(0) (0)

Los atractivos de Villa Carlos Paz

El Lago San Roque, Villa de Lago, los vestigios jesuitas, el Reloj Cucú y la aerosilla, los paseos obligados.

Reloj Cucú. Gentileza www.vallepunilla.com.ar

No muchos saben que el Lago San Roque –el gran espejo de agua de la foto típica de Carlos Paz– fue el primer lago artificial de Sudámerica. Con 13 km de largo y 35 metros de profundidad máxima, abarca una superficie de 2.300 hectáreas. Es un lago para disfrutar: se pueden practicar variados deportes a vela y canotaje. En Bahía Los Mimbres, única playa de arena natural, brindan clases de wakeboard, windsurf y también alquilan equipos para practicar estas modalidades acuáticas. Otra posibilidad es recorrer el lago a bordo de un catamarán en una travesía que dura dos horas y media. Las embarcaciones parten de la costanera, debajo del Puente Uruguay.

El circuito conocido como Perilago da toda la vuelta al San Roque cruzando el Dique, y se puede hacer en auto. Hay que partir de Av. San Martín hacia el noreste y después de atravesar el puente de acceso a Carlos Paz, por la Avenida Juan Sebastián Bach, se accede al camino de las 100 curvas. El trayecto está pleno de bucólicas vistas: a la derecha, muy cerca, las sierras y hacia la izquierda el lago, salpicado de velas blancas. Por este camino aparece el paredón del dique. Un espectáculo estremecedor cuando el nivel de agua tapa su embudo nivelador, o cuando –también para nivelar al San Roque– se abren las válvulas del dique para que salga la llamada “cola de novia”.

Los circuitos clásicos

El circuito más emblemático comienza en Villa del Lago, abarca un paseo por el Puente Negro (1889), el castillo de Zárate, el Castillo Marrón (1948), playa Perelli, la oficina de  informes turísticos, el Castillo de Furt y el Museo de Tractores, que exhibe más de 250 máquinas de entre 1880 y 1950.

Quienes visitan Carlos Paz por primera vez, no pueden dejar de tomar una foto junto al Reloj Cucú de siete metros de altura que se levanta desde 1958 en Boulevard Sarmiento y ruta 20. La caja es un verdadero trabajo artesanal en madera de raulí, realizado por ingenieros alemanes. El enorme pájaro que canta cada media hora acompañado de un gong es el icono turístico de la ciudad.

En los alrededores de la villa, hay que visitar el Parque Estancia La Quinta, un predio ubicado cerca del balneario El Fantasio donde se pueden recorrer con guías algunas construcciones de la época jesuita como una antigua cocina y herrería, una zona arqueológica, una antigua cantera de minerales y explorar senderos con flora autóctona. En temporada baja, hay visitas guiadas gratuitas durante la mañana.

Ahora bien, para conseguir una de las mejores vistas panorámicas hay que trepar el cerro de la aerosilla, que alcanza los 900 metros sobre el nivel del mar (aunque más alto aún es el Cerro de la Cruz, que alcanza los 1.000 metros). El ascenso no dura más de 5 minutos, pero vale la pena. En la cima del cerro hay una confitería, terrazas de observación, un sendero para avistar flora y fauna y un monorriel que pasea por la cumbre de la sierra.

Existen otros balcones panorámicos, a los que se llega por las calles San Francisco de Asís; por J. H. Porto y 9 de Julio y por Bv. Sarmiento y ruta 38 hasta el Puente Negro.


Catamarán Cucertur El Vencedor
Av Illia s/n
T: (03541) 43-1547

Bahía los Mimbres
www.bahialosmimbres.com.ar

Complejo Aerosilla Carlos Paz
Florencio Sanchez s/n
T: (03541) 42-2254
www.aerosilla.com
Funciona de 9 a 19