos-de-londres-en-3-dias" target="_blank">Londres</a> | <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/guia-para-recorrer-los-principales-puntos-turisticos-de-lisboa-en-3-dias" target="_blank">Lisboa</a> | <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/como-recorrer-la-sorprendente-dubai-en-solo-tres-dias" target="_blank">Dubai</a></strong></h2></contenido>
</nota>
<nota id="378" url="/nota/los-20-lugares-que-se-vienen-parte-i" mostrar_galeria="0" fecha_modificacion="2010-01-07 17:41:40" fecha_creacion="2010-01-05 16:50:04" estado_id="1" votos_positivos="133" votos_negativos="23">
<volanta/>
<titulo>Los 20 lugares que se vienen: parte I</titulo>
<keywords>San Juan, Parque Nacional San Guillermo, 20 lugares, revista lugares, argentina, norte, noa, centro, patagonia, cuyo</keywords>
<resumen><p>Cuáles son los destinos emergentes, cómo se están gestando y por qué apostamos a su desarrollo. Aquí, la primera entrega de un listado con los que ya dan que hablar y los que serán descubiertos</p></resumen>
<contenido><h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><strong>Santa Catalina (Jujuy)<br /></strong></h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/90/2490.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><br />Habitado desde el siglo XVIII, este pueblito se detecta en una encrucijada de caminos del oeste que lleva a <strong>El Angosto</strong>, la comunidad más norteña de toda la <strong>Argentina</strong>. La distinguen una avenida arbolada y una pintoresca iglesia, cuya decoración abunda en rojos y dorados.<br /> <br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Desde <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/la-puna-jujena">La Quiaca</a> por la <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/al-norte-por-la-40">RN 40</a>, que es toda de ripio.<br /><br /><strong>Cuándo ir</strong><br />Se puede ir durante todo el año, pero en verano hay que estar atento a las lluvias que suelen provocar cortes en el camino.<br /><br /><strong>Por qué se viene</strong><br /><strong>Santa Catalina</strong> pasó a ser el epicentro del noroeste jujeño. Tendrá que apurarse si quiere saber cómo es un pueblito del norte que aún conserva intacta su esencia, antes de que sean demasiados los que lleguen buscando lo mismo: <strong>Santa Catalina</strong> es -todavía- a Jujuy, lo que alguna vez fue<a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/secretos-de-iruya"> Iruya</a> a <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/salta">Salta</a>. <br />Si después decide poner rumbo a <strong>El Angosto</strong>, tenga en cuenta que deberá vadear ríos y arroyos y transitar un peligroso camino de cornisa que trepa hasta los 4.000 metros de altura.<br /> <br /><strong>Datos útiles</strong><br />Hay sólo dos sitios que brindan alojamiento y las reservas se realizan llamando a la cabina pública, T: (03887) 49-1140.</p> <p> </p> <h2><strong>Barreal (San Juan)<br /></strong></h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/91/2491.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><br />Un oasis donde los álamos escoltan las calles de tierra y el agua del <strong>río Los Patos</strong> fluye por las acequias, lo que beneficia a las plantaciones de frutales, lavanda y viñedos. A 30 km del pueblo está <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/carrovelismo-en-pampa-de-el-leoncito">Pampa del Leoncito</a>, extensa planicie yerma de arcilla blanca donde se practica carrovelismo. El cielo intensamente azul y la atmósfera tan diáfana sirve de base al cercano <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/parque-nacional-el-leoncito"><strong>Complejo Astronómico El Leoncito.</strong></a><br /><br /><strong></strong><strong>Por qué se viene</strong><br />El alemán Berni Inmgraben abrió restaurante con especialidades de su patria. La correntina Carmen Varolio levantó con sus propias manos un precioso refugio de adobe y caña, lo bautizó <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/barreal/hoteles/183/el-rancho-de-carmen-">El Rancho de Carmen</a> y lo convirtió en hospedaje. En1990 Ricardo Zunino (ex corredor de Fórmula 1) abrió la <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/barreal/hoteles/184/posada-san-eduardo">Posada San Eduardo</a>. El broche de oro, lo pusieron Adela y Carlos Lázaro que se animaran con un hotel de campo, <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/barreal/hoteles/182/la-querencia">La Querencia<strong>,</strong></a> para que el lugar se convirtiera en un imán para viajeros del mundo.     <br /><br /><strong>Más Barreal</strong></p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/barreal">Hoteles, restaurantes, paseos y todo lo que hay que saber del lugar</a></p> <p> </p> <h2><strong>Parque Nacional San Guillermo (San Juan)<br /></strong></h2> <p><strong><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/96/2496.jpg" alt="" width="608" height="400" /><br /></strong></p> <p><br />Abarca todo el norte sanjuanino, dividido en dos áreas: la <strong>Reserva Provincia</strong>l (de 1972) y el <strong>Parque Nacional</strong> (de 1998). Entre ambos, superan el millón de hectáreas de la más pura y asombrosa riqueza mineral.<br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br /> El acceso es sólo para 4x4. Hay dos caminos: el que llega desde la localidad de <strong>Rodeo</strong>, difícilmente transitable durante el verano. El más utilizado es el que entra por<strong> La Rioja</strong>, desde la localidad de Guandacol.<br /><br /><strong>Cuándo ir</strong><br />De septiembre a marzo. El <strong>PN</strong> está habilitado todo el año, pero en invierno las temperaturas son muy bajas.<br /><strong><br />Por qué se viene</strong><br />Porque en ninguna otra parte se ven tantas vicuñas y tan cerca; por la abundancia insospechada de colores de la tierra; por los cielos inmensos. Y <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/por-los-pueblos-de-san-juan">Rodeo</a>, la localidad más próxima, se está convirtiendo en una pujante base de operaciones y deportes de aventura en el norte sanjuanino.<br /><br /><strong>Datos útiles</strong><br />Parque Nacional San Guillermo<br />Telefax: (02647) 49-3214. De lunes a viernes, de 7 a 14. <br /><a title="Parque Nacional San Guillermo" href="sanguillermo@apn.gov.ar " target="_blank">sanguillermo@apn.gov.ar </a></p> <p> </p> <h2><strong>Fiambalá</strong> (Catamarca)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/97/2497.jpg" alt="" /></p> <p><br />Un pueblo perdido en el medio de <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/paisajes-de-catamarca">Catamarca</a>, en la conocida <strong>Ruta del Adobe</strong>, a medio camino del <strong>Paso San Francisco</strong>, con aguas termales y una creciente industria vitivinícola. El camino de los <strong>Seismiles</strong> como se llama a los altos picos que se dejan ver desde la ruta es increíble. Además, a pocos kilómetros de <strong>Medanitos</strong> y las dunas de <strong>Tatón</strong>.<br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Por la asfaltada <strong>RN 60</strong>, que pasa por <strong>Tinogasta</strong>, a 48 km.<br /><br /><strong>Cuándo ir</strong><br />De octubre a abril. En el invierno las temperaturas son muy extremas.<br /><br /><strong>Por qué se viene</strong><br />Porque pocos sitios tienen puna –y sus colores intensos, oxidados y rojizos–, viñedos, termas e historia tan juntos. Desde que se completó el asfalto que va al <strong>Paso San Francisco</strong> en 1999, <strong>Fiambalá </strong>mejoró su acceso.El complejo termal inauguró en 2009 cabañas para seis personas. Por su parte, la bodega <strong>Don Diego</strong>, presentó recientemente su <strong>Guest House</strong>, una casa de 3 habitaciones con 2 baños. Y habrá más.<br /><br /><strong>Datos útiles</strong><br />Oficina de Turismo <br />Maneja las reservas del Complejo Termal y de Cabañas<br />T: (03837) 49-6250. <br /><a title="Oficina de Turismo" href="http://www.fiambala.gov.ar " target="_blank">www.fiambala.gov.ar </a><br /><a title="Don Diego" href="http://www.fincadondiego.com " target="_blank"><br /></a><strong><br /></strong></p> <h2><strong>La Payunia</strong> (Mendoza)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/82/2482.jpg" alt="" /></p> <p><br />Queda en el extremo sur de la provincia, a 130 km de <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/malargue">Malargüe</a>. Las 450 mil hectáreas que abarca la <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/resevas-llancanelo-y-payunia">Reserva Provincial El Payén</a>, es un erial cubierto por espesos mantos de ceniza volcánica en los que despuntan 800 conos inactivos. Destacan el <strong>Payún Matrú</strong>, con una caldera de nueve kilómetros de diámetro y una laguna en el centro, y el <strong>Payún Liso</strong> que alcanza los 3.680 metros de altura.  <br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Desde <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/san-rafael"><strong>San Rafael</strong></a>, por <strong>RN40</strong>. A partir de <strong>Malargüe</strong> los caminos son apenas huellas en las desoladas extensiones que sólo conocen los lugareños y guías expertos. <br /><strong><br />Cuándo ir</strong><br />Desde final de la primavera y hasta principios del otoño. <br /><strong><br />Por qué se viene</strong><br />Todo lo que hay es una hostería junto a la <strong>RP186</strong>, que abrió y atiende una familia del lugar, este desierto es uno de los más impactantes del mundo. La sobrecogedora inmensidad de <strong>Pampas Negras</strong> y el <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/sur-mendocino">Campo de Bombas</a> (un paraje lleno de piedras que fueron expulsadas en estado líquido) son dos imperdibles de la todavía secreta área protegida del <strong>Payén</strong> y sus sorprendentes alrededores.            <br /><strong><br />Datos útiles</strong><br />Hostería Kiñe. <br />Puesto La Agüita. La Payunia.<br />Juan Bisso. C: (011) 15- 6179-5639<br /><a title="Hostería Kiñe" href="http://www.kinie.com.ar" target="_blank">www.kinie.com.ar</a></p> <p><strong><br /></strong></p> <h2><strong>Santa Victoria Oeste</strong> (Salta)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/95/2495.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p>Aparece en el extremo noreste de<a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/salta"> Salta</a>, poblado casi desconocido que se revela como un bienvenido vergel entre tanta aridez. Aquí sólo es posible llegar vía<strong> </strong><a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/los-sabores-de-jujuy">Jujuy</a> o desde <strong>Bolivia</strong>.  Los pobladores reciben a los turistas con amabilidad, hay escuelas, una bonita iglesia consagrada al patrono local, <strong>Santiago Apóstol</strong>, puesto de gendarmería, otro de <strong>INTA</strong> y, en consecuencia, huertas increíbles.  <br /><strong> <br />Cómo llegar</strong><br />Desde <strong>Yavi </strong>son 109 km de ripio. La angosta ruta recorre las alturas; luego de alcanzar los 4.400 metros en el <strong>Abra de Lizoite</strong>, se cruza el límite provincial y se inicia el descenso a <strong>Santa Victoria</strong>.<br /><strong><br />Cuándo ir</strong><br />En otoño y primavera. El resto del año la ruta se torna intransitable: de diciembre a marzo llueve y puede caer granizo, y en invierno nieva.<br /> <br /><strong>Por qué se viene</strong><br />La marcada transición geográfica entre la puna profunda y el valle fértil en el que se cobija el pueblo, es el gran atractivo. Desde <strong>Santa Victoria</strong> se pueden abordar recorridas por los alrededores del<strong> río Acoyte</strong> y<strong> San Felipe</strong>, ir a <strong>San Francisco Tuctuca</strong>, <strong>Papachacra</strong>, <strong>Viscachañí</strong>, <strong>Abra de Mecoyita</strong>. En algunos casos se llega en vehículo, en otros, a lomo de burro.<br /><br /><strong>Datos útiles</strong><br />Hay que ir en camioneta, propia o en excursión contratada. Cargue nafta en <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/la-puna-jujena">La Quiaca</a>, último lugar con combustible, y de paso compre víveres.<br /><br />Cerro Morado<br />Excursiones guiadas a <strong>Santa Victoria</strong>. <br />T: (0388) 495-5117. <br /><a title="Cerro Morado" href="mailto:info@cerromorado.com.ar" target="_blank">info@cerromorado.com.ar</a></p> <p> </p> <h2><strong>Tolar Grande</strong> (Salta)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/94/2494.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><br />Ex estación del <strong>Ferrocarril Huaytiquina</strong> –que hoy funciona únicamente para cargas– es un poblado kolla con orgullo y consciencia de sus orígenes. Está casi sobre el <strong>Salar de Arizaro</strong> y muy cerca de ese paraje que los guías bautizaron <strong>Valle de los Sueños</strong>, por lo irreal de esas formas rojizas que parecen gigantescos flanes. También es la base para lanzarse a los volcanes <strong>Socompa</strong> y<a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/salta-ida-y-vuelta"><strong> </strong>Llullaillaco</a>, donde encontraron en 1999 las momias de <strong>Los Niños</strong> que hoy se exhiben en el <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/museo-de-arqueologia-de-alta-montana">MAAM</a>, en <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/salta">Salta</a>.<br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Desde <strong>San Antonio</strong> <strong>de los Cobres </strong>por <strong>RN 51</strong> hasta <strong>Caucharí </strong>y luego por <strong>RP 27</strong>, de ripio en buen estado. <br /><br /><strong>Cuándo ir</strong><br />Si bien se puede ir todo el año, en invierno las temperaturas son muy bajas.<br /><br /><strong>Por qué se viene<br /></strong>Es el único pueblo de la puna extrema con refugio. Se llama <strong>Refugio Franco Argentino</strong>, pero es más conocido como <strong>AFA Puna</strong>. Es un lugar básico pero acogedor, con una habitación para mujeres y otra para hombres que suman unas 50 camas. Por la cantidad de expediciones a veces se ve colmada su capacidad y algunas casas de familia se suman a la oferta, otras lo hacen como comedores, por ejemplo el comedor <strong>El Puneño de Ricardo Arjona</strong> (sic!), en la calle <strong>Los Cóndores</strong>. <br /><br /><strong>Datos útiles</strong><br />Municipalidad de Tolar Grande <br />Av. Belgrano y Los Mineros. <br />T: (0387) 498-3001 (cabina pública) <br /><a title="Municipalidad de Tolar Grande" href="planturismo@tolargrande " target="_blank">planturismo@tolargrande.</a><a title="Municipalidad de Tolar Grande" href="planturismo@tolargrande.gov.ar " target="_blank">gov.ar </a>I<a title="Municipalidad de Tolar Grande" href="planturismo@tolargrande.gov.ar " target="_blank"> </a><a title="Municipalidad de Tolar Grande" href="http:// www.tolargrande.gov.ar" target="_blank">www.tolargrande.gov.ar </a></p> <p> </p> <h2><strong>Tolombón (Salta)</strong></h2> <p><strong><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/93/2493.jpg" alt="" /><br /></strong></p> <p><br />Queda al sur de <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/cafayate">Cafayate</a>, en lo que sería una prolongación del vértice de los<strong> </strong><a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/valles-calchaquies">Valles Calchaquíes</a> salteños. El pueblito actual está ubicado junto a la <strong>40</strong>, al este del original. En tanto que enclave diaguita, la <strong>Tolombón Vieja</strong> fue destruida tras la derrota definitiva de los calchaquíes. Estas ruinas fueron declaradas <strong>Patrimonio Histórico y Cultural de la Nación</strong>, y se hallan dentro de una propiedad privada. <strong>Tolombón</strong>, además, es un nuevo foco vitivinícola que apunta a conquistar identidad propia. <br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Desde <strong>Cafayate</strong>, son 14 km al sur por la <strong>RN40</strong>.<br /><br /><strong>Cuándo ir</strong><br />Todo el año.<br /><br /><strong>Por qué se viene</strong><br />En este paraje poco evidente algunos ya vieron futuro. Entre ellos, Mariana Etchart y José Lecuona de Prat quienes compraron tierras, hicieron que la vid prosperara e iniciaron la elaboración de un producto más que apreciable: <strong>Señorío del Lagar</strong>. Al mismo tiempo, una antigua casona de 1892 fue remozada por sus actuales propietarios (alguna vez perteneció a la familia <strong>Michel Torino</strong>) y convertida en hotel boutique de 20 habitaciones, restaurante gourmet y piscina climatizada. <br /><br /><strong>Datos útiles</strong><br />Altalaluna<br />RN40 Km 4326. <br /><a title="Altaluna" href="http://www.altalaluna.com" target="_blank">www.altalaluna.com</a><br />Cava propia, business center, wifi, almuerzos campestres. Organizan excursiones.<br /><br /><strong><br /></strong></p> <h2><strong>El Uritorco </strong>(Córdoba)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/92/2492.jpg" alt="" width="608" height="400" /><br /><br />En el norte del <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/aventura-en-punilla-y-los-gigantes">Valle del Punilla</a>, muy cerca de <strong>Capilla del Monte</strong>, el famoso cerro de 1970 metros que tiene una senda bien delimitada para llegar a la cima en unas cuatro horas, atrae a multitud de viajeros no sólo en plan deportivo, sino por las historias que se tejen a su alrededor. La más increíble es la que asegura que hay una ciudad subterránea, imposible de acceder para el común de los mortales porque se encuentra en otra dimensión.<br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Directo por la <strong>RN38</strong>, ya sea desde la ciudad de <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/cordoba">Córdoba</a>, saliendo por autopista, como desde las localidades del sur del <strong>Valle de Punilla</strong>.<br /> <br /><strong>Cuándo ir</strong><br />Todo el año. <br /><br /><strong>Por qué se viene</strong><br /><strong>Capilla del Monte</strong> es la base donde se concentran los servicios de hotelería, restaurantes, operadores turísticos, etcétera. Esta localidad se caracteriza por haberse desarrollado con un perfil bohemio y hippie, pero los nuevos interesados en esos pagos cordobeses lo están viendo con otros ojos.</p> <p><strong>Datos útiles</strong><br /><a title="Cerro Uritorco" href="http://www.cerrouritorcoam.com.ar" target="_blank">www.cerrouritorcoam.com.ar</a></p> <p> </p> <h2><strong>Yacanto</strong> (Córdoba)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/98/2498.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><br />Vía de acceso al <strong>Cerro Los Linderos</strong> y el <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/el-champaqui">Champaquí </a>en el valle de <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/-calamuchita">Calamuchita</a>, este <strong>Yacanto</strong> –no confundir con el de <strong>Traslasierra</strong>– es el nuevo epicentro de un sector ídem, que va desde <strong>Pinar de los Ríos</strong> hasta <strong>Atos Pampa</strong> pasando por las amables localidades de <strong>El Durazno</strong> y <strong>San Miguel de los Ríos</strong>, a orillas de los <strong>ríos El Durazno</strong> y <strong>Tabaquillos</strong>.<br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Se accede por pavimento desde <strong>Santa Rosa de Calamuchita</strong>. Una vez en Yacanto, es ripio tanto hacia el sur, como hacia el norte. Se empalmar con el asfalto que regresa a <strong>Villa General Belgrano</strong>.<br /><br /><strong>Cuándo ir</strong><br />Todo el año.<br /><br /><strong>Por qué se viene</strong><br /><strong>Yacanto</strong>, con acceso por asfalto y energía eléctrica (el único pueblo de la zona con esos servicios), está viviendo un desarrollo importante. El paisaje de pinos, ríos y sierra atrae cada vez a más gente. Algunos prefieren mantenerse en el <strong>atraso</strong> de la falta de luz, aunque es probable que esa puja no dure varias temporadas. Por fuera de este dilema, tenga en cuenta el restaurante gourmet de Marco Moreno, <strong>La Mora</strong>.<br /><br /><strong>Datos útiles</strong><br />Cabañas Los Árboles.<br />Camino al cerro Los Linderos, a 2 km de Yacanto. <br />T: (03546) 15-43-6706. <br /><a title="Los Árboles" href="http://www.cabanaslosarboles.com.ar " target="_blank">www.cabanaslosarboles.com.ar </a><br /><br />La Mora. <br />T: (03546) 46-1078 interno 88 o (03546) 15-47-5083. <br /><a title="La Mora" href="sanmiguel@calamuchita.com " target="_blank">sanmiguel@calamuchita.com </a>- <a title="La Mora" href="http://www.calamuchita.com/sanmiguel " target="_blank">www.calamuchita.com/sanmiguel </a></p> <p>Publicado en revista LUGARES 165. Enero 2010</p> <p> </p> <p><iframe src="http://maps.google.com/maps/ms?f=q&amp;source=s_q&amp;hl=en&amp;geocode=&amp;ie=UTF8&amp;hq=&amp;hnear=Barreal,+San+Juan,+Argentina&amp;msa=0&amp;msid=111570830953601457808.00047c7f323f476013d90&amp;ll=-34.741612,-60.732422&amp;spn=28.726976,53.349609&amp;z=4&amp;output=embed" width="608" height="400" frameborder="0" scrolling="no" marginheight="0" marginwidth="0"></iframe><br /><small>View <a style="color:#0000FF;text-align:left" href="http://maps.google.com/maps/ms?f=q&amp;source=embed&amp;hl=en&amp;geocode=&amp;ie=UTF8&amp;hq=&amp;hnear=Barreal,+San+Juan,+Argentina&amp;msa=0&amp;msid=111570830953601457808.00047c7f323f476013d90&amp;ll=-34.741612,-60.732422&amp;spn=28.726976,53.349609&amp;z=4">20 lugares que vendrán</a> in a larger map</small></p> <p> </p> <p><strong>¿Estuviste en alguno de estos lugares?</strong>: <a href="http://lugaresdeviaje.com/subi-tu-cronica">contá tu experiencia</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/subi-tu-foto">subí fotos</a></p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destinos">¿Planeás un viaje por la Argentina? Consultá nuestra guía de destinos</a></p> <p> </p></contenido>
</nota>
<nota id="425" url="/nota/10-lugares-antiestres-de-la-argentina" mostrar_galeria="0" fecha_modificacion="2010-01-28 14:35:11" fecha_creacion="2010-01-19 17:58:39" estado_id="1" votos_positivos="121" votos_negativos="13">
<volanta/>
<titulo>10 lugares antiestrés de la Argentina</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Escapar de la ciudad, guardar bajo llave las preocupaciones y dedicar el tiempo a todo lo que nos haga olvidar lo que hacemos el resto del año. ¡Esas son vacaciones! Para saber dónde ir, un listado con algunos destinos de nuestro país ideales para descansar</p></resumen>
<contenido><h2>El Bolsón y Comarca Andina (Río Negro)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/64/2964.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 1715 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés:</strong> imperdibles los paisajes del río y el Hielo Azul. Destino más que aconsejable para visitar con chicos. Un oasis de montañas y ríos en el que sus habitantes hacen del cuidado de la tierra un culto que transmiten a las nuevas generaciones. En la Comarca, buenos precios en hotelería y la posibilidad de desconectarse con actividades deportivas al aire libre.</p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/el-bolson-y-comarca-andina">Más Bolsón y Comarca Andina: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Villa Traful (Neuquén)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/72/2972.jpg" alt="" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 1591 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: la única avenida de esta aldea patagónica es la RP 65 lo que ya da cuenta que en la Villa no hay tránsito, ni ruidos molestos ni nada semejante al estrés de cualquier ciudad. Caminar por la orilla del río homónimo que bordea el poblado es una experiencia que se repite cada día de estancia en el lugar. Una actividad clásica: bucear el Bosque Sumergido de cipreses y coihues.</p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/villa-traful">Más Villa Traful: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Villa La Angostura (Neuquén)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/63/2963.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 1667 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: destino obligado en la Ruta de los Siete Lagos que es, desde sus inicios, una villa coqueta y exclusiva de la Patagonia. En los últimos años duplicó su población recibiendo a muchos porteños que llegaron a este paraje patagónico a cambiar su vida. El boom inmobiliario, hotelero y gastronómico no le quitó encanto a la hora de encontrar reposo garantizado.</p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/villa-la-angostura">Más Villa La Angostura: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Villa Pehuenia (Neuquén)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/71/2971.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 1449 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: el encanto de esta joven localidad patagónica reside en la belleza de su paisaje de araucarias y lagos y sus calles sin nombre y silenciosas que hicieron en sus comienzos el destino ideal para parejas. La comunidad mapuche es la encargada de llevar adelante el centro de esquí del volcán Batea Mahuida. No te vayas sin probar los alfajores de harina de piñón.</p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/villa-pehuenia">Más Villa Pehuenia: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Traslasierra (Córdoba)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/70/2970.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 836 km (a San Javier)</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: es uno de los valles más lindos de Córdoba, casi aislado por las Sierras de los Comechingones y la Cumbre de Achala. Un rosario de pintorescos poblados que une Las Chacras, La Paz, Luyaba, La Población, Yacanto, San Javier, Villa Las Rosas, Las Rabonas, <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/nono">Nono</a> y <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/mina-clavero">Mina Clavero</a> (viajando desde <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/merlo">Merlo</a>). Es aconsejable detenerse al menos un día en cada uno de estos destinos para descubrirlos a pie.</p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/traslasierra">Más Traslasierra: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Delta (Buenos Aires)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/65/2965.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 27 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: a pocos minutos del <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/ciudad-de-buenos-aires">centro porteño</a>, tranquilidad y sosiego en un conjunto de islas que contrastan con el estrés citadino que uno deja apenas zarpa para adentrarse en los brazos del Paraná. A no confundir Delta con Tigre y su <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/puerto-de-frutos">Puerto de Frutos</a> (en tierra firme), uno de los paseos más concurridos los fines de semana.</p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/delta">Más Delta: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Purmamarca (Jujuy)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/69/2969.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 1626 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: aunque con el tiempo se convirtió en uno de los pueblos de la Quebrada de Humahuaca que más transformaciones sufrió, mantiene intacto su espíritu de pueblo, la calidad de su hotelería y su inalterable atmósfera apacible. El paseo de <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/el-pueblo-y-los-colorados">Los Colorados</a> es un imprescindible para conocer los increíbles colores de los cerros que la rodean.</p> <p><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/purmamarca">Más Purmamarca: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Molinos (Salta)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/52/3252.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 1585 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: un pueblo enmarcado por los <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/valles-calchaquies">Valles Calchaquíes</a> que remite a una escenografía de un set de filmación por sus impecables casas de adobe y sus fachadas al resguardo del paso del tiempo. Ideal para pasar unos pocos días de desenchufe garantizado y para hacer un alto en el camino de los Valles.</p> <p><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/molinos">Más Molinos: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Paraná (Entre Ríos)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/68/2968.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 495 km</p> <p>Propiedades antiestrés: el río marca el pulso de una ciudad señorial y de constante tranquilidad. ¿Acaso no hay actividad más calma que contemplar el fluir del Paraná desde la orilla de una de las playas de la zona? Además, cuenta con varios puntos para <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/nautica-y-pesca">practicar pesca deportiva</a>.</p> <p><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/parana">Más Paraná: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Esteros del Iberá (Corrientes)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/66/2966.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 857 km (a Colonia Carlos Pellegrini)</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: en los últimos diez años se afianzó como uno de los lugares elegidos por los que buscan un mix perfecto entre confort y naturaleza. En un comienzo los turistas se hospedaban en la casa del guardafaunas. Hoy se establecieron estancias y posadas que sirven de base para las actividades turísticas que proponen. Las excursiones comienzan a primera hora de la mañana para, durante la tarde y en época estival, guarecerse del calor en las piletas de los hospedajes.</p> <p><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/esteros-del-ibera">Más Esteros del Iberá: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <p><iframe src="http://maps.google.com/maps/ms?f=q&amp;source=s_q&amp;hl=en&amp;geocode=&amp;ie=UTF8&amp;hq=&amp;hnear=Villa+Pehuenia,+Neuqu%C3%A9n,+Argentina&amp;msa=0&amp;msid=111570830953601457808.00047d8b6bcbd2f76b18b&amp;ll=-35.746512,-62.402344&amp;spn=28.387543,53.349609&amp;z=4&amp;output=embed" width="608" height="400" frameborder="0" scrolling="no" marginheight="0" marginwidth="0"></iframe><br /><small> </small></p> <p><small><strong>¿Qué otro destino recomendás para descansar? Compartilo</strong></small></p> <p><small>¿Estuviste en alguno de estos lugares? <a href="http://lugaresdeviaje.com/subi-tu-cronica">contá tu experiencia</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/subi-tu-foto">subí fotos</a></small></p></contenido>
</nota>
<nota id="212" url="/nota/las-10-mejores-playas-de-brasil" mostrar_galeria="0" fecha_modificacion="2013-01-04 13:09:44" fecha_creacion="2009-11-24 18:06:34" estado_id="1" votos_positivos="133" votos_negativos="27">
<volanta/>
<titulo>Las 10 mejores playas de Brasil</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>De Jeri a Florianópolis, una guia con las arenas <em>mais bonitas</em> para empezar a disfrutar las próximas vacaciones. Te presentamos las 10 mejores playas de Brasil, como lo hicimos dos años atrás, con algunos cambios en la selección. Los años pasan, las modas cambian,pero Brasil siempre tendrá las mejores playas y para todos los gustos.</p></resumen>
<contenido><h2>Maceio</h2> <p><img src="../content/cache/1/59/1159_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="350" /></p> <p>Es la capital de <a href="http://www.governo.al.gov.br/" target="_blank">Alagoas</a>, uno de los estados más homogéneamente bellos de Brasil.  A tiro de piedra de la ciudad, desde la playa de Pajuçara, salen las jangadas –especies de balsas con velas– que van las piscinas naturales. Al sur, playas de moda como Gunga o Francês y al norte, barra de Santo Antonio (con la célebre y atractiva Praia do Carro Quebrado), São Miguel dos Milagres (con do Toque, Tatuamunha, Lage y Patacho) y la más conocida <a href="http://www.maragogionline.com.br" target="_blank">Maragogi</a>, con sus vecinas Bitingui, Japaratinga y Peroba, rodeada de coqueiros, justo en el límite con el estado de <a href="http://www.pe.gov.br" target="_blank">Pernambuco</a>. (Foto: Luis Eduardo Vaz).</p> <p> </p> <h2><span style="font-family: arial,helvetica,sans-serif;">Espelho</span><br /></h2> <p><strong><img src="../content/cache/1/72/1272_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="350" /><br /></strong></p> <p>Es <strong>una de las más bellas de Brasil</strong>, popularizada por quienes instalaron el condominio <a href="http://www.outeiro.com.br/" target="_blank">Outeiro das Brisas</a>. Hoy están no sólo las que pertenecen al complejo privado, sino también las que se instalaron en la playa, a orillas del mar: <a href="http://www.enseadadoespelho.com.br/" target="_blank">Enseada do Espelho</a>, Pousada do Baiano y <a href="http://www.fazendacala.com.br/" target="_blank">Fazenda Calá</a>, entre otras. Muy románticas y con toques sofisticados, en general están desajustadas en la relación precio-calidad. Una buena opción es alojarse más al norte, en <a href="http://www.trancoso.com/" target="_blank">Trancoso</a> o Arraial d’Ajuda e ir por el día. Tenga en cuenta que <strong>aún no hay cajeros electrónicos</strong>, teléfonos públicos ni almacenes en la zona. El aeropuerto más próximo es el de Porto Seguro. (Foto: Denisse Giovanelli).</p> <p> </p> <h2 class="specials" style="margin-top: 0pt; margin-left: 0pt; margin-bottom: 0.3em; font-size: 200%; font-weight: normal; line-height: normal;"><span style="font-size: large;"><strong>Morro de São Paulo</strong></span><br /></h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/cache/1/13/21813_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p>Situado en el extremo norte de la isla de <strong>Tinharé</strong>, que incluye, junto con <strong>Boipeba</strong> y <strong>Cairú</strong>, otras 23 islas pequeñas en el Archipiélago de Tinharé, está a 60 kilómetros al sur de Salvador, cerca de la ciudad de <strong>Valença</strong>.<br />Morro de São Paulo es en realidad la villa principal de la isla, pero su fama fue tal que rebautizó a todo el archipiélago. “<em>Morro</em>”, por la elevación en la que estamos, “de São Paulo” porque su descubridor, Martin Alfonso de Souza, quien llegó en 1531, era devoto de ese santo.<br />Aquí las playas principales están numeradas de la primera a la cuarta. La última es la más extensa y alejada, y termina transformándose en Praia do Encanto. Las mareas comandan el ritmo de la isla. Cuando se retira el agua aparecen las piscinas naturales y la playa se vuelve inmensa, ideal para recorrer en bicicleta.<br />En Morro hay dos miradores. Desde el del norte, se ven el atracadero, la <strong>Ponta do Curral </strong>–playa que está en el continente– , y un poquito de <strong>Gamboa</strong>. Desde el del sur, se obtiene una panorámica de las tres primeras playas. En el mirador sur está la tirolesa que, dicen, es la mayor de todo Brasil con 340 metros de largo y comienza con 57 de alto.</p> <p> </p> <h2><span style="font-size: medium;"><strong>Florianópolis</strong></span></h2> <p><span style="font-size: medium;"><strong><img src="../content/photos/1/73/1273.jpg" alt="" /><br /></strong></span></p> <p>Sólo en <a href="http://wikitravel.org/en/Florian%C3%B3polis" target="_blank">Floripa</a> pueden convivir el fenómeno inspirado en Miami de <a href="http://www.jurere.com.br/" target="_blank">Jurerê Internacional</a>, sus mansiones y sus beach lounges, con las playas salvajes de Lagoinha de Leste, Saquinho o Solidão. Sólo aquí coinciden la gran urbanización de Ingleses con los casarios portugueses -vilas açorianas, en realidad- de Santo Antonio de Lisboa y <a href="http://pt.wikipedia.org/wiki/Ribeir%C3%A3o_da_Ilha" target="_blank">Ribeirão da Ilha</a>, donde, de paso sea dicho, <strong>se comen las mejores ostras</strong>. En Florianópolis está el surf de Mozambique y Joaquina, la vida noctura de la Lagoa da Conceição y los vestigios arqueológicos de la increíble isla de Campeche, cuyo mar turquesa pelea posiciones con el del Nordeste más preciado.</p> <p> </p> <h2><span style="font-size: medium;"><strong>Ilha Grande</strong></span></h2> <p><span style="font-size: medium;"><strong><img src="../content/cache/1/74/1274_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="350" /><br /></strong></span></p> <p>Se trata de una isla de casi 32 km de largo por 14 km de ancho. Para llegar, los viajeros se reúnen cada mañana en la <a href="http://www.ilhagrande.org/Informacoes-Abraao" target="_blank">Vila de Abraão</a> –donde se concentran las posadas– y toman alguna de las embarcaciones que salen hasta la playa de Pouso. Desde allí son 20 minutos hasta Lopes Mendes, y recién después la trepada por una trilha estrecha para bajar por un frondoso morro, Santo Antonio. <strong>Para regresar, es preciso estar atento a la hora</strong>. <a href="http://www.ilhagrande.org/Como-chegar-Ilha-Grande" target="_blank">Los barcos tienen horario fijo</a> y el último sale a eso de las 17:30. Hay otros paseos clásicos, a distintas playas: a la verde <a href="http://www.ilhagrande.org/Praia-Aventureiro" target="_blank">Aventureiros</a> y <a href="http://www.ilhagrande.org/Praia-Parnaioca" target="_blank">Parnaioca</a> (una de las salidas más alejadas), <a href="http://www.ilhagrande.org/Lagoa-Azul" target="_blank">Lagoa Azul</a>, <a href="http://www.ilhagrande.org/Lagoa-Verde" target="_blank">Lagoa Verde</a> y Japariz. Menos frecuentes son las excursiones a Cachadazo o <a href="http://www.ilhagrande.org/Praia-Dois-Rios" target="_blank">Dois Rios</a>, y menos aún la vuelta completa a la isla, que requiere un grupo armado para prorratear el costo. (Foto: Ana Shlimovich).</p> <p> </p> <h2><span style="font-size: medium;"><strong>Fernando de Noronha</strong></span></h2> <p><span style="font-size: medium;"><strong><img src="../content/photos/1/78/1278.jpg" alt="" width="608" height="350" /><br /></strong></span></p> <p>Difícil saber dónde es más linda: si arriba o abajo del agua. Meca del buceo y también de mieleros y amantes de la naturaleza, <a href="http://www.noronha.pe.gov.br/" target="_blank">Noronha</a> es un archipiélago que se jacta de contar con las playas más bonitas –y codiciadas– de Brasil. Llegar y quedarse es caro. Se arriba sólo por avión (desde Natal o Recife) y como se trata de un Parque Nacional Marino, hay una tasa de preservación ambiental cuyo importe se hace más caro a medida que se prolonga la estadía. <strong>Las posadas económicas arrancan en valores mucho más altos que los del continente</strong>, y las de lujo tienen precios astronómicos. Sin embargo, el color del agua y la visión de los morros Dois Irmãos y la Bahía do Sancho, hacen que se justifique cualquier inversión. (Foto: gentileza Embajada de Brasil).</p> <p> </p> <h2>Itacaré</h2> <p><img src="../content/cache/1/77/1277_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="350" /></p> <p>Ya no es el secreto que era hace diez años, pero su geografía de penínsulas rocosas cubiertas de mata atlántica que llegan hasta el mar ha hecho que <a href="http://www.itacare2.com/" target="_blank">Itacaré</a> se mantenga <strong>entre las mejores de Bahía</strong>. El aeropuerto es Ilhéus, a unos 70 km, y es en el camino a esa ciudad que se detectan las playas más bellas: <a href="http://www.itacare2.com/portal/as-praias/-praias-na-estrada-a-itacare/itacarezinho.html" target="_blank">Itacarezinho</a>, <a href="http://www.itacare2.com/portal/as-praias/-praias-na-estrada-a-itacare/havaizinho.html" target="_blank">Havaizinho</a>, Engenhoca, Jeribucaçu y la Prainha, delicia de surfistas. Allí también están los grandes resorts  como el <a href="http://www.txai.com.br" target="_blank">Txai</a>, el <a href="http://www.ier.com.br/" target="_blank">Itacaré Ecoresort</a> y el <a href="http://www.itacarevillage.com.br/" target="_blank">Village</a>, donde el hotel es parte del condominio de Villas São José. Esa combinación de iniciativa inmobiliaria y turismo que ya se daba en São Paulo y Rio, también está pegando fuerte en las playas brasileñas.</p> <p> </p> <h2>Jericoacoara</h2> <p><img src="../content/cache/1/76/1276_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="350" /></p> <p>Dice la leyenda que Jeri se hizo famosa cuando salió como una de las 10 mejores playas del mundo en <a href="http://www.google.com/url?sa=t&amp;source=web&amp;ct=res&amp;cd=1&amp;ved=0CAcQFjAA&amp;url=http%3A%2F%2Fwww.washingtonpost.com%2F&amp;ei=wO0WS5_zFNGUtgfIpbH5BA&amp;usg=AFQjCNETSDsQaKbctlDIXhQmMKDbJ-6GyQ&amp;sig2=S6MCHv1xfH9yCTn0yiBZVw" target="_blank">The Washington Post</a>. Verdad o no, este balneario de nombre difícil y acceso ídem, viene creciendo a grandes pasos y si bien es cierto que conserva sus calles de arena, también lo es que hay paulistas que van por el día, por el sólo hecho snob de decir “conozco Jeri”. Se puede, en efecto, llegar en avioneta, pero casi todos llegan primero a<a href="http://www.fortaleza.ce.gov.br" target="_blank"> Fortaleza</a> y toman el bus (6 horas) a Jijoca para completar los últimos 20 km en jardineira (una especie de tráiler abierto arrastrado por las dunas por un tractor de grandes ruedas). Jeri<strong> merece un mínimo de 3 días</strong> para conocer el pueblo, su duna del por-do-sol –donde todos-todos ven el atardecer– y las vecinas aldeas de Preá y Tatajuba. (Foto: Ana Shlimovich).</p> <p> </p> <h2>Pipa</h2> <p><img title="Pipa Brasil" src="../content/cache/1/81/1281_photo_608x608.jpg" alt="Pipa Brasil" width="608" height="350" /></p> <p>Se distingue de las demás por sus falésias –acantilados– de arenisca roja, ni por su astral, su “onda” internacional. Esta pequeña localidad a 85 km de Natal <strong>ha encantado desde siempre a turistas de todo el mundo</strong>. Ellos parecen haberse obstinado en mantenerla–casi– como era. Como sea, lo cierto es que en Pipa están tanto la pionera <a href="http://tocadacoruja.com.br/" target="_blank">Toca da Coruja</a>, Roteiro do Charme establecido en 1991, como la nueva y sofisticada <a href="http://kilombovillas.com/" target="_blank">Kilombo Villas &amp; Spa</a>, en la cercana playa de Sibaúma. Y de siempre, siempre, el bookshop de <a href="http://cintiabook.blogspot.com/" target="_blank">Cintia Junqueira</a>, una gaúcha sin edad que tiene el mapa estelar tatuado en la espalda y que alquila o canjea (no vende) cualquiera de los 2000 libros que acumuló en su local. (Foto: Mariana Pacheco).</p> <p> </p> <h2>Buzios<br /></h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/cache/1/22/6822_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p style="text-align: left;"><strong></strong></p> <p>Se puede llegar directamente con un vuelo a Cabo Frío, muy cerca de la antigüa aldea de pescadores que es, desde hace décadas, uno de los refugios de <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/las-10-mejores-playas-de-brasil">Brasil</a> más visitados por los argentinos. El tiempo y su crecimiento mantienen intacto su espíritu de aldea confortable, con sus morros plagados de posadas y plácidas playas para pasar el día.</p> <p> </p> <p> </p> <p><iframe src="https://maps.google.com.ar/maps/ms?msa=0&amp;msid=200316022100958048021.0004d18a6060168b0f14a&amp;ie=UTF8&amp;ll=-27.293689,-51.855469&amp;spn=24.79645,16.140013&amp;t=m&amp;output=embed" width="608" height="350" frameborder="0" scrolling="no" marginheight="0" marginwidth="0"></iframe><br /><small>Ver <a style="color:#0000FF;text-align:left" href="https://maps.google.com.ar/maps/ms?msa=0&amp;msid=200316022100958048021.0004d18a6060168b0f14a&amp;ie=UTF8&amp;ll=-27.293689,-51.855469&amp;spn=24.79645,16.140013&amp;t=m&amp;source=embed">Las 10 mejores playas de Brasil</a> en un mapa ampliado</small></p> <p><strong>Estuviste en alguna de estas playas?</strong>: <a href="../subi-tu-cronica">contá tu viaje</a> I <a href="../subi-tu-foto">subí tus fotos</a></p> <p> </p> <p><strong>Nota publicada en 2010 y actualizada en enero de 2013.</strong></p></contenido>
</nota>
</notas_mas_valoradas>
<notas_mas_vistas>
<nota id="359" url="/nota/las-10-mejores-playas-del-mundo" mostrar_galeria="0" fecha_modificacion="2009-12-29 16:25:55" fecha_creacion="2009-12-28 15:53:23" estado_id="1" votos_positivos="234" votos_negativos="31">
<volanta/>
<titulo>Las 10 mejores playas del mundo</titulo>
<keywords>playas, lo mejor de</keywords>
<resumen><p>Son el paraíso para quienes no conciben otras vacaciones que no sean junto al mar y pisando arena, destinos donde se multiplican palmeras lánguidas y el sol es una constante</p></resumen>
<contenido><h2>Phang Na (Tailandia)</h2> <p><img src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/11/2211.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p>Un laberinto rocoso se adentra en las aguas del mar de Andaman, al sur del país. Las crestas montañosas emergen en las aguas, tapizadas de verde. El área sobre la bahía es el Ao Phangnga National Park y desde Phuket parten a diario cruceros para recorrer la zona, ideal para el <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/como-es-bucear-con-lobos">submarinismo</a>.</p> <p>Muchas de las islas están deshabitadas e invitan a vivir <strong>una experiencia a lo Robinson Crussoe</strong> en esta suerte de manglar marítimo. Una de ellas fue escenario de la película El hombre de la pistola de oro, de la saga de James Bond que, por supuesto, lleva el nombre del famoso agente secreto inglés.</p> <p> </p> <h2><img style="margin-left: 5px; margin-right: 5px; float: left;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/13/2213.jpg" alt="" />Whitehaven Beach (Australia)</h2> <p>En el corazón de la barrera de coral <a href="http://www.experiencequeensland.com" target="_blank">esta playa</a> es, según los mismos australianos, el mejor sitio del archipiélago de las Whitsundays Island. Uno puede quedarse allí toda la vida o bien sumarse a la experiencia que ofrecen los barcos y los ferries de lujo que llegan a diario a pasar aquí el día.</p> <p>Seis kilómetros de <strong>arena tan blanca que enceguece</strong> bordean un mar de aguas profundamente turquesas. En el extremo norte, la costa se adentra formando una increíble bahía conocida como Hill Inlet.</p> <p>Aventurarse a un rafting en el océano o sumarse al sea kayaking son propuestas para los que buscan combinar momentos <a href="http://lugaresdeviaje.com/destinos/dias-sugeridos/romantico">románticos</a> con <a href="http://lugaresdeviaje.com/destinos/dias-sugeridos/aventura">acción</a> que tenga su pizca de (infaltable) adrenalina.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="margin-left: 5px; margin-right: 5px; float: left;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/16/2216.jpg" alt="" />Mauritius (África Oriental)</h2> <p>Holandeses, franceses e ingleses se apropiaron de<a href="http://www.mauritius.net" target="_blank"> esta isla</a> verde y escarpada, y desde 1968 es una república independiente. La habitan hindúes (67%), criollos, chinos, musulmanes y europeos cristianos y protestantes. Además de caña de azúcar, aquí cultivan Ylang Ylang para obtener una exquisita, aromática esencia.</p> <p>Mauritius queda al este de Madagascar, rodeada de arrecifes que encierran <strong>aguas turquesas y calmas</strong>, como las del norte, en Pereybere, y las de Belle Mare, donde se instalaron los resorts más refinados. Las de Blue Bay, Roches Noires, Grand Bay, Le Morne, Flic en Flac... se añaden hasta completar un circuito de 330 km.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="margin-left: 5px; margin-right: 5px; float: left;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/12/2212.jpg" alt="" />Anguilla (Antillas Menores)</h2> <p>Convertida en un destino de lujo, esta pequeña isla de pasado británico hoy es dominio de villas residenciales y unos pocos resorts del más alto nivel; instalarse en ellos es la única manera de acercarse a este excluyente refugio caribeño.</p> <p>Son 33 las playas (la de Bahía Rendezvous es una de las mejores) que aparecen sobre la costa de arena pálida, apenas lamida por <strong>un mar translúcido de tonos preciosos</strong>.</p> <p>En Valley, la capital, el desorganizado caserío le resta encanto a los pocos vestigios coloniales que aún perduran; el toque pintoresco lo ponen las cabras sueltas por las callecitas con que el viajero suele toparse. En los bares suena el reggae.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="margin-left: 5px; margin-right: 5px; float: left;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/14/2214.jpg" alt="" />El Nido (Filipinas)</h2> <p>Hacia el Oeste, una sucesión infinita de islas desaparece en el Mar de la China: es el archipiélago de <a href="http://www.elnidopalawan.com/" target="_blank">Palawan</a>. El lugar donde, entreverado con esos pequeños retazos de piedra caliza que emergen entre las olas con playas de arena blanca hecha de polvo de algas, se guarda El Nido.</p> <p>El mar es de aguas transparentes y deja ver las formaciones de coral de diferentes tonos, peces multicolores y un jardín de plantas acuáticas. Hacia el interior, <strong>la geografía abunda en ríos subterráneos, cuevas y una verdísima selva tropical</strong>.</p> <p>Aquí, los pescadores usan telares de bambú para materializar el nipiz, una delicada tela hecha con el hilo de la bromelia anasasa o el tallo del plátano.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="margin-left: 5px; margin-right: 5px; float: left;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/15/2215.jpg" alt="" />Los Roques (Venezuela)</h2> <p>Mirar el mapa cada mañana y <strong>elegir uno de los tantos cayos y atolones</strong> donde gastar las horas a solas con <a href="http://www.venezuelatuya.com/losroques/index.htm" target="_blank">el mar y el sol </a>es lo que hacen quienes visitan este parque nacional a 30 minutos de vuelo de Caracas.</p> <p>Son más de 300 islas coralinas y sólo cuatro están habitadas. Gran Roque, la capital, concentra todos los servicios. Desde allí se sale en lancha hacia el islote elegido, donde se es "abandonado" con sombrilla y heladera y vuelto a recoger a una hora convenida. La otra forma de recorrer el archipiélago es en barco, un placer mayúsculo que no cuesta más caro que el de vivir en Gran Roque.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="margin-left: 5px; margin-right: 5px; float: left;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/17/2217.jpg" alt="" />Playa de las estrellas (Panamá)</h2> <p>Nadar bajo el sol tiene un encanto especial. Se trata de <a href="http://www.bocas.com" target="_blank">un hábitat</a> de aguas poco profundas y oleaje sereno, y en el fondo se aprecian enormes estrellas de mar rojas, amarillas y anaranjadas. Estos particulares seres marinos, que aquí se cuentan por decenas, son el verdadero motivo de atracción de los visitantes que se aplican a descubrirlas con sólo mirar <strong>a través de las aguas verde-azules del mar que rodea la isla Colón</strong>, una de las tantas que forman el archipiélago de Bocas del Toro.</p> <p>En el resto de la isla, bosques, ríos, arroyos y pantanos se alternan con los arrecifes coralinos de la costa y los exuberantes manglares.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="float: left; margin-left: 5px; margin-right: 5px;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/18/2218.jpg" alt="" width="300" height="400" />Itacaré (Brasil)</h2> <p>Años atrás, la zona era tierra de fazendas dedicadas al cacao; después, cuando todo se acabó, <a href="http://www.itacare.com" target="_blank">el sitio </a>se reconvirtió lentamente. Hoy, esas grandes áreas entre morros habitadas por palmerales se convirtieron en el destino de los buscadores de nuevos "paraísos".</p> <p><strong>Las mejores playas</strong>: Itacarezinho, ideal para surfear. Prainha, encerrada entre dos morros y rodeada de un increíble cocoteral, es de las más lindas de todo el país; llegar cuesta, pero vale el esfuerzo. En Havaizinho uno se siente como en una isla desierta y en Jeribucaçu la marea baja forma una laguna enorme y transparente como un apéndice del mar.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="float: left; margin-left: 5px; margin-right: 5px;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/19/2219.jpg" alt="" width="300" height="400" />Tulum (México)</h2> <p>Sobre un acantilado, la enigmática ciudad amurallada de los mayas, <a href="http://www.tulum.caribe-mexicano.com" target="_blank">Tulum</a>, custodia una extensa ribera sobre el mar Caribe. Playas de<strong> arena blanquísima y aguas increíblemente turquesas</strong> invitan a una larga estadía bajo el sol.</p> <p>Ubicado justo frente al Arrecife Mesoamericano -la segunda barrera coralina más grande del mundo-, este destino es también un parque natural que seduce a los amantes del buceo y del snorkel.</p> <p>No todo aquí es vida de playa; una buena alternativa es visitar los sitios arqueológicos de Cobá y Muyil, muy cerca, y sumar una escapada a Chichén-Itzá.</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><img style="float: left; margin-left: 5px; margin-right: 5px;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/20/2220.jpg" alt="" />Seychelles (África oriental)</h2> <p><a href="http://www.seychelles.com " target="_blank">Paraíso de selvas y playas soñadas</a>, este archipiélago es un destino exótico y exclusivo al norte de la isla de Madagascar, en el océano Índico. El sitio tiene además el sabor de la mixtura cultural que sobre los locales dejaron las sucesivas colonizaciones. Aquí es común escuchar hablar en creóle, francés o inglés.</p> <p>Mahe, la capital, <strong>tiene 70 playas</strong>, pero la mayoría de los resorts se agrupa hacia el norte sobre la zona de Beau Vallon. Praslin, otra de las islas, es destino para los amantes del snorkeling; su corazón encierra un atractivo extra: Valle de Mayo, un jardín botánico natural y patrimonio de la Unesco.</p> <p> </p> <p> </p> <p> </p> <p> </p> <p> </p> <p> </p> <p> </p> <p><iframe src="http://maps.google.com/maps/ms?hl=en&amp;ie=UTF8&amp;msa=0&amp;msid=114664614921866404882.00047bd017704cbe8e6ec&amp;ll=28.921631,14.0625&amp;spn=157.62493,360&amp;z=1&amp;output=embed" width="608" height="400" frameborder="0" scrolling="no" marginheight="0" marginwidth="0"></iframe></p> <p><small>View <a style="color:#0000FF;text-align:left" href="http://maps.google.com/maps/ms?hl=en&amp;ie=UTF8&amp;msa=0&amp;msid=114664614921866404882.00047bd017704cbe8e6ec&amp;ll=28.921631,14.0625&amp;spn=157.62493,360&amp;z=1&amp;source=embed">Las 10 mejores playas del mundo</a> in a larger map</small></p> <p> </p> <p><strong>¿Estuviste en una de estas playas?</strong> <a href="http://lugaresdeviaje.com/subi-tu-cronica">Contá tu experiencia</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/subi-tu-foto">Subí fotos</a></p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/las-10-mejores-playas-de-brasil">Las 10 mejores playas de Brasil</a> I<a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/5-playas-uruguayas-que-hay-que-conocer"> 5 playas uruguayas que hay que conocer</a> I <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/brasil-al-natural-5-parques-imperdibles">Brasil al natural: 5 parques imperdibles</a> I <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/cuanto-cuesta-conocer-al-raton-mickey">Cuánto cuesta viajar Disney</a></p></contenido>
</nota>
<nota id="212" url="/nota/las-10-mejores-playas-de-brasil" mostrar_galeria="0" fecha_modificacion="2013-01-04 13:09:44" fecha_creacion="2009-11-24 18:06:34" estado_id="1" votos_positivos="133" votos_negativos="27">
<volanta/>
<titulo>Las 10 mejores playas de Brasil</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>De Jeri a Florianópolis, una guia con las arenas <em>mais bonitas</em> para empezar a disfrutar las próximas vacaciones. Te presentamos las 10 mejores playas de Brasil, como lo hicimos dos años atrás, con algunos cambios en la selección. Los años pasan, las modas cambian,pero Brasil siempre tendrá las mejores playas y para todos los gustos.</p></resumen>
<contenido><h2>Maceio</h2> <p><img src="../content/cache/1/59/1159_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="350" /></p> <p>Es la capital de <a href="http://www.governo.al.gov.br/" target="_blank">Alagoas</a>, uno de los estados más homogéneamente bellos de Brasil.  A tiro de piedra de la ciudad, desde la playa de Pajuçara, salen las jangadas –especies de balsas con velas– que van las piscinas naturales. Al sur, playas de moda como Gunga o Francês y al norte, barra de Santo Antonio (con la célebre y atractiva Praia do Carro Quebrado), São Miguel dos Milagres (con do Toque, Tatuamunha, Lage y Patacho) y la más conocida <a href="http://www.maragogionline.com.br" target="_blank">Maragogi</a>, con sus vecinas Bitingui, Japaratinga y Peroba, rodeada de coqueiros, justo en el límite con el estado de <a href="http://www.pe.gov.br" target="_blank">Pernambuco</a>. (Foto: Luis Eduardo Vaz).</p> <p> </p> <h2><span style="font-family: arial,helvetica,sans-serif;">Espelho</span><br /></h2> <p><strong><img src="../content/cache/1/72/1272_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="350" /><br /></strong></p> <p>Es <strong>una de las más bellas de Brasil</strong>, popularizada por quienes instalaron el condominio <a href="http://www.outeiro.com.br/" target="_blank">Outeiro das Brisas</a>. Hoy están no sólo las que pertenecen al complejo privado, sino también las que se instalaron en la playa, a orillas del mar: <a href="http://www.enseadadoespelho.com.br/" target="_blank">Enseada do Espelho</a>, Pousada do Baiano y <a href="http://www.fazendacala.com.br/" target="_blank">Fazenda Calá</a>, entre otras. Muy románticas y con toques sofisticados, en general están desajustadas en la relación precio-calidad. Una buena opción es alojarse más al norte, en <a href="http://www.trancoso.com/" target="_blank">Trancoso</a> o Arraial d’Ajuda e ir por el día. Tenga en cuenta que <strong>aún no hay cajeros electrónicos</strong>, teléfonos públicos ni almacenes en la zona. El aeropuerto más próximo es el de Porto Seguro. (Foto: Denisse Giovanelli).</p> <p> </p> <h2 class="specials" style="margin-top: 0pt; margin-left: 0pt; margin-bottom: 0.3em; font-size: 200%; font-weight: normal; line-height: normal;"><span style="font-size: large;"><strong>Morro de São Paulo</strong></span><br /></h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/cache/1/13/21813_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p>Situado en el extremo norte de la isla de <strong>Tinharé</strong>, que incluye, junto con <strong>Boipeba</strong> y <strong>Cairú</strong>, otras 23 islas pequeñas en el Archipiélago de Tinharé, está a 60 kilómetros al sur de Salvador, cerca de la ciudad de <strong>Valença</strong>.<br />Morro de São Paulo es en realidad la villa principal de la isla, pero su fama fue tal que rebautizó a todo el archipiélago. “<em>Morro</em>”, por la elevación en la que estamos, “de São Paulo” porque su descubridor, Martin Alfonso de Souza, quien llegó en 1531, era devoto de ese santo.<br />Aquí las playas principales están numeradas de la primera a la cuarta. La última es la más extensa y alejada, y termina transformándose en Praia do Encanto. Las mareas comandan el ritmo de la isla. Cuando se retira el agua aparecen las piscinas naturales y la playa se vuelve inmensa, ideal para recorrer en bicicleta.<br />En Morro hay dos miradores. Desde el del norte, se ven el atracadero, la <strong>Ponta do Curral </strong>–playa que está en el continente– , y un poquito de <strong>Gamboa</strong>. Desde el del sur, se obtiene una panorámica de las tres primeras playas. En el mirador sur está la tirolesa que, dicen, es la mayor de todo Brasil con 340 metros de largo y comienza con 57 de alto.</p> <p> </p> <h2><span style="font-size: medium;"><strong>Florianópolis</strong></span></h2> <p><span style="font-size: medium;"><strong><img src="../content/photos/1/73/1273.jpg" alt="" /><br /></strong></span></p> <p>Sólo en <a href="http://wikitravel.org/en/Florian%C3%B3polis" target="_blank">Floripa</a> pueden convivir el fenómeno inspirado en Miami de <a href="http://www.jurere.com.br/" target="_blank">Jurerê Internacional</a>, sus mansiones y sus beach lounges, con las playas salvajes de Lagoinha de Leste, Saquinho o Solidão. Sólo aquí coinciden la gran urbanización de Ingleses con los casarios portugueses -vilas açorianas, en realidad- de Santo Antonio de Lisboa y <a href="http://pt.wikipedia.org/wiki/Ribeir%C3%A3o_da_Ilha" target="_blank">Ribeirão da Ilha</a>, donde, de paso sea dicho, <strong>se comen las mejores ostras</strong>. En Florianópolis está el surf de Mozambique y Joaquina, la vida noctura de la Lagoa da Conceição y los vestigios arqueológicos de la increíble isla de Campeche, cuyo mar turquesa pelea posiciones con el del Nordeste más preciado.</p> <p> </p> <h2><span style="font-size: medium;"><strong>Ilha Grande</strong></span></h2> <p><span style="font-size: medium;"><strong><img src="../content/cache/1/74/1274_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="350" /><br /></strong></span></p> <p>Se trata de una isla de casi 32 km de largo por 14 km de ancho. Para llegar, los viajeros se reúnen cada mañana en la <a href="http://www.ilhagrande.org/Informacoes-Abraao" target="_blank">Vila de Abraão</a> –donde se concentran las posadas– y toman alguna de las embarcaciones que salen hasta la playa de Pouso. Desde allí son 20 minutos hasta Lopes Mendes, y recién después la trepada por una trilha estrecha para bajar por un frondoso morro, Santo Antonio. <strong>Para regresar, es preciso estar atento a la hora</strong>. <a href="http://www.ilhagrande.org/Como-chegar-Ilha-Grande" target="_blank">Los barcos tienen horario fijo</a> y el último sale a eso de las 17:30. Hay otros paseos clásicos, a distintas playas: a la verde <a href="http://www.ilhagrande.org/Praia-Aventureiro" target="_blank">Aventureiros</a> y <a href="http://www.ilhagrande.org/Praia-Parnaioca" target="_blank">Parnaioca</a> (una de las salidas más alejadas), <a href="http://www.ilhagrande.org/Lagoa-Azul" target="_blank">Lagoa Azul</a>, <a href="http://www.ilhagrande.org/Lagoa-Verde" target="_blank">Lagoa Verde</a> y Japariz. Menos frecuentes son las excursiones a Cachadazo o <a href="http://www.ilhagrande.org/Praia-Dois-Rios" target="_blank">Dois Rios</a>, y menos aún la vuelta completa a la isla, que requiere un grupo armado para prorratear el costo. (Foto: Ana Shlimovich).</p> <p> </p> <h2><span style="font-size: medium;"><strong>Fernando de Noronha</strong></span></h2> <p><span style="font-size: medium;"><strong><img src="../content/photos/1/78/1278.jpg" alt="" width="608" height="350" /><br /></strong></span></p> <p>Difícil saber dónde es más linda: si arriba o abajo del agua. Meca del buceo y también de mieleros y amantes de la naturaleza, <a href="http://www.noronha.pe.gov.br/" target="_blank">Noronha</a> es un archipiélago que se jacta de contar con las playas más bonitas –y codiciadas– de Brasil. Llegar y quedarse es caro. Se arriba sólo por avión (desde Natal o Recife) y como se trata de un Parque Nacional Marino, hay una tasa de preservación ambiental cuyo importe se hace más caro a medida que se prolonga la estadía. <strong>Las posadas económicas arrancan en valores mucho más altos que los del continente</strong>, y las de lujo tienen precios astronómicos. Sin embargo, el color del agua y la visión de los morros Dois Irmãos y la Bahía do Sancho, hacen que se justifique cualquier inversión. (Foto: gentileza Embajada de Brasil).</p> <p> </p> <h2>Itacaré</h2> <p><img src="../content/cache/1/77/1277_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="350" /></p> <p>Ya no es el secreto que era hace diez años, pero su geografía de penínsulas rocosas cubiertas de mata atlántica que llegan hasta el mar ha hecho que <a href="http://www.itacare2.com/" target="_blank">Itacaré</a> se mantenga <strong>entre las mejores de Bahía</strong>. El aeropuerto es Ilhéus, a unos 70 km, y es en el camino a esa ciudad que se detectan las playas más bellas: <a href="http://www.itacare2.com/portal/as-praias/-praias-na-estrada-a-itacare/itacarezinho.html" target="_blank">Itacarezinho</a>, <a href="http://www.itacare2.com/portal/as-praias/-praias-na-estrada-a-itacare/havaizinho.html" target="_blank">Havaizinho</a>, Engenhoca, Jeribucaçu y la Prainha, delicia de surfistas. Allí también están los grandes resorts  como el <a href="http://www.txai.com.br" target="_blank">Txai</a>, el <a href="http://www.ier.com.br/" target="_blank">Itacaré Ecoresort</a> y el <a href="http://www.itacarevillage.com.br/" target="_blank">Village</a>, donde el hotel es parte del condominio de Villas São José. Esa combinación de iniciativa inmobiliaria y turismo que ya se daba en São Paulo y Rio, también está pegando fuerte en las playas brasileñas.</p> <p> </p> <h2>Jericoacoara</h2> <p><img src="../content/cache/1/76/1276_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="350" /></p> <p>Dice la leyenda que Jeri se hizo famosa cuando salió como una de las 10 mejores playas del mundo en <a href="http://www.google.com/url?sa=t&amp;source=web&amp;ct=res&amp;cd=1&amp;ved=0CAcQFjAA&amp;url=http%3A%2F%2Fwww.washingtonpost.com%2F&amp;ei=wO0WS5_zFNGUtgfIpbH5BA&amp;usg=AFQjCNETSDsQaKbctlDIXhQmMKDbJ-6GyQ&amp;sig2=S6MCHv1xfH9yCTn0yiBZVw" target="_blank">The Washington Post</a>. Verdad o no, este balneario de nombre difícil y acceso ídem, viene creciendo a grandes pasos y si bien es cierto que conserva sus calles de arena, también lo es que hay paulistas que van por el día, por el sólo hecho snob de decir “conozco Jeri”. Se puede, en efecto, llegar en avioneta, pero casi todos llegan primero a<a href="http://www.fortaleza.ce.gov.br" target="_blank"> Fortaleza</a> y toman el bus (6 horas) a Jijoca para completar los últimos 20 km en jardineira (una especie de tráiler abierto arrastrado por las dunas por un tractor de grandes ruedas). Jeri<strong> merece un mínimo de 3 días</strong> para conocer el pueblo, su duna del por-do-sol –donde todos-todos ven el atardecer– y las vecinas aldeas de Preá y Tatajuba. (Foto: Ana Shlimovich).</p> <p> </p> <h2>Pipa</h2> <p><img title="Pipa Brasil" src="../content/cache/1/81/1281_photo_608x608.jpg" alt="Pipa Brasil" width="608" height="350" /></p> <p>Se distingue de las demás por sus falésias –acantilados– de arenisca roja, ni por su astral, su “onda” internacional. Esta pequeña localidad a 85 km de Natal <strong>ha encantado desde siempre a turistas de todo el mundo</strong>. Ellos parecen haberse obstinado en mantenerla–casi– como era. Como sea, lo cierto es que en Pipa están tanto la pionera <a href="http://tocadacoruja.com.br/" target="_blank">Toca da Coruja</a>, Roteiro do Charme establecido en 1991, como la nueva y sofisticada <a href="http://kilombovillas.com/" target="_blank">Kilombo Villas &amp; Spa</a>, en la cercana playa de Sibaúma. Y de siempre, siempre, el bookshop de <a href="http://cintiabook.blogspot.com/" target="_blank">Cintia Junqueira</a>, una gaúcha sin edad que tiene el mapa estelar tatuado en la espalda y que alquila o canjea (no vende) cualquiera de los 2000 libros que acumuló en su local. (Foto: Mariana Pacheco).</p> <p> </p> <h2>Buzios<br /></h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/cache/1/22/6822_photo_608x608.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p style="text-align: left;"><strong></strong></p> <p>Se puede llegar directamente con un vuelo a Cabo Frío, muy cerca de la antigüa aldea de pescadores que es, desde hace décadas, uno de los refugios de <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/las-10-mejores-playas-de-brasil">Brasil</a> más visitados por los argentinos. El tiempo y su crecimiento mantienen intacto su espíritu de aldea confortable, con sus morros plagados de posadas y plácidas playas para pasar el día.</p> <p> </p> <p> </p> <p><iframe src="https://maps.google.com.ar/maps/ms?msa=0&amp;msid=200316022100958048021.0004d18a6060168b0f14a&amp;ie=UTF8&amp;ll=-27.293689,-51.855469&amp;spn=24.79645,16.140013&amp;t=m&amp;output=embed" width="608" height="350" frameborder="0" scrolling="no" marginheight="0" marginwidth="0"></iframe><br /><small>Ver <a style="color:#0000FF;text-align:left" href="https://maps.google.com.ar/maps/ms?msa=0&amp;msid=200316022100958048021.0004d18a6060168b0f14a&amp;ie=UTF8&amp;ll=-27.293689,-51.855469&amp;spn=24.79645,16.140013&amp;t=m&amp;source=embed">Las 10 mejores playas de Brasil</a> en un mapa ampliado</small></p> <p><strong>Estuviste en alguna de estas playas?</strong>: <a href="../subi-tu-cronica">contá tu viaje</a> I <a href="../subi-tu-foto">subí tus fotos</a></p> <p> </p> <p><strong>Nota publicada en 2010 y actualizada en enero de 2013.</strong></p></contenido>
</nota>
<nota id="425" url="/nota/10-lugares-antiestres-de-la-argentina" mostrar_galeria="0" fecha_modificacion="2010-01-28 14:35:11" fecha_creacion="2010-01-19 17:58:39" estado_id="1" votos_positivos="121" votos_negativos="13">
<volanta/>
<titulo>10 lugares antiestrés de la Argentina</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Escapar de la ciudad, guardar bajo llave las preocupaciones y dedicar el tiempo a todo lo que nos haga olvidar lo que hacemos el resto del año. ¡Esas son vacaciones! Para saber dónde ir, un listado con algunos destinos de nuestro país ideales para descansar</p></resumen>
<contenido><h2>El Bolsón y Comarca Andina (Río Negro)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/64/2964.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 1715 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés:</strong> imperdibles los paisajes del río y el Hielo Azul. Destino más que aconsejable para visitar con chicos. Un oasis de montañas y ríos en el que sus habitantes hacen del cuidado de la tierra un culto que transmiten a las nuevas generaciones. En la Comarca, buenos precios en hotelería y la posibilidad de desconectarse con actividades deportivas al aire libre.</p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/el-bolson-y-comarca-andina">Más Bolsón y Comarca Andina: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Villa Traful (Neuquén)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/72/2972.jpg" alt="" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 1591 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: la única avenida de esta aldea patagónica es la RP 65 lo que ya da cuenta que en la Villa no hay tránsito, ni ruidos molestos ni nada semejante al estrés de cualquier ciudad. Caminar por la orilla del río homónimo que bordea el poblado es una experiencia que se repite cada día de estancia en el lugar. Una actividad clásica: bucear el Bosque Sumergido de cipreses y coihues.</p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/villa-traful">Más Villa Traful: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Villa La Angostura (Neuquén)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/63/2963.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 1667 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: destino obligado en la Ruta de los Siete Lagos que es, desde sus inicios, una villa coqueta y exclusiva de la Patagonia. En los últimos años duplicó su población recibiendo a muchos porteños que llegaron a este paraje patagónico a cambiar su vida. El boom inmobiliario, hotelero y gastronómico no le quitó encanto a la hora de encontrar reposo garantizado.</p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/villa-la-angostura">Más Villa La Angostura: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Villa Pehuenia (Neuquén)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/71/2971.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 1449 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: el encanto de esta joven localidad patagónica reside en la belleza de su paisaje de araucarias y lagos y sus calles sin nombre y silenciosas que hicieron en sus comienzos el destino ideal para parejas. La comunidad mapuche es la encargada de llevar adelante el centro de esquí del volcán Batea Mahuida. No te vayas sin probar los alfajores de harina de piñón.</p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/villa-pehuenia">Más Villa Pehuenia: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Traslasierra (Córdoba)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/70/2970.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 836 km (a San Javier)</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: es uno de los valles más lindos de Córdoba, casi aislado por las Sierras de los Comechingones y la Cumbre de Achala. Un rosario de pintorescos poblados que une Las Chacras, La Paz, Luyaba, La Población, Yacanto, San Javier, Villa Las Rosas, Las Rabonas, <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/nono">Nono</a> y <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/mina-clavero">Mina Clavero</a> (viajando desde <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/merlo">Merlo</a>). Es aconsejable detenerse al menos un día en cada uno de estos destinos para descubrirlos a pie.</p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/traslasierra">Más Traslasierra: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Delta (Buenos Aires)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/65/2965.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 27 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: a pocos minutos del <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/ciudad-de-buenos-aires">centro porteño</a>, tranquilidad y sosiego en un conjunto de islas que contrastan con el estrés citadino que uno deja apenas zarpa para adentrarse en los brazos del Paraná. A no confundir Delta con Tigre y su <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/puerto-de-frutos">Puerto de Frutos</a> (en tierra firme), uno de los paseos más concurridos los fines de semana.</p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/delta">Más Delta: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Purmamarca (Jujuy)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/69/2969.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 1626 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: aunque con el tiempo se convirtió en uno de los pueblos de la Quebrada de Humahuaca que más transformaciones sufrió, mantiene intacto su espíritu de pueblo, la calidad de su hotelería y su inalterable atmósfera apacible. El paseo de <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/el-pueblo-y-los-colorados">Los Colorados</a> es un imprescindible para conocer los increíbles colores de los cerros que la rodean.</p> <p><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/purmamarca">Más Purmamarca: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Molinos (Salta)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/52/3252.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 1585 km</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: un pueblo enmarcado por los <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/valles-calchaquies">Valles Calchaquíes</a> que remite a una escenografía de un set de filmación por sus impecables casas de adobe y sus fachadas al resguardo del paso del tiempo. Ideal para pasar unos pocos días de desenchufe garantizado y para hacer un alto en el camino de los Valles.</p> <p><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/molinos">Más Molinos: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Paraná (Entre Ríos)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/68/2968.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 495 km</p> <p>Propiedades antiestrés: el río marca el pulso de una ciudad señorial y de constante tranquilidad. ¿Acaso no hay actividad más calma que contemplar el fluir del Paraná desde la orilla de una de las playas de la zona? Además, cuenta con varios puntos para <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/nota/nautica-y-pesca">practicar pesca deportiva</a>.</p> <p><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/parana">Más Paraná: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <h2>Esteros del Iberá (Corrientes)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/66/2966.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><strong>A cuánto de Buenos Aires</strong>: 857 km (a Colonia Carlos Pellegrini)</p> <p><strong>Propiedades antiestrés</strong>: en los últimos diez años se afianzó como uno de los lugares elegidos por los que buscan un mix perfecto entre confort y naturaleza. En un comienzo los turistas se hospedaban en la casa del guardafaunas. Hoy se establecieron estancias y posadas que sirven de base para las actividades turísticas que proponen. Las excursiones comienzan a primera hora de la mañana para, durante la tarde y en época estival, guarecerse del calor en las piletas de los hospedajes.</p> <p><a href="http://www.lugaresdeviaje.com/destino/esteros-del-ibera">Más Esteros del Iberá: hoteles, restaurantes, cómo llegar, paseos y más</a></p> <p> </p> <p><iframe src="http://maps.google.com/maps/ms?f=q&amp;source=s_q&amp;hl=en&amp;geocode=&amp;ie=UTF8&amp;hq=&amp;hnear=Villa+Pehuenia,+Neuqu%C3%A9n,+Argentina&amp;msa=0&amp;msid=111570830953601457808.00047d8b6bcbd2f76b18b&amp;ll=-35.746512,-62.402344&amp;spn=28.387543,53.349609&amp;z=4&amp;output=embed" width="608" height="400" frameborder="0" scrolling="no" marginheight="0" marginwidth="0"></iframe><br /><small> </small></p> <p><small><strong>¿Qué otro destino recomendás para descansar? Compartilo</strong></small></p> <p><small>¿Estuviste en alguno de estos lugares? <a href="http://lugaresdeviaje.com/subi-tu-cronica">contá tu experiencia</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/subi-tu-foto">subí fotos</a></small></p></contenido>
</nota>
<nota id="378" url="/nota/los-20-lugares-que-se-vienen-parte-i" mostrar_galeria="0" fecha_modificacion="2010-01-07 17:41:40" fecha_creacion="2010-01-05 16:50:04" estado_id="1" votos_positivos="133" votos_negativos="23">
<volanta/>
<titulo>Los 20 lugares que se vienen: parte I</titulo>
<keywords>San Juan, Parque Nacional San Guillermo, 20 lugares, revista lugares, argentina, norte, noa, centro, patagonia, cuyo</keywords>
<resumen><p>Cuáles son los destinos emergentes, cómo se están gestando y por qué apostamos a su desarrollo. Aquí, la primera entrega de un listado con los que ya dan que hablar y los que serán descubiertos</p></resumen>
<contenido><h2><br /></h2> <h2><br /></h2> <h2><strong>Santa Catalina (Jujuy)<br /></strong></h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/90/2490.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><br />Habitado desde el siglo XVIII, este pueblito se detecta en una encrucijada de caminos del oeste que lleva a <strong>El Angosto</strong>, la comunidad más norteña de toda la <strong>Argentina</strong>. La distinguen una avenida arbolada y una pintoresca iglesia, cuya decoración abunda en rojos y dorados.<br /> <br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Desde <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/la-puna-jujena">La Quiaca</a> por la <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/al-norte-por-la-40">RN 40</a>, que es toda de ripio.<br /><br /><strong>Cuándo ir</strong><br />Se puede ir durante todo el año, pero en verano hay que estar atento a las lluvias que suelen provocar cortes en el camino.<br /><br /><strong>Por qué se viene</strong><br /><strong>Santa Catalina</strong> pasó a ser el epicentro del noroeste jujeño. Tendrá que apurarse si quiere saber cómo es un pueblito del norte que aún conserva intacta su esencia, antes de que sean demasiados los que lleguen buscando lo mismo: <strong>Santa Catalina</strong> es -todavía- a Jujuy, lo que alguna vez fue<a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/secretos-de-iruya"> Iruya</a> a <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/salta">Salta</a>. <br />Si después decide poner rumbo a <strong>El Angosto</strong>, tenga en cuenta que deberá vadear ríos y arroyos y transitar un peligroso camino de cornisa que trepa hasta los 4.000 metros de altura.<br /> <br /><strong>Datos útiles</strong><br />Hay sólo dos sitios que brindan alojamiento y las reservas se realizan llamando a la cabina pública, T: (03887) 49-1140.</p> <p> </p> <h2><strong>Barreal (San Juan)<br /></strong></h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/91/2491.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><br />Un oasis donde los álamos escoltan las calles de tierra y el agua del <strong>río Los Patos</strong> fluye por las acequias, lo que beneficia a las plantaciones de frutales, lavanda y viñedos. A 30 km del pueblo está <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/carrovelismo-en-pampa-de-el-leoncito">Pampa del Leoncito</a>, extensa planicie yerma de arcilla blanca donde se practica carrovelismo. El cielo intensamente azul y la atmósfera tan diáfana sirve de base al cercano <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/parque-nacional-el-leoncito"><strong>Complejo Astronómico El Leoncito.</strong></a><br /><br /><strong></strong><strong>Por qué se viene</strong><br />El alemán Berni Inmgraben abrió restaurante con especialidades de su patria. La correntina Carmen Varolio levantó con sus propias manos un precioso refugio de adobe y caña, lo bautizó <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/barreal/hoteles/183/el-rancho-de-carmen-">El Rancho de Carmen</a> y lo convirtió en hospedaje. En1990 Ricardo Zunino (ex corredor de Fórmula 1) abrió la <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/barreal/hoteles/184/posada-san-eduardo">Posada San Eduardo</a>. El broche de oro, lo pusieron Adela y Carlos Lázaro que se animaran con un hotel de campo, <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/barreal/hoteles/182/la-querencia">La Querencia<strong>,</strong></a> para que el lugar se convirtiera en un imán para viajeros del mundo.     <br /><br /><strong>Más Barreal</strong></p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/barreal">Hoteles, restaurantes, paseos y todo lo que hay que saber del lugar</a></p> <p> </p> <h2><strong>Parque Nacional San Guillermo (San Juan)<br /></strong></h2> <p><strong><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/96/2496.jpg" alt="" width="608" height="400" /><br /></strong></p> <p><br />Abarca todo el norte sanjuanino, dividido en dos áreas: la <strong>Reserva Provincia</strong>l (de 1972) y el <strong>Parque Nacional</strong> (de 1998). Entre ambos, superan el millón de hectáreas de la más pura y asombrosa riqueza mineral.<br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br /> El acceso es sólo para 4x4. Hay dos caminos: el que llega desde la localidad de <strong>Rodeo</strong>, difícilmente transitable durante el verano. El más utilizado es el que entra por<strong> La Rioja</strong>, desde la localidad de Guandacol.<br /><br /><strong>Cuándo ir</strong><br />De septiembre a marzo. El <strong>PN</strong> está habilitado todo el año, pero en invierno las temperaturas son muy bajas.<br /><strong><br />Por qué se viene</strong><br />Porque en ninguna otra parte se ven tantas vicuñas y tan cerca; por la abundancia insospechada de colores de la tierra; por los cielos inmensos. Y <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/por-los-pueblos-de-san-juan">Rodeo</a>, la localidad más próxima, se está convirtiendo en una pujante base de operaciones y deportes de aventura en el norte sanjuanino.<br /><br /><strong>Datos útiles</strong><br />Parque Nacional San Guillermo<br />Telefax: (02647) 49-3214. De lunes a viernes, de 7 a 14. <br /><a title="Parque Nacional San Guillermo" href="sanguillermo@apn.gov.ar " target="_blank">sanguillermo@apn.gov.ar </a></p> <p> </p> <h2><strong>Fiambalá</strong> (Catamarca)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/97/2497.jpg" alt="" /></p> <p><br />Un pueblo perdido en el medio de <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/paisajes-de-catamarca">Catamarca</a>, en la conocida <strong>Ruta del Adobe</strong>, a medio camino del <strong>Paso San Francisco</strong>, con aguas termales y una creciente industria vitivinícola. El camino de los <strong>Seismiles</strong> como se llama a los altos picos que se dejan ver desde la ruta es increíble. Además, a pocos kilómetros de <strong>Medanitos</strong> y las dunas de <strong>Tatón</strong>.<br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Por la asfaltada <strong>RN 60</strong>, que pasa por <strong>Tinogasta</strong>, a 48 km.<br /><br /><strong>Cuándo ir</strong><br />De octubre a abril. En el invierno las temperaturas son muy extremas.<br /><br /><strong>Por qué se viene</strong><br />Porque pocos sitios tienen puna –y sus colores intensos, oxidados y rojizos–, viñedos, termas e historia tan juntos. Desde que se completó el asfalto que va al <strong>Paso San Francisco</strong> en 1999, <strong>Fiambalá </strong>mejoró su acceso.El complejo termal inauguró en 2009 cabañas para seis personas. Por su parte, la bodega <strong>Don Diego</strong>, presentó recientemente su <strong>Guest House</strong>, una casa de 3 habitaciones con 2 baños. Y habrá más.<br /><br /><strong>Datos útiles</strong><br />Oficina de Turismo <br />Maneja las reservas del Complejo Termal y de Cabañas<br />T: (03837) 49-6250. <br /><a title="Oficina de Turismo" href="http://www.fiambala.gov.ar " target="_blank">www.fiambala.gov.ar </a><br /><a title="Don Diego" href="http://www.fincadondiego.com " target="_blank"><br /></a><strong><br /></strong></p> <h2><strong>La Payunia</strong> (Mendoza)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/82/2482.jpg" alt="" /></p> <p><br />Queda en el extremo sur de la provincia, a 130 km de <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/malargue">Malargüe</a>. Las 450 mil hectáreas que abarca la <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/resevas-llancanelo-y-payunia">Reserva Provincial El Payén</a>, es un erial cubierto por espesos mantos de ceniza volcánica en los que despuntan 800 conos inactivos. Destacan el <strong>Payún Matrú</strong>, con una caldera de nueve kilómetros de diámetro y una laguna en el centro, y el <strong>Payún Liso</strong> que alcanza los 3.680 metros de altura.  <br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Desde <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/san-rafael"><strong>San Rafael</strong></a>, por <strong>RN40</strong>. A partir de <strong>Malargüe</strong> los caminos son apenas huellas en las desoladas extensiones que sólo conocen los lugareños y guías expertos. <br /><strong><br />Cuándo ir</strong><br />Desde final de la primavera y hasta principios del otoño. <br /><strong><br />Por qué se viene</strong><br />Todo lo que hay es una hostería junto a la <strong>RP186</strong>, que abrió y atiende una familia del lugar, este desierto es uno de los más impactantes del mundo. La sobrecogedora inmensidad de <strong>Pampas Negras</strong> y el <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/sur-mendocino">Campo de Bombas</a> (un paraje lleno de piedras que fueron expulsadas en estado líquido) son dos imperdibles de la todavía secreta área protegida del <strong>Payén</strong> y sus sorprendentes alrededores.            <br /><strong><br />Datos útiles</strong><br />Hostería Kiñe. <br />Puesto La Agüita. La Payunia.<br />Juan Bisso. C: (011) 15- 6179-5639<br /><a title="Hostería Kiñe" href="http://www.kinie.com.ar" target="_blank">www.kinie.com.ar</a></p> <p><strong><br /></strong></p> <h2><strong>Santa Victoria Oeste</strong> (Salta)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/95/2495.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p>Aparece en el extremo noreste de<a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/salta"> Salta</a>, poblado casi desconocido que se revela como un bienvenido vergel entre tanta aridez. Aquí sólo es posible llegar vía<strong> </strong><a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/los-sabores-de-jujuy">Jujuy</a> o desde <strong>Bolivia</strong>.  Los pobladores reciben a los turistas con amabilidad, hay escuelas, una bonita iglesia consagrada al patrono local, <strong>Santiago Apóstol</strong>, puesto de gendarmería, otro de <strong>INTA</strong> y, en consecuencia, huertas increíbles.  <br /><strong> <br />Cómo llegar</strong><br />Desde <strong>Yavi </strong>son 109 km de ripio. La angosta ruta recorre las alturas; luego de alcanzar los 4.400 metros en el <strong>Abra de Lizoite</strong>, se cruza el límite provincial y se inicia el descenso a <strong>Santa Victoria</strong>.<br /><strong><br />Cuándo ir</strong><br />En otoño y primavera. El resto del año la ruta se torna intransitable: de diciembre a marzo llueve y puede caer granizo, y en invierno nieva.<br /> <br /><strong>Por qué se viene</strong><br />La marcada transición geográfica entre la puna profunda y el valle fértil en el que se cobija el pueblo, es el gran atractivo. Desde <strong>Santa Victoria</strong> se pueden abordar recorridas por los alrededores del<strong> río Acoyte</strong> y<strong> San Felipe</strong>, ir a <strong>San Francisco Tuctuca</strong>, <strong>Papachacra</strong>, <strong>Viscachañí</strong>, <strong>Abra de Mecoyita</strong>. En algunos casos se llega en vehículo, en otros, a lomo de burro.<br /><br /><strong>Datos útiles</strong><br />Hay que ir en camioneta, propia o en excursión contratada. Cargue nafta en <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/la-puna-jujena">La Quiaca</a>, último lugar con combustible, y de paso compre víveres.<br /><br />Cerro Morado<br />Excursiones guiadas a <strong>Santa Victoria</strong>. <br />T: (0388) 495-5117. <br /><a title="Cerro Morado" href="mailto:info@cerromorado.com.ar" target="_blank">info@cerromorado.com.ar</a></p> <p> </p> <h2><strong>Tolar Grande</strong> (Salta)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/94/2494.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><br />Ex estación del <strong>Ferrocarril Huaytiquina</strong> –que hoy funciona únicamente para cargas– es un poblado kolla con orgullo y consciencia de sus orígenes. Está casi sobre el <strong>Salar de Arizaro</strong> y muy cerca de ese paraje que los guías bautizaron <strong>Valle de los Sueños</strong>, por lo irreal de esas formas rojizas que parecen gigantescos flanes. También es la base para lanzarse a los volcanes <strong>Socompa</strong> y<a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/salta-ida-y-vuelta"><strong> </strong>Llullaillaco</a>, donde encontraron en 1999 las momias de <strong>Los Niños</strong> que hoy se exhiben en el <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/museo-de-arqueologia-de-alta-montana">MAAM</a>, en <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/salta">Salta</a>.<br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Desde <strong>San Antonio</strong> <strong>de los Cobres </strong>por <strong>RN 51</strong> hasta <strong>Caucharí </strong>y luego por <strong>RP 27</strong>, de ripio en buen estado. <br /><br /><strong>Cuándo ir</strong><br />Si bien se puede ir todo el año, en invierno las temperaturas son muy bajas.<br /><br /><strong>Por qué se viene<br /></strong>Es el único pueblo de la puna extrema con refugio. Se llama <strong>Refugio Franco Argentino</strong>, pero es más conocido como <strong>AFA Puna</strong>. Es un lugar básico pero acogedor, con una habitación para mujeres y otra para hombres que suman unas 50 camas. Por la cantidad de expediciones a veces se ve colmada su capacidad y algunas casas de familia se suman a la oferta, otras lo hacen como comedores, por ejemplo el comedor <strong>El Puneño de Ricardo Arjona</strong> (sic!), en la calle <strong>Los Cóndores</strong>. <br /><br /><strong>Datos útiles</strong><br />Municipalidad de Tolar Grande <br />Av. Belgrano y Los Mineros. <br />T: (0387) 498-3001 (cabina pública) <br /><a title="Municipalidad de Tolar Grande" href="planturismo@tolargrande " target="_blank">planturismo@tolargrande.</a><a title="Municipalidad de Tolar Grande" href="planturismo@tolargrande.gov.ar " target="_blank">gov.ar </a>I<a title="Municipalidad de Tolar Grande" href="planturismo@tolargrande.gov.ar " target="_blank"> </a><a title="Municipalidad de Tolar Grande" href="http:// www.tolargrande.gov.ar" target="_blank">www.tolargrande.gov.ar </a></p> <p> </p> <h2><strong>Tolombón (Salta)</strong></h2> <p><strong><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/93/2493.jpg" alt="" /><br /></strong></p> <p><br />Queda al sur de <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/cafayate">Cafayate</a>, en lo que sería una prolongación del vértice de los<strong> </strong><a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/valles-calchaquies">Valles Calchaquíes</a> salteños. El pueblito actual está ubicado junto a la <strong>40</strong>, al este del original. En tanto que enclave diaguita, la <strong>Tolombón Vieja</strong> fue destruida tras la derrota definitiva de los calchaquíes. Estas ruinas fueron declaradas <strong>Patrimonio Histórico y Cultural de la Nación</strong>, y se hallan dentro de una propiedad privada. <strong>Tolombón</strong>, además, es un nuevo foco vitivinícola que apunta a conquistar identidad propia. <br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Desde <strong>Cafayate</strong>, son 14 km al sur por la <strong>RN40</strong>.<br /><br /><strong>Cuándo ir</strong><br />Todo el año.<br /><br /><strong>Por qué se viene</strong><br />En este paraje poco evidente algunos ya vieron futuro. Entre ellos, Mariana Etchart y José Lecuona de Prat quienes compraron tierras, hicieron que la vid prosperara e iniciaron la elaboración de un producto más que apreciable: <strong>Señorío del Lagar</strong>. Al mismo tiempo, una antigua casona de 1892 fue remozada por sus actuales propietarios (alguna vez perteneció a la familia <strong>Michel Torino</strong>) y convertida en hotel boutique de 20 habitaciones, restaurante gourmet y piscina climatizada. <br /><br /><strong>Datos útiles</strong><br />Altalaluna<br />RN40 Km 4326. <br /><a title="Altaluna" href="http://www.altalaluna.com" target="_blank">www.altalaluna.com</a><br />Cava propia, business center, wifi, almuerzos campestres. Organizan excursiones.<br /><br /><strong><br /></strong></p> <h2><strong>El Uritorco </strong>(Córdoba)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/92/2492.jpg" alt="" width="608" height="400" /><br /><br />En el norte del <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/aventura-en-punilla-y-los-gigantes">Valle del Punilla</a>, muy cerca de <strong>Capilla del Monte</strong>, el famoso cerro de 1970 metros que tiene una senda bien delimitada para llegar a la cima en unas cuatro horas, atrae a multitud de viajeros no sólo en plan deportivo, sino por las historias que se tejen a su alrededor. La más increíble es la que asegura que hay una ciudad subterránea, imposible de acceder para el común de los mortales porque se encuentra en otra dimensión.<br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Directo por la <strong>RN38</strong>, ya sea desde la ciudad de <a href="http://lugaresdeviaje.com/destino/cordoba">Córdoba</a>, saliendo por autopista, como desde las localidades del sur del <strong>Valle de Punilla</strong>.<br /> <br /><strong>Cuándo ir</strong><br />Todo el año. <br /><br /><strong>Por qué se viene</strong><br /><strong>Capilla del Monte</strong> es la base donde se concentran los servicios de hotelería, restaurantes, operadores turísticos, etcétera. Esta localidad se caracteriza por haberse desarrollado con un perfil bohemio y hippie, pero los nuevos interesados en esos pagos cordobeses lo están viendo con otros ojos.</p> <p><strong>Datos útiles</strong><br /><a title="Cerro Uritorco" href="http://www.cerrouritorcoam.com.ar" target="_blank">www.cerrouritorcoam.com.ar</a></p> <p> </p> <h2><strong>Yacanto</strong> (Córdoba)</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/98/2498.jpg" alt="" width="608" height="400" /></p> <p><br />Vía de acceso al <strong>Cerro Los Linderos</strong> y el <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/el-champaqui">Champaquí </a>en el valle de <a href="http://lugaresdeviaje.com/nota/-calamuchita">Calamuchita</a>, este <strong>Yacanto</strong> –no confundir con el de <strong>Traslasierra</strong>– es el nuevo epicentro de un sector ídem, que va desde <strong>Pinar de los Ríos</strong> hasta <strong>Atos Pampa</strong> pasando por las amables localidades de <strong>El Durazno</strong> y <strong>San Miguel de los Ríos</strong>, a orillas de los <strong>ríos El Durazno</strong> y <strong>Tabaquillos</strong>.<br /><br /><strong>Cómo llegar</strong><br />Se accede por pavimento desde <strong>Santa Rosa de Calamuchita</strong>. Una vez en Yacanto, es ripio tanto hacia el sur, como hacia el norte. Se empalmar con el asfalto que regresa a <strong>Villa General Belgrano</strong>.<br /><br /><strong>Cuándo ir</strong><br />Todo el año.<br /><br /><strong>Por qué se viene</strong><br /><strong>Yacanto</strong>, con acceso por asfalto y energía eléctrica (el único pueblo de la zona con esos servicios), está viviendo un desarrollo importante. El paisaje de pinos, ríos y sierra atrae cada vez a más gente. Algunos prefieren mantenerse en el <strong>atraso</strong> de la falta de luz, aunque es probable que esa puja no dure varias temporadas. Por fuera de este dilema, tenga en cuenta el restaurante gourmet de Marco Moreno, <strong>La Mora</strong>.<br /><br /><strong>Datos útiles</strong><br />Cabañas Los Árboles.<br />Camino al cerro Los Linderos, a 2 km de Yacanto. <br />T: (03546) 15-43-6706. <br /><a title="Los Árboles" href="http://www.cabanaslosarboles.com.ar " target="_blank">www.cabanaslosarboles.com.ar </a><br /><br />La Mora. <br />T: (03546) 46-1078 interno 88 o (03546) 15-47-5083. <br /><a title="La Mora" href="sanmiguel@calamuchita.com " target="_blank">sanmiguel@calamuchita.com </a>- <a title="La Mora" href="http://www.calamuchita.com/sanmiguel " target="_blank">www.calamuchita.com/sanmiguel </a></p> <p>Publicado en revista LUGARES 165. Enero 2010</p> <p> </p> <p><iframe src="http://maps.google.com/maps/ms?f=q&amp;source=s_q&amp;hl=en&amp;geocode=&amp;ie=UTF8&amp;hq=&amp;hnear=Barreal,+San+Juan,+Argentina&amp;msa=0&amp;msid=111570830953601457808.00047c7f323f476013d90&amp;ll=-34.741612,-60.732422&amp;spn=28.726976,53.349609&amp;z=4&amp;output=embed" width="608" height="400" frameborder="0" scrolling="no" marginheight="0" marginwidth="0"></iframe><br /><small>View <a style="color:#0000FF;text-align:left" href="http://maps.google.com/maps/ms?f=q&amp;source=embed&amp;hl=en&amp;geocode=&amp;ie=UTF8&amp;hq=&amp;hnear=Barreal,+San+Juan,+Argentina&amp;msa=0&amp;msid=111570830953601457808.00047c7f323f476013d90&amp;ll=-34.741612,-60.732422&amp;spn=28.726976,53.349609&amp;z=4">20 lugares que vendrán</a> in a larger map</small></p> <p> </p> <p><strong>¿Estuviste en alguno de estos lugares?</strong>: <a href="http://lugaresdeviaje.com/subi-tu-cronica">contá tu experiencia</a> I <a href="http://www.lugaresdeviaje.com/subi-tu-foto">subí fotos</a></p> <p><a href="http://lugaresdeviaje.com/destinos">¿Planeás un viaje por la Argentina? Consultá nuestra guía de destinos</a></p> <p> </p></contenido>
</nota>
<nota id="313" url="/nota/las-10-mejores-parrillas-de-buenos-aires" mostrar_galeria="0" fecha_modificacion="2009-12-18 10:50:17" fecha_creacion="2009-12-16 14:41:58" estado_id="1" votos_positivos="59" votos_negativos="28">
<volanta/>
<titulo>Las 10 mejores parrillas de Buenos Aires</titulo>
<keywords/>
<resumen><p>Pietro Sorba, autor de la guía Parrillas de Buenos Aires, seleccionó en este listado sus preferidos a la hora de elegir dónde comer carne. Conocé sus elegidos y dejá tus recomendaciones</p></resumen>
<contenido><h2>El Parrillón del Pobre Luis</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/21/1821.jpg" alt="" width="600" height="400" /></p> <p>Luís Acuña, su dueño y uruguayo con todas las letras es un referente absoluto en el rubro parrillas de esta ciudad. Y lo demuestra con coherencia en su local. Sus <strong>hígados a la tela </strong>son tan tiernos y suaves que se derriten en la boca. No se olviden de su asado y de sus bifes de chorizo.</p> <p>Arríbeños 2393, Capital Federal<br />T: 4780-5847/4782-4488<br />Lunes a sábado.Noche</p> <p> </p> <h2>La Cabrera Norte</h2> <p><strong>Es "la parrilla" de Palermo</strong>. Todos los días desde las 20.00 hs hasta la 01.00 de la mañana una fila interminable se forma en su puerta de entrada. Casi imposible entrar sin reserva. ¿Los motivos? Prueben su ojo de bife y las papas rusticas con huevo revuelto y van a entender de inmediato.</p> <p>Cabrera 5127, Capital Federal<br />T: 4831-7002<br />Martes a domingo. Mediodía y noche</p> <p> </p> <h2>Parrilla Peña</h2> <p><img style="float: left; margin-left: 5px; margin-right: 5px;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/63/1863.jpg" alt="" width="200" height="300" />Al mediodía, si se presta atención al murmullo presente en el salón comedor es fácil darse cuenta que el publico es 100% tribunalicio. Por la noche la historia cambia. <strong>Los clientes vienen de toda la ciudad</strong> para saborear sus empanadas, provoletas, papas fritas y por supuesto colita de cuadril y asado.</p> <p>Rodríguez Peña 682 ,Capital Federal<br />T: 4371-5643<br />Lunes a sábado, mediodía y noche. Domingo,noche</p> <p> </p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2>Mary Carmen</h2> <p>Donde termina Devoto y comienza la General Paz encontramos esta parrilla que se define como parrilla gourmet. ¿Por qué? Los mejores cortes a la brasa se combinan con ingredientes de alta calidad y se presentan como en los restaurantes de alta categoría. La diferencia es que <strong>los precios son accesibles</strong>.</p> <p>Llavallol 5402, Capital Federal<br />T: 4571-9488. Martes a domingo,mediodía. Viernes y sábado, noche.</p> <p> </p> <h2>Don Julio</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/20/1820.jpg" alt="" /></p> <p>Gestión familiar, enfoque profesional, carnes seleccionadas y parrillero (Pepe Sotelo) de comprobada capacidad. Si a esto le agregamos un ambiente cálido, camareros amables y <strong>buenos vinos a precios razonable</strong>s, la ecuación cierra a la perfección.</p> <p>Guatemala 4691 esquina Gurruchaga,Capital Federal<br />T: 4831-9564/4832-6058.<br />Lunes a Domingo, mediodía y noche.</p> <h2><br /></h2> <h2>Los Cabritos</h2> <p>El barrio de la carne, Mataderos, no podía no tener un digno representante en esta lista. Los Cabritos, con su ruedo de asador criollo rodeado de costillares, vacíos, cabritos y lechones en la puerta de entrada, es <strong>un imán irresistible para los carnívoros</strong> d.o.c del barrio y de la ciudad.</p> <p>Avenida Juan Bautista Alberdi 6159, Capital Federal</p> <p>T: 4686-3063/4686-4400</p> <p>Martes a domingo, mediodía y noche. Lunes, mediodía</p> <p> </p> <h2>Los Talas del Entrerriano</h2> <p><img style="float: left; margin-left: 5px; margin-right: 5px;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/64/1864.jpg" alt="" width="200" height="300" />Asador criollo con parrilla que ya <strong>es parte de la mitología gastronómica de la ciudad</strong>. Todos los fines de semanas miles de seguidores se bancan una larga fila para sentarse en este templo de la carne asada y servida al estilo criollo. Porciones abundantes, sabores genuinos y precios decentes.</p> <p>Avenida Brigadier Juan Manuel de Rosas 1391, José León Suárez<br />T: 4729-8527</p> <p>Lunes a domingo, mediodía. Viernes, sábados y víspera de feriados, noche</p> <p> </p> <h2><br /></h2> <h2>La Posta de Antonio</h2> <p>Cuando la palabra tradición no es un simple lugar común. En la Posta de Antonio el cliente anota su pedido en una de las comandas ubicadas sobre la mesa sin olvidarse del punto de cocción deseado. <strong>No se pierdan los chinchulines de cordero.</strong></p> <p>Jovellanos 919, Capital Federal<br />T: 4302-8062. Lunes a domingo, mediodía y noche</p> <p> </p> <h2>La Raya</h2> <p><img src="http://cdn.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/24/1824.jpg" alt="" width="600" height="400" /></p> <p><strong>La tradición hecha realidad.</strong> El mítico parrillero Carlos Vinagre la inauguró hace 67 años atrás en Avellaneda. Hoy la encontramos en Palermo. La creatividad de Vinagre en este rubro fue tan contundente que hoy en día algunas de las mejores parrillas se inspiran todavía a sus ideas innovadoras.</p> <p>Ortiz de Ocampo 2566, Capital Federal<br />T: 4802-5763/4804-3531</p> <p>Martes a domingo, mediodía y noche. Lunes, mediodía</p> <p> </p> <h2>La Celeste</h2> <p>Chinchulines Tacuarembó (a la parrillas gratinadas con queso azul y nueces), pamplonas de lomo para chuparse los dedos y flan Fidel para terminar. Son algunas de las especialidades de <strong>esta parrilla uruguaya</strong> ubicada en pleno Palermo Hollywood.</p> <p>Bonpland 1944, Capital Federal</p> <p>T: 4776-7655. Lunes a domingo, mediodía y noche</p> <p> </p> <p><strong>Palabra de especialista</strong></p> <p><img style="float: left; margin-left: 5px; margin-right: 5px;" src="http://www.lugaresdeviaje.com/content/photos/1/66/1866.jpg" alt="" width="130" height="200" />Luego de "Bodegones de Buenos Aires", el periodista y crítico gastronómico Pietro Sorba intenta reunir en su nuevo libro, Parrillas de Buenos Aires, una selección variopinta de restaurantes donde la carne es el plato fuerte.</p> <p>Desde modestos locales al paso hasta sofisticadas parrillas gourmet, todo pasa por la lupa de Sorba que incluye en cada una de sus sugerencias, sus platos preferidos, una breve crítica y los datos útiles del lugar. $72 Editorial Planeta.</p> <p> </p> <p> </p> <p> </p> <p> </p> <p><strong>En Brando.</strong> <a href="http://www.conexionbrando.com/nota.asp?nota_id=1167967" target="_blank">Las mejores pizzerías de Buenos Aires</a> I <a href="http://www.conexionbrando.com/nota.asp?nota_id=1066498&amp;high=pizzas" target="_blank">Los mejores deliveries</a></p> <p><strong>¿Cuáles son tus parrillas preferidas? Dejá tu comentario</strong></p></contenido>
</nota>
</notas_mas_vistas>
</content>
<context>
<sidebar>
<home_objects>
<home_object home_object_id="5" home_id="2" url="/nota/alguna-vez-hiciste-dedo-o-llevaste-a-alguien-que-lo-hacia-como-fue-la-experiencia" home_object_type_id="1" element_id="2636" foto_id="">
<name>CONSIGNA DEL DIA</name>
<home_object_title>¿Alguna vez hiciste dedo o llevaste a alguien que lo hacía? ¿Cómo fue la experiencia?</home_object_title>
<content id="2636" url="/nota/alguna-vez-hiciste-dedo-o-llevaste-a-alguien-que-lo-hacia-como-fue-la-experiencia" mostrar_galeria="1" fecha_modificacion="0000-00-00 00:00:00" fecha_creacion="2014-09-23 12:09:15" estado_id="1" votos_positivos="0" votos_negativos="0" cant_comentarios="0">
<volanta/>
<titulo>¿Alguna vez hiciste dedo o llevaste a alguien que lo hacía? ¿Cómo fue la experiencia?</titulo>
<keywords/>
<resumen/>
<contenido/>
<fotos/>
<categorias>
<categoria id="49" url="tipo-nota-consigna" parent="48">
<nombre>Tipo Nota Consigna</nombre>
</categoria>
</categorias>
<notas_relacionadas/>
<destinos_relacionados/>
<locations/>
<object_title>¿Alguna vez hiciste dedo o llevaste a alguien que lo hacía? ¿Cómo fue la experiencia?</object_title>
</content>
</home_object>
</home_objects>
</sidebar>
</context>
</xml>