(0) (0)

Plan B: El Chiflón

Muy cerca del PN Talampaya, y a sólo 25 km de Ischigualasto, la Reserva Natural Provincial El Chiflón es una nueva área protegida que nació en 2002, junto con las de Serranías del Famatina y Corona del Inca. Se encuentra, desde entonces, sin delimitar, pero es sabido que ocupa una superficie de 5 x 6 km, a ambos lados de la RN 150. La finalidad de su creación fue proteger una zona con alto valor turístico y paisajístico, con formaciones geológicas de la cuenca de Ischigualasto, ubicadas fuera del PN Talampaya, tales como el "Pavo Real", el "Hongo", “La Tortuga”, “La boca de la llave” y "San Antonio".


El Chiflón se visita con guardaparque –son doce, provenientes de las localidades vecinas como La Torre y Cerro Blanco, agrupados en una cooperativa de trabajo–, parte en vehículo y parte a pie. Un día entero alcanza para emprender los tres circuitos previstos, entre los que se destacan troncos fosilizados, antiguos morteros de piedra, pucarás y un impactante mirador que es el plato fuerte de la Reserva. Al atardecer se aprecian mejor los tonos rojizos del lugar.


Cómo llegar. Al noroeste de la cabecera del Departamento Independencia, se halla a 73 km de Patquía, la ciudad más próxima, y a sólo 13 km del cruce de la RN 150 con la RN 76, que pasa por la puerta del PN Talampaya. También es muy cerca desde la capital riojana, a 146 km de asfalto en buen estado.

Cuándo ir.
Entre la primavera y el otoño. En verano, las temperaturas pueden ser muy altas. Por su fácil acceso y el mejor estado de sus caminos, El Chiflón no cierra por lluvia, como sí lo hacen Talampaya e Ischigualasto. Por eso, hasta ahora, el Parque funciona como “plan B” de esa dupla de atractivos de más fama, si bien merece una visita en sí, independientemente del pronóstico meteorológico.

Datos útiles. De junio a agosto, de 9 a 17. Resto del año, de 8 a 18. Oficina de turismo de Independencia. T: (0380) 449-1801/ 449-1103. chiflonnatural@gmail.com La cooperativa de guardaparques tiene un sencillo restaurante y casa de artesanías, Huayrahuasi, donde puede encargarse un almuerzo antes de emprender los senderos. No hay señal de celular, pero sí una radio para emergencias.

 

Nota publicada en Revista Lugares 204.